Merrell Agility Peak Flex

Merrell Agility Peak Flex
Merrell Agility Peak Flex
Merrell Agility Peak Flex
Merrell Agility Peak Flex
Merrell Agility Peak Flex
Merrell Agility Peak Flex

VÍDEO ANÁLISIS



Merrell Agility Peak Flex

DATOS TÉCNICOS

  • Talla US 7.5
  • Peso (gramos) 265
  • Mesh 91
  • Ancho metatarso(cm) 101
  • Ancho talón(cm) 77
  • Perfil talón(cm) 32

Introducción

Merrell nació a manos de un artesano especializado en la personalización de botas de “cowboy” que decidió crear unas botas de excursionismo. Desde esas primeras botas y hasta ahora, Merrell ha tenido como principios crear calzado cómodo y duradero para caminar por la montaña. Llevan ya unos años diseñando también zapatillas para correr y siempre con un objetivo: que puedas disfrutar de la naturaleza sin preocuparte de “lo que llevas en los pies”.

Su última colección para trailrunning es la llamada “Agility”, con dos modelos: Merrell Agility Charge Flex (para un trail ligero) y las Merrell Agility Peak Flex, ¡las que vamos a probar! pensadas para larga distancia y para terrenos más técnicos, cuentan con más taco y más refuerzos que las Charge.

La gama Agility está diseñada con 3 objetivos: Fit (ajuste y comodidad) + Flexibilidad (adaptable al terreno) + Grip (agarre al terreno),

Al abrir la caja y encontrarnos esos pronunciados tacos de 5 mm nos da un respeto enorme. Su altura y disposición (como si fueran los huesos del pie), el aspecto amortiguado y alto de la mediasuela, y los refuerzos elevados en la puntera nos hacen pensar que quien las diseñó pensó en meterlas por los “peores” terrenos posibles :p

El sistema de cordaje de las Merrell Agility Peak Flex es raro, queda muy estético y la combinación de colores consigue un diseño excepcional, pero nos preguntamos qué se busca con esa forma de hilar los cordones.

Al cogerlas no dan sensación de ser muy ligeras, las pesamos y tenemos 265 gramos (el par) en la talla 38 EUR; un peso medio-alto comparado con otras zapatillas del mercado, pero bastante aceptable considerando que son para larga distancia.

Primeras sensaciones

El primer pensamiento al meter el pie es “me queda grande”. Los dedos tienen tanto espacio que incluso al subirlos hacia arriba cuesta tocar el upper con ellos. Forzamos a echar el pie hacia delante para ver si en una bajada pudiéramos tocar con ellos la punta de la zapatilla y no hay quien desplace el pie dentro de ella. Sin duda tiene un buen ajuste en la zona media y del talón, pero aún así, tanto espacio delante nos hace dudar si una vez en carrera el pie no se moverá demasiado cuando tengamos terreno inclinado o tengamos giros laterales del tobillo.

Para lo toscas que pueden parecer las Merrell Agility Peak Flex al cogerlas, no son nada rígidas. Se flexan muy bien y al doblar la puntera no notamos que nada se nos clave en los laterales del pie ni en el empeine. Esta sensación destaca frente a otras zapatillas nuevas para larga distancia, que son necesarios unos rodajes de adaptación hasta que los materiales se ablandan un poco y empiezas a sentirte cómodo con ellas.

Mediasuela

En la mediasuela destacan 2 características muy importantes: la amortiguación y la flexibilidad.

La amortiguación podríamos esperarla, dado que las Merrell Agility Peak Flex son zapatillas para larga distancia, pero la flexibilidad es una cualidad muy importante en este modelo (de apellido, Flex) porque va conseguir diferenciarse de otras “ultreras” en las que la flexión de la mediasuela es secundaria (se piensa siempre en acolchados, amortiguación, durabilidad…).

Como buenas ultreras, tienen que ser cómodas a pesar de las horas que estemos corriendo con ellas. La amortiguación de las Agility Peak Flex es grande, siempre hemos tenido buenas sensaciones sobre todo en la parte del talón. Además, están bastante bien reforzadas con una placa anti rocas que evitará hacernos daño en la planta con piedras o salientes.

Si levantamos la lengüeta (ver foto) podemos ver la placa y cómo ha sido cuadriculada para tener capacidad de flexión en direcciones frontal y lateral (no tenemos una placa rígida como una tabla de planchar bajo los pies) y tendremos una sensibilidad a los cambios del terreno que no suele tenerse con las zapatillas de perfiles altos y amortiguadas.

Esta capacidad de amortiguación y flexión es lo que Merrell llama la tecnología FLEXconnect, cuyos materiales son los conocidos EVA (Etilvinilacetato) y TPU (Poliuretano Termoplástico), mezclados en la mediasuela con capas de distinta densidad. Ya vimos en la sección “Primeras impresiones” lo bien que doblan por la puntera ejerciendo un poco de presión con una mano y contra el suelo.

Las Agility Peak Flex no tienen un perfil especialmente bajo pero sí un drop menor de lo habitual en zapatillas para larga distancia: 33.25 mm en el talón y 27.25 mm en la punta = drop de 6 mm, lo que nos invita a correr de manera más natural (es más fácil apoyar de mediopié y talonear menos que con drops más elevados) sin dejar de tener amortiguación.

Lengüeta

La lengüeta funciona a la perfección: no se mueve y  no permite que los cordones se claven en el empeine, sin tener un acolchado exagerado. El porcentaje de lycra que lleva en su composición hace que se quede “pegada”, sin desplazarse.

A pesar de no estar unida al upper de las Merrell Agility Peak Flex, está tan pegada a él que no deja resquicio para que entre arena al interior por esta vía. Veremos más detalles en el apartado de sujeción, pero habréis observado ya en las fotos los cordoncitos verdes que salen del centro de la lengüeta: esto forma parte del sistema Omni-Fit de Merrell, que conjuga que el pie se vea envuelto por la zapatilla para un ajuste perfecto y cómodo. El hecho de que los cordones se introduzcan por estos pasadores en vez de por los típicos ojales, resta también mucha presión al empeine, al no tener los cordones apretando directamente sobre la lengüeta.

Sujeción

En cuestión de sujeción, Merrell aparece con un nuevo componente en estas Agility Peak Flex, el sistema Secure Fit Hyperlock. Es un elemento externo que podemos ver, tocar y (de lo que se trata) sentir ;)

Hyperlock nace con este modelo y forma parte del upper: es ese arco rígido, fabricado con TPU, que pasa por la parte superior del talón y cierra aproximadamente bajo el arco del pie. El objetivo puede intuirse por su nombre [lock = bloquear]. Su función es bloquear el talón y que no se mueva dentro de la zapatilla cuando nos enfrentamos a bajadas pronunciadas o giros bruscos.

Para el ajuste en el empeine y parte delantera también contamos con algo especial que ya hemos mencionado antes: el sistema de lazado Omni-Fit, que mantiene unidos los cordones a la lengüeta a través de unos pasadores (color verde). Hemos comprobado que esta forma de conectar lengüeta-cordones-upper consigue “abrazar” el pie con la zapatilla.

Una vez abrochados los cordones queda pegado al pie y no se producen distensiones con los km. De hecho, hemos tenido que parar en alguna ocasión para aflojarlos porque nos habíamos pasado apretando pensando que al cabo de un rato iba a suavizarse esa sensación de presión.

En este sentido, otro punto positivo es la facilidad de tensar-destensar los cordones al usar estos pasadores, se deslizan sin esfuerzo.

Aún viendo estas bondades del sistema de lazado, puede que no sean la mejor solución para muchos corredores con el pie estrecho o que les guste llevar el pie hipersujeto.

Utilizar los pasadores resta mucho margen si necesitas llevar muy apretada la zapatilla. Nosotros tras unos primeros usos con los pasadores, cambiamos los cordones a los ojales y comprobamos como el ajuste era aún mayor al poder juntar más ambas partes del upper. Eso sí, “no hay quien mueva” los cordones una vez apretados, perdemos esa facilidad de deslizamiento que se tiene los pasadores. Esta decisión será individual de cada corredor. Lo bueno es que el sistema de Merrell te permite elegir entre Omni-Fit o el sistema ordinario.

Respecto al terreno, tenemos la ayuda de la tecnología FlexConnect de la mediasuela, ya comentada. Con esa capacidad de flexión, las Merrell Agility Peak Flex se convierten en unas zapatillas ultreras muy adaptables al terreno, que nos permitirán meternos por terrenos técnicos y con salientes consiguiendo una gran sensibilidad a esos “cambios de altura” bajo los pies. La mediasuela y suela se torcerán acompañadas de nuestros dedos en el interior, por lo que ganaremos en equilibrio y capacidad de impulso.

Sumado a un upper moldeable (excepto el talón, que es rígido con el Hyperlock) con una malla muy blandita, no tendremos problemas en doblar las zapatillas en las subidas más pronunciadas o cuando necesitemos puntear.

Acabados

Lo que más nos ha gustado de la parte “tosca” de las Merrell Agility Peak Flex es lo bien protegida que está la puntera. Hemos dado buenos punterazos a alguna piedra y tenido algún tropezón con rocas pequeñas y ni nos hemos enterado. El refuerzo y que los dedos tengan espacio y no toquemos con ellos los laterales y la punta consiguen esto.

Además, los refuerzos laterales de TPU protegen un poco la parte central de la entrada de polvo y barro y suman a esa sensación de “pie envuelto” del Omni-Fit que ya conocemos.

Detalles como el refuerzo alrededor de los ojales de los cordones y los propios cordones, que son finos y no se destensan con el paso de los km son puntos de calidad que suman para Merrell.

En los reflectantes se quedan cortas para nuestro gusto, ya que quien vaya a usarlas en carreras de ultra distancia coincidiendo con horas sin luz, no se hará ver por los pies. Sólo existe un pequeño reflectante encima de los cordones; quizá podrían situarse para otras versiones alguno en los laterales y bajo el arco de Hyperlock.

La plantilla es fácil de quitar y lo suficientemente rígida para que podamos volver a ponerla sin sufrir. Es de EVA de 6 mm y antibacteriana (para evitar malos olores al acumular sudor). Lleva agujeros troquelados para hacerla más transpirable, Merrell lo llama M Select FRESH.

Por otro lado, el único punto en el que hemos tenido problemas con las zapatillas ha sido por la altura/forma que tiene la parte donde están los últimos agujeros de ajuste para los cordones. Esos dos últimos puntos de ajuste, para conseguir cerrar la zapatilla y envolver el pie se nos clavaban en las bajadas pronunciadas o con giros bruscos (cuando el pie se echa hacia delante o se tuerce lateralmente).

Hemos preguntado a otros corredores que usan este modelo y no tienen esta experiencia con los tobillos, así que nos da a entender que nuestro roce puede venir provocado por nuestra propia anatomía del pie y/o porque podríamos haber elegido medio número de talla menos al habitual, de forma que todos los componentes ajusten mejor a nuestro tamaño de pie. Las Agility Peak Flex dan bastante talla y es recomendable probarse el número habitual y medio menos.

 

Impermeabilidad / Transpirabilidad

No tienen nada de impermeable, pero igual que entra el agua, sale. Con algunas zapatillas, al meter un poco el pie en un charco tardas en notar que el agua ha entrado, incluso podría parecer que repelen un poco la entrada, pero con las Merrell Agility Peak Flex, en cuanto el agua entra en contacto con la malla de la puntera, la sentimos entrar.

Luego tampoco hay sensación de que se quede dentro (no tienes el típico “chof, chof” al correr). Eso sí, plantilla, lengüeta y acolchados del talón absorben bastante y tardan en secarse, aunque no hemos sentido que acumularan demasiado peso.

Por contra, como pasa cuando no tenemos impermeabilidad, son bastante transpirables. A pesar de los refuerzos de plástico laterales (donde tenemos el logo con forma de “M” ¿o de montaña? ;) ) no hemos tenido el pie congestionado, ni en los días de calor ni en los días con mucha humedad por niebla o lluvia.

Suela

En la suela tenemos otro de los grandes descubrimientos: los tacos de las Merrell Agility Peak Flex están inspirados en los huesos del pie para simular un agarre “natural”, para que la presión que hagamos desde el interior tenga un reflejo hacia el suelo, para esa sensación de adaptabilidad al terreno e impulso al clavar sus 5 mm de altura.

El compuesto de la goma es propio de Merrell, llamado M-Select GRIP+ (evolución de su M-Select GRIP, con mejor relación durabilidad-agarre), es una goma bastante duradera (necesario para una zapatilla de larga distancia) y con buen agarre en terrenos secos o ligeramente húmedos.

Donde más cómodos nos hemos encontrado ha sido en terrenos secos de piedra mediana-pequeña o con raíces, pequeñas piñas… terreno irregular sin grandes rocas, con todo tipo de inclinación. En las bajadas de este tipo nos hemos sentido bastante seguros, además de cómodos porque el pie estaba sujeto y los dedos completamente abiertos, sin presión contra la puntera.

Sí hemos detectado falta de agarre a la hora de intentar coger velocidad en arena dura. Por ejemplo, vamos por una pista de arena y viene una ligera pendiente (corrible 100%) y queremos mantener el ritmo que llevamos desde un llano: la altura de los tacos, su forma… no tenemos suficiente superficie de contacto como para conseguir un gran impulso. La arena nos hará resbalar un poco, como si las zapatillas se quedaran unos milisegundos en el sitio antes de conseguir despegar (como al correr en cinta, que el suelo se mueve bajo tus pies).

En terreno embarrado van muy bien cuando subimos o llaneamos, pero en las bajadas resbaladizas hemos tenido más problemas: si os fijáis en las fotos veréis que el taco de la puntera (metatarsos) tiene una direccionalidad que invita un poco al deslizamiento hacia delante y si al correr cuesta abajo estamos en contacto con el suelo “más de lo deseado” (la frecuencia de zancada es más lenta) podremos patinar hacia abajo. Tendríamos que tirar más de talón, que sí tiene el taco en sentido inverso para frenar la bajada o tener una cadencia muy rápida (que en el fondo es como debe bajarse pero no todos tenemos la técnica tan depurada como nos gustaría :) )

Por la forma longitudinal de los tacos tampoco son especialmente propensas a que se quede el barro acumulado. Podéis ver en las fotos cómo aunque si el terreno es especialmente graso siempre habrá barro adherido, al pasar a correr por superficies más secas se va desprendiendo.

La roca mojada no es fácil para ninguna suela y éste no es un caso distinto. La forma en la que están dispuestos los tacos (longitudinal) no ayuda a evitar desequilibrios al pasar un río sobre las piedras mojadas. Asegúrate de tener un punto de apoyo si vas a hacerlo o… deja las piedras a un lado y métete en el agua directamente :p

Durabilidad

Sin duda uno de los puntos fuertes de las Merrell Agility Peak Flex es lo resistentes al desgaste que son. Están hechas para durar y no será necesario “reservarlas para la carrera”, son para hacer kilómetros  y kilómetros, así que mejor usarlas para entrenar y también para competir, si nos dan esa confianza.

Tras mucho trote podemos ver cómo los tacos delanteros (los que más usamos) tienen signos de desgaste, un poco menos los traseros y los centrales la verdad que prácticamente intactos. Hay que decir también que el desgaste de la suela está muy ligado al peso del corredor, que en este caso es muy bajo (menos peso, menos desgaste)

En lo externo, intuimos que hemos tenido algún encontronazo con alguna piedra o raíz en el talón, porque hay un par de picotazos en la goma (en la foto podéis apreciarlo, como enganchones) pero quitando eso, el resto de la zapatilla está perfecta. Sin duda van a ser compañeras de fatigas durante muchos kilómetros.

Conclusiones

Hasta ahora Merrell tenía dos modelos enfocados al trailrunning: las All Out Peak (tirando a rígidas) y las All Out Charge (más suaves, más polivalentes). Este año añade a su catálogo la serie Agility con otros dos modelos: Agility Peak Flex (larga distancia y taqueado para terrenos técnicos) y Agility Charge Flex (menos distancia y menos taco).

Las Merrell Agility Peak Flex tienen características para encajar en casi todas las carreras, aunque fueron diseñadas para largas distancias por lo que ahí es donde mejor resultado nos darán. Están bien reforzadas, bien amortiguadas, son cómodas y nada rígidas para el perfil y mediasuela que tienen. Además, tanto la parte superior con su sistema envolvente Omni-Fit y el novedoso Hyperlock para bloquear el talón dentro de la zapatilla, consiguen que un gran ajuste para darnos confianza en los terrenos más técnicos, sobre todo los secos.

Aunque no son pesadas tampoco son unas zapatillas rápidas. No están diseñadas para correr rápido, sino para correr mucho. No te sentirás volar en una pista forestal llana, pero sí podrás agradecer en las subidas la facilidad para doblarlas o para adaptarse en los terrenos irregulares. El sistema FlexConnect funciona exageradamente bien en ese sentido, fácil de entender si levantamos la lengüeta y vemos cómo la mediasuela está surcada con una cuadrícula y en la forma de la mediasuela externa delantera (las marcas verdes que veíamos donde flexan los dedos).

Su anchura en la parte frontal hará que los dedos se expandan y no los sientas presionados por más horas que estés con ellas puestas. Sentirás cómo se abren cuando toca bajar una pendiente pronunciada, como si quisieras ‘hincar la garra’ :p

La durabilidad concuerda con el objetivo de hacer muchos kilómetros con ellas y no hay que temer usarlas en todos los entrenamientos, de hecho son bastante polivalentes, lo que se agradece cuando debes elegir una sola zapatilla.

El único punto en el que pondríamos atención sería en las bajadas de barro porque, como hemos comentado, los tacos delanteros son muy longitudinales y si punteamos podremos deslizar. Si eres de los que se lanzan cuesta abajo deberás tener mucho control y probablemente usar el talón.

También recomendamos que pongáis atención en la talla elegida. Al ser tan anchas en la puntera, nuestro número habitual podría no ser con el que más cómodo nos sintamos. Si nos gusta llevar un ajuste muy cerrado, será bueno probarse medio número menos al habitual, comprobar que el pie queda en su sitio sin desplazamientos.



Pros

 + Flexibilidad y gran adaptabilidad en terrenos técnicos secos

 + Durabilidad

 + Amortiguación

 + Anchura para los dedos



​Contras

 - Bajadas en barro

 - “Lentas” en terreno llano

 - Falta de reflectantes

 

PUNTUACIONES

  • Flexibilidad9.0
  • Torsión lateral8.0
  • Protecciones8.0
  • Reflectantes1.0
  • Costuras9.0
  • Altura de la caña8.0
  • Sistema de fijación / Cordones / Agujeros9.0
  • Impermeabilidad2.0
  • Transpirabilidad8.0
  • Adherencia subidas en tierra7.0
  • Adherencia bajadas en tierra7.0
  • Adherencia en roca6.0
  • Adherencia en roca mojada3.0
  • Estabilidad8.0
  • Amortiguación delantera7.0
  • Amortiguación trasera8.0
  • Fit8.0
  • Durabilidad9.0
  • Asfalto0.0
  • Pista5.0
  • Trail8.0
  • Trail Extrem8.0

Comparar con

Agility Peak Flex - Merrell

Vs

Content Demo
buscar