El drop más usado en las zapatillas de Trail Running por distancia

El drop es un concepto que empezó a tomar relevancia hace ya casi una década cuando hablamos de zapatillas para running o trail running. A día de hoy, antes de comprarnos una zapatilla, igual que nos fijamos en detalles como el peso o la horma, lo hacemos también en el drop. Con este término (“caída”, en inglés) nos referimos a la diferencia de altura que hay entre la parte posterior del calzado (talón) y la zona delantera (dedos). El drop está más relacionado con la manera de pisar, el apoyo y el carácter de la zapatilla que, con la amortiguación, pues hay quienes piensan que a menor drop, menor amortiguación, y viceversa ¡Pero no!

El drop condiciona a la zapatilla desde el punto de vista del aterrizaje de nuestra zancada, de la manera de pisar del corredor y las sensaciones, facilitando que apoyemos con la zona del talón, de los metatarsos o la parte delantera. Así, podemos tener una zapatilla con 0 mm de drop y una gran cantidad de amortiguación, como la Altra Olympus 3.5, ya que sus perfiles son elevados y los materiales y espumas de la mediasuela abundantes.

Este es otro concepto a tener en cuenta: el perfil. En este caso nos referimos a la altura en el que está situado tanto el talón como la zona delantera, no ya a la “caída” entre sí de estos dos puntos, sino su altura respecto al suelo. De este modo podemos hablar de perfiles altos o bajos en función de esta característica.

Con estos conceptos aclarados, podemos analizar hacia donde se dirige la tendencia actual del mercado de las zapatillas para trail running. Por eso, hemos estudiado las cifras de los modelos más orientados a cada distancia (corta, media y larga), y hemos sacado algunas conclusiones que aquí te contamos.

A MENOR DISTANCIA, MENOS DROP

Las zapatillas para carreras de corta distancia (hasta 30km) destacan por sus bajos perfiles y también por sus bajos drops. Más de la mitad de los modelos que hemos analizado coinciden en su apuesta por un drop de 4 mm., como es el caso de zapatillas que premian la velocidad y agresividad para pruebas de kilómetro vertical o de skyrunning: Dynafit Feline Up Pro, Salomon Sense Pro 3, La Sportiva VK, Raidlight Responsiv XP, Saucony Switchback ISO o Scarpa Spin. Todas ellas zapatillas racing, de carácter competitivo cuyos perfiles rondan los 19-20 mm en su zona trasera y 15-16 en su zona delantera y con el mismo drop de 4mm.

Estos números responden a la necesidad de llevar un calzado ligero, ágil, con buenas sensaciones de terreno y dinamismo que nos permite perder poco tiempo en la zancada y con unas amortiguaciones bajas y medias, ya que, en principio, no pasaremos demasiadas horas en carrera y priorizaremos la velocidad y la respuesta.

En este mismo segmento de las zapatillas para cortas distancias, ya por encima de la media, se ubican otros modelos más conservadores que prefieren apostar por cifras más clásicas. Son los casos de las New Balance Summit Unknown y la Mizuno Hayate 5, los dos modelos con más drop en este apartado (10 mm y 9 mm respectivamente). También podemos encontrar la Arc’teryx Norvan SL o la Hoka One One Torrent, con drops  medios de 7 mm y 5 mm respectivamente.

Así, no hay duda de que en la categoría de zapatillas de trail running dirigidas a la corta distancia es donde encontramos los modelos con drops y perfiles más bajos del mercado.

Drops corta distancia Drops corta distancia
Drops corta distancia Drops corta distancia

PARA DISTANCIAS MEDIAS, ENTRE 6 Y 8MM.

Si pasamos a examinar las zapatillas dirigidas a correr medias distancias (hasta 50km), observamos que los números suben notablemente, situándose la media del drop entre los 6 mm y los 8 mm, pero aún lejos de los drops de 10-12 mm de antaño para este tipo de carreras de distancia maratón. Más de la mitad de los modelos más exitosos de trail en este segmento se mueven en estas cifras. Si miramos la lista de protagonistas encontramos algunas de las zapatillas más vendidas de los últimos años, como la Salomon Sense Ride 2, La Sportiva Kaptiva o La Sportiva Bushido II, entre otras.

Así, los perfiles traseros de estas zapatillas están más cerca de los 30 mm que de los 20 mm del grupo anterior. Es decir, para correr medias distancias, las marcas no solo apuestan por un drop mayor, sino también por perfiles más elevados. Por encima de la media se sitúa de nuevo Mizuno (posiblemente la marca más conservadora en este aspecto) con su Daichi 4 y la Dynafit Trailbreaker EVO, con 12 mm y 10 mm respectivamente. Y por debajo las dos marcas con menos drop del mercado actual, Altra y Topo (0 mm y 3 mm), acompañadas de Saucony Peregrine ISO (4 mm) y Hoka One One Challenger ATR5 (5 mm).

Drops media distancia Drops media distancia
Drops media distancia Drops media distancia

ULTRERAS: PARA GUSTOS COLORES...

En cuanto a las zapatillas para Ultra Trail (>50km), sorprende la heterogeneidad de los modelos con más éxito de la temporada. Aunque son las zapatillas con las cifras más altas, tanto en lo que se refiere al propio drop como a los propios perfiles delantero y trasero, observamos que algunas marcas mantienen una apuesta valiente por mantener drops muy bajos para afrontar pruebas de Ultra Trail. Curioso.

Los 25mm - 30mm de perfil en la zona delantera marcan el rumbo en este apartado, y los 8mm de drop son la referencia. En estos números se mueven modelos con mucho éxito entre el pelotón de ultrafondistas: Dynafit Ultra Pro, New Balance FreshFoam Hierro V4, Salomon Ultra Pro, Scott Supertrac Ultra RC y Adidas Terrex Two BOA. Es decir, las zapatillas protagonistas de la larga distancia en cinco de las marcas más prestigiosas del mercado.

Por encima de ellas se sitúa, cómo no, la Mizuno Mujin 5, que es la única zapatilla del mercado que se va hasta los 12mm de drop (y hace bien, porque hay muchos corredores que siguen teniendo estas preferencias), y la Arc’teryx Norvan LD y La Sportiva Akyra con 9mm.

En cambio, por debajo de la media encontramos a un nutrido grupo de aventureras que se sitúan entre los 7mm y los 0mm. Apuestas más valientes de marcas que siguen la corriente de lo que la mayoría de atletas está demandando en los últimos tiempos: drops más bajos. Empezando por la nueva Asics Fuji Trabuco con 7mm, llegan con 6mm un trío formado por la Merrell Agility Peak Flex 3, la Raidlight Responsiv Ultra y la Scarpa Spin Ultra, con 5mm se sitúa la Topo Athletic Ultraventure y con 4mm lo hacen la Saucony Xodus ISO y la Hoka One One Speedgoat 3.

Ya con 0mm de drop, por filosofía empresarial encontramos siempre a Altra, en este caso con su Olympus 3.5, acompañada de un calzado muy agresivo y sorprendente como es la Inov-8 Terraultra G 260.

Drops larga distancia Drops larga distancia
Drops larga distancia Drops larga distancia

MARCAS ATREVIDAS VS MARCAS CONSERVADORAS

Aunque, como hemos comprobado, la tendencia general del mercado es la de ir bajando el drop poco a poco, sobre todo en las zapatillas dirigidas a las cortas y medias distancias, cada marca tiene su filosofía y pensamiento. Altra es una de las marcas que, precisamente, se fundamenta en el drop cero como forma de vida, por lo que todo su calzado ha respetado siempre esta norma. Otra de las marcas que también trata de mantener perfiles bajos en sus zapatillas es Topo Athletic, buscando una pisada natural y un esparcimiento de los dedos del pie en sus anchas hormas.

Destaca el caso de Saucony, una marca que ha experimentado un cambio progresivo en cuanto al drop hasta situar a sus modelos más vendidos en torno a los 4mm, ya sean zapatillas destinadas a las largas distancias o a las carreras explosivas, una cifra por debajo de la media.

Si Altra y Topo, decíamos, se sitúan en uno de los extremos, en el opuesto encontramos a Mizuno. La compañía japonesa no es amiga de muchas aventuras en este sentido y prefiere zapatillas con drops más elevados que los de la media del mercado en cada uno de los tres segmentos que hemos visto. Así, es de las pocas que conserva zapatillas de hasta 12mm de drop en su colección de trail running. New Balance también mantiene una apuesta conservadora, ubicando todas sus zapatillas entre los 8 y los 10mm de drop.

Llamativo es el caso de Hoka One One, que sitúa todos sus modelos, ya sean ultreros, para maratones o racing, entre los 4 y los 5mm. Los de orígen frances tienen las ideas claras y esa es la línea que les ha llevado a ser una de las marcas con mayor crecimiento en los últimos años.

En unas cifras intermedias se mueven dos de las marcas más vendidas en nuestro país, La Sportiva y Salomon, con drops entre los 4 y los 8mm. Y ya con un rango más amplio encontramos también a Scarpa, Raidlight y Dynafit, con zapatillas entre los 4 y los 10mm según su uso y tipología.

buscar