Salomon Sense Ride 2

Salomon Sense Ride 2
Salomon Sense Ride 2
Salomon Sense Ride 2
Salomon Sense Ride 2
Salomon Sense Ride 2
Salomon Sense Ride 2
Salomon Sense Ride 2

VÍDEO ANÁLISIS



Salomon Sense Ride 2

DATOS TÉCNICOS

  • Talla US 9
  • Peso (gramos) 270
  • P.V.P 129,99 €

Conclusiones

Las Salomon Sense Ride 2 dan continuidad a su exitosa primera versión, como zapatillas aptas para una amplia variedad de corredores y de terrenos. Pese a no enmarcarse en la gama S-Lab, buque insignia para la competición de la marca francesa, la familia Sense se beneficia de la experiencia y tecnología desarrollada en aquélla, logrando así unas prestaciones notables.

Así, Salomon ha conseguido unas zapatillas que equilibran de forma fantástica binomios como ligereza-amortiguación y sujeción-comodidad, presentándonos las Sense Ride 2 como una buena opción para largos rodajes a ritmos cómodos, en los que el corredor valorará que, aunque se vayan acumulando horas y kilómetros, se mantengan prácticamente idénticas las buenas sensaciones de los primeros pasos, gracias en buena parte a la tecnología Vibe que incorporan en la media suela.

Pero destacamos que, gracias a la buena sujeción del pie junto a la magnífica respuesta de la suela en diversos tipos de terrenos, transmiten una gran seguridad al corredor para moverse sin temores a torceduras ni resbalones. Especialmente importante si se trata de un corredor novel, pues las Salomon Sense Ride 2 le ayudarán a ganar soltura mientras incrementa su experiencia.

No estamos ante unas voladoras de competición, ni cuentan con una suela desarrollada para terrenos especialmente técnicos, pero nos ha sorprendido gratamente como se han defendido las Salomon Sense Ride 2 en zonas más complicadas (mayor desnivel, dificultad técnica o suelos mojados), así como al correr a ritmos rápidos. De este modo se puede ampliar de forma considerable la diversidad de usos a dar a las zapatillas, con la garantía de que no nos llevaremos sorpresas desagradables.


Pros & Contras

PROS:

1. Muy versátiles: Se adaptan muy bien para gran variedad de corredores, distancias y terrenos.

2. Sistema Vibe: Incrementa la estabilidad y comodidad, retrasando las sensaciones de cansancio.

3. Acertada horma: Buena sujeción del empeine, dando espacio a la parte de los dedos.


CONTRAS:

1. Cordones Quicklace excesivamente largos, y dificultan el acceso para guardarlos en el bolsillo de la lengüeta.

2. Demasiados cortes en la suela por las líneas de flexión: Así se incrementan los puntos críticos por los que se podrá despegar la suela.


POSIBLES MEJORAS:

1. Las protecciones delanteras podrían ser más contundentes para evitar problemas con las piedras.

 

Tipo de corredor

Cuando tenemos en las manos las Salomon Sense Ride 2 lo primero que constatamos es la ligereza de las mismas, con sus 270 gramos de peso. Cuando pasan a nuestros pies, la primera sensación que percibimos es su comodidad. Así pues, la combinación de estas dos cualidades, ligereza y comodidad, nos deben ayudar a definir el perfil del corredor destinatario de las zapatillas… Aunque, dicho así, ¿qué corredor no va querer un calzado cómodo y que no resulte pesado?

Entrando más al detalle del diseño de las Salomon Sense Ride 2, la ligereza se aprecia más en su parte delantera, contando con unas escasas protecciones, que se limitan a una lámina plástica sujeta mediante termosellados, sin costura alguna, junto a un pequeño y suave refuerzo en la punta para proteger los dedos. La parte media y del talón resulta más robusta, con unas mayores protecciones consistentes en un cómodo acolchado que sujeta bien esta zona del pie, reforzadas con las tiras negras que conforman el denominado Sensifit de la marca francesa. Cuentan con algo menos de peso que sus predecesoras, respecto a las que encontramos ligeras mejoras en esta zona del upper. Ligereza y comodidad como resultado.

Al atarnos los cordones, con el conocido sistema Quicklace de Salomon, apreciamos enseguida la buena sujeción del empeine, frente a la amplitud de la zona de los dedos. Logrado diseño para notar el pie sujeto manteniendo la posibilidad de abrir los dedos, lo cual transmite seguridad al corredor sin agobiar por exceso de presión o estrechez en la parte delantera.

Referente a los cordones queremos subrayar que, al ponernos las Salomon Sense Ride 2, ajustamos los cordones antes de salir a correr y, al llevar pocos kilómetros, notamos que los pies quedan holgados dentro de las zapatillas. Hemos perdido sujeción, pudiendo tensar o estirar los cordones unos dos centímetros más para volver a sujetar bien los pies. Pese a que, en un principio, creíamos que el cierre del Quicklace se iba destensando sobre la marcha, hemos verificado que no es así. Pues si al ponernos las zapatillas invertimos unos segundos en ir estirando los cordones por todos los pasadores, veremos que podemos ajustar más el cierre, sin perder tensión después durante la carrera. Así pues, lo que pensábamos que iba a ser un inconveniente acabó siendo una ventaja, pues podemos llevar estas zapatillas de forma holgada y, a su vez, bien ceñidas a nuestros pies, todo depende de nuestra pericia al sujetar el Quicklace.

En la lengüeta se encuentra el bolsillo para guardar el cordón sobrante, que alcanza más de 20 centímetros. Es excesivo, lo cual también dificulta su rápida incursión en el bolsillo. Por otra parte, gracias a que los laterales de la lengüeta van cosidos por debajo de la plantilla, se incrementa la sujeción del pie. Buen sistema, llamado Endofit por Salomon, también para evitar la entrada de tierra o piedrecitas.

Junto a las anteriores características queremos hacer mención a la buena amortiguación, con 19 mm en la puntera y 27 mm en el talón, de los que resulta un drop de 8 mm. Resulta evidente que las Salomon Sense Ride 2 priman la seguridad y confort del corredor al tacto sobre el terreno. La amplitud de la superficie de la suela hace que la estabilidad también resulte notable, reforzada además por el ángulo que forma la media suela en la parte trasera ensanchándose conforme se acerca al suelo.

A partir de lo descrito vemos que las Salomon Sense Ride 2, al ser toda una garantía de comodidad y seguridad, serán idóneas para un corredor novel o con poca técnica de carrera, al que ayudarán a ganar confianza, a experimentar e incrementar la variedad de entrenos a realizar.

Por otro lado, también son una buena opción para corredores más experimentados que busquen unas zapatillas polivalentes para entrenos largos, que permitan rodar kilómetros con buenas prestaciones. Así, las Salomon Sense Ride 2 son un complemento idóneo a unas zapatillas de competición, más ligeras o específicas, como las que encontramos en la gama S-Lab del catálogo de la marca francesa.

Entonces, todos podemos guardar un espacio en nuestro armario para las Salomon Sense Ride 2. Solamente excluiríamos del perfil ideal al corredor de mayor peso, pongamos de 80-85 kg (que nadie se ofenda) en adelante, especialmente si piensa correr con ellas durante muchas horas.

Distancia

Pese a tratarse de unas zapatillas ligeras, las Salomon Sense Ride 2 se han mostrado muy eficientes en largas salidas por el monte. No en vano, la propia marca las engloba dentro de las zapatillas de larga distancia.

La comodidad subrayada en el anterior apartado ayuda a que nos animemos a incrementar los kilómetros de nuestras salidas sin temor a molestias por el paso de las horas. Ningún roce en nuestros pies, gracias a los buenos acabados interiores, ni otras señales que sirvan de excusa para dar media vuelta y volver a casa. La amplitud de la horma y flexibilidad del tejido en la parte delantera resultan esenciales para que, cuando por el paso de las horas se hinchan los pies, mantengamos las sensaciones de comodidad dentro de las zapatillas, pudiendo incluso soltar un poco los cordones, si fuera necesario, fácilmente mediante el descrito sistema Quicklace.

Uno de los elementos esenciales para que apostemos por las Salomon Sense Ride 2 en distancias largas es la tecnología Vibe, emblema de este modelo. Consiste en un sistema para evitar o dispersar las vibraciones que se generan en cada pisada, integrado en la media suela, y que aporta una respuesta más agradable especialmente en la parte del talón. De tal modo que las sensaciones de cansancio tardarán más en aparecer y, además, reducimos las posibilidades de lesiones por impacto, cuestiones esenciales para los que gusten de correr ultras.

Otro aspecto a resaltar aquí es la comodidad de las plantillas Ortholite, que otorgan algo más de amortiguación al configurarse ligeramente acolchadas, y con un diseño ergonómico que ayuda a la sujeción de la planta del pie.

Cada uno ya conoce sus propios males. Como nota personal añado que las molestias que me aparecen habitualmente en los pies (planta, tobillo, roces en dedo pulgar) con otras zapatillas en salidas largas, con las Salomon Sense Ride 2 no han llegado ni a intuirse.

Según lo descrito resultan ideales para correr a ritmos tranquilos y constantes durante horas, sumando y sumando kilómetros, apoyándonos con el talón en cada pisada, gracias a la buena amortiguación trasera y sus 8 mm de drop.

Ahora bien, la buena sujeción otorgada y la flexibilidad de las zapatillas, conseguida mediante las líneas que a modo de corte dividen la suela en los puntos de flexión delanteros, junto a una lograda torsión de todo el cuerpo de las Salomon Sense Ride 2, hacen que también se hayan mostrado eficientes en salidas cortas y rápidas, aunque esto pueda sonar contradictorio con lo dicho hasta ahora. Consideramos que es una prueba de la versatilidad de las zapatillas, aptas también para entrenos de cierta intensidad, resistiéndose a ser clasificadas como unas meras ultreras.

Tipo de terreno

La suela de las Salomon Sense Ride 2 es idéntica a la de la primera versión, que tan buenos resultados dio, tal y como podemos leer en la review correspondiente. Elaborada toda ella con un mismo material, Premium Wet Traction Contragrip, cuenta con unos tacos de 3 mm diseñados con forma romboidal y dispuestos de tal modo que optimicen el agarre en las diferentes partes de la suela, que no es de una sola pieza. Así cuenta con tres partes en la zona delantera, separadas por las líneas de flexión, a las que se añade otra en diagonal en la parte del talón.

Tanto por el diseño como por el tamaño de los tacos, no estamos ante una suela agresiva, pretendiendo ser apta para una gran variedad de terrenos más que para correr en condiciones extremas. Resulta coherente lo anterior si vamos a correr largas distancias, en las que podremos necesitar más una suela que de forma eficiente salve diversidad de suelos que otras muy específicas para terrenos técnicos.

Tras probar las Salomon Sense Ride 2 en variedad de terrenos corroboramos los buenos resultados que ya se obtuvieron con sus predecesoras. Se han mostrado magníficas en pistas y senderos compactos, incluso si añadimos algunos kilómetros por asfalto. Debemos destacar que en zonas de fuerte pendiente también hemos corrido de forma eficiente, tanto en subidas como en bajadas, gracias a su flexibilidad y al sistema Vibe. En terrenos más blandos, con hierba y hojas o algo de tierra suelta, hemos mantenido también las buenas sensaciones, con una excelente adherencia pese a la poca prominencia de sus tacos.

Nos ha sorprendido el buen resultado que ha mostrado en zonas más técnicas, en las que se necesita ir variando la longitud de cada pisada e incluso apoyándonos más con el lateral del pie, con el fin de ir sorteando piedras más grandes, raíces y otras irregularidades del terreno. Así, no hemos tenido sorpresas desagradables, ningún resbalón ni torceduras de tobillo. Sin duda la buena sujeción de las zapatillas, la amplitud de la suela en la parte trasera y el buen agarre del compuesto de la misma han realizado un trabajo excelente, con un rendimiento superior al que esperábamos.

La atención en estos terrenos tenemos que ponerla en evitar chocar la punta del pie con piedras y similares, pues la protección de esta parte puede resultar insuficiente para mantener a salvo a nuestros dedos.

El paso por zonas embarradas y húmedas también ha sido satisfactorio. Insistimos en que, atendiendo al diseño de la suela, la hemos encontrado más capaz de lo que pensábamos. Conforme perdíamos la prudencia de nuestros primeros pasos por suelos mojados, hemos corrido rápido y confiados gracias a la reacción segura de las zapatillas, que ha sido toda una garantía. Eso sí, sin llegar obviamente a los extremos… No pidamos peras al olmo. Por ejemplo, zonas de barro en las que se hundan las zapatillas, van a colapsar la suela perdiendo buena parte de su tracción.

En cuanto a los termosellados que conforman el diseño de las protecciones delanteras, rodeando toda la puntera hasta el medio pie, han resultado efectivas para protegernos de la humedad en zonas de hierba, evitando que la entrada de agua fuera inmediata. No son unas zapatillas impermeables, sino más bien todo lo contrario, con una buena transpirabilidad de la malla del upper, pero esas protecciones han dado un punto de protección que es de agradecer.

Durabilidad

Buena valoración general merecen las Salomon Sense Ride 2 en este apartado, tras seis semanas de pruebas. Especialmente el upper, que no muestra más señales de uso que el ligero cambio de color del tejido blanco, debido a los kilómetros de tierra y polvo por los que ha pasado. Así, los termosellados se mantienen intactos y no se aprecian daños en la tela por roces o puntos de flexión. Aquí la amplitud de las protecciones delanteras habrá ayudado, sin duda, a lograr este magnífico resultado.

En cuanto a la suela, los tacos han tenido un ligero desgaste, pero muy acorde con los kilómetros recorridos, sin romperse ni perder su forma. Por otro lado, ya hemos explicado que, pese a ser toda ella del mismo material, la suela está dividida en varias partes por las líneas de flexión. Pues bien, debemos lamentar que en una de ellas ha comenzado a despegarse una parte de la suela. Hasta el momento es muy poco, pero no es un buen augurio.

Al margen de lo anterior, debemos resaltar que las prestaciones de las Salomon Sense Ride 2 se han mantenido igual que el primer día. Por el paso de kilómetros y horas no hemos apreciado pérdida de la comodidad ofrecida por la amortiguación, ni de la adherencia de la suela en diversos terrenos.

PUNTUACIONES

  • Adherencia bajadas en tierra8.0
  • Adherencia en roca8.0
  • Adherencia en roca mojada7.0
  • Adherencia subidas en tierra9.0
  • Altura de la caña7.0
  • Amortiguación delantera7.0
  • Amortiguación trasera9.0
  • Asfalto8.0
  • Costuras8.0
  • Durabilidad8.0
  • Estabilidad10.0
  • Fit10.0
  • Flexibilidad9.0
  • Impermeabilidad3.0
  • Pista10.0
  • Protecciones6.0
  • Reflectantes2.0
  • Sistema de fijación / Cordones / Agujeros9.0
  • Torsión lateral8.0
  • Trail9.0
  • Trail Extrem6.0
  • Transpirabilidad8.0

Comparar con

Sense Ride 2 - Salomon

Vs

buscar