Salomon Advanced Skin 12 Set

Salomon Advanced Skin 12 Set
Salomon Advanced Skin 12 Set
Salomon Advanced Skin 12 Set
Salomon Advanced Skin 12 Set
Salomon Advanced Skin 12 Set
Salomon Advanced Skin 12 Set
Salomon Advanced Skin 12 Set
Salomon Advanced Skin 12 Set
Salomon Advanced Skin 12 Set
Salomon Advanced Skin 12 Set
Salomon Advanced Skin 12 Set
Salomon Advanced Skin 12 Set
Salomon Advanced Skin 12 Set
Salomon Advanced Skin 12 Set
Salomon Advanced Skin 12 Set
Salomon Advanced Skin 12 Set

VÍDEO ANÁLISIS


Salomon Advanced Skin 12 Set

DATOS TÉCNICOS

  • Talla US M
  • Peso (gramos) 365
  • P.V.P 140,00 €

Introducción

La gama Advanced Skin de Salomon se renueva; y lo hace a lo grande. Dos capacidades unisex de 12 y 5 litros, y otra específica para mujeres, de 8 litros. Cuatro colores (negro, azul, amarillo limón y rojo –más un tono verdoso para la de mujeres) y cinco tallas (XS, S, M, L, XL). Vamos, que con este abanico de colores y tallas será difícil que alguien no encuentre su preferida.

Pero en realidad se trata de un chaleco mochila, cuya gama la podemos situar a medio camino entre las S-Lab (donde prima la ligereza y la competición pura y dura) y las Agile (donde prima más bien la simpleza).

¿De entre todas éstas de cuál hablaremos? Si habéis echado un rápido vistazo a las fotografías de esta review habréis adivinado que hemos exprimido a conciencia a la Salomon Advanced Skin 12 Set, la hermana mayor en cuanto a capacidad se refiere. En esta versión Salomon ha querido dar protagonismo al ajuste, la funcionalidad y la resistencia en general, dotándola de materiales más resistentes y una estructura más imponente (alejándose del minimalismo, lugar ocupado por las S-Lab), en detrimento, eso sí, de otras características como la ligereza.

Sin más vamos de cabeza a lo que nos interesa, que es su comportamiento en nuestras salidas más largas. ¡Scrollead!

Primeras sensaciones y construcción

A primera vista la vemos dotada con todo lo necesario para nuestras salidas más largas: compartimento impermeable (aunque no estanco), ajustes por doquier, dos soft flasks de 500 ml de serie, funda térmica para bolsa de hidratación trasera y hasta cinco formas para llevar bastones. ¿Se puede pedir más? El cordino en la parte trasera nos servirá para, además de llevar los palos, colocar alguna prenda impermeable para tenerla a mano o alguna chaqueta grande. Comparada con otras mochilas de igual capacidad -12 litros-, ésta aparenta menor volumen en general.

La Salomon Advanced Skin 12 Set es maleable y casi se guarda en un puño; una vez puesta queda bien ceñida al contorno, y por si fuera el caso, tenemos un ajuste delantero (por donde cerramos las asas) y trasero, de manera que parece muy fácil encontrar la medida que más nos convenga. El fit es muy cómodo: podemos bracear sin molestias y el tacto del tejido es más bien suave.

La parte en contacto con la espalda es de rejilla, lo que a priori augura circulación del aire; los laterales están hechos de malla muy extensible, de manera que la transpirabilidad parece que será la adecuada.

Sistemas de hidratación

Dos bidones blandos de 500 ml vienen de serie con la Salomon Advanced Skin 12 Set. La boquilla es pequeña así que deberemos trocear las pastillas de sal o similares para introducirlas –si es que usamos-, y tendremos que tener un grado extra de pulso si somos nosotros quien los recargamos de líquido (o los voluntarios de los avituallamientos). En cualquier caso, no hubiera estado de más que la marca hubiera incluido los bidones que tienen la base ovalada (para una colocación más fácil en el bolsillo), la boquilla con más diámetro y la tapa con rosca dentada para una mejor manipulación.

En uno de los compartimentos traseros encontramos una funda- que es térmica en la zona que va en contacto con la espalda- para introducir bolsa de hidratación (a adquirir aparte). Tiene capacidad de 1,5 L y mantiene de manera prolongada la temperatura de lo que transportemos; lo ideal sería que el tubo de la bolsa que coloquéis también tuviera un recubrimiento de neopreno aislante o similar; llevar la funda térmica se nota mucho ya que rompe el paso del calor corporal a la bolsa.

El tubo lo sacamos por un agujero que comunica con los bolsillos que tenemos a nuestros laterales (los que están a la altura de los codos cuando braceamos…), y lo aguantamos por un pasador que está a la altura del bidón pectoral derecho.

Aunque llevemos la bolsa de hidratación llena, ésta no disminuye prácticamente la capacidad general de la mochila.

Compartimentos y extras

Hagamos una explicación por zonas para no perdernos:


Zona delantera:

En las asas frontales van situados los bolsillos para los bidones blandos, con tiradores que ayudan a meterlos y una pequeña goma que la rodearemos por la base de la boquilla a modo de seguro.

Por debajo de éstos, otro bolsillo con apertura no muy grande pero con buena capacidad para pañuelos, guantes, tapa-cuellos o algo de alimentación. Pero atención: este espacio es compartido con otro bolsillo, este con cremallera, cuya obertura está inclinada para favorecer el acceso a ella con la mano contraria (es decir, usaremos la mano izquierda para manejar el bolsillo situado en el asa derecha, y viceversa). En éstos, hemos aprovechado para introducir el móvil u otros elementos importantes, gracias a la seguridad que proporciona la cremallera.

Una pequeña bolsa se encuentra cosida al bolsillo del asa derecha; aunque se pueda cerrar, es impermeable, y nos irá muy bien para proteger objetos electrónicos que no se puedan mojar, como reproductores de música, reducidos gps o pequeños móviles de los antiguos (un Smartphone no cabe). Otra utilidad es la de ir guardando los envoltorios de los complementos energéticos (especialmente útil teniendo en cuenta el nivel de “pringosidad” de los geles…).

Finalmente, en la zona superior de cada una de las asas tenemos un bolsillo de apertura lateral y sin cremallera: en éstos lo ideal es transportar guantes, tubulares o similares que podamos meter a presión (la propia presión es la que evitará que se salgan). Dentro de estos hay unas presas elásticas, cuya función desvelaremos cuando hablemos de los bastones.

A todos estos bolsillos llegamos sin necesidad de quitarnos el chaleco y, por consiguiente, sin necesidad de pararnos. Las cremalleras YKK de los tres bolsillos que la tienen corren ágilmente sin tirones; además, fáciles de usar con guantes gracias a los tiradores.


Zona trasera:

1.-El primer bolsillo que se aprecia a simple vista tiene forma de triángulo invertido y una gran entrada lateral a través de una cremallera. El espacio es amplio y tal y como explicábamos en la videoreview, es muy cómodo a la hora de enseñar el material obligatorio en algún control en carrera (estirar la mochila en la mesa del control, abrir cremallera y listo). Dentro de éste hay un pequeño bolsillo adosado de forma rectangular para, por ejemplo, llevar la manta térmica. Además, dos cintas muy cortas con presas, para por ejemplo fijar la carga interna de alguna manera.
La parte del tejido de este bolsillo que da al exterior es elástica (pudiendo casi duplicar su capacidad); la otra cara del bolsillo (la que solo vemos si lo abrimos), no es elástica, sino de una especie de lona muy fina impermeable.

2.- Al segundo compartimento de la zona trasera se accede por la parte superior y abarca todo el largo del chaleco. Ambas caras de este bolsillo está realizado en la tela fina e impermeable de la que hablamos en el punto 1.- anterior. De manera que aquí guardaremos aquellas prendas que deban mantenerse secas en caso de tormenta. Peo ojo, que a pesar de su impermeabilidad, la condensación del calor de nuestro cuerpo podrá calar en su interior.
En la parte alta de este compartimento hay un pequeño bolsillo abierto de rejilla con una cinta para enganchar las llaves de casa o el coche.

3.- El último gran compartimento es el más cercano a nuestra espalda y es donde viene alojada la funda térmica para la bolsa de hidratación, también se accede des de la parte superior, y al igual que en el punto 2.-, no tiene cremallera, ni falta que le hace, pues con el chaleco puesto quedan totalmente cerrados sin riesgos de fuga del contenido.
Nosotros hemos corrido casi siempre con la funda puesta aunque estuviese vacía, ya que otorga más estructura a la zona de la espalda y nos evitaba colocar bien la carga para que nada nos molestara.
En la zona inferior de este compartimento hay un pequeño agujero para sacar el tubo de la bolsa de hidratación.


Zona lateral:

En ambos flancos la mochila tiene dos bolsillos de rejilla elásticos. A nosotros nos ha resultado más fácil llegar a ellos con la mano del brazo opuesto al bolsillo.

En estos podemos colocar alguna prenda de abrigo grande y bien doblada (mallas largas o chaqueta) puesto que ambos bolsillos de comunican entre sí por la espalda; para hacernos una idea: podemos meter la mano por el bolsillo izquierdo y sacarla por el derecho.

A excepción de los tres compartimentos traseros de la mochila, a todos los demás bolsillo accedemos fácilmente en carrera sin necesidad de quitárnosla.

El otro tema estrella en esta Salomon Advanced Skin 12 Set es el sistema para transportar los bastones; hemos localizado hasta 6 formas diferentes, que como en el punto anterior lo haremos por partes:


Zona delantera:

1.- Situados en vertical y paralelos a los bidones de hidratación.

Para ello cogemos la goma que tenemos en el bolsillo abierto superior (por encima de los bidones), la sacamos a través de un pequeño agujero y la enganchamos al pasador que está 5 cm más abajo.

Por la parte inferior, hacemos lo mismo, llevando la goma que hay hasta el pasador que se encuentra al inicio del bolsillo de cremallera.

Ya tenemos montado el sistema; solo debemos poner los bastones y ajustar la presión a nuestro gusto.


Pros:

- No hay rebote.

- Se pueden quitar/poner en carrera.


Contras:

- Si llevamos la mochila cargada al máximo y los bidones llenos, puede molestar al bracear.


2.- Situados en perpendicular por encima de los bidones.

Para ello cogemos la goma que tenemos en el bolsillo abierto superior (por encima de los bidones), la sacamos a través de un pequeño agujero y la enganchamos al pasador que está 5 cm más abajo (igual que en el punto 1.-).

Repetimos la misma operación en la otra asa, de manera que los bastones irán de asa a asa por encima de los bidones de hidratación. Ponemos los bastones y ajustamos la presión a nuestro gusto.


Pros:                     

- Se pueden quitar/poner en carrera.

- Acceso libre a la boquilla de los bidones.


Contras:

- Produce algo de rebote, sobre todo con los bidones cargados al máximo.


Zona trasera:

3.- Situados en la zona inferior trasera.

Para ello cogemos la goma que tenemos en la zona inferior trasera (y que utilizamos en el apartado 1.-), y la enganchamos, a través de la presilla, en un pasador que está por debajo del bolsillo lateral. Repetimos la operación con la otra goma situada en el extremo contrario. Ponemos los bastones y ajustamos la presión a nuestro gusto.


Pros:

- No hay rebote. En absoluto.

- Se pueden quitar/poner en carrera de manera muy fácil.

- Es la ubicación que más nos ha gustado. Hemos corrido así durante 6 horas sin ningún tipo de molestias.

- No interfieren a la hora de acceder a los bidones blandos.


Contras:

- Ninguno digno de mención.


4.- Situados en los cordinos.

Aquí simplemente hemos de pasarlos por el cordino que hay a cada lado de la mochila en su parte trasera y ajustar la presión con el cierre de tanca.


Pros:

- No hay rebote.

- No interfieren a la hora de acceder a los bidones blandos.


Contras:

- No se pueden quitar/poner en carrera. Debemos parar y quitarnos la mochila.


5.- Para bastones no plegables.

La marca ha pensado en aquellos que gustan llevar bastones no plegables. Para ello, usaremos cualquiera de las dos gomas que hay en la zona inferior trasera (y que usamos en los puntos 1.- y 3.-); la otra goma es la situada en la parte superior de la mochila, justo en el compartimento para la bolsa de hidratación. Con esta goma pasaremos 2 vueltas sobre la parte superior de los bastones y enganchamos la presilla en cualquiera de los pasadores que tenemos a la altura de la boquilla de los bidones (en la parte interior del asa).


Pros:      

- Los bastones no plegables tienen cabida en esta mochila.

- Se pueden extraer sin detener la carrera.


Contras:

- Cuestan poner en carrera (al menos con nuestra pericia).

- Existe algo de rebote.


6.- Custom quiver.

La Salomon Advanced Skin 12 Set es compatible con este accesorio porta bastones de la propia marca (a comprar aparte). Por la parte superior, lo engancharemos a los pasadores que la mochila tiene al efecto, ya sea del lado izquierdo o derecho, y haremos lo mismo en la parte inferior (izquierda o derecha), pasándolo por la sujeción situadas en la parte baja de la mochila. Su comportamiento ha sido igual de efectivo cuando lo probamos, por vez primera, con su prima rápida la S-Lab Sense Ultra 8 Set.


Pros:      

- No interfieren a la hora de acceder a los bidones blandos.

- Se pueden quitar/poner sin detener la carrera.


Contras:

- Pueden dañar el tejido de la mochila por fricción.


Para finalizar esta sección que nos ha quedado larga (pero necesaria), indicar que el silbato de emergencia se sitúa en el bolsillo abierto superior del asa izquierda (aunque se puede cambiar de ubicación), y los demás elementos de seguridad, como los reflectantes, los encontramos en el gran logo de la mara en la parte trasera; en el pequeño tirador en la zona trasera inferior (ideal para colocar la tarjeta chip de las carreras largas o la luz roja); en el bolsillo lateral derecho y, en la parte frontal, en ambas asas en la zona superior (además del logo de la marca en el asa derecha por encima del bidón).

Desde luego, elementos suficientes para ser vistos en situaciones de poca luminosidad.

Comportamiento en carrera

La configuración general de la Salomon Advanced Skin 12 Set está pensada para cubrir dos objetivos: a) poder transportar todo lo necesario cómodamente para salidas larguísimas y, b), que el contenido no rebote. Los cumple ambos, y con creces.

El sistema de sujeción delantero es fácil e intuitivo y funciona a la perfección. A diferencie de antiguas versiones, es mucho más cómodo enganchar las gomas en los pasadores (que son regulables en altura) para luego ajustar a nuestro gusto. Todo un acierto. Además guarda la misma presión mientras la llevamos puesta sin perder la sujeción en ningún momento (soporta ritmos altos, bajadas rápidas, saltos,…).

Y las gomas traseras acaban de conferirle ese punto extra para lograr una sujeción general realmente excelente. Los cordinos de la espalda se pueden tensar para sujetar la carga (o los bastones, si los llevamos ahí) y ajustarla al cuerpo para reducir el rebote. Gracias a ellos también conseguimos un buen ajuste cuando llevamos la mochila medio vacía. Los cierres de los cordinos van situados en la parte superior de los bolsillos laterales y con un poco de pericia los podemos manipular sin quitarnos la mochila.

En conclusión, podremos regular la sujeción de toda la mochila con independencia de que esté cargada al máximo o casi vacía, lo  que se traduce en inexistencia de rebote en cualquiera de sus modalidades.

El reverso de la mochila está construido en malla 3D que permite una circulación del aire muy buena (a excepción de los bolsillos laterales, cuya rejilla es más pequeña y elástica); de hecho es apreciable a simple vista esta construcción tan mullida y cómoda. Además, en la zona de los bidones, hay dos tiras de refuerzos más acolchados (situados arriba y abajo), para reducir la presión de los botellines en el pecho.

Sin haberla probado en pleno verano, sí que lo hemos hecho en estos inusuales días calurosos, dando como resultado una circulación buenísima del aire en el interior. Nunca hemos sentido calor o agobio por una mala transpirabilidad. Pero como en todas las mochilas, el calor corporal se traspasa a lo que llevamos dentro, especialmente a aquellos objetos que están más pegados al cuerpo (bolsillos laterales y frontales).

El tacto suave del tejido usado en los bordes de la mochila ha evitado roces o molestias y sus costuras de unión son simplemente imperceptibles.

Impermeabilidad

La Salomon Advanced Skin 12 Set no es impermeable, con lo que el líquido se filtrará en su interior. No obstante, el compartimento trasero central está hecho de una especie de nylon que en todo caso retrasará mucho la entrada de agua. El problema es que no es estanco ya que la obertura no está sellada ni tiene cremallera (recordamos que se cierra al ajustarnos la mochila), con lo que si dejamos la mochila en el suelo, por ejemplo, éste dejaría de estar cerrado. Además, la parte inferior del compartimento se abre para comunicarse con los bolsillos laterales (como ya explicamos), haciéndolo menos estanco aun.

Finalmente, en el pequeño contenedor situado en el bolsillo derecho (por debajo del botellín), podríamos alojar algún reproductor de música o similar en caso de lluvia, ya que está construido con el mismo material de nylon (tendremos algo más de protección).

Resistencia y durabilidad

El chaleco-mochila (ya que está a medio camino de ambos) Salomon Advanced Skin 12 Set, a pesar de su apariencia, aguanta y resiste correctamente todo el peso que le hemos introducido. Tiene la estructura suficiente para ello. Además, todo el tejido-malla de la parte frontal es bastante resistente, lo cual ya apreciamos si lo estiramos con las manos.

Lo único a cuidar son ramas o vegetación punzante ya que éstas sí podrían abrir un agujero en el tejido de la mochila.

A día de hoy y después del largo periodo de prueba, la consistencia de la mochila continua inalterable, y no apreciamos signo alguno de desgaste prematuro.

Conclusiones

La marca francesa vuelve a dar un paso de adelante con esta renovación total de la Salomon Advanced Skin 12 Set, que ya era un clásico entre las mochilas de Trail Running.

A medio camino entre el chaleco y la mochila, esta versión se presenta perfecta para las escapadas muy largas en montaña -ya sea entrenamientos o competición-, o incluso para salidas por etapas, y especialmente para aquellos que le dan más importancia a la polivalencia y estructura que al minimalismo de competición. Sus 12 L de capacidad dan mucho de sí y nos permiten transportar todo lo que necesitamos cuando estamos mucho tiempo fuera, pudiendo retrasar “el repostar” gracias a la posibilidad de llevar hasta 2,5 L de líquido.

Si algo gusta y mucho de esta mochila son las 6 maneras diferentes de transportar los bastones, otorgando ese plus de versatilidad y distinción característico de los productos que marcan la diferencia.

La comodidad es otra de las constantes mientras corremos. El sistema SensiFit, gracias a los tejidos elásticos y transpirables, nos confiere un acople perfecto al contorno corporal, cuya presión podremos graduar en carrera gracia a los ajustes de fácil acceso.

En definitiva, una mochila de altas prestaciones dirigida a los que busquen comodidad y capacidad de transporte, sin renunciar a la excelente comodidad en salidas muy largas.


PROS:

1. Comodidad garantizada para correr durante largas horas.

2. Ajustes: facilidad de acceso –incluso en carrera- y de lograr la sujeción idónea.

3. Hasta 6 maneras de transportar bastones.

4. Capacidad de sobras, tanto para el material necesario en largas salidas como en hidratación.

5. Acabados y material de alta calidad.

6. Transpirabilidad.


CONTRAS:

1. El compartimento central se abre en exceso si llevamos la mochila muy cargada.


POSIBLES MEJORAS:

1. La pequeña bolsa situada en el bolsillo frontal, podría ser estanca.

PUNTUACIONES

  • Bolsillos exteriores8.0
  • Capacidad10.0 litros
  • Capacidad extendida en litros12.0 litros
  • Compartimentos interiores9.0
  • Comportamiento en carrera10.0
  • Fit cintas9.0
  • Fit cuerpo9.0
  • Hidratación interna9.0
  • Impermeabilidad6.0
  • Portabidones9.0
  • Reflectantes8.0
  • Resistencia / Durabilidad8.0

Comparar con

Advanced Skin 12 Set - Salomon

Vs

buscar