Merrell MQM Flex Gore-Tex

Merrell MQM Flex Gore-Tex
Merrell MQM Flex Gore-Tex
Merrell MQM Flex Gore-Tex
Merrell MQM Flex Gore-Tex
Merrell MQM Flex Gore-Tex
Merrell MQM Flex Gore-Tex

VÍDEO ANÁLISIS


Merrell MQM Flex Gore-Tex

DATOS TÉCNICOS

  • Talla US 9
  • Peso (gramos) 324
  • P.V.P 135,00 €

Introducción

A diferencia de otras marcas que fabrican zapatillas para correr por montaña pero se iniciaron en otros deportes, Merrell nació directamente creando “botas de excursionismo”. Su objetivo ha sido siempre ofrecer un calzado cómodo y duradero para caminar por la montaña. Pero… espera, ¿no estamos en un análisis para trailrunning? ¿Por qué hablamos de ‘caminar’?

Bueno, todos sabemos que cuando empiezas a correr por montaña, toca caminar mucho ;) y sí, seguro que estás pensando que aunque vayas a caminar mucho tú quieres unas zapatillas con las que poder correr. No quieres ir lastrado con unas de senderismo cuya horma y sujeciones no están pensadas para lanzarte en una cuesta abajo o intentar trotar en una parte técnica sin temor a torcerte un tobillo.

Merrell ha debido pensar lo mismo y éste es el resultado: ¡las nuevas Merrell MQM Flex! No necesitan más presentación que sus iniciales “Moving Quickly in the Mountains” (algo así como “moviéndote rápido en las montañas”).

El concepto de mezclar caminar y correr (abreviado ca-co) no es nuevo para Merrell, que ya cuenta con las Moab FST, otras zapatillas de senderismo muy cómodas con las que podríamos correr esporádicamente.

Abrir la caja y descubrir los colores verde, negro y naranjas de las MQM Flex Gore-Text para versión mujer, nos encanta ¡Vivan los colores alegres y alejados de lo habitual!

Después se nos va la vista a la altura y contundencia de la mediasuela… en ese momento no sabemos que el modelo que nos han enviado lo clasifican dentro del senderismo más que del trailrunning y podemos decir que en la mano, podrían pasar por zapatillas para correr: el upper tiene una malla flexible y fina, las protecciones de puntera y talón no son muy rígidas, los cordones son bastante finos, el interior es acolchado pero en un término medio… características similares a las de zapatillas pensadas para correr larga distancia, Entonces…¿en qué quedamos? ¿son para correr o para andar? ^^


Primeras sensaciones

Merrell presenta las MQM Flex Gore-Tex como un modelo “híbrido” mezcla entre zapatillas de senderismo y de trailrunning. Quieren ofrecer la opción de ir a la montaña “a lo que surja”: caminar o correr, lo que cada momento te solicite.

Bajo esta premisa valoraremos y analizaremos las MQM Flex Gore-Tex. ¿Qué grado de versatilidad real tienen?, ¿cuáles serán las mejores situaciones para usarlas y cuáles son sus puntos fuertes para decidir si es lo que estamos buscando?

Cuando nos ponemos en los pies la primera vez las MQM Flex aún desconocemos qué modelo que hemos recibido. Lo primero que pensamos es: "tienen buena pinta aunque para ser Merrell parecen un poco “bastas”, seguro que son para larga distancia".

El pie dentro se siente cómodo (no esperábamos menos con la reputación que otros modelos de Merrell han dejado), con acolchados en el talón considerables pero tampoco nada que llame la atención, en la línea de zapatillas para larga distancia que estamos suponiendo que son.

Al dar los primeros pasos en seguida notamos más rigidez de lo habitual en la zona del arco plantar. Seguimos andando, intentando poner el pie en distintas posiciones e intentando girar el tobillo hacia fuera (como cuando te tropiezas o pisas piedras irregulares) ¡y nos resulta complicadísimo! Es como si la zapatilla nos opusiera resistencia. No solemos sentir ese bloqueo con las zapatillas de correr. Con este punto nos quedamos un poco pensativos, corriendo podemos querer estabilidad… pero también necesitamos movilidad. Habrá que salir a probarlas y ver cómo reaccionan cuando corremos, con movimientos y zancadas naturales y no forzados.

Mediasuela

Cuando nos animamos a correr con las Merrell MQM Flex Gore-Tex es diferencial el aislamiento que tenemos del terreno. Sale a la luz su mitad como calzado de senderismo, dando una gran protección que nos facilitará lanzarnos cuesta abajo en terrenos técnicos sin temor a clavarnos piedras o salientes en la planta del pie. Este puede ser un punto positivo para gente poco habituada a estos terrenos y que suela sufrir dolor de pies tras correr sobre irregularidades. Con una protección que les deje poca sensibilidad en la planta del pie pueden animarse a correr al sentir que toleran mejor la carrera que con zapatillas menos protegidas.

Las MQM Flex tienen una altura considerable, ¿recordáis que fue lo primero que nos llamó la atención al abrir la caja y verlas? una mediasuela contundente. Nos llevó a pensar en que eran zapatillas para recorrer largas distancias. Y no estábamos equivocados :) con las MQM Flex no habrá distancia que no podamos afrontar (eso sí, recordando que son zapatillas “duras” y con herencia senderista. Bajo esa premisa, lo que nos apetezca).

La zona del talón es más alta que la metatarsiana, aunque Merrell no da datos del drop porque no lo considera un dato sustancial para el uso que daremos a las MQM Flex.

Ya comentado el aislamiento contra golpes de la planta del pie, destacaremos también que (aunque menos que en el talón) el aislamiento delante si corremos de puntera es también mayor a la media y no hemos acusado ningún tipo de molestia a lo largo de las pruebas.

Como imagináis, al ser un modelo que intenta abarcar el senderismo rápido y el trailrunning ocasional, no son las zapatillas con las que más rápido correremos pero es precisamente a ritmos medio-bajos cuando más se nota y se agradece la estabilidad que tienen respecto al terreno.


Estas características se consiguen con 3 elementos que tienen en la mediasuela:

 - Tecnología Merrell Flex-Connect, mediasuela fabricada en EVA dibujando ranuras flexibles en dos direcciones en la zona de los metatarsos (como formando una cuadrícula) y que facilita la flexión de toda la estructura, sin dejar de ser consistente.

 - Cámara de aire en el talón para absorber el impacto de cada pisada y que disuelve rebotes a las articulaciones a la vez que estabiliza. Esta cámara será de gran ayuda en esas bajadas en las que nos animemos a trotar.

 - Placa anti-rocas TrailProtect, un extra adicional a todo lo mencionado para conseguir esa protección en la planta del pie que nos permitirá realizar salidas más largas antes de que aparezca el cansancio por impacto.

Lengüeta

La lengüeta es de las partes que se acercan más a las de zapatillas de correr de larga distancia que a las de un calzado de senderismo. Medianamente acolchada que permite apretar los cordones sin hacernos daño y con la longitud perfecta para que no suba por el empeine (por lo que no molesta al inclinar el pie ni al correr). Quizá por su ajustada longitud han añadido un tirador para ayudar a colocarla cuando nos las estemos atando. Tiene un pasador a media altura para que crucemos los cordones por debajo y mantenerla en su sitio sin moverse por muchos giros o movimientos distintos que tengamos. No hay necesidad de recolocarla una vez atados los cordones.

Está unida al upper para evitar que entren cuerpos indeseados (arena, piedras, etc.) y que si estiramos para ver por el interior más en detalle podremos observar parte de la membrana impermeable. Es difícil conseguir cerrar 100% membrana-upper-lengüeta y podemos ver un pequeño hueco por donde podría entrar agua si sumergimos los pies hasta la altura de los cordones (aunque es un hueco que no existe cuando la zapatilla está atada, porque todas las piezas se juntan y se cierra)

Sujeción

Ya os adelantábamos con las primeras sensaciones que al dar los primeros pasos notábamos una rigidez especial en la zona central de las Merrell MQM Flex. Una especie de control sobre nuestro pie al andar o intentar girar el tobillo… como si nos dijera “no, la posición correcta es ésta”. Pues efectivamente, esa sensación no era inventada y es normal tenerla cuando estás esperando ponerte unas zapatillas para correr xD

Esa firmeza es la que nos dará la seguridad y estabilidad en nuestras caminatas por la montaña. Cuando caminas muy rápido por terreno irregular sueles tener pequeños giros de tobillo, inevitables y continuos, que pueden castigar mucho los tendones por el trabajo que les estamos exigiendo para que soporten y corrijan esos giros y no nos caigamos.

Con estructuras en la base de la zapatilla como la que tiene las Merrell MQM Flex se ayuda a minimizar ese trabajo extra de nuestro pie, con lo que podríamos aguantar más tiempo caminando :) Es aquí cuando sacamos el lado ‘Fast-Hiking’ de las MQM Flex: la estabilidad del pie respecto al terreno es muy grande... pero claro, si queremos correr se convierte en una desventaja, porque al intentar impulsarnos nos costará más trabajo.

Seguramente esta parte del “esqueleto” de las MQM Flex es la característica que más efecto tiene para que Merrell no catalogue las MQM Flex como zapatilla de trailrunning porque en el resto de elementos de la zapatilla sí se aprecia que quieren darle una configuración apta para correr.

Es el caso del upper y los cordones. Un upper como el de cualquier zapatilla de trailrunning: sin protecciones rígidas y de confección ligera, con una malla agujereada para facilitar la transpiración y a la vez impermeable en nuestra versión con Gore-Tex (novedosa forma de integrar la membrana “Invisible FIT” con el tejido de la malla, que describiremos en el apartado de Impermeabilidad / Transpirabilidad).

Los cordones son muy largos por si queremos usar el doble agujero de la zona del tobillo y conseguir cerrar más el cuello. Nos llama la atención que hayan elegido cordones planos y muy finos… nos encantan y es un detalle que lo acerca más a zapatilla de correr pero en el fondo no es un elemento diferencial a la hora de elegir un modelo. Es como sumar puntos extra en esa dirección, aunque en el fondo sabes que no es tan importante.

La sensación de sujeción del pie dentro de la zapatilla en las MQM Flex va a depender más que en otras ocasiones de la anchura de nuestro pie. No tiene una horma estrecha, así que los usuarios con el pie normal o ancho se beneficiarán más del sistema de Merrell Secure Fit Hyperlock, consiguiendo un ajuste muy bueno en la zona del talón y ganando seguridad en las bajadas. Hyperlock es un arco fabricado en TPU que abraza el talón con intención de ‘mantenerlo en su sitio’ (también lo tiene el modelo Agility Peak Flex). Si tienes el pie muy estrecho podrás ajustar bien la zona media, apretando los cordones lo que necesites, pero el talón queda un poco más libre y es posible que notes cierto baile del pie dentro de la zapatilla en las situaciones más inestables (por ejemplo, si afrontas corriendo una cuesta abajo un poco técnica; si os sucede, usar un calcetín gordo suele ayudar bastante).

Los dedos tienen espacio de sobra para que vayan cómodos en cualquier situación.

Como venimos diciendo, no pensemos en tener las mismas sensaciones que con unas zapatillas expresa para correr. Estamos ante un modelo híbrido que trata de ofrecer lo mejor de cada mundo: comodidad y estabilidad de la pisada del senderismo; ligereza y maleabilidad del upper del trailrunning.

Acabados

La sensación al recibir las Merrell MQM Flex Gore-Tex fue que tenían toda la pinta de ser unas zapatillas para correr larga distancia. Esta impresión viene precisamente por los acabados del modelo: suelas y mediasuelas gruesas y contundentes mezcladas con un upper fino (¡recordemos que llevan Gore-Tex incorporado!) y unos cordones planos también finos. Refuerzos disimulados en forma de termosellados, la suela no sube demasiado en la puntera, la lengüeta está acolchada pero no muy larga… lo que viene a ser un diseño apto para unas zapatillas de trailrunning.

Así como la puntera no tiene zonas duras (las hace más cómodas para correr) el talón está muy bien protegido, no se aprecia a simple vista pero internamente lleva un material rígido que nos protegerá de golpes contra piedras y da estabilidad al pie (se nota perfectamente al tacto con la mano, imposible doblar)

Tiene un tirador en la zona del talón para ayudar a meter el pie sin estropear la zona más reforzada y otro en la lengüeta.

Los ojales de los cordones están reforzados por un acople metálico que facilita el movimiento a través de ellos y le da resistencia.

La plantilla es rígida, de EVA y muy fácil de quitar y poner, no tendremos problema en meter unas personalizadas. Llevan agujeros en la zona metatarsiana, que suelen dar un extra de transpiración en la planta del pie.

No tiene reflectantes, algo que no afecta al rendimiento de la zapatilla pero nos gusta como medida de seguridad.

Impermeabilidad / Transpirabilidad

El modelo que nos ocupa es la versión MQM Flex con “Gore-Tex Invisible FIT”, aunque también podemos encontrar el modelo sin membrana impermeable y en formato bota con capa waterproof  Merrell M-Select DRY.

La transpirabilidad e impermeabilidad suelen tener una relación contraria. Cuanto más impermeables, menos transpirables, así que cuando tenemos unas zapatillas con membrana impermeable debemos prestar atención a la capacidad de transpiración que ofrecen. ¿Y qué es esta nueva membrana Gore-Tex “Invisible FIT” que tenemos en las MQM Flex? En realidad se trata de la misma tecnología Gore-Tex que conocemos pero integrada con la zapatilla de forma distinta. En vez de ser una capa independiente que se mete en las zapatillas y que puede provocar pliegues o movimientos internos (porque son como un elemento adicional, como un calcetín que suma peso extra a una versión sin Gore-Tex), el ‘Invisible FIT’ se integra en el upper directamente. Por tanto, deja de ser una capa independiente para formar parte de la zapatilla, consiguiendo minimizar el peso extra y actuando como una membrana más transpirable y por tanto mucho más agradable para correr :)

Dicha la teoría, ¿cómo ha sido la práctica?. Podemos confirmar que como membrana bajo la lluvia y pisando charcos y nieve, hemos ido comodísimos, sin ápice de entrada de agua y sin sentir el pie ‘ahogado’ por humedad. Correr o andar bajo la lluvia, pisar charcos y sentir los pies secos es un punto muy positivo cuando vas a estar varias horas en esas condiciones. Los pies son un punto vital para mantener el calor en el cuerpo y llevarlos mojados (además de provocar problemas como ampollas o fuga de calor), puede hacer caer nuestro rendimiento mental.

Como en todas las zapatillas, los puntos de entrada de agua más evidentes son: el cuello de la zapatilla con sus acolchados y nuestro propio calcetín (si se nos moja el calcetín, agua dentro) y la zona de unión de la lengüeta con el upper.

Y con esta capacidad de impermeabilidad, ¿la transpirabilidad? Superada con nota. En las MQM Flex Gore-Tex Invisible FIT se nota mucha mejor transpiración que con una membrana Gore-Tex normal, lo que nos apetecerá llevarla también con temperaturas medias.

Si por algún motivo no hemos podido evitar la entrada de agua, debemos contar con que la salida de agua será más lenta que con una zapatilla sin membrana. Pero esto no es por las MQM Flex Gore-Tex, esto es porque como decíamos al principio, transpirabilidad e impermeabilidad juegan papeles antagónicos. Gore-Tex y Merrell indican que esta nueva forma de integrar la membrana Invisible FIT con el material de la malla reduce la captación de agua comparado con la aplicación de Gore-Tex normal y consiguen un tiempo de secado del upper hasta un 50% más rápido… Los acolchados no entran aquí, claro. Si nos mojamos por dentro, si se nos han mojado los calcetines, la membrana sigue estando intermedia entre pie y exterior, así que no es relevante hablar de ‘velocidad de secado’ en caso de haber calado los acolchados y estamos en un día lluvioso, frío, húmedo o sin sol. Sentido común, vaya.

Suela

Si no acabáis de creer lo de la zapatilla híbrida, la suela quizá “os convierta”. Sus dos colores distingue el objetivo de cada zona de la suela:

La parte negra está inspirada de su modelo de trailrunning Agility Peak Flex, aunque con un taco distinto, la distribución es muy parecida. En la zona central busca ser operativa cuando queramos correr, con tacos separados y que se inserten en el terreno, mientras que los de la zona exterior (que rodean a estos tacos centrales) son mucho más grandes y ofrecen la estabilidad de una zapatilla de trekking → la parte de color naranja de nuestra suela.

Esta parte naranja Merrell MQM Flex es la que nos hace sentir las zapatillas rígidas cuando nos ponemos a correr e intentamos coger velocidad. Es la parte más dura y la que proporciona estabilidad en la parte central, en el arco de nuestro pie.

Al caminar ya podemos notarlo y cuando empezamos a correr sentiremos como si nos frenara un poco el impulso de nuestro pie. Ésta es una característica que debemos considerar a la hora de elegir las MQM Flex, ¿qué objetivo buscamos?. Que correr con ellas requiera un esfuerzo mayor de nuestro pie no es un punto negativo, es una característica de la suela: es mixta, para caminar y trotar, con una dureza bastante grande que nos dará mucha estabilidad caminando y a la vez mucha protección en la planta del pie. Podemos correr sobre piedras irregulares y angulares, que no nos haremos daño (y nos permitirá, aunque entre en contradicción con la parte de la rigidez, correr más ;) ).

Donde mejores sensaciones hemos tenido con el agarre de la suela en comparación con otros diseños de trailrunning puro ha sido en subidas con piedra grande. Los tacos perimetrales son anchos y nos ofrecen bastante superficie de apoyo, si el pie se gira en seguida encontramos base y empuje, estabilizándonos.

Si trotamos por pista o queremos correr en una cuesta arriba sentiremos esa parte de “me están frenando”, pero sin embargo en terreno con piedra mediana suelta donde normalmente sufrimos en las plantas de los pies, es donde hay que aprovechar a correr porque no nos clavaremos nada.

No encontraremos mucho impulso si pasamos por zonas embarradas pero tampoco son especialmente resbaladizas. Lo positivo precisamente es que son muy contundentes y el talón tiende a llegar primero, hundiéndose y frenando un poco para luego estabilizar desde la zona central. Es decir, no tiene un taqueado pensando para correr cuesta abajo en zona embarrada, pero si lo que hacemos es bajar caminando muy rápido, sí tendremos buenas sensaciones.

Durabilidad

Su característica de zapatillas para patear la montaña le dan propiedades de gran durabilidad, sobretodo a la suela. Las Merrell MQM Flex llevan en la suela goma de tipo M-select Grip+, la versión más duradera propia de la marca. Es un compuesto duro y resistente para muchos, muchos kilómetros. Además la forma y disposición de los tacos hacen que no sean propensos a romperse o levantarse aunque las metamos en zonas técnicas. El desgaste será lento y se producirá por fricción con el terreno pero no por rotura.

La malla del upper es agujereada y podríamos engancharla en alguna rama, pero la verdad es que es de un tejido fuerte que será difícil romper (a nosotros no nos ha pasado). Además, tiene bastantes zonas reforzadas con TPU (poliuretano termoplástico) que protege las zonas más expuestas a roces (los laterales).

Vemos un posible punto de desgaste al uso en la zona del talón, donde acaba el estabilizador/refuerzo interior. Al tener un material tan duro dentro, el propio roce de este material con los tejidos que lo envuelven podría hacer desgastar esa zona de acolchados antes de que el resto de la zapatilla se vea minada. Pero vamos, que si es por el uso, estará bien desgastado :p ​

Conclusiones

Merrell intenta ofrecer siempre algo diferenciador. Se nota su origen montañero puro y que conoce de las nuevas formas que la gente está descubriendo para disfrutarla. Hay cada vez más gente que se anima a recorrer caminos y que no le apetece ir con botas gruesas y rígidas. Es normal que la gente ligera, de poco peso o no especialmente fuerte se vea muy lastrada con el calzado de montaña pero no sienta protección con zapatillas de trailrunning si lo que quiere es caminar sin correr, caminar al ritmo más rápido que le permita su estado físico o, incluso, caminar y correr de vez en cuando en bajadas o zonas más sencillas (o cuando has quedado en que volverías a la hora de comer y se te ha echado el tiempo encima porque hace un día maravilloso… xD)

Con las Merrell MQM Flex quieren que puedas optar a todo esto, a que disfrutes de la naturaleza sin preocuparte de lo que llevas en los pies (pero cuidado con el horario :p).

Como hemos ido repitiendo a lo largo de la review, son unas zapatillas híbridas que combinan lo mejor del Fast-Hiking (caminar muy rápido por la montaña) y el trailrunning (correr por la montaña).

Si sólo quieres caminar tendrás unas zapatillas MUY cómodas, con gran estabilidad y una suela y mediasuela acorde a una buena zapatilla de senderismo. Si sólo quieres correr, tendrás unas zapatillas con un upper acorde y maleable pero con una base muy dura para coger ritmos rápidos sin que el pie se sienta forzado y tú, a la vez, frenado. Son por tanto ideales para el CA-CO más ágil. Ideales para gente que empieza a correr por montaña y no sabe cómo será su evolución, para gente que corre a ritmos lentos y le preocupa más sentirse protegido en la planta del pie (y lanzarse en una cuesta abajo sin temor a sufrir alguna punzada por una piedra o saliente) que no poder correr en una cuesta arriba porque la zapatilla sea dura para puntear.

En terrenos irregulares sentiremos cómo nos corrigen la pisada gracias a la dureza y forma de la zona del arco del pie y a los tacos perimetrales que sobresalen del perfil, que nos irá dirigiendo un poco al hacer el apoyo en el suelo. Aunque leído parece que hablamos de cosas intangibles, os animamos a probar esa sensación.

Si estás acostumbrado a usar zapatillas para correr, pero necesitas algo más rígido y protegido para salidas más tranquilas o largas puedes sentir el pie un poco ‘encajonado’ con un calzado de senderismo puro, la idea que con las Merrell MQM Flex puedas sentirte más libre y más cómodo sin dejar de tener esa protección de “calzado resistente y duradero”.

Además, si buscas un calzado impermeable para las salidas de invierno en días lluviosos o con terreno mojado, en la versión Gore-Tex Invisible FIT saldrás beneficiado por la nueva forma de introducir la membrana (siendo Merrell marca pionera en incorporarla a sus zapatillas), disfrutando de mayor transpirabilidad y mucha más ligereza de lo estándar.



PROS:

1. Polivalencia de uso ¿te apetece caminar rápido o un trote disfrutón?

2. Ligereza teniendo en cuenta la membrana Gore-Tex y su protección senderista

3. Estabilidad: corrección de la pisada sobre todo si la usamos para Fast-Hiking

4. Amortiguación y protección respecto al terreno irregular



CONTRAS:

1. Aún con Hyperlock, con pie estrecho, sientes movimiento dentro de la zapatilla si el terreno es irregular.

2. No hay bolsillo o cinta para sujetar cordón sobrante (y son muy largos si no usamos el doble agujero del tobillo)



NICE TO HAVE:

1. Sería un punto positivo si añadiera reflectantes.

PUNTUACIONES

  • Adherencia bajadas en tierra7.0
  • Adherencia bajadas en tierra7.0
  • Adherencia en roca7.0
  • Adherencia en roca7.0
  • Adherencia en roca mojada6.0
  • Adherencia en roca mojada6.0
  • Adherencia subidas en tierra6.0
  • Adherencia subidas en tierra6.0
  • Altura de la caña7.0
  • Altura de la caña7.0
  • Amortiguación delantera8.0
  • Amortiguación delantera8.0
  • Amortiguación trasera10.0
  • Amortiguación trasera10.0
  • Asfalto6.0
  • Asfalto6.0
  • Costuras10.0
  • Costuras10.0
  • Durabilidad10.0
  • Durabilidad10.0
  • Estabilidad9.0
  • Estabilidad9.0
  • Fit8.0
  • Fit8.0
  • Flexibilidad5.0
  • Flexibilidad5.0
  • Impermeabilidad9.0
  • Impermeabilidad9.0
  • Pista7.0
  • Pista7.0
  • Protecciones8.0
  • Protecciones8.0
  • Reflectantes0.0
  • Reflectantes0.0
  • Sistema de fijación / Cordones / Agujeros7.0
  • Sistema de fijación / Cordones / Agujeros7.0
  • Torsión lateral2.0
  • Torsión lateral2.0
  • Trail7.0
  • Trail7.0
  • Trail Extrem7.0
  • Trail Extrem7.0
  • Transpirabilidad7.0
  • Transpirabilidad7.0

Comparar con

MQM Flex Gore-Tex - Merrell

Vs

buscar