¿Cómo desarrolló Kilian Jornet las Salomon S-Lab Sense?

¿Dónde empieza la historia de las Salomon S-Lab Sense?

Para entender la historia de las S-Lab Sense, tenemos que remontarnos hasta 2010. Kilian Jornet esta disputando, por primera vez, una de las carreras más míticas de estados unidos, la Western States (100 millas). Todos los medios dan como favoritos a Anton Kupricka y Killian Jornet, aunque hay grandes nombres en esa edición. De hecho, es la primera vez que el americano se enfrenta al español.

Kilian Jornet tiene 22 años y ya ha demostrado ser uno de los grandes Trail Runners del momento. Aun así, la carrera esta fuera de su zona de confort, muy rápida, muy "a la americana" y con un recorrido entre cañones que sube la temperatura a más de 40º. Condiciones totalmente adversas a las que Jornet esta acostumbrado en su día a día.

Kilian Jornet, el cual ya era corredor del equipo Salomon, decide apostar por unas S-Lab Wings, una camiseta sin manga  ajustada y una mallas ajustadas (muy cortas), incluso lo vemos con unos compresivos en los gemelos y con una camiseta de manga larga colgada en la cintura en los primeros kilómetros. Lo que no vemos, a diferencia de sus perseguidores, es ninguna botella o sistema de hidratación encima.

Esa Western States fue recordada como una de las más duras para él debido a una deshidratación que lo dejó fuera de combate en los últimos kilómetros, aun así consigue terminar la carrera tercero.

1º Geoff Roes (15:07:04), 2º Anton Kupricka (15:13:52) y 3º Kilian Jornet (16:04:50)

Las necesidades de Kilian Jornet para la Western States:

A partir de allí, Kilian Jornet tiene un objetivo: ¡Ganar Western States! Para ello necesita el material adecuado para hacerlo y decide hablar con la gente de Salomon. Para poder ganar una carrera con esas características, necesita un material mucho más ligero, más fresco y más rápido para correr una carrera relativamente “plana” (seguramente una de las más rápidas del planeta).

No solo las zapatillas se adataron a ese correr más “a la americana” (más rápido y menos técnico) y con unas condiciones climáticas muy duras si no que se pensó en esa carrera de pies hasta la cabeza. Es por ello que la marca francesa se puso manos a la obra para diseñar y fabricar un conjunto completo apto para las altas temperaturas de la Wester States.

Como podéis ver en el vídeo, los pantalones son de un tejido muy fino, con una especie de cinturón para llevar algo de material o algo de hidratación, además, recubierto interiormente con un material que nos recuerda mucho al tejido actual que usa la marca para fabricar sus camisetas. También fue la primera vez que vimos a Kilian Jornet con unas “muñequeras” para llevar el agua en la mano, muy al estilo americano.

La camiseta también era muy ligera (obviamente pensando en la obsesión de Kilian con el peso), de tirantes y con un material muy transpirable.

Las primeras zapatillas de competición "puras" de Salomon:

Vamos a uno de los puntos clave de la historia… 2010 Kilian Jornet sufre mucho calor, sobre todo en los pies, los cuales le produce diferentes molestias durante las 100 millas de la Western States. Es por eso que, a partir de allí, Salomon decide crear un modelo que permita a Jornet ganar una carrera de esas características.

En 2010 empiezan aparecer los primeros prototipos de las S-Lab Sense:

El primero es una modificación de las S-Lab Wings pero reduciendo el chasis y mucho de su cuerpo para que sean más ligeras. Aun así, siguen siendo muy parecidas en la suela, la horma y la mediasuela (esta con menos perfil y con un drop que, a simple vista parece muy bajo). El upper sí que es totalmente nuevo, mucho más minimalista y con mayor porcentaje de mesh para ganar en ligereza y frescura.

El segundo prototipo podríamos decir que se asemeja mucho más a lo que termino siendo las S-Lab Sense. Ya introducen una suela y mediasuela prácticamente igual, quizá con algún taco menos, pero con la misma distribución y prominencia de los tacos.  La estética ya empieza a parecerse mucho a las que ahora mismo conocemos como S-Lab Sense, aunque Kilian Jornet aun ve que son unas zapatillas demasiado pesadas para él.

Tercer prototipo, las Salomon RX S-Lab 1, unas zapatillas que siguen con la misma suela y mediasuela, parece que serán los definitivos, pero que siguen trabajando en el upper, más ligero y más transpirable según las directrices de Kilian Jornet.

Primera versión de las Salomon S-Lab Sense después de muchos prototipos, y más que no tenían en el stand, para llegar a una de las zapatillas más emblemáticas de la saga S-Lab. Unas zapatillas qué mostraban una suela partida en dos (caucho en la zona del talón y del antepié). Sus números marcaron un antes y un después en la marca francesa ya que estaban en 200 euros y 200g, además, la propia marca decía que duraban tan solo 200km ¡un euro el kilómetro! Una vez tenemos el modelo definitivo, se le da a Kilian Jornet para ponerlas al límite, y él es lo que hace… las destroza de arriba a bajo en todo tipo de terrenos. Pero…. Gana la Western States en 2011 con una de estas S-Lab Sense ¡Objetivo cumplido!

1º Kilian Jornet (15:34:24), 2º Mike Wolfe (15:38:29) y 3º Nick Clark (15:50:23)

Salomon S-Lab Sense

¿Cómo sigue la evolución de las Salomon S-Lab Sense?

Salomon S-Lab Sense 2: Una versión que se vio muy poco en el mercado, paso casi sin darnos cuenta, pero que ya introducía una suela completa para ganar en durabilidad. Además, tal y como podéis ver en las imágenes, también añade el Os Tendon para dar algo más de estructura y protección a la zona de los metatarsos y algún retoque en la zona del upper.

Salomon S-Lab Sense 3: Esta versión fue, seguramente, donde empezó la historia de las Sense de manera más “mediática” ya que se vieron mucho en los pies de los corredores. Unas zapatillas algo menos radicales, más amables en la mediasuela y con unos acabados muy limpios en el upper (termo pegados). 

Salomon S-Lab Sense 3 Ultra

Salomon S-Lab Sense 4: Otra de las versiones que se vio más bien poco. Con un upper mejorado, más amable en la zona de flexión y algo más integrado (sobre todo en los termo pegados del SensiFit). Por otro lado, la suela cambia un poco su diseño, desaparece el Os Tendon y aparece la tecnología Profeel Film entre la suela y la mediasuela.

Salomon S-Lab Sense 4 Ultra

Salomon S-Lab Sense 5: Pocos cambios en esta versión 5, siguiendo con la misma suela y mediasuela y mejorando el upper, aun más… más minimalista, más fresco.

Salomon S-Lab Sense 5 Ultra

Salomon S-Lab Sense 6: Llegamos al modelo que pudimos probar en 2017 – 2018 con bastantes modificaciones sobre la versión anterior. La mediasuela se vuelve algo más blanda, para abrir un poco el abanico de corredores que podrían llevar estas Sense. La suela, por primera vez, cubre la totalidad de la zapatilla, ya no hay cortes en medio de la suela, cosa que incrementa mucho la durabilidad, uno de los puntos problemáticos de la saga Sense. Además, el diseño de los tacos es distinto a las versiones anteriores y se prescinde de los tacos de la mitad de la zapatilla.

Salomon S-Lab Sense 6

Salomon S-Lab Sense 7: El modelo actual ha vuelto un poco a los orígenes, al radicalismo de unas zapatillas pensadas para competir, para los pocos elegidos que tengan las cualidades para llevarlas. Estas S-Lab Sense 7 presentan una horma mucho más afilada, un peso bastante más reducido (bajan unos 20g respecto a la versión 6) y presentan un upper totalmente nuevo (ME:sh hidrofóbico).

Salomon S-Lab Sense 7

Una carrera… una derrota y un corredor con ansias de ganar… esto es lo que necesito Kilian Jornet y Salomon para crear unas de las zapatillas de competición más emblemáticas del Trail Running actual. No sólo eso… si no que con estas S-Lab Sense Kilian Jornet ha ganado infinidad de carreras más, en múltiples distancias, condiciones y terrenos.

Él quizá no es consciente de lo que ha dejado a su paso… pero realmente creo la primera zapatilla 100% competición de la marca francesa. Además de buen corredor, parece que no se le da mal diseñar buenas zapatillas. 

 

buscar