Under Armour Storm Run Tight

Under Armour Storm Run Tight
Under Armour Storm Run Tight
Under Armour Storm Run Tight
Under Armour Storm Run Tight
Under Armour Storm Run Tight
Under Armour Storm Run Tight
Under Armour Storm Run Tight
Under Armour Storm Run Tight
Under Armour Storm Run Tight
Under Armour Storm Run Tight

DATOS TÉCNICOS

  • Talla US M
  • Peso (gramos) 202
  • P.V.P 0,00 €

Introducción

La marca americana Under Armour es ya una de las clásicas dentro de nuestro país. Parece que haya estado con nosotros desde el inicio de los tiempos, pero curiosamente lleva muy poquitos años implantada aquí, incluso es una marca muy joven en su país de origen. Esta sensación de marca consagrada se la ha ganado a pulso con la calidad de sus productos.

El probar algún producto de esta marca es siempre una buena oportunidad para disfrutar, y esta vez teníamos la suerte de testar las mallas largas Under Armour Storm Run Tight. Como podéis comprobar, este modelo corresponde a la serie "Storm" de Under Armour, una serie de productos con tratamiento repelente al agua DWR (Durable Water Repellent).


Primeras sensaciones y descripción

La verdad es que cuando las vimos por primera vez no nos impresionaron demasiado, y es que son unas típicas mallas, de color negro, muy sobrias y sin apenas motivos decorativos. Tan solo un reflectante en la parte inferior y la palabra "RUN" con el logo de la marca dan colorido al sobrio negro. Me llamó la atención la inscripción de la palabra "RUN", simple pero llena de significado. De hecho (llamadme simple) cuando la veo escrita en la parte de mi gemelo me da ciertos ánimos para seguir corriendo.

Y por fin llegó la hora de ponernos manos a la obra de verdad con las mallas. La primera sensación una vez puestas es la de una gran comodidad, y es que el tejido interior de la malla es como de terciopelo.

Fit

Su composición, 88% poliéster y 12% elastano ya delata que van a ser muy elásticas, y efectivamente, una vez puestas se confirma la sospecha: son muy elásticas, y en los cuatro sentidos. Podemos subir la pierna a lo máximo que demos que la malla no va a poner resistencia. Con tanta elasticidad no cabe decir que van a quedar súper fijadas a nuestro cuerpo, pero sin oprimir.

A partir de la rodilla hacia abajo la composición de la malla cambia, pasando a ser 87% de nylon y 13% de elastano. Aquí el tacto es mucho más plástico, proporcionado por el nylon, un material más resistente pero con un tacto más artificial. Al poseer también una buena parte de elastano, la malla en esta parte sigue siendo muy elástica.

Esta parte diferenciada, en la parte inferior, está pensada para intentar ser más duradera, contra posible rozaduras de nuestras propias zapatillas, nuestras propias piernas y/o de las ramas que nos podamos encontrar en nuestro Trail.

Las amplias y planas costuras también están dispuestas para que no molesten, cosa que ya hemos podido comprobar en las primeras salidas. Tanto en la zona delantera como en la zona donde se unen las dos piernas, las costuras no molestan en absoluto.

Si la Storm Run Tight es de diseño sobrio, el cordino que lleva en la cintura es todo lo contrario: contundente, de color verde fluorescente, acabado con unos plásticos (para que no se deshilache) con la omnipresente palabra "RUN". La verdad es que el cordino está casi de más, pues la Under Armour cuenta con una goma en la cintura bastante ancha y que, ya de por sí, ajusta muy bien a la cintura.

Transpirabilidad e impermeabilidad

Pero sin duda la característica estrella de esta prenda es el acabado Storm de Under Armour, repelente al agua. Como esto es una cosa que nunca nos acabamos de creer, lo primero que hicimos fue meter la prenda de bajo del grifo. Cuando la prenda es nueva los resultados son realmente espectaculares: el agua resbala por la superficie, puedes incluso ir jugando con las gotas de agua llevándolas de un lugar para otro porque no van a mojar la prenda. Conforme la vamos usando más y la prenda se va lavando, el tratamiento pierde un poco: el grueso del agua sigue resbalando pero ahora se quedan unas minúsculas gotas adheridas al tejido. En ambos casos, de cualquier forma, si dejamos la prenda bajo el grifo se acaba mojando, y es que os recordamos que se trata de un tratamiento repelente al agua y no impermeable.

En carrera aprovechamos los días de lluvia para salir a probar el tratamiento Storm. El resultado fue muy gratificante, y es que la Under Armour Storm Run Tight es capaz de mantenernos secos durante un largo periodo de tiempo. Lógicamente dependerá de la intensidad de la lluvia, pero para una lluvia normal podemos estar secos por lo menos durante una hora. El rozamiento y hecho de ir flexionando la prenda harán que poco a poco se vaya impregnando de agua.

Otra de las circunstancias en las que el tratamiento funciona realmente bien es al pasar las mallas por hierbas o plantas mojadas: con unas mallas normales a la primera de cambio estaríamos empapados, pero eso no ocurre con las Storm Run Tight, que hacen resbalar al agua y evitan que se adhiera al tejido y se acaben mojando.

El tratamiento repelente al agua (Storm) no impide, por lo menos a simple vista, la evacuación del sudor, que es relativamente buena. Hay que tener en cuenta que estas mallas pertenecen a la colección, o a la categoría, ColdGear de Under Armour. Es esta una categoría destinada a productos de invierno y que tienen una capacidad térmica elevada. Concretamente el modelo que hemos probado, sin ser para fríos extremos, tiene una buena capacidad térmica. Su capacidad térmica hace que, si el día no es muy frío, nos haga sudar más de la cuenta. Hemos podido probarla en mañanas frescas (entre 5 a 10 grados) con bastante humedad y quizás sea su temperatura perfecta, incluso un poco más baja también iría bien. Hay que recordar que la casa americana aconseja el uso de sus productos ColdGear por debajo de los 13 grados.

Aprovechando algunas salidas a más temperatura, donde si sudamos más, probamos el sistema anti bacteriano y anti olores de Under Armour, dejando la prenda sin lavar durante 4 días. El resultado, también en esta ocasión, fue satisfactorio y la prenda no desprendía ningún olor especialmente desagradable. Esta misma prueba la realizamos ya con más kilómetros encima y más lavados y el resultado fue el mismo.

Bolsillos y extras

La Storm Run Tight tan solo tiene un pequeño bolsillo, en la parte superior posterior, cerrado por una cremallera, que por cierto corre súper bien, donde su carro se queda fijo, sin moverse. El bolsillo es largo pero poco profundo, por lo que no cabrán los Smartphone grandes, aunque si llaves y un gel.
Un gran reflectante delante y otro en la parte trasera garantizan que se nos vea en los 360º.

Resistencia y durabilidad

El detalle de la parte inferior de nylon da a esta prenda un plus de durabilidad. Cuando otras mallas ya habían tenido enganchones con plantas, con la consecuencia de algunos puntos salidos, incluso hilos colgando, estas Under Armour Storm Run Tight han aguantado bien, todo y que queda marcada alguna herida de guerra, pero sin ir a más.

Conclusión

La Under Armour Storm Run Tight es una malla de aspecto clásico bien pensada, adecuada para lo que fue diseñada, correr en días fríos y húmedos.
Es tan apta para competición como para entrenos, dada sus buenas prestaciones y durabilidad.
Lo que menos nos ha gustado es la parte de la cintura, con una goma demasiado ancha y un cordino un tanto aparatoso, en nuestra opinión, pero que no influye en el rendimiento, tan solo, y quizás para quien, en la comodidad.
Lo mejor es que es una malla que nos va ir a la perfección para la práctica del Trail Running, donde necesitamos protección contra los elementos en todos los sentidos (plantas y tiempo atmosférico).

PUNTUACIONES

  • Capacidad térmica9.0
  • Elasticidad7.0
  • Evacuación sudor6.0
  • Fit general8.0
  • Reflectantes7.0
  • Resistencia / Durabilidad8.0
  • Sistema atado / Goma6.0

Comparar con

Storm Run Tight - Under Armour

Vs

buscar