Ultimate Direction TO Race Vest 3.0

Ultimate Direction TO Race Vest 3.0
Ultimate Direction TO Race Vest 3.0
Ultimate Direction TO Race Vest 3.0
Ultimate Direction TO Race Vest 3.0
Ultimate Direction TO Race Vest 3.0
Ultimate Direction TO Race Vest 3.0
Ultimate Direction TO Race Vest 3.0
Ultimate Direction TO Race Vest 3.0
Ultimate Direction TO Race Vest 3.0
Ultimate Direction TO Race Vest 3.0
Ultimate Direction TO Race Vest 3.0
Ultimate Direction TO Race Vest 3.0

VÍDEO ANÁLISIS



Ultimate Direction TO Race Vest 3.0

DATOS TÉCNICOS

  • Talla US M
  • Peso (gramos) 235
  • P.V.P 99,99 €

Introducción

“Sistemas para transportar líquido”. Simplificando a la máxima expresión, podríamos decir que la anterior frase contiene el núcleo duro de la filosofía de Ultimate Direction, empresa americana que lleva 31 años diseñando y reinventando mochilas, chalecos, cinturones y portabidones de mano para abastecernos de agua mientras disfrutamos de lo nuestro, que es correr. No conformándose con ser pioneros en muchas cosas, siguen buscando maneras diferentes para abastecer las necesidades líquidas del corredor, utilizando para ello la experiencia de grandes atletas reconocidos a nivel mundial: quién no conoce a Peter Bakwin, Scott Jurek, Anthon Kupricka o Timothy Olson, ¿eh? Todo el know-how que brota de estas figuras conforman otro de los lemas de la marca americana: creado por atletas para atletas.
Dentro de la gama “Signature Series” nos presentan su pro model Ultimate Direction TO Race Vest 3.0, apadrinada por Tim Olson, corredor de ultra distancia además de “Mindful Mouintain”. Dentro de esta serie, la que hoy os traemos en TRAILRUNNINGReview es la más minimalista y con menor capacidad en comparación con sus hermanas, que también estamos analizando. Las expectativas creadas entorno a esta Ultimate Direction TO Race Vest 3.0 son altas y ya ansiamos descubrir hasta qué punto las ideas e innovaciones de un ultrarunner como Tim Olson se dejan notar una vez estemos ahí fuera corriendo. ¿Es un chaleco minimalista para uso exclusivo de la élite? ¿Nos puede servir al resto de los mortales? Todas éstas preguntas y las que se os puedan ocurrir, seguramente encontrarán respuesta en este análisis a fondo que le hemos hecho…

Primeras sensaciones y construcción

El Ultimate Direction TO Race Vest 3.0 te dice de inmediato lo que es: un chaleco de hidratación de lo más minimalista. La mayor parte de la zona trasera es de malla fina y traslúcida, con dos bolsillos superpuestos cerrados por cremalleras y situados en la zona inferior. Por delante, dos portabidones pectorales para dos “soft flasks” de 500 ml que nos vienen con el chaleco. Por debajo de ellos, dos bolsillos de malla extensible para guardar badanas, guantes, pañuelos, reserva energética o el móvil. Y por encima de éstos, dos bolsillos pequeños: el situado en la derecha es de rejilla y cierra con velcro; el situado a la izquierda lleva solapa, también cierra con velcro y además es hidrofóbico. Capacidad total de 5 L y un peso de 235 g en talla M, aunque si decidís adquirir una, recomendamos que os la probéis antes, incluso si ya sois asiduos a esta marca por que para esta nueva colección se ha retocado levemente el tallaje.
Una vez nos ponemos la Ultimate Direction TO Race Vest 3.0 vemos que ésta “reposa” cómodamente en el cuerpo ya que ligereza más diseño ergonómico hace que el ajuste sea muy confortable. Además permite buscar la sujeción idónea para los más quisquillosos, por que la unión de la zona delantera con la trasera se hace en los laterales a través de dos cintas ajustables en medida y las cintas pectorales, además de ajustarse, son regulables en altura en función de nuestras preferencias. Vaya, que si no se consigue el ajuste perfecto es por que somos unos “negaos”…La rejilla de la espalda se prolonga hasta la mitad de las cintas pectorales (justo antes de llegar a los dos bolsillos pequeños que están encima de los portabidones). Los “tirantes” en esta zona de los hombros son anchos, favoreciendo que el peso que llevemos delante esté bien contenido además de evitar que se nos “claven“ dichas cintas en el cuerpo, como ocurre en algunos modelos de chalecos de hidratación cuando los llevamos bien cargados.
Sí se nota claramente que el chaleco es quizá demasiado alto por detrás, tocando en exceso la parte trasera de nuestro cuello: veremos el nivel de molestias en carrera, si es que las hay… Este chaleco está impregnado en silicona de naylon 3D con una mano de poliuretano, creando un tejido resistente al agua, aumentando a su vez la resistencia de las costuras (y del conjunto) a los desgarros o roturas.

Sistemas de hidratación

Con la Ultimate Direction TO Race Vest 3.0 nos vienen dos bidones blandos de la casa Hydrapack, lo cual es todo un acierto para este chaleco en concreto que busca ocupar lo mínimo. La gran ventaja de los bidones blandos es que a medida que se van vaciando se comprimen, lo que provoca que no reboten al correr y que ocupen menos espacio. La boca amplia que tienen permite ser rellenados con suma facilidad además de poder introducir pastillas de sal (por ejemplo) sin tener que romperlas antes en pequeños trocitos o bien cualquier polvo o geles que gustemos usar… Presionándolo mientras mordemos levemente la boquilla nos podemos hidratar de inmediato, sin que sea necesario extraer el bidón del chaleco para su uso. Por otra parte, quitarlos o meterlos en los portabidones es tarea de niños: simplemente abrimos la tanca elástica de seguridad que cierra el bolsillo y listo. Como dato a añadir, los bidones pueden meterse en el lavavajillas y están libres de BPA y PVC.
En los bolsillos de la zona posterior, por tamaño, no podremos introducir bidones… (quizá alguno de 350 ml o menos, pero ésta no es su función).

Compartimentos y extras

Que el Ultimate Direction TO Race Vest 3.0 sea el hermano minimalista de la Signature Series no significa que solamente podamos llevar más que dos bidones blandos para hidratarnos… ¡ni mucho menos!
Veámoslo por zonas:

Zona trasera:
En la parte baja del chaleco tenemos dos bolsillos superpuestos de tamaños diferentes con cremallera y un tirador. En el más grande hemos metido una membrana bastante plegable, con lo que a partir de aquí nos hacemos una idea de lo que podemos alojar: guantes, manta térmica, pañuelos, manguitos, badanas, reserva energética y un largo etcétera. Además tenemos una pequeña cuerda para enganchar la llave del coche o casa, lo cual nunca está de más ya que podemos revolver, buscar o manipular el interior del bolsillo sin miedo a que la llave se nos caiga. Y resulta ideal, especialmente en chalecos cuyos bolsillos traseros son accesibles sin necesidad de quitárnoslo (por tanto, sin contacto visual), como ocurre con esta TO Race Vest 3.0.
Para el otro bolsillo -algo más pequeño- son válidas las mismas explicaciones acabadas de mencionar.

Zona frontal:
En las asas frontales tenemos los dos portabidones para alojar los botellines blandos. La altura a la que están situados nos ha parecido la correcta ya que hemos minimiza el rebote que puedan tener cuando van llenos, además de estar a una distancia que nos permite succionarlos sin necesidad de sacarlos, como ya explicamos. Destacamos que éstos se pueden convertir en auténticos bolsillos, ya que el cierre elástico que poseen hace que lo introducido no se escape.
Por debajo de los portabidones hay dos bolsillos de malla elástica que duplican su capacidad y que además son bastante profundos. En estos también caben a la perfección, sin rebote alguno, aquellos elementos que necesitemos más a mano, como móvil, energía en forma de barritas o geles, o bien protección como guantes o badanas.
Finalmente, por encima de los portabidones hay dos pequeños bolsillos: el de la derecha es de rejilla elástica y cierra con un pequeño velcro; lo hemos encontrado perfecto para algún gel, aunque eso irá a gustos. El situado a la izquierda lleva una pequeña solapa y está hecho de tela con repelencia al agua, con lo que su destino es alojar algún reproductor de música o llave de coche electrónica, aunque nosotros lo utilizamos para pastillas de sal (sin envoltorio), listas para introducir en los bidones. Lo que decidamos llevar en su interior estará protegido tanto del sudor que generemos como del agua exterior, aunque no eternamente…A pesar de tratarse de un chaleco de hidratación reducido a la mínima expresión, el Ultimate Direction TO Race Vest 3.0 es de lo más completito ya que incluso podemos transportar bastones. Van situados, verticalmente, en los laterales de la parte frontal (en paralelo a los bidones), y quedan sujetados a través de dos gomas elásticas que no tienen cierre, con lo que si los palos son muy estrechos deberemos pasarle doble vuelta para que queden bien fijados. A nosotros nos ha ido mejor colocarlos con la dragonera en la parte superior, ya que le hemos notado un punto de mayor comodidad que en caso contrario. Sobre su comportamiento en carrera los veremos en la siguiente sección. Como dato extremadamente positivo a tener en cuenta es que los podemos poner / sacar en carrera (o al menos, sin quitarnos el chaleco).
Tal y como vemos en las fotografías, pequeños reflectantes situados estratégicamente nos darán visibilidad en condiciones de poca luminosidad, pero solo en la parte frontal; en la trasera no tenemos. Y como curiosidad, las gomas elásticas para sujetar los bastones también son reflectantes.
El chaleco no lleva silbato: creemos que es un elemento a mejorar en futuras versiones, por que aunque en “principio” no sea un chaleco para largas distancias (al menos para la mayoría de los mortales), en verano y con previsión de buen clima podremos utilizarlo en carreras de distancias largas.

Comportamiento en carrera

Podríamos resumir esta sección diciendo que correr con el Ultimate Direction TO Race Vest 3.0 es una auténtica gozada. La estructura del chaleco hace que soporte muy bien el peso que llevamos en la zona frontal (bidones llenos y bastones), sin necesidad de compensar el peso en la zona posterior para evitar balanceos; solamente al vaciar los bolsillos posteriores de repente (por ejemplo, sacando la membrana y algunas barritas) hemos tenido que reajustar la sujeción a través de los tensores de las cinchas delanteras, acción que nos ha llevado 3 segundos. Por el resto, con los bidones llenos “notaremos” el peso pero nunca un rebote molesto; la estructura y el ajuste hace que queden bien ceñidos al pecho y que acompañen nuestro movimiento al correr sin oponer resistencia. Lo mismo sucede con los bastones: su acople es sencillo pero bastante bueno y en nuestro caso particular no hemos sentido grandes molestias al bracear, aunque es probable que muchos necesiten un pequeño periodo de adaptación para correr cómodamente con los bastones tan cerca de los antebrazos. No obstante y como mejora a aplicar en futuras ediciones, recomendaríamos que las gomas elásticas que los sujetan llevasen una pequeña pinza para manipular su cierre, evitando de esta manera lo que ocurre cuando llevamos un buen rato corriendo sin parar o en bajadas rápidas, que es que los bastones se van deslizando hacia abajo con la consiguiente recolocación cada determinado tiempo.
Como hemos dicho podemos acceder a todos los bolsillos sin necesidad de quitarnos el chaleco, lo que se merece un excelente en este apartado. Lo único que se nos ha resistido es volver a meter la membrana en el bolsillo posterior, pero por el resto no hemos apreciado ningún inconveniente: sacar o meter guantes, badanas, barritas, geles o lo que fuera es del todo factible sin tener que dislocarnos el hombro ni recurrir a contorsiones extrañas.
Otro excelente se merece la transpirabilidad de la malla posterior y que llega hasta la mitad de las cintas delanteras. El tejido que la constituye es transpirable en extremo pero conjugando una resistencia admirable, además de repeler el sudor. ¿Qué más se puede pedir? Además los bordes de esta malla van remachados con un tela extremadamente suave al tacto, que no roza ni produce molestias en la piel aunque vaya empapada de sudor. Lo verificamos muy concretamente con la zona alta del chaleco que nos toca la parte posterior del cuello: los roces en esta parte son totalmente inexistentes. De hecho, hemos corrido sin camiseta (al más puro estilo de TO) para comprobar tales extremos y podemos afirmar que este chaleco hará las delicias de todos aquellos que gusten fardar de abdominales…Apuntamos que si el pequeño bolsillo situado por encima del bidón derecho va muy lleno -recordamos que es de rejilla elástica-, puede interferir y molestarnos en la acción se succionar del soft flask (cuando no se extrae del chaleco). Al hacer el gesto de aproximarnos el bidón a la boca, el contenido del bolsillo queda a medio camino, molestando el hecho de hidratarnos cómodamente.
Ritmos altos en llano, bajadas técnicas rápidas o subidas prominentes donde debemos apoyar las manos en los cuádriceps, el comportamiento siempre es el mismo: de nota alta.
Cuando hablamos del silbato dijimos que “en principio” no era un chaleco de larga distancia (al menos para los corredores de este planeta). Y matizamos este detalle, puesto que nosotros corrimos con el TO Race Vest 3.0 en el Trail de Cap de Creus, finalmente de 39 km y 1.900 D+ ya que tuvo que recortarse por el fuerte viento. Estando en carrera donde nos surtiremos de avituallamientos, en temporada de primavera o verano y conociendo de antemano la previsión metereológica, este chaleco nos permitirá correr distancias entre 60-80 km sin problema alguno ya que podremos llevar con nosotros alguna membrana o cortavientos y reserva energética más que suficiente. Por contra, si lo utilizamos en entrenamientos, la distancia a recorrer irá en función de los puntos para abastecernos de comida y agua.

Impermeabilidad

Como ya apuntamos la Ultimate Direction TO Race Vest 3.0 está impregnada en silicona de naylon 3D con una mano de poliuretano, que crea un tejido resistente al agua: esto lo hemos notado especialmente en toda la malla puesto que ciertamente no es amiga de atrapar ni la humedad ni el líquido. Incluso donde más se nota es en el pequeño bolsillo colocado encima del portabidón izquierdo, donde la solapa y el tratamiento hidrofóbico permiten que la entrada de agua o sudor se retrasase considerablemente. Siempre hablando en términos de repelencia al agua, no de impermeabilidad pura y absoluta.
El resto del chaleco, especialmente las mallas elásticas de los bolsillos delanteros y posteriores, tenderán a empaparse con mayor rapidez, de manera que si queremos conservar seco algo que llevemos en el interior recurriremos al truco de la abuela: bolsitas de plástico.

Resistencia y durabilidad

El comportamiento de la Ultimate Direction TO Race Vest 3.0 en este apartado nos ha sorprendido gratamente. Hemos podido ver que su resistencia es elevada, especialmente la malla posterior que a pesar de estar micro perforada, aguanta y confiere forma al esqueleto de este gran chaleco. Después de todos los kilómetros que nos ha acompañado, sigue prácticamente intacta y entera como el primer día. No vemos ningún deshilachado o roce alguno y la sujeción inicial (después de cinco lavados a mano) continua de la misma manera, típico de un producto de calidad.
No obstante, lo que podría dañarse son los bolsillo delanteros (situados por debajo de los bidones), ya que alguna rama despiadada o los envases de plástico duro acabados en punta de algunos geles, podrían llegar a hacer algún que otro estropicio.

Conclusiones

El ideólogo de este Ultimate Direction TO Race Vest 3.0 es ultrafondista y minimalista, y ello se deja ver y palpar en su diseño y creación. Este chaleco de hidratación lo tiene todo para correr sin detenernos y sin quitárnoslo en ningún momento, ya que accedemos al contenido de todos sus bolsillos sin casi esfuerzo, y de ello no muchos chalecos pueden presumir. Ideal para correr con temperaturas altas ya que su gran transpirabilidad, comodidad y suavidad harán que nos olvidemos de él. Si bien prima conceptos como la ligereza y el minimalismo, el número de bolsillos así como la posibilidad de portear bastones nos amplían considerablemente las opciones para llevarlo como compañero de viaje. Es difícil recomendar la distancia ideal para correr con él, ya que entran en juego factores muy variados como la época del año, si la salida es por alta montaña o a nivel de mar, el número de avituallamientos, horas en carrera, etc…No obstante, la consideramos muy buena opción para distancias en competición de hasta 60-70 km con buenas condiciones. En los entrenamientos la distancia irá en función de los lugares en que podremos recargar bidones.
El TO Race Vest 3.0 te ofrece –sin lugar a dudas- mucho más de lo que a primera vista te pueda parecer.

PROS
+ Accesibilidad a todos los bolsillos sin quitarnos el chaleco.
+ La malla aúna transpirabilidad y resistencia con una calidad altísima.
+ Ligereza y adaptabilidad al contorno.
+ Diseño atractivo.

CONTRAS
- Las gomas que sujetan los bastones podrían ajustarse con un cierre.
- No lleva pito ni reflectantes traseros.
- Los bastones en el chaleco, aunque no limitan el braceo, pueden llegar a molestar.

PUNTUACIONES

  • Bolsillos exteriores9.0
  • Capacidad5.0 litros
  • Compartimentos interiores9.0
  • Comportamiento en carrera9.0
  • Fit cintas9.0
  • Fit cuerpo10.0
  • Hidratación interna9.0
  • Impermeabilidad4.0
  • Portabidones9.0
  • Reflectantes3.0
  • Resistencia / Durabilidad9.0

Comparar con

TO Race Vest 3.0 - Ultimate Direction

Vs

buscar