Thorlos Outdoor Athlete

Thorlos Outdoor Athlete
Thorlos Outdoor Athlete
Thorlos Outdoor Athlete
Thorlos Outdoor Athlete
Thorlos Outdoor Athlete
Thorlos Outdoor Athlete

VÍDEO ANÁLISIS


Thorlos Outdoor Athlete

DATOS TÉCNICOS

  • Talla US 5 5.5 6 6.5 10.5 11 11.5
  • Peso (gramos) 24 24 24 24 29 29 29
  • P.V.P 18,95 €

Introducción

Thorlos nació en los años 80’s en Carolina del Norte (Estados Unidos) y se enorgullece de que toda su producción se fabrica en el país. Se apenan de lo difícil que es encontrar un producto fabricado 100% en EEUU y una de sus armas de venta es precisamente ésta “Made in America - The Last American Sock Brand”. Preguntan directamente al potencial cliente ¿sabes dónde están fabricados los calcetines que llevas hoy?

Incluso organizan tours turísticos a su fábrica (con outlet incluido) donde te enseñan lo mejor de la "artesanía" estadounidense. ¿No os parece de película? 

Es la primera vez que probamos material de Thorlos, pero teniendo en cuenta que se dedica exclusivamente a fabricar calcetines entendemos que deben hacerlo bastante bien. Su misión (literal de su web) es ser los mejores del mundo en protección para tus pies y encima, destacan que como sus calcetines son muy duraderos te harán ahorrar tiempo (¡porque no tendrás que emplearlo en comprar otros!) y dinero.

Tienen colecciones para muchísimos deportes y de todas las alturas (tobilleros, medios, hasta la rodilla, de compresión…) pero en este caso vamos a probar su nuevo modelo Thorlos Outdoor Athlete, unos calcetines unisex diseñados para cualquier tipo de deporte al aire libre al que se le quiera dar un uso intenso, con zonas propensas al roce protegidas y de corta altura.

El caso es que tras leer la historia de Thorlos y su visión de negocio, estamos deseando ponernos los Thorlos Outdoor Athlete en los pies ¿serán realmente tan buenos como promulgan? ¿notaremos algo distinto frente a otro calcetín de buena calidad? Veamos...


Descripción y primeras sensaciones

Lo primero que pensamos al coger el modelo Thorlos Outdoor Athlete es que tenía pinta de buen calcetín. Al tocarlo nos dio impresión de robustez y calidez. Llama la atención lo gruesos que son para la poca altura que tienen.  Lo habitual es que los calcetines de verano sean cortos (para no dar sensación de calor, para que la marca del sol esté un poco escondida, etc.) y que en invierno suban un poco más en altura. Sin embargo éstos son cortos y tienen pinta de invernales.

Nos los ponemos en los pies y nos viene a la cabeza un adjetivo = tiernos... ¡Sí! ¡Los Thorlos Outdoor Athlete son unos calcetines tiernos! Como leéis. Algunas zapatillas de andar por casa son más duras e incómodas que estos calcetines ¡nos han parecido comodidad absoluta! Es como llevar amortiguamiento de serie, jajaja. Lo que nos sorprende es que clasifican los Thorlos Outdoor Athlete como amortiguación suave…¿cómo serán sus modelos con amortiguación mayor?

Volviendo al tema longitud: es muy positivo que aunque son cortitos, tienen fuerza y flexibilidad suficiente para agarrarse al tobillo sin que se formen huecos entre calcetín y hueso. Es decir, el calcetín está en contacto con la piel en todo momento, por lo que será difícil que entren arena o piedras al interior aun siendo bajos.



Está compuesto por:

* 72% THORWICK® COOL (conjunto de fibras cuyo objetivo es reducir la retención de humedad)

* 22% Nylon

* 5% Elástico

* 1% Polyester



Al darles la vuelta para ver el interior observamos el rizo de las partes acolchadas (sobre todo puntera y talón) y nos recuerda a una toalla de baño. Normal que parezcan acolchados, imaginad la sensación de ponerse de pie en una toalla de rizo, cómo parece que el pie se hunde en ellos.

Ah, y son iguales para los dos pies, los Thorlos Outdoor Athlete no diferencian pie derecho de pie izquierdo.

Sensaciones en carrera

Sinceramente, cuando te los pones los sientes tan suaves y cómodos que en ningún momento pensamos que en carrera fuéramos a tener problemas. Y no nos defraudaron.

Nos damos cuenta de que son la puntera y el talón los que tienen un extra de amortiguación y dan esa sensación de comodidad al andar, mientras que el resto del calcetín (empeine, puente del pie y “cuello” del calcetín) no es tan grueso como aparenta el conjunto cuando los coges por primera vez en la mano.

Te dan sensación de seguridad al abrazar completamente el pie sin oprimirlo. Sus fibras son elásticas, no sientes rigidez, no tienen gomas que provoquen molestias ni marcas en el tobillo por la presión... Incluso tras muchas horas con ellos puestos, no tienes sensación de que te estén cortando la circulación por el tobillo (con otros, acabas con marcas en la piel).


La sensación de amortiguación nos resultó muy placentera pero luego, una vez dentro de las zapatillas hemos tenido distintas impresiones:

 - Con zapatillas de perfil bajo nos dimos cuenta de que perdíamos un poco de tacto respecto al suelo. Teníamos una sensación distinta respecto a mismas zapatillas con otros calcetines. Si eres de los que llevas zapatillas minimalistas o con poco perfil, quizá sientas que pierdes algo de sensibilidad al terreno. Deberás valorar su uso en estos casos.

 - Con zapatillas muy estrechas o en las que tenemos una talla ajustada (donde el pie ya está ligeramente oprimido de por sí o los dedos te quedan cerca de la punta), ese grosor desde la zona media del pie y en el talón provocaba que la zapatilla nos apretara más. Si se soluciona aflojando los cordones, perfecto, pero si la zapatilla te queda justa, seguramente no sea la mejor elección porque aún falta empezar a correr y el pie se hinche un poco aumentando la sensación de presión.

 - Por contra, con zapatillas que te den margen para apretar los cordones, con puntera ancha o que sientas que te compraste un poco holgadas, te vendrán de maravilla para rellenar esos huecos y sentir el pie abrazado.



En cualquier caso, el tema de comodidad y sensación dentro de la zapatilla (por ejemplo, si una vez dentro se te mueve el pie) también va a depender de la talla que elijas. Es interesante contar nuestro caso concreto, pues hemos probado la talla 36-38 cuando nosotros tenemos un 38,5. Esto significa que cuando los tuvimos en la mano (sí, en la mano :p) pensamos: “nos van a hacer daño en los dedos; nos van a apretar; me rozará la zapatilla en el talón si no llega el refuerzo a la altura que debe...”. Y aunque desde luego nos quedan lo justo, podemos ir con ellos perfectamente sin esas sensaciones.

Esto evidencia la flexibilidad y elasticidad de sus fibras, que llevando la talla ajustada no ha provocado presiones incómodas ni opresión en los dedos. Ojo, no nos sobra ni un milímetro, pero estamos a gusto.

Transpirabilidad y termicidad

Como decíamos al inicio, la primera impresión es que son gruesos y mullidos y por tanto que se trata de un calcetín para el frío, sin embargo su baja altura hace pensar que serían más útiles en con tiempo caluroso. ¿Cuándo lo usamos entonces? Pues cuando queramos… ;) Y ¿por qué? por su 72 % de lo que han registrado bajo el nombre de “THOR-WICK® COOL”, un conjunto de fibras de cuatro conductos cuyo objetivo es reducir la retención de la humedad. El resultado es un hilo suave, parecido al algodón (debe ser con lo que consiguen que sean tan cómodos) y, según ellos mismos indican: “proporciona una excelente protección contra las ampollas y la humedad durante las actividades de alta transpiración y en climas cálidos”... esto significa que no son necesariamente para usar cuando hace frío ¡también con calor! (ahora su corta altura tiene más sentido)

En nuestra opinión, es cierto que tienen buena transpiración y pueden usarse con temperaturas calurosas, pero no quita que no tengamos sensación de que dan calor. Es decir, si son los calcetines con los que más a gusto estamos, ¡usémoslos! Sobretodo en competición o cuando necesitemos sentirnos seguros con el calcetín. Pero si hace calor y vamos a rodar no muy largo, seguramente nos apetezca más ponernos unos calcetines más finos.

Por otro lado, está el tema de acuático. Si vais a meter los pies en agua, tampoco son los mejores calcetines porque absorberán mucha agua y vais a cargar con un peso extra que otros calcetines menos acolchados no cogerían. Es el precio que hay que pagar por esa sensación de tener el pie dentro de un algodón. 

Resistencia y durabilidad

La propia marca nos avisaba de que los calcetines Thorlos están pensados para que te duren mucho tiempo y no tengas que invertir en nuevos calcetines cada pocos meses. Si a esto le sumas que los Thorlos Outdoor Athlete son un modelo para uso deportivo intenso, acabamos con un producto altamente duradero en comparación con otros del mismo tipo.

Además de la calidad de sus fibras, su grosor es un extra positivo de cara a la durabilidad, porque es más complicado aún que se rompan fácilmente por las zonas más expuestas al roce y al desgaste (dedo gordo y talón).

Tras varios lavados se mantiene la sensación de comodidad y, aunque nunca sea como el día que estrenas, siguen estando muy suaves y no se han “acartonado” como otros calcetines de deporte. Nos sorprende que en las recomendaciones de lavado nos invita a usar suavizante líquido para “lubricar y prolongar la vida útil de las fibras”, cuando normalmente para otras prendas deportivas se pide que los evites precisamente para el mismo objetivo (el uso de suavizante en algunos tejidos suele hacer que pierdan algunas de sus propiedades).

También recomienda no lavar en seco y no planchar (por si acaso alguno se plancha los calcetines…)

Si aún tenéis dudas sobre la seguridad que tiene Thorlos en sus calcetines, que sepáis que su lema es que si no consiguen que tus pies se sientan mejor, te devuelven el dinero… ¿cuántas marcas te devuelven el dinero si tus pies “no se sienten mejor” al usar sus calcetines?

Conclusión

Aunque la marca no es nueva, sí es la primera vez que probamos unos calcetines suyos y hemos descubierto un calcetín muy cómodo, de buena calidad y que predecimos de larga vida útil.

Sin duda lo mejor es esa sensación al meter el pie y sentir que el calcetín te abraza y te proporciona una amortiguación pegada al pie. Es suave, mullido, elástico… “ternura en los pies” :p



¿Cuándo usarlo?

 - Siempre que queramos (frío/calor) mientras nuestro calzado no nos oprima de por sí, para su grosor no añada más presión al pie cuando éste se hinche al empezar a correr.

 - Cuando tengamos previsión de estar varias horas con las zapatillas puestas, porque tendremos sensación de comodidad y nos protegerá de roces con zonas más rígidas de las zapatillas.

 - Cuando tengamos los pies cansados de días anteriores y queramos añadir una pequeña sensación extra de amortiguación al pie.



Y ¿cuándo no serían nuestra elección?

 - No los usaríamos si nos gusta el minimalismo y tener mucha sensación al terreno, ya que veremos mermada esta sensación en la zona media del pie y en el talón.  

 - No los usaríamos si vamos a tener que cruzar ríos o nos va a llover mucho, porque si se empapan, retendrán mucha cantidad de agua (transpiran bien, que es distinto a no absorber agua si los metemos en agua)

 - Si queremos llevar toda la antepierna cubierta entre calcetín + pernera; las perneras no suelen llegar al tobillo y al correr se nos abriría un hueco dejando un trocito pequeño de piel al descubierto.



¿Qué talla elegir?

Una talla de los Thorlos Outdoor Athlete abarcan varios números de pie y la elección de cuál comprar (como en tantas cosas) dependerá de tus experiencias anteriores. Con la nuestra, creemos que si te pasas por lo alto, se pueden producir arrugas en el dedo meñique que te lleven a roces y ampollas y, si te pasas por lo bajo, serán las sensaciones de opresión, de tirantez, de que se rompan antes... Si estás en el límite de 2 tallas distintas, sopesa en función de experiencias anteriores con otros calcetines para decidir el número. Lo que sí podemos decir es que los Thorlos Outdoor Athlete son lo suficientemente flexibles y elásticos como para que si eliges una talla inferior, no los sientas demasiado tirantes y acabes por ir cómodo con ellos. La duda es si se romperán antes por la parte del dedo gordo que si los hubiéramos elegido más grandes… pero si habéis sufrido de ampollas cuando os han quedado un poco largos, mejor que se rompan antes a que no podáis usarlos para tiradas largas.



PROS:

1. Comodidad y sensación extra de amortiguación

2. Elasticidad

3. Durabilidad

4. Grosor en las zonas que más roces sufren



CONTRAS:

1. Retención de agua si se mojan

2. Outdoor Athlete no dispone de otras alturas (si te gustan los calcetines más altos habría que probar otro modelo alternativo)

PUNTUACIONES

  • Confortabilidad10.0
  • Capacidad térmica8.0
  • Transpirabilidad7.0
  • Ajuste calcetín / zapatilla9.0
  • Comportamiento general en carrera9.0
  • Resistencia / Durabilidad9.0

Comparar con

Outdoor Athlete - Thorlos

Vs

buscar