Silva Trail Runner 3 Ultra

Silva Trail Runner 3 Ultra
Silva Trail Runner 3 Ultra
Silva Trail Runner 3 Ultra
Silva Trail Runner 3 Ultra
Silva Trail Runner 3 Ultra
Silva Trail Runner 3 Ultra
Silva Trail Runner 3 Ultra
Silva Trail Runner 3 Ultra
Silva Trail Runner 3 Ultra
Silva Trail Runner 3 Ultra

VÍDEO ANÁLISIS


Silva Trail Runner 3 Ultra

DATOS TÉCNICOS

  • Talla US Universal
  • Peso (gramos) 224
  • P.V.P 112,00 €

Introducción y descripción

Sin hacer mucho ruido, y pasito y pasito, la casa sueca Silva, todo y ser una gran marca fuera de nuestras fronteras, se va convirtiendo en una de las casas más importantes de frontales para Trail Running.


El Silva Trail Runner 3 Ultra supone el más completo de los tres modelos dentro de la gama Trail Runner 3:

- Silva Trail Runner 3: baterías de pilas AAA

- Silva Trail Runner 3 X: baterías recargables

- Silva Trail Runner 3 Ultra: baterías de pilas AAA y baterías recargables, además de una pequeña luz trasera roja.


Sin ser el modelo con más potencia o más duradero, probablemente el Silva Trail Runner 3, y como máximo exponente la versión Ultra, es el frontal que intenta cubrir a la gran mayoría de corredores de montaña.

Construcción

Una de las cosas que más gusta de la casa Silva es su simplicidad, su sencillez.

Si hablamos de frontales Silva tenemos que hablar de una lámpara delantera, normalmente de mínima expresión. Este Silva Trail Runner 3 Ultra cuenta con doble led delante y… nada más.

De aquí sale un cable, que va cogido a la cinta, hasta la petaca trasera, donde llevamos a bien 3 pilas AAA o la batería recargable.


Todo muy sencillo, muy simple:

- La lámpara se saca y pone en la cinta por unos agujeros. Un mecanismo para tontos. ¡Incluso yo supe hacerlo!.

- La batería, recargable va literalmente envuelta en la cinta. También bastante intuitivo, aunque aquí ya tuve que darle un poco a la materia gris.

- La batería a pilas va encajada en la cinta, como la lámpara delantera.

- Desde cualquiera de las dos baterías sale un cablecito que se une con el de la lámpara.


La cinta que aguanta tanto a lámpara como a cualquiera de las dos baterías lleva unas bandas de silicona para que no resbale en nuestra sudada cabeza. Lógicamente también es ajustable en la parte trasera.

A destacar que todo el Silva Trail Runner 3 cumple con la normativa IPX5: protección contra agua a presión, o sea que no le va a pasar nada si lo llevamos bajo la lluvia, aunque no se puede sumergir.

Fit y funcionamiento

Bueno, y llega la hora de calzárselo, en la cabeza claro. Personalmente nos gusta llevar los frontales bien sujetos, apretados. En este sentido lo primero a destacar es la cinta, que es ancha, elástica y de tanto muy agradable.

De entrada notaremos un poco la pieza de la lámpara delantera en nuestra frente, aunque nos iremos acostumbrando a ella. Si llevamos la batería también en la cinta deciros que, la batería recargable no se nota en absoluto, aunque la batería a pilas si que volveremos a notarla. Atención que decimos “notar”, sin pasar de ahí, sin llegar ni mucho menos a molestar.

La lámpara de leds es orientable, simplemente basta con inclinarla con nuestra mano. Ojo que si llevamos mucho rato con el frontal encendido puede llegar a estar caliente. Eso sí, la luz que sale no tiene “zoom”, o sea solo podemos jugar con su inclinación, pero hacerla más ancho o concentrarla en el centro.


A parte del diseño, los suecos deben ser famosos por su sencillez y es que el Silva Trail Runner 3 Ultra tiene un solo botón, que cambia el modo con solo pulsarlo:

- Encendido a tope

- Encendido a medias

- Parpadeo

- Apagado


Desde el apagado, con un solo clic en el botón, ya iremos a la máxima potencia. A destacar que  el botón es accesible y fácil de localizar intuitivamente, incluso con guantes y en la plena oscuridad, ¿o es que pensabais utilizar el frontal con sol?

En carrera

¿Sabéis? Me encanta salir a correr cuando el sol se pone, es mi hora favorita del día. Especialmente cuando se acaba de poner. Esta preferencia hace que, muchas de las veces, tenga que volver de noche a casa.

Un buen frontal no sería un buen frontal sin una buena luz, y este Silva Trail Runner 3 Ultra la tiene. Sus 250 lumens de potencia quizás no parezcan muchos, hoy en día, pero os aseguro que son más que suficientes para la inmensa mayoría de salidas.

En este sentido la luz que Silva ha diseñado, la “Intelligent Light”, está muy bien pensada: potente en el centro, para poder llegar lejos, pero amplia también en los lados, para tener un amplio campo de visión. Olvidaos del “efecto túnel” de otros frontales, con la “Intelligent Light” la luz se concentra en un amplio punto central, pero se va difuminado progresivamente hacia los lados, que también quedan iluminados, ampliando así nuestro campo de visión.  

El alcance de la luz puede rondar los 150 metros. Para muchas salidas, seguramente la mayoría, es más que suficiente, pero si vais a hacer salidas de orientación, o adentraros en zonas peligrosas donde no hay camino marcado y necesitéis reconocer el entorno en la oscuridad, echareis de menos más potencia.


El uso es extremadamente sencillo, incluso con guantes:

- Un click: se enciende el frontal dando los 250 lumens.

- Otro click: se enciende el frontal dando los 50 lumens. Con esta luz tendréis suficiente para seguir caminos muy marcados, caminos que no representen ningún peligro, o por ejemplo para las fuertes subidas, donde alumbramos muy cerca de nuestros pies. Pensad que con este modo podréis ahorrar batería.

- Otro click: vamos alternando entre máxima y mínima potencia.

- Click sostenido: se apaga el frontal.

- Estando apagado y con un click sostenido pondremos la lámpara en modo intermitente.


Si os lo apretáis bien el Silva Trail Runner 3 Ultra quedara perfectamente sujeto a vuestra cabeza. Ningún rebote detectado. Todo y que la batería recargable es más ligera, la de pilas queda más enganchada a la cabeza, con una sensación de más estabilidad.

Deciros que llevándolo bien ajustado, pasada la hora y media de carrera empezaremos a notar el frontal en la frente y la batería (solo la de pilas) detrás. En estas ocasiones es cuando tenéis que utilizar el cable alargador proporcionado, poner la batería en la mochila o cinturón, y aflojar la cinta a gusto. La mejora es considerable.

Accesorios

La versión Ultra de este Silva Trail Runner 3 es la que viene con todos los accesorios, que además podemos definir como los justos, necesarios y super útiles:

- Batería a pilas 3 x AAA: con esta batería el frontal pesa 154 gramos.

- Batería recargable: con esta batería el frontal pesa 121 gramos.

- Cable alargador, para poder llevar cualquier de las dos baterías en la mochila o en el cinturón.

- Pequeña luz trasera roja de quita y pon, que se engancha a la cinta cuando queramos.


Vemos positivo que el frontal venga dividido en varias partes, ya que podemos comprar otra batería, dejar en casa la luz trasera o, por ejemplo, cambiar la lámara delantera si fallase.

Autonomía

La autonomía de este Silva Trail Runner 3 Ultra viene dividida en dos partes, según la batería que estemos utilizando:

- Batería recargable 1.8Ah LiPo: según la casa sueca Silva, con la batería recargable del Silva Trail Runner 3 Ultra dura, en condiciones favorables, 6 horas dando la máxima potencia (250 lumens) y 18 horas en la mínima potencia (50 lumens).
A la práctica el frontal tiene un desgaste que hace una curva perfecta. Si vamos a tope nos dará luz decente más o menos un par de horas. De las dos a las cinco horas baja mucho, pero aún se puede ver, aunque cada vez peor. Después de las cinco horas aprox. se hace difícil correr.
Si vamos jugando con las potencias, podemos estirarlo hasta las tres horas muy bien, y de tres a unas siete horas y media más o menos aceptable, luego ya se fastidia el tema.  

- Batería a pilas: según la casa sueca Silva, con la batería recargable del Silva Trail Runner 3 Ultra dura, en condiciones favorables, 30 horas dando la máxima potencia (250 lumens) y 90 horas en la mínima potencia (50 lumens).
Con pilas la curva de desgaste en más lineal. Si vamos a tope nos dará luz decente más o menos unas 4 horas horas. De las cuatro a las siete horas baja mucho, pero aún se puede ver, aunque cada vez peor. Después de las siete horas aprox. se hace difícil correr.
Si vamos jugando con las potencias, podemos estirarlo hasta las tres horas muy bien, y de tres a unas siete horas y media más o menos aceptable, luego ya se fastidia el tema.
Deciros que siempre mejor compraros las mejores pilas que encontréis en sitios de confianza. En el Paqui de turno o similar mejor no comprar, hay muchas falsificaciones.


Si cualquier cosa, si vais a pasar una noche aconsejamos llevar dos baterías, o dos juegos de pilas. Si la noche es de invierno, o sea larga, mejor llevar tres juegos.

El tiempo de carga de la batería recargable es de unas tres horas o un poco más, completamente descargada, mediante un cable mini USB proporcionado. La propia batería tiene un led de colores que indica cuando está cargada.

Conclusiones

Como os decía no es el frontal con más lumens, más caro ni con más autonomía de la casa sueca Silva, pero seguramente la gama Trail Runner 3 sea la que cubra las necesidades de la mayoría de los corredores de montaña.


Dos cosas que nos han encantado:

- Que incorpore de serie los dos tipos de batería, con el cable alargador para llevarlas en la mochila.

- El tipo de luz que hace: lo suficiente focalizada al centro para ver lejos, y lo suficientemente ancha para tener contexto y evitar el efecto túnel.


Hemos encontrado a este Silva Trail Runner 3 Ultra un aliado perfecto para entrenos diarios y, porque no, para competiciones. Eso sí, seguramente si somos de los queramos hacer pódium quizás mejor optar por otro frontal, algo más potente. Para el resto de los mortales, este Silva Trail Runner 3 Ultra es 100% recomendable.


PROS

- Sencillez de uso

- Fiabilidad

- Complementos en esta versión Ultra

- Tipo de luz (Intelligent Light)

- Buena autonomía


CONTRAS

- El sistema de fijación de la lámpara delantera rompe la cinta y a la larga puede ser un problema

- En algunas ocasiones y depende del corredor, el tipo de luz puede iluminar la nariz y ser un poco molesto.

- En salidas muy largas (más de hora media o dos horas), y si lo llevamos bien apretado,  tanto la lámpara como la batería pueden llegar a molestar. Aconsejamos llevar la batería en mochila o cinturón en estos casos, que es para cuando está pensado el alargador del cable.

Grafica de iluminación vs tiempo

PUNTUACIONES

  • Ajuste8.0
  • Batería recargableSi
  • Cinta desmontableSi
  • Comodidad7.0
  • Facilidad de uso10.0
  • Lúmens (fabricante)250.0 lúmens
  • Niveles de potencia2.0
  • Niveles zoom2.0
  • Número de leds2.0 leds
  • Número de pilas3.0
  • Orientación verticalSi
  • Petaca cinturónSi
  • Petaca delanteNo
  • Petaca detrásSi
  • Tiempo uso máximo fabricante6.0 horas

Comparar con

Trail Runner 3 Ultra - Silva

Vs

buscar