RIBELLE RUN

SCARPA

DATOS TÉCNICOS

  • Peso 280 g
  • Precio 149,00 €
  • Drop 4 mm
  • Peso corredor Ligero
  • Tipo terreno Polivalente
  • Uso Media distancia

GALERÍA


CONCLUSIONES

Pros & Contras

PROS

1. Polivalencia: Siendo un calzado técnico de primer nivel, da mucho más.

2. Upper: Protecciones sin rigideces, que no penalizan a la comodidad.

3. Durabilidad: Buena calidad de los materiales.  


CONTRAS

1. Zona collarín: Falta un punto de mayor ajuste.

2. Algunos corredores echarán en falta algo más de estabilidad para correr seguros.

3. Transpirabilidad: Puede resultar justa para salidas largas en días calurosos.


POSIBLES MEJORAS

1. Bolsillo para guardar el excesivo sobrante de los cordones.

2. Idear un sistema que mejore el ajuste en el collarín de las zapatillas.

Conclusiones

"Agradable sorpresa para el trail running más auténtico"

La renovación del catálogo de Scarpa para trail running en los últimos años ha sido notable y para bien. Las Scarpa Ribelle Run son ya toda una referencia y representan a la perfección esta nueva horneada de zapatillas con muy buenas prestaciones para nuestro deporte.

Nos hemos encontrado con un calzado orientado al trail running técnico y alpino, en el que ha funcionado muy bien, conteniendo todas las prestaciones que caben esperar: buen agarre de la suela, upper bien protegido y amortiguación que evite molestias, pero manteniendo la percepción del terreno que se pisa. Gracias a estas buenas cualidades hemos podido correr seguros, con la precisión requerida en cada momento y con una comodidad mayor a la habitual en las zonas más técnicas. En este sentido el potencial de las Scarpa Ribelle Run, en manos (o, mejor dicho: en pies) de corredores fuertes y experimentados es altísimo. Desde luego que las zapatillas no van a suponer límite alguno para entrenos y competiciones de mayor corte técnico, sino todo lo contrario.

Debido al diseño de las Scarpa Ribelle Run, solamente debemos advertir que la estabilidad de las mismas puede resultar insuficiente para muchos corredores, si carecemos de pericia suficiente para movernos por zonas agrestes a cierta velocidad. En esos casos, también ayudaría que la sujeción en la zona del tobillo fuera mayor, pues debido al acabado del calcetín interior (flexible y con poca estructura) hace que hayamos apreciado esa carencia.

De todos modos, al margen de la contrastada solvencia en terrenos técnicos, queremos destacar que las Scarpa Ribelle Run han mostrado también ser una buena opción para un trail más convencional. La comodidad ofrecida a nuestros pies por un acabado interior impecable, junto a la media suela más blanda de lo habitual, nos ha permitido correr muchos kilómetros por zonas más pisadas (pistas, sendas bien marcadas y similares) con unas buenas sensaciones y una increíble dinámica en carrera, por lo que consideramos que también se puede apostar por ellas para competir en carreras de larga distancia en las que llevar un buen ritmo. Es reseñable la versatilidad mostrada, para definir las Scarpa Ribelle Run como un calzado técnico, pero muy bien elaborado y equilibrado, al que prácticamente todos podemos sacar un buen provecho.

¿Qué más podemos pedir? Pues que nos duren el máximo de kilómetros posible. También en cuanto a resistencia y durabilidad las Scarpa Ribelle Run merecen una buena valoración. Tanto la suela Presa como el TPU del upper, al igual que las sensaciones percibidas a lo largo de las pruebas, se han mantenido sin que hayamos apreciado pérdida alguna de las prestaciones de las zapatillas, algo que no es tan habitual en el calzado de perfil más técnico. Así que solamente nos queda felicitar al fabricante por la calidad de los materiales utilizados en su elaboración, al igual que por la evolución y desarrollo de la familia Scarpa en el trail.


REVIEW

Tipo de corredor

"Para intrépidos montañeros... y más"

Tipo de corredor

"Para intrépidos montañeros... y más"

Las Scarpa Ribelle Run están siendo una de las novedades que más expectativas ha levantado en los últimos meses en el trail running. Dentro del renovado catálogo de Scarpa, ocupan un lugar destacado, tratándose de unas zapatillas destinadas a las salidas más técnicas, buscando la velocidad en terrenos alpinos. Se puede apreciar dicha orientación si atendemos a su ligereza (280 gramos), un drop de 4mm, contando con unas buenas protecciones en el upper y unos tacos de 4mm bien espaciados.

Además, estas zapatillas están entre las preferidas de los atletas de Scarpa, con las que han logrado algunas hazañas muy destacables en el más puro estilo sky running (sí, nos quitamos el sombrero ante Manuel Merillas).

Cuando nos calzamos las Scarpa Ribelle Run sabemos ya todo lo dicho, esperando unas zapatillas ajustadas y algo rígidas, primando así la precisión a costa del confort para los pies del corredor. Pero no ha sido así, pues desde un primer momento nos han resultado francamente cómodas.

El pie se introduce en una especie de calcetín, pues los laterales elásticos de la lengüeta se extienden hasta debajo de la plantilla, quedando como una segunda capa respecto a la del upper, y solamente vamos a encontrar dos pequeños acolchados (a ambos lados del tobillo). La horma, que podemos considerar universal, permite suficiente espacio a los dedos, encajando también la parte del talón sin agobios. El ajuste y fijación de la zapatilla (que resulta notable) se logra en la zona del empeine, que puede resultar algo ajustado para según que tipos de pie, y más cuando tensamos bien de los cordones (que son de cable). En esta parte se ciñe el volumen interior de forma considerable.

Al correr con las Scarpa Ribelle Run mantenemos la comodidad descrita, debiendo apreciar la calidad de los acabados interiores, a la vez que notamos la buena fijación general de la zapatilla en el trote de carrera. Además, se nota su ligereza dándonos una respuesta magnífica, que nos invita a seguir corriendo e incluso a aumentar la velocidad. Esta buena dinámica nos lleva a entender que este modelo sea uno de los preferidos de los corredores de Scarpa.

Gracias a estas primeras buenas sensaciones pensamos que se podrá ampliar el público destinatario de estas zapatillas, pues a todos nos gusta tener un calzado que nos haga ser rápidos (cada uno dentro de sus posibilidades), sin renunciar a cierta comodidad, aunque uno no sea el tipo más veloz o con mayor pericia técnica.

Ahora bien, a lo largo de los kilómetros recorridos nos hemos ido percatando que la suela de las Scarpa Ribelle Run es más bien estrecha, con solo unos 6 cm en la parte central, cayendo la media suela de forma prácticamente recta. Esta falta de ángulo, sin abrirse más en la parte inferior, hace que la estabilidad del calzado nos haya resultado algo justa, especialmente en terreno irregular. La estructura descrita facilita la velocidad que muchos buscan, pero al reducir la superficie de contacto implica esa carencia de estabilidad que hemos apreciado, pudiendo ser un problema (atención a las torceduras de tobillo) para los corredores más inexpertos y también los de mayor peso.

En cuanto al acabado en la parte superior, el collarín de las zapatillas es del todo flexible, sin acolchados, sobresaliendo un poco el calcetín interior. La suave elasticidad de esta parte nos facilita la introducción del pie en la zapatilla, pero debemos advertir que penaliza la sujeción del tobillo por falta de rigidez o estructura. Si bien las sensaciones son agradables, como veremos en el apartado dedicado a las pruebas en terreno técnico, la contrapartida ha sido la carencia de una óptima sujeción en la parte superior de las zapatillas, perdiendo estabilidad y seguridad, lo cual no será de agrado para los corredores menos experimentados, y en terrenos más comprometidos.

Distancia

"Prácticamente la que tú decidas"

Distancia

"Prácticamente la que tú decidas"

Sin duda con las Scarpa Ribelle Run se puede correr muy rápido, a la vez que cómodo. Así que las distancias que podemos recorrer con ellas, en buena medida, van a depender del estado de forma de cada uno y la velocidad de la marcha.

Debemos aquí mencionar que el confort en carrera que hemos percibo también se debe a lo que llevamos debajo de la planta de los pies. La media suela nos eleva 20,5 mm (punta) y 24,5 mm (talón) del suelo, con una goma EVA de dos densidades diferentes, y un añadido donde se apoya el talón para ayudar a absorber el impacto de la pisada. Sin contar con una placa anti-rocas específica, el resultado ha sido que hemos notado una amortiguación más blanda de lo esperado, que se ha traducido en confort para poder incrementar los kilómetros de cada salida.

Eso sí, consideramos uno de los puntos fuertes de las Scarpa Ribelle Run que, con una amortiguación más blanda de lo habitual las zapatillas más técnicas, la dinámica en carrera ha sido muy buena. A su vez, esa combinación de la media suela nos ha protegido de lo que pisábamos, sin perder la sensibilidad sobre el terreno. Es decir, el fabricante ha logrado un difícil equilibrio entre comodidad y protección, frente a la reactividad al correr, así como la percepción del suelo que pisábamos, fuera del tipo que fuera. Tampoco podemos dejar de nombrar la plantilla que llevan las Scarpa Ribelle Run: Unas Ortholite que, siendo muy ligeras, aportan otros 4 mm de grosor a añadir a la suave amortiguación.

A lo largo de las pruebas realizadas, podemos decir que todo lo indicado nos ha ayudado a incrementar el número de kilómetros con facilidad, al igual que ir jugando con la velocidad deseada. Los 4 mm de drop, así como el diseño del rocker de las zapatillas, nos invitan a rodar más rápido… como deben ser unas buenas zapatillas de competición.

Entonces, hemos podido correr cómodos y con velocidad, pues las zapatillas casi nos empujan a ello, con una transición que permite un correr muy fluido. Pensando que nos íbamos a centrar en la corta-media distancia, en la que han funcionado de maravilla, nos hemos animado a añadir kilómetros y horas en nuestras pruebas, sin resentir en nuestros pies ninguna molestia o cansancio añadido.

Así que, las Scarpa Ribelle Run nos pueden servir para variadas distancias: Salidas cortas y explosivas en las que hemos puesto a prueba nuestra velocidad, e ideales también en maratón y salidas de 5-6 horas. A lo que añadimos las carreras más largas, especialmente para aquellos corredores ligeros y veloces que, por tanto, van a dedicar menos horas que la media del pelotón. Y cuando decimos largas nos referimos a ultras, sobre todo si tienen un perfil técnico, en el que estas zapatillas se han desenvuelto de maravilla.

Otro aspecto a mencionar es el upper de las Scarpa Ribelle Run. Como veremos en el siguiente apartado, tenemos unas magníficas protecciones y un rip-stop que, sin ser nada rígido, es más grueso que el tejido de muchas zapatillas. Eso está bien para transitar por zonas técnicas y agresivas, pero ha implicado un bajo nivel de transpirabilidad. Esa carencia de ventilación ha supuesto, en salidas de larga duración y cierto calor, una penalización al confort percibido. En días así, quizás reduciríamos las distancias recorridas.

Tipo de terreno

"Calzado técnico, a la vez que polivalente"

Tipo de terreno

"Calzado técnico, a la vez que polivalente"

La suela de las Scarpa Ribelle Run está elaborada con un caucho del propio fabricante, denominado Presa y que califica de supergum, compuesta por unos tacos de 4 mm, bien separados entre ellos. Los mismos se agrupan entre los destinados a la propulsión (laterales y punta), a la estabilidad (centro), y frenado (zona del talón). Como vemos, Scarpa se lo ha pensado bien al diseñar la suela.

Al igual que hemos dicho con la amortiguación, también nos sorprende el tacto blando de los tacos, en los que podemos apreciar un corte que los hace aún más flexibles. Por su prominencia parece un taqueado para suelos duros, pero su disposición y densidad nos recuerda más a las suelas para terrenos blandos. La mejor manera para salir de dudas es probar las Sarpa Ribelle Run en disparidad de terrenos.

Muchos se refieren a estas zapatillas como un calzado específico para terrenos técnicos y de alta montaña, donde encontramos piedra abrasiva, zonas kársticas con formaciones calizas. En este tipo de terrenos, habitualmente secos y muy irregulares e inestables, el agarre de las Scarpa Ribelle Run ha sido magnífico. Hemos podido incrementar la velocidad al máximo sin perder confianza y con unas sensaciones únicas, que solo se viven al correr por crestas de alta montaña.

Los tacos agarran de fábula, adaptándose a las superficies más irregulares, gracias también a la flexibilidad que les otorgan los cortes que hemos indicado. Todo eso se ha traducido en una sensación de seguridad al transitar por superficies que habitualmente resultan incómodas, pudiendo así disfrutar mucho en ellas. Sin duda las Scarpa Ribelle Run merecen la buena fama que tienen.

Al margen de las zonas más alpinas, en todo tipo de terrenos duros y compactos, las sensaciones han sido siempre muy satisfactorias. Al correr por senderos de tierra bien prensada, el resultado ha sido igual de sobresaliente, incluso en zonas húmedas o mojadas.

En terrenos blandos, como son los prados de hierba o tierra suelta, el resultado de nuestras pruebas también ha sido excelente, pues el grip mostrado ha sido en todo momento más que correcto, sin pérdida de tracción en el despegue de cada pisada, incluso en los momentos de mayor velocidad. El barro y la nieve que hemos podido pisar estos días tampoco han supuesto impedimento alguno, aunque los tacos no tienen la mordida de otras suelas específicas para estos terrenos (que suelen tener mayor prominencia), la evacuación de la suela ha sido eficiente, sin que perdiéramos el control de nuestras pisadas.

También debemos destacar la buena respuesta obtenida en zonas con pendiente pronunciada, tanto en subida como bajada. Al correr en modo kilómetro vertical, apoyando solamente con la zona delantera del pie, la puntera ha mostrado un agarre notable, soportando todo el peso del cuerpo sin perder tracción.

Dicho todo lo anterior, queda patente que la suela de las Scarpa Ribelle Run no solamente es óptima para las zonas más alpinas, sino que puede hacer gala de una polivalencia para todo tipo de superficies, difícil de encontrar en las zapatillas que suelen clasificarse de forma específica para zonas técnicas.  

Al margen de la suela, y volviendo a hablar de la sujeción de la zona del collarín, tenemos que hacer una mención al tránsito por zonas muy irregulares, en las que el apoyo del pie requiere de constantes giros y quiebros, así como al correr por laderas en las que hay que hacer una buena torsión para lograr mantenernos en pie.  Por este tipo de terreno, en el que no resulta fácil encontrar la superficie de apoyo, se ha echado de menos una mayor sujeción en la zona alta de las zapatillas, para correr más seguros y así poder ir lo más rápidos posibles, pues hemos percibido un ligero desplazamiento del pie en esta zona afectando a la estabilidad en carrera.

Aunque aquí también resulta clave la experiencia y técnica de cada corredor, una mayor sujeción en el tobillo siempre será una ayuda para todos. Que quede claro que la valoración global de la sujeción de las zapatillas es buena, pero hacemos esta mención pensando en que tenemos delante un calzado de primera para la competición en las zonas más técnicas.

En cuanto a los cordones, Fast Lacing System, debemos advertir que una vez tensados el sobrante de los mismos es considerable, y hemos tenido que pasarlos un mínimo de dos vueltas por la tira (lace keeper) situada en el empeine para su sujeción, como mejor manera para que no quedaran demasiado sueltos y rebotando en carrera. En terrenos fáciles y sin muchos obstáculos eso no ha sido problema, pero dejamos patente el peligro de que se enganchen con una rama o raíz si no ideamos una manera para que queden sujetos al cuerpo de las zapatillas.

Por último, también debemos hacer una valoración del upper de las Scarpa Ribelle Run, pues ha otorgado una eficiente protección a nuestros pies al correr por las zonas más técnicas, evitándonos los problemas por las piedras, raíces y demás obstáculos del terreno. Pese a no tener ningún elemento rígido, está cubierta con una película de TPU, un termoplástico flexible y resistente, configurando unas casillas rip-stop que evitarían un desgarro mayor en caso de producirse una rotura, que no será fácil.

Las protecciones en puntera y talón, mediante amplias capas de termosellados, así como la banda de EVA que rodea el talón (recordando el calzado de escalada), han aportado la protección suficiente para que en ningún momento, a lo largo de las pruebas por disparidad de terrenos, hayamos tenido percance alguno. Podemos concluir que, en cuanto a protección a la vez que comodidad, el upper de las zapatillas está muy bien logrado.

Durabilidad

"Hechas para durar y durar"

Durabilidad

"Hechas para durar y durar"

Sin duda la durabilidad de las Scarpa Ribelle Run ha sido la guinda del pastel, pues han mostrado una resistencia que consideramos superior al promedio de las zapatillas más técnicas, manteniendo en buen estado todos sus componentes, así como las buenas prestaciones percibidas por el corredor.

El contundente y eficiente upper que hemos descrito ha cumplido siempre con su cometido, protegiendo nuestros pies de los golpes y roces de elementos externos, sin que apreciemos siquiera magulladuras en las protecciones que han recibido los mayores impactos, ni corte alguno en las partes más vulnerables.

Mención especial merece la suela Presa de las Scarpa Ribelle Run. Es habitual que, en zapatillas técnicas, el paso de unos cuantos kilómetros por superficies abrasivas acabe pasando factura, especialmente en los tacos más blandos. Pues bien, nos ha sorprendido la resistencia de este caucho, pues prácticamente se mantiene inalterado, sin que se aprecie más que un ligero desgaste, pero ningún corte en los tacos, que siguen totalmente enteros y cumpliendo con su función, a la vez que mantienen la flexibilidad inicial.

No podemos más que valorar con cierto asombro la buena calidad de todos los componentes, y seguir corriendo con las Scarpa Ribelle Run, percibiendo su comodidad como el primer día.

COMPARADOR

Vs.

Autor: Sergio

TRAILRUNNINGReview