Scarpa Minima

Scarpa Minima
Scarpa Minima
Scarpa Minima
Scarpa Minima
Scarpa Minima
Scarpa Minima

VÍDEO ANÁLISIS


Scarpa Minima

DATOS TÉCNICOS

  • Talla US 10
  • Peso (gramos) 312
  • Mesh 96
  • Ancho metatarso(cm) 111
  • Ancho talón(cm) 80
  • Perfil talón(cm) 30
  • P.V.P 0,00 €

Introducción

Si hablamos de la casa Scarpa con cualquier montañero, seguro que conocerá, y quizás tenga en su armario, algún producto de los italianos. Si hablamos con cualquier corredor, será poco probable que conozca la marca, y menos aun el nombre de alguno de sus modelos dedicados al Trail Running.
Y es que Scarpa, lleva dedicadas siete décadas a la creación de calzado de montaña. Con su catálogo actual, podemos llegar a equipar nuestros pies para practicar hasta 16 deportes distintos. ¡16, y todos de montaña! Disponen de una larga lista de modelos de botas de travesía, de pies de gato, de botas de esquí… y de tres modelos para la práctica de esto que tanto nos gusta, correr. De los tres, vamos a testar las Minima, que como su nombre indica son las más ligeras, que no minimalistas.
Pero que tengan pocos modelos no significa que no hayan prestado atención en ellos. Esto es lo primero que nos viene a la cabeza al ver y coger sus zapatillas.
Así, como primera impresión, nos quedamos con: su combinación de colores (es personal, pero a nosotros nos gusta); la finura en el interior de la zapatilla, que es genial; la lengüeta, que es ligeramente acolchada y nos asegura comodidad; el upper, muy fino; y la suela de Vibram, que promete un buen entendimiento con los terrenos a pisar.
En la parte superior de la lengüeta, debajo del nombre de la casa, leemos: “NO PLACE TOO FAR”. Pondremos a prueba dicha afirmación, pues Scarpa recomienda sus zapatillas para carreras o salidas rápidas. Nuestro banco de pruebas será el Montseny, la Costa Brava, Collserola y Montserrat. Ya veis, variedad de terreno para estas zapatillas que prometen.

Primeras sensaciones

Al enfundar los pies dentro de las Minima, la finura que habíamos detectado con las manos se hace evidente. La ligereza de las zapatillas de Scarpa (su peso en talla 43 es de 290g), también se deja notar desde el primer momento.
Nos notamos cerca del suelo, y con un buen ajuste de cordones conseguiremos una perfecta sujeción del pie. La horma de las Minima es un poco ancha, y con los pies estrechos necesitaremos un buen apretón de cordones para conseguir que los dedos sean los únicos con espacio para moverse. Su parte del talón es baja, y notamos como nuestro pie se mueve con total libertad. Además, vemos claramente como la suela sobresale en los laterales de la parte delantera, ofreciendo una buena base que seguro notaremos al correr.

Mediasuela

La media suela es de eva de media densidad, muy vistosa debido al color amarillo conjuntado con los cordones. Ofrece una buena flexibilidad, podemos ver claramente como recupera su posición al doblarla con las manos. Cuando salimos a correr, esta recuperación se llega a notar, levemente, como una pequeña ayuda a la hora de despegar.
Con las zapatillas en plano, la distancia que separa el talón del suelo es de un centímetro, distancia que en la puntera no llega a los cinco.
La amortiguación de las Scarpa Minima es justa pero suficiente. La parte del talón, con el doble de grosor de mediasuela que en la puntera, se nota un poco más amortiguada. Ya hablaremos más adelante, pero la plantilla también influye en este aspecto.
En cualquiera de nuestras salidas realizadas hemos corrido cómodos y sin necesidad de mayor amortiguación, sobre casi todo tipo de terrenos. El único elemento que nos ha hecho pensar en la dureza de las Minima ha sido el asfalto, al correr a ritmos altos.
Debemos tener en cuenta que nuestro peso es de unos 65kg, y que nuestras salidas de más duración han sido de 2 horas y media.
Las medidas de aislamiento interior del pie respeto al suelo son de 12mm en el talón y de 6mm en la puntera, lo que nos ofrece un drop de 6. Dicha medida permite que notemos el suelo, que nos sintamos cercanos a él, pero a la vez quedamos lo suficientemente aislados para pisar sin reparo cualquier elemento del terreno, ya sean raíces, piedras…

Lengüeta

La lengüeta es una de las partes de las Scarpa Minima que nos ha enamorado, acercándose a lo que a nuestro gusto sería una lengüeta ideal. Es ancha, y cubre un poco más de lo que es la cordonera. Pero el detalle genial, es que en su parte central está ligeramente acolchada, justo para proteger perfectamente la zona de los cordones. Por mucho que nos atemos las zapatillas, nunca hemos llegado a notar ni una leve molestia en esta zona. En sus laterales, se une con la base del upper con una fina y elástica malla, que nos aporta finura en el interior de la zapatilla. De este modo, la única costura que toca a nuestros pies es la de la lengüeta en la parte frontal, que pasa del todo desapercibida.
La parte superior de la lengüeta se adapta perfectamente a nuestro empeine.

Sujeción

El sistema de cierre de las zapatillas es muy práctico y funcional. Descubrimos hasta que punto Scarpa ha cuidado los detalles para sus Minima. Y es que sus cordones son aparentemente planos, pero en realidad su forma es circular. Esto favorece a que se deslicen muy bien a través de los ojales de la cordonera, y es imposible que al tensarlos no trabajen completamente planos, por muchas vueltas que les demos. Estos ojales coinciden con la parte superior de las tiras termoselladas que agarran el upper a ambos lados. Al tensarlos, notamos como los laterales se ciñen a nuestros pies. El ajuste conseguido es realmente bueno. Lo único que cambiaríamos es la longitud de los cordones, pues para correr con la seguridad de no maldecir alguna que otra raíz pegada a nuestras lazadas, deberemos inventar la manera de correr con los cordones controlados y pegados a nuestras zapatillas.
Tanto la sujeción de nuestros pies en las Scarpa Minima, como la estabilidad respeto al terreno, han sido perfectas en cualquier situación, por forzada que fuera. En ningún momento se nos ha movido el pie, ni tan siquiera en los canteos más exigentes. Lo mismo ha pasado con las zapatillas y su respuesta a las pisadas laterales. Perfecto.
El upper también contribuye a la denominación de Minima para la zapatilla. Construido con una malla fina y elástica de base, con las protecciones en la puntera, talón y laterales, y las tiras de unión de la cordonera con la entresuela termoselladas. El conjunto es realmente fino, un 10 para los diseñadores de Scarpa.
La estructura del talón no es muy exagerada, pues es baja y no muy dura, y podemos llegar a doblarla con las manos. Scarpa ha conseguido, con la caña baja de las zapatillas y esta estructura de talón, dotar nuestros pies de una gran libertad, hecho que agradecemos al correr.
Un dato a tener en cuenta es que las Scarpa Minima son para corredores con pisada neutra.

Acabados

Como os vamos contando, no encontramos detalle en las zapatillas que Scarpa haya dejado al azar. Llegados a este punto, el de los acabados, nos damos cuenta que no podemos hablar mal de ningún detalle de las Minima.
Sus costuras son finas y pasan totalmente inadvertidas.
El acolchado en la parte del talón es justo pero eficiente, perfecto y en la justa medida para que coja el talón y nos notemos libres a la vez.
Las protecciones son justas, pero como todo, sabemos que no existen perfectas. En sus laterales son más finas que en la parte frontal o en el talón. Si corremos sobre terreno abrupto y tenemos la mala suerte de aterrizar con alguna piedra rozando algún lado de nuestro pie, echaremos en falta más protección. Pero por suerte, malas pisadas como las descritas no son muy normales en nuestras salidas, y por eso agradecemos la ligereza que proporciona estas protecciones justas. En la parte frontal, la suela sube y nos protege los dedos.
La plantilla es otro elemento de las Scarpa Minima que nos ha convencido. Con un grosor de unos cuatro milímetros y con dos densidades distintas, más duras en la punta que en el talón, donde los laterales suben descaradamente (como veis en la foto) y proporcionan una gran estabilidad en esta zona. No sabemos si disponen de algún que otro tratamiento anti bacteriano, pero os podemos asegurar que después de todas nuestras salidas no huelen mal.

Impermeabilidad / Transpirabilidad

Las Scarpa Minima no son impermeables. Al cruzar algún riachuelo hemos podido notar como el agua nos mojaba los pies sin ningún impedimento. Si nos fijamos en el upper, vemos como la malla que lo cubre está llena de agujeros, que no oponen ninguna resistencia al paso del agua. Una vez mojados, su secado va a ser muy rápido, debido a que la malla no es absorbente. La parte del talón, más acolchada, va a tardar un poco más en secarse, pero si después de mojarnos seguimos corriendo, nos olvidaremos de la humedad muy rápidamente.
Como habréis adivinado, la transpiración de las Minima es perfecta, pues con este upper tan aireado, nunca hemos llegado a notar aquella molesta sensación de aumento de temperatura en los pies. Por el contrario, debemos tener en cuenta que al correr en días realmente fríos con ellas, vamos a echar en falta un upper más denso, que nos aguante un poco la temperatura de los pies. Nosotros lo hemos podido comprobar corriendo en la nieve, y ya os podemos asegurar que en próximas salidas similares vamos a dar descanso a las Minima.

Suela

¡Qué ganas teníamos de llegar a este punto!
Y es que la suela es un gran atributo de estas Scarpa Minima. Los italianos han confiado en sus paisanos de Vibram para el diseño exclusivo de esta suela súper ligera, la Veloce. La diferencia del taqueado salta a la vista. En el interior, los tacos tienen una forma de estrella de cuatro puntas que, colocados sin orden aparente, proporcionan un agarre multidireccional. Los tacos perimetrales son más grandes y prominentes, y nos ofrecen más estabilidad.
La suela está construida con el compuesto Megagrip, que como su nombre indica proporciona un agarre perfecto, en seco y en mojado. En nuestras primeras pisadas sobre roca mojada, que es la superficie maldita de todas las suelas, no confiábamos mucho en su agarre, pero las Minima nos sorprendieron gratamente, y lo mejor, nos hicieron sentir seguros sobre esta superficie, tanto subiendo como bajando. Podemos deciros que la suela Veloce es de las que mejor nos ha funcionado sobre piedras húmedas, un 10 para Vibram, sí señor.
Su comportamiento sobre el resto de superficies es también muy bueno, con tan solo una excepción: el barro. Aun que los italianos nos cuentan que sus tacos están separados para que no se forme una capa de barro en la suela, la verdad es que esta aparecerá inevitablemente al pisar dicho elemento. Además, es difícil que la tierra pegada salte con nuestros pasos. En la foto podéis ver cómo llegamos a casa después de una de nuestras salidas, pisando barro, y corriendo el último kilómetro sobre asfalto. La pérdida de contacto/control con esta capa de barro en nuestros pies hará que en días húmedos optemos por correr con otras zapatillas.
La suela de las Minima es un poco dura, pero no es difícil de deformar. De este modo, al correr sobre terrenos abruptos, iremos cómodos sin necesidad de vigilar donde pisamos. Cabe recordar aquí nuestro peso, de 65kg, pues para corredores que pasen de 70kg la suela será insuficiente para aislarlos de este tipo de terrenos.

Durabilidad

La durabilidad es otro de los grandes puntos a favor de las Scarpa Minima. Al empezar el test, sin haber corrido ni dos pasos, hicimos una foto a lo que nos pareció la parte más débil de la zapatilla. Como podéis ver, creímos que el inicio de la suela, que nos protege la puntera, se iba a despegar en unas pocas salidas… Y acertamos. A día de hoy, después de correr y correr con ellas, se han despegado medio centímetro, como se aprecia en la segunda foto.
El resto de la zapatilla aguanta los kilómetros sin mostrar signos de fatiga, y tan solo delata su uso el desgaste progresivo (que no excesivo) de la suela.

Conclusiones

Como decíamos al empezar la review, las zapatillas de Scarpa no son precisamente las más conocidas del mercado, pero gracias a la oferta de productos tan buenos como las Minima, seguro que se harán un hueco en la lista de deseos de muchos corredores. Y es que nos han sorprendido muy pero que muy gratamente. Sus dos grandes atributos son su ligereza y el gran agarre que proporciona su suela Veloce, de Vibram. El único elemento a evitar será el barro.
Los italianos ofertan sus zapatillas para carreras rápidas o salidas no muy largas, y después de correr y correr con ellas no podemos estar más de acuerdo. Nos sentimos rápidos, cómodos y seguros. Debemos tener en cuenta su drop, de 6mm. Dependerá de cada uno, pero si estamos acostumbrados a correr con drops normales (o elevados, según se mire) de 10 o 12mm, hacer el cambio a la mitad quizás requiera cierto tiempo de adaptación. Además, la distancia que nos separa del suelo es justa, y esto hace de las Scarpa Minima unas buenas candidatas para corredores con un peso no muy superior a 70 quilos, con pisada neutra.
Terminaremos la review con los pros y contras de este gran producto de Scarpa, que nos ha convencido y del cual nos declaramos fans.

PROS:
Ligereza.
Transpirabilidad.
Agarre.
Durabilidad.
Comportamiento de la suela sobre roca mojada.
Lengüeta perfecta.

CONTRA:
Facilidad de formación de la capa de barro en la suela, y mala evacuación de la misma.

PUNTUACIONES

  • Adherencia bajadas en tierra9.0
  • Adherencia en roca10.0
  • Adherencia en roca mojada9.0
  • Adherencia subidas en tierra9.0
  • Altura de la caña9.0
  • Amortiguación delantera8.0
  • Amortiguación trasera8.0
  • Asfalto6.0
  • Costuras10.0
  • Durabilidad7.0
  • Estabilidad10.0
  • Fit8.0
  • Flexibilidad9.0
  • Impermeabilidad0.0
  • Pista7.0
  • Protecciones7.0
  • Reflectantes0.0
  • Sistema de fijación / Cordones / Agujeros9.0
  • Torsión lateral9.0
  • Trail9.0
  • Trail Extrem8.0
  • Transpirabilidad10.0

Comparar con

Minima - Scarpa

Vs

buscar