Salomon Windstopper Trail Tight

Salomon Windstopper Trail Tight
Salomon Windstopper Trail Tight
Salomon Windstopper Trail Tight
Salomon Windstopper Trail Tight
Salomon Windstopper Trail Tight
Salomon Windstopper Trail Tight
Salomon Windstopper Trail Tight
Salomon Windstopper Trail Tight
Salomon Windstopper Trail Tight
Salomon Windstopper Trail Tight
Salomon Windstopper Trail Tight
Salomon Windstopper Trail Tight
Salomon Windstopper Trail Tight
Salomon Windstopper Trail Tight

VÍDEO ANÁLISIS


Salomon Windstopper Trail Tight

DATOS TÉCNICOS

  • Talla US L
  • Peso (gramos) 255
  • P.V.P 110,00 €

Introducción

Nos propusimos para este invierno participar en una carrera sobre nieve (1ª hinvernal Beret-Montgarri), lo que se denomina “snowrunning”, básicamente un Trail sobre un manto blanco y unas temperaturas bastante más frescas de lo habitual. Vamos unas condiciones “poco habituales”.
Para ello decidimos buscar material apropiado para la ocasión, y para vestir en las piernas se nos ocurrió recurrir al fabricante Salomon, archiconocido por todos vosotros, y buceando entre su catálogo encontramos los Salomon Windstopper Trail Tight, unas mallas largas con membrana Gore Windstopper, diseñadas para las duras condiciones invernales.
Salomon es un fabricante que, más allá del Trail, tiene un catálogo enorme relacionado con los deportes de invierno, por lo que nos pareció interesante saber el resultado de aplicar ese conocimiento en unas “simples” mallas para correr por la montaña en condiciones adversas.

Primeras sensaciones y descripción

Cuando tocas las mallas por primera vez, resulta muy peculiares. Si pones una mano por delante y una detrás, tendrás sensaciones totalmente distintas. Un tacto más suave por detrás y un tacto “acartonado” por delante. Eso es debido al uso de la membrana Windstopper en la zona delantera para protegernos del viento. Aunque no son unas mallas impermeables, si que nos ofrecen un plus de protección con lluvia ligera. Si las miras detenidamente, la cintura se ve muy alta y uno se pregunta si será útil. Los acabados, como suele ser norma en la casa francesa, son muy buenos, dando la sensación de ser una prenda bien hecha.
Son muy fáciles de vestir, no tanto de ajustar. Es decir cuando te los pones por primera vez, se hace aún más patente la diferencia de tejido delantero y trasero. Sobre todo aquellos que no estéis acostumbrados al tacto “membrana” os sentiréis muy raros en la zona de los cuádriceps. La zona de la cintura al ser tan alta, hay que colocarla bien para que no haga arrugas. Las piernas son algo más largas que la media de otros fabricantes para la misma talla y tuvimos que darle una vuelta para que no se hiciera bolsa en los tobillos.

Fit

Estas Salomon Windstopper Trail Tight tiene 2 partes diferentes. La parte delantera, en 100% poliester y la cintura y aprte trasera en 79% poliamida y 21% elastan. A la práctica tenemos los tejidos de las zonas de los cuadriceps y parte baja delantera, que son las zonas con membrana windstopper, de un material muy rígido y sin elasticidad. Y el resto un tejido mucho más agradable y elástico.
Cuando te vistes el pantalón has de colocar bien la cintura, es muy alta y esta hecho así para dar un mayor protección y confort a la zona lumbar. En los días de frío hemos vestido con una primera capa metida por dentro del pantalón y ajusta perfecta, apenas molesta al correr ya que es muy elástica.
La goma de la cintura es extremadamente ancha y gruesa, estando muy bien acabada. El interior tiene un material para darle estructura pero es muy maleable y puedes ajustarla perfectamente sin dejar marcas ni oprimir. Se cierra con la clásica goma que cumple sus funciones.
Para ser unas mallas tienen un punto de holgura sobretodo en la zona de las rodillas. En primera instancia se nos hizo raro las bolsas que se hacían en la zonas de las rodillas, como si hubiera una holgura excesiva, pero cuando hemos estado consumiendo kilómetros con ellas, nos han parecido muy cómodas. Salomon ha encontrado un equilibrio muy bueno en estas mallas, una parte de protección de tacto rígido, y un tejido muy elástico que compensa la poca elasticidad de la membrana. Con estas mallas puedes moverte con facilidad, subir y bajar, que siempre quedan ajustadas y apenas limitan movimientos... siempre que vayas a velocidades razonables.
En el momento que aprietas el acelerador, empiezas a dar zancadas grandes o a trepar por una trialera con ganas y con velocidad, la rigidez de los tejidos con membrana limitan algunos movimientos y producen algunas tensiones. Nada grave, pero que conviene tenerlo en cuenta.
Con todas estas previas y algún entreno sobre nieve con temperaturas "suaves" nos presentamos en la carrera de snowrunning, un recorrido sin mucho desnivel, bastante rodadora, con algún tramo no muy técnico, pero sobre unas condiciones de -12ºC, que hacia que la cosa se complicase un poco. La realidad fue una carrera dura, sobre un terreno muy pisado y blando que obligo a mucho trabajo de cuadriceps y elevar rodillas. En carrera nos olvidamos de todas las experiencias anteriores, nuestra única preocupación era no tener frío, que es para lo que están diseñadas estas mallas. Y ahí cumplieron con creces.

Transpirabilidad e impermeabilidad

Recordamos que el hecho diferencial de estas mallas Salomon Windstopper Trail Tight viene dado de utilizar una membrana para una mayor protección, lo que obliga al fabricante a jugar con los tejidos en busca del equilibrio ideal entre protección y transpirabilidad.
En nuestras pruebas hemos podido correr bajo muchas condiciones diferentes y hemos tenido buenas experiencias y no tan buenas. Si somos frioleros podremos utilizar estas mallas en un rango más o menos grande, teniendo buenas sensaciones y un grado de confort interesante durante los meses más fríos. En cambio, sí por el contrario sudamos con facilidad, deberemos guardar esta prenda para ocasiones especiales o días con climas muy adversos.
Si salimos a rodar suave y tranquilamente, el tejido es capaz de evacuar el sudor con cierta habilidad y mantenernos secos, siempre que la temperatura exterior este por debajo de los 10ºC. Si ese día quieres hacer un entreno de alta intensidad o unas series, olvídate de estas mallas, pasarás calor y se volverán incomodas.
Cuando estuvimos corriendo sobre la nieve, su comportamiento fue fantástico, a pesar del mal día con viento y una temperatura cercana a los -15ºC; en todo momento tuvimos un confort sobresaliente, a pesar de correr a ratos más lentos o más rápidos, subiendo o bajando. Para eso nos las llevamos a la carrera, y ahí es donde funcionaron como esperábamos.
La membrana Windstopper, que además da nombre a estas mallas, es una membrana con la misión de protegernos del viento y que cumple su función con un sobresaliente. En las mallas solo la encontramos en la parte delantera, que es donde debemos evitar este viento frío y mantener nuestros músculos en una temperatura de confort ideal. Esta membrana además aporta un punto extra de protección que se ha mostrado muy eficiente en condiciones de ligeras lluvias o con nieve sin mostrar fatigas ni dejando pasar la humedad. Otro punto a favor.

Bolsillos y extras

En la zona de los lumbares encontramos un bolsillo de tamaño suficiente como para guardar un smartphone y que cierra con cremallera. Con lo alta que queda la cintura, queda en una posición un tanto rara para el acceso mientras corremos. Los que tengan menos flexibilidad les costará un poco más. Además, en el bolsillo podremos llevar cómodamente geles o barritas, o cualquier elemento que no pese demasiado. Si colocamos un teléfono se va a mover demasiado, dando golpecitos en las lumbares.
Junto a las cremalleras de los tobillos tenemos dos tiras reflectantes –una a cada lado- y en tobillo derecho un par de detalles más para dar más visibilidad cuando corremos de noche.

Resistencia y durabilidad

Si te planteas en algún momento tener en tu armario unas mallas como estas, aunque sea para días “especiales”, te podemos asegurar que tendrás una prenda para mucho tiempo.
A pesar de los kilómetros, maltrato bajo diferentes condiciones, lavados, etc, etc... se han mostrado prácticamente indestructibles, sin marcas de roces ni enganchones.
Quizás no sea una prenda para todos los días, por su precio y por cualidades, quizás con más motivo querrás que se mantenga como nueva durante mucho tiempo y que cada vez que la uses este como el primer día.

Conclusión

Estas mallas Salomon Windstopper Trail Tight, son sin duda una prenda recomendada para tener en nuestro armario como un recurso para esos días que te apetece salir a correr a pesar de las condiciones de mal tiempo. Da igual si es para entrenar o para competir, el nivel de protección y comodidad que ofrecen es realmente alto y siempre que confíes en ellas, no te defraudarán.
Disfrutarás de ellas rodando tranquilamente durante horas bajo la lluvia, con nieve o con mucho viento. Si por el contrario te van las distancias cortas y el correr muy muy rápido, no te acabaran de convencer, entonces lo que necesitas es algo más ligero, con mayor libertad de movimientos y que transpire mejor.
La membrana Windstopper, que es el hecho diferencial de estas mallas, a su vez es su mayor “contra”, ya que limita su rango de uso a esos dias que necesitas algo más de protección.
Para aquellos que vivan bajo climas fríos o con mucho viento, sí que puede ser una prenda más recurrente y muy apropiada. En cambio para el resto, tendremos que guardarla para esos días complicados.

PUNTUACIONES

  • Fit general8.0
  • Sistema atado / Goma9.0
  • Capacidad térmica9.0
  • Elasticidad8.0
  • Bolsillos7.0
  • Reflectantes7.0
  • Evacuación sudor7.0
  • Resistencia / Durabilidad9.0

Comparar con

Windstopper Trail Tight - Salomon

Vs

buscar