Advertisement

Salomon Sense Feel

Salomon Sense Feel
Salomon Sense Feel
Salomon Sense Feel
Salomon Sense Feel
Salomon Sense Feel
Salomon Sense Feel
Salomon Sense Feel

VÍDEO ANÁLISIS


Salomon Sense Feel

DATOS TÉCNICOS

  • P.V.P 89,99 €

Conclusiones

Comodidad y ligereza para un correr fácil y ocasional por terrenos sencillos y compactos, es lo que ofrecen estas Salomon Sense Feel, que forman parte de la gama para trail de la casa francesa para este año 2020.

Las Salomon Sense Feel son un modelo destinado a salidas ocasionales y terrenos nada técnicos, más lo que se podría denominar campo que montaña, incluso asfalto, ampliando así el posible público destinatario de las zapatillas. Y es que este modelo cuenta con un upper muy ligero y transpirable, pero sin ninguna protección y un multitaqueado poco prominente, y fácilmente desgastable, no apto para lugares rocosos ni terrenos técnicos, con lo que se renuncia totalmente a un trail más complicado, pero que es extremadamente cómodo en distancias cortas y un correr por terrenos compactos o fáciles.

Con una apariencia modernista, la marca, ha conseguido con creces lo que pretendía con estas Salomon Sense Feel, unas zapatillas cómodas, ligeras y amortiguadas para correr fácil y, bajo nuestro punto de vista, muy apropiadas para corredores noveles o inexpertos que quieran iniciarse en esto de correr por el monte con una tecnología de élite, sin descartar a aquellos corredores experimentados que quieren una zapatilla para rodar ocasionalmente a ritmos rápidos por pistas o que necesitan un modelo para trail urbano.

Pros & Contras

PROS:

1. Unas zapatillas muy ligeras sin que esto le reste confortabilidad.

2. Un upper muy ligero y transpirable que se adapta tan bien al pie que parece que llevemos un calcetín.

3. Materiales de calidad élite en zapatillas de mortal.

4. Muy buena estabilidad en terrenos fáciles y compactos.


CONTRAS:

1. El collarín que abraza el tobillo no abraza perfectamente y tiene algunas costuras que con el desgaste lógico de la zapatilla y el sudor producen cierto roce en la piel.

2. El sistema Quicklace pierde algo de tensión con el paso de los quilómetros.

3. Durabilidad de la suela. Desgaste prematuro de los tacos.


POSIBLES MEJORAS:

1. Los cordones Quicklace son demasiado largos y se agradecería un bolsillo en la lengüeta para guardarlos.

2. Volviendo al collarín que abraza el tobillo sería conveniente otro sistema de costura o sujeción.

Tipo de corredor

La primera sensación que se tiene al calzarse por primera vez las Salomon Sense Feel es de comodidad y ligereza absoluta, incluso tanto que puede llegar a extrañar en una zapatilla de trail. No obstante la marca francesa, con este modelo, lo que ha procurado es crear una zapatilla muy ligera, con escasos 247 gramos, para un trail ocasional y un correr muy cómodo, que en muchos casos recuerda más a una zapatilla ligera de asfalto más que a una de montaña.

Las Salomon Sense Feel son las zapatillas menos técnicas de la marca dentro de su gama de trail para este 2020, y eso se puede notar sobre todo en la poca estructura que presenta su upper, únicamente confeccionado en una malla de rejilla exterior, sin ninguna protección, con una tela muy fina por la parte interior y que hemos podido comprobar que es tremendamente suave.

Si ya teníamos ligereza y suavidad, otro aspecto que confiere una máxima confortabilidad a las Salomon Sense Feel es una horma ancha que deja libertad de movimiento en los dedos del pie, siendo muy cómoda para aquellos corredores a los que no les gusta correr con el pie apretado, dando cabida incluso al uso de plantillas correctoras. Aquí posiblemente es donde encontramos su punto débil, ya que si tenemos el pie muy estrecho puede que no encontremos toda la sujeción que desearíamos, incluso que el collarín tipo calcetín no acabe de cerrar en el tobillo de forma estanca, en todo caso, con el sistema Quicklace se puede conseguir un ajuste idóneo al empeine del pie.

¿Y amortiguación? Pues una zapatilla hecha para correr cómodo como no iba a tener una buena amortiguación, siendo esta de firmeza media, como nos tiene acostumbrados el EnergyCell™, suavizando muchísimo los impactos al paso de los quilómetros, pudiendo ser usada por corredores de todo tipo de peso, aunque por su mínima estructura, sobre todo en términos de durabilidad, sería más adecuada para corredores de peso bajo o medio.

Y es que como hemos tenido la oportunidad de constatar la marca ha enfocado todas estas características para conseguir que estas Salomon Sense Feel sean unas zapatillas muy cómodas y confortables, pero con unas prestaciones muy limitadas para correr en terrenos fáciles.

En definitiva, estamos ante unas zapatillas diseñadas para corredores noveles o con poca experiencia que quieran ir adentrándose en el mundo del trail running poco a poco por terrenos fáciles como pueden ser pistas forestales, senderos bien marcados, parques o incluso mixtos con tramos de asfalto. Además, su drop de 8mm la hacen idónea para corredores noveles y que hagan la transición del asfalto al monte. En todo caso no podemos descartarla como compañera para aquellos corredores, ya más experimentados, para aquellos entrenos cortos e intensos por terrenos fáciles.

Distancia

Las Salomon Sense Feel son unas zapatillas muy ligeras y cómodas pero con poca estructura, lo que las hace más bien aptas para distancias cortas, o mejor dicho, no las hace apropiadas para correr distancias largas. En base nuestra experiencia, si tuviésemos que marcar un número de quilómetros, a partir de los 21 ya se empieza a notar algo de fatiga en el pie.

Todo y que el concepto de las Salomon Sense Feel es la de un trail ocasional y distancias cortas, estas mantienen características de confortabilidad muy altas, y con las que posiblemente un corredor experimentado pueda estirar algo más las salidas.

El upper si bien es muy maleable, ciertamente elástico y no aprieta al pie con el paso de los quilómetros, carece de estructura suficiente para dar soporte al pie durante muchos quilómetros, aunque el collarín que abraza el tobillo ayuda a dar cierto soporte, así como el sistema de atado Quicklace para terminar de ajustar, pero de forma insuficiente para poder afrontar con una máxima comodidad a partir de los quilómetros citados.

Pese a la poca estructura que presentan las Salomon Sense Feel, dentro de su ámbito, terrenos fáciles y pistas forestales, en ningún momento se nota una falta de estabilidad gracias a una suela algo más ancha que el upper, y a que la estructura que abraza el talón, que se incrusta dentro de la mediasuela. Precisamente, una mediasuela de compuesto de EVA con tecnología EnergyCell™, que le proporciona una excelente amortiguación de firmeza media a la que se le suma una muy buena plantilla de Ortholite®, que por cierto no transmite olores y dota de una amortiguación extra. También comentar el detalle de una prominencia de la suela en la parte del talón que da una mayor estabilidad y que indudablemente nos hará talonear.

Pese a las buenas características de amortiguación, mayor en la parte del talón que delantera de la zapatilla, y un Dropp de 8mm, muy utilizado en carreras de larga distancia, debido a la poca estructura de la zapatilla y acolchados internos, con el paso de los quilómetros se va perdiendo esa excelente confortabilidad en el pie que ofrecen de inicio las Salomon Sense Feel, por lo que en definitiva se convierten en una muy buena zapatilla de distancias cortas, de hasta 15-21 quilómetros, en terrenos compactos y fáciles.

Tipo de terreno

Solamente con tener en las manos las Salomon Sense Feel podemos observar que sus características son las de unas zapatillas creadas bajo el concepto de ligereza, un correr fácil, y destinadas para rodar en terrenos sencillos sin ninguna dificultad técnica. Su poca estructura del upper sin ninguna protección, taqueado poco prominente de 3mm tipo multitaco y la falta de placa protectora anti rocas en la suela, así lo confirman.

En base a nuestra experiencia, y en consonancia con el concepto que presenta la marca sobre las Salomon Sense Feel, podemos decir que donde mejor se desarrollan y mejores prestaciones tienen es en superficies de suelo compacto, es decir pistas y senderos forestales bien definidos, incluso en asfalto.

Cuentan con una suela multitaco de 3mm y fabricada con el compuesto Contagrip® MD, lo que ofrece una gran durabilidad y resistencia. Si bien este compuesto ofrece unas magníficas prestaciones en multitud de terrenos, la poca prominencia y colocación de los tacos, hace que no sea una zapatilla apta para terrenos técnicos, rocosos, incluso pedregosos, donde en este último, hemos notado cierto derrape y falta de reactividad. En cambio sí que podemos confirmar que la suela ofrece magníficas prestaciones en senderos bien definidos, permitiéndonos rodar a ritmos altos. Cabe destacar que el compuesto Contagrip® MD no abarca toda la suela, dejando al descubierto la media suela de EVA con tecnología EnergyCell™, anteriormente citada, y aligerando así unos gramos de peso, así como dotando a la zapatilla de una mayor torsión.

En definitiva, si bien es verdad que, puntualmente, podemos sacarlas de su zona de confort con relativa seguridad, no debería ser lo habitual, pues aunque se disponga de técnica suficiente, la zapatilla no ofrece las prestaciones suficientes para correr de forma cómoda y segura, sobre todo en terrenos muy técnicos o rocosos, donde, por un lado, el agarre no es el óptimo, y por otro, la poca protección del upper y nos ha hecho ir más pendientes no chocar con una piedra que de avanzar.

Volviendo al upper, cabe destacar que la rejilla con la que está confeccionada no proporciona ningún grado de impermeabilidad extra, pero su transpirabilidad es magnífica, permitiendo que el pie seque rápidamente después de haber pisado puntualmente algún charco.

Durabilidad

Después de haber sometido las zapatillas Salomon Sense Feel a unas pruebas durante varias semanas, por todo tipo de terrenos, distancia y circunstancias, en las que no nos hemos limitado solamente a la  finalidad para la que han sido diseñadas, los terrenos fáciles, podemos decir que, en general, estamos ante una zapatilla de trail ocasional con compuestos de máxima calidad, pero que ofrecen durabilidad distinta en las diferentes partes de la zapatilla.

La suela está fabricada con el compuesto Contagrip® MD, el cual la marca anuncia como uno de los más resistentes del mercado, pero durante nuestras pruebas no se ha comportado como tal. Con poco más de 100km la suela empezó a mostrar un desgaste significativo, y cerca de los 200 ya se podía ver como los tacos del lateral externo trasero prácticamente no existían. Todo y tratarse, básicamente, para un trail ocasional, creemos que la suela de estas Salomon Sense Feel deberían tener una vida más larga.

En cuanto a la mediasuela, fabricada por el compuesto de espuma EVA de alto rendimiento, EnergyCell™, no hemos detectado compactación ninguna y ofrece una comodidad excepcional, así como, destacar la plantilla Ortholite®, que se mantiene intacta.

En relación al upper de las Salomon Sense Feel, este está fabricado con un tejido tipo malla que ofrece una comodidad excepcional y que no dispone de ninguna protección, la cual cosa da la sensación de debilidad, pero todo y eso no hemos notado un desgaste más allá de lo habitual, ni signos de rotura prematura en los puntos de flexión.

Debido a la poca estructura del upper, intuimos que su rotura vendrá dada por la zona interior del pie donde flexa el pie, pero después de nuestras pruebas no hemos notado un desgaste prematuro. En cambio si que hemos notado desgaste en el tejido que forma el collarín de agarre al tobillo y puede llegar a producir ciertos roces con el uso prolongado.
 

Comparar con

Sense Feel - Salomon

Vs

Advertisement Advertisement buscar