Salomon S-Lab Wings 8

Salomon S-Lab Wings 8
Salomon S-Lab Wings 8
Salomon S-Lab Wings 8
Salomon S-Lab Wings 8
Salomon S-Lab Wings 8
Salomon S-Lab Wings 8

VÍDEO ANÁLISIS



Salomon S-Lab Wings 8

DATOS TÉCNICOS

  • Talla US 8.5 9.5
  • Peso (gramos) 270 278
  • Mesh 93 97
  • Ancho metatarso(cm) 104 106
  • Ancho talón(cm) 82 84
  • Perfil talón(cm) 29 31
  • P.V.P 0,00 €

Introducción

Salomon, como una de las marcas líderes en el sector del Trail Running, no puede permitirse huecos en su gama. Es por esto que día a día, temporada a temporada intentan rellenar los huecos que puedan tener, mejorar los productos en gama y simplificar el producto para conseguir siempre resultados de alto rendimiento y prestaciones. De su laboratorio S-Lab, nacen esta temporada la Salomon S-Lab Wings 8, un modelo que hace unos años era el más visto en todo tipo de carreras de montaña pero que fue quedando relegado por las Sense. El problema es que no todo el mundo es Kilian Jornet y por esta razón las Sense resultan demasiado, como dirían los canis “de competi”, siendo muy duras y reactivas pero no aptas para todo tipo de corredores. Ahí es donde toman protagonismo estas Salomon S-Lab Wings 8, unas zapatillas que no dejan de ser de competición y ligeras, pero con unos perfiles mucho más aptos para todo tipo de corredores. Cierto es que se parecen a la versión anterior, que demás perdió el número y lo vemos recuperado de nuevo en esta 8ª edición, sin embargo los cambios son sustanciales en puntos clave. Como sabemos que cuesta verlos, os invitamos a acompañarnos en este viaje para encontrar a Wally. 

 

Primeras sensaciones

Llegamos a las oficinas y allí nos espera una caja de Salomon, la intriga está a flor de piel y las expectativas muy altas con la casa francesa. ¿Con qué serán capaces de sorprendernos esta vez? Abrimos la caja y ahí están, nuestras flamantes Salomon S-Lab Wings 8 preparadas para acompañarnos en todas las aventuras que tenemos planeadas este verano-otoño o “veroño” como lo llaman algunos.

Lo primero es sopesarlas y la pregunta surge enseguida, ¿David, cuanto pesa esto? 278 g para una zapatilla no precisamente minimalista y bastante robusta. En estas cosillas es donde se nota el S-Lab.  Visto eso, ¡pal pie que van!

Una vez puestas, no es sorpresa el gran ajuste que proporcionan. Ya conocemos las bondades de Salomon con su Sensifit integrado en el upper para repartir la tensión del quicklace y las del Endofit que envuelve perfecta y cómodamente nuestro pie. En todo caso, si no sabes de qué hablamos, en la sección de Sujeción y en la de Lengüeta te lo explicaremos, don’t be panic. No obstante, la mediasuela se nota realmente firme, más de lo que esperábamos al clavarle la uña. Veremos si esa dureza o rigidez es cosa de que son nuevas o bien permanece constante durante los tests. Esperemos que no ya que precisamente lo que diferencia estas zapatillas de las Sense es su mayor perfil y una amortiguación a priori algo más blanda. Empezaremos a darles estopa para ver qué nos cuentan, de momento seguimos con incertidumbre.

Mediasuela

Decíamos que una de las características que separan o diferencian las Sense de estas Salomon S-Lab Wings 8 es la amortiguación y ésta corre a cargo de  del compuesto de EVA que usa la casa francesa. En este caso son 2 tipos de EVA, inyectada y comprimida y con ello forman una mediasuela que prima la estabilidad. El primer tacto nos parecía más blando que en las Sense, sin embargo, tras correr por pisas y zonas duras en los Alpes italianos para la TDS hemos podido observar que la dureza es, si no la misma, similar. Claro está que estos perfiles de (27-18) mm, lo que hace un drop de 9 mm, no está pensado para correr de la misma manera que con las Sense, las cuales exigen una técnica más depurada. Con las Salomon S-Lab Wings 8, tendremos a nuestra disposición un zapato de alto rendimiento, apto para “amateurs” y obviamente también para “pros”.  

Se trata de una mediasuela con unos rockers no excesivamente marcados pero que proporcionarán una cómoda transición mientras nos queden piernas.

Como el resto de zapatillas de la gama S-Lab, las Salomon S-Lab Wings 8 incorporan el Profeel Film, una lámina en el antepié para protegernos de impactos con elementos punzantes o penetrantes. Tal y como nos ha pasado con el resto de material de Salomon que hemos probado con estas tecnologías, funciona a la perfección, y hay que reconocer que permite una buena sensación del terreno, salvando las distancias, obviamente, con el calzado minimalista. 

Lengüeta

Para los que no conozcáis de qué va esto del Endofit, os diremos que se trata de una lengüeta… distinta. Es una especie de tubo de “neopreno” o similar que envuelve el pie a modo de calcetín para protegernos de la aspereza del upper y sujetarnos firme y cómodamente el pie. Cabe decir que es algo extraño la primera vez que usas unas Salomon, pero enseguida que metes el pie dentro te habitúas y se convierte en algo cómodo y natural. Realmente, este sistema ofrece más ventajas, como por ejemplo el hecho de que no se mueva la lengüeta un ápice. Con esto, Salomon consigue que estas Salomon S-Lab Wings 8 se mantengan igual de cómodas tras muchos kilómetros.  Otro de los beneficios de que no se mueva la lengüeta es que, dado que queda perfectamente ajustada al upper,  no permite la entrada de piedras, ramas y otros elementos molestos. Nada nuevo, pero realmente si algo funciona, para qué cambiarlo. 

Sujeción

En conexión total con la sección anterior, el Endofit y el Sensifit trabajan al unísono para garantizar el ajuste perfecto que todos queremos en unas zapatillas. Y, ¿quién da la tensión? Pues como siempre en la gama S-Lab de Trail Running, el QuickLace, el sistema de atado rápido de Salomon. Ahora bien, en pro de conseguir un buen ajuste, recomendamos encarecidamente realizarlo progresivamente. Nos explicamos… Del mismo modo que con un atado tradicional iríais tensando las lazadas desde la parte delantera del pie hasta la parte superior del empeine, recomendamos hacerlo así también con el sistema QuickLace. ¿Por qué? Bien, porque en algunos casos, pese a que el fino cordón corre perfectamente, la tensión puede acumularse en la parte superior del pie, estrangulándolo y causando dolor y entumecimiento de la zona afectada. Si lo hacéis así, el Sensifit (nervaduras en forma de zig-zag a ambos lados del upper) se encargará de repartir las fuerzas y sujetarnos sin que se nos afloje nada el ajuste.

Todos estos sistemas, hacen que estas Salomon S-Lab Wings 8 sean unas zapatillas extremadamente estables tanto sobre el terreno como manteniendo la estabilidad de nuestro pie dentro de la zapatilla. Con esto reducimos la fricción y aprovechamos para enlazar con una tecnología que nos viene al pelo, el Descent Control. Este término nos indica que Salomon ha trabajado estas zapatillas para hacerlas, en conjunto, extremadamente estables en bajadas “locas”. Tenemos que decir, que si el terreno no se pone resbaladizo y graso, el sistema funciona a la perfección. Para que os hagáis una idea, diremos que durante los tests, hemos hecho de estas Salomon S-Lab Wings 8 una extensión más de nuestro cuerpo. 

Acabados

Si hablamos de S-Lab, tenemos que tener presente que estamos hablando de material de alto rendimiento, material de competición, con hormas estrechas, gran sujeción, poco peso y pensado para imprimirle máxima velocidad al menor coste posible. Esto en muchas marcas se traduce en un calzado realmente sencillo, sin embargo, en Salomon parece que no se dejan nada en el tintero… ¿O sí? Vamos a verlo.

Los acolchados, sin ser escuetos ni excesivos, se mantienen en su justa medida. Durante su uso, pese a que las primeras tiradas con ellas fueron por terrenos “lunares”, pedregosos, duros e inestables, del Camí de Cavalls de Menorca,  no tuvimos ningún problema de roces ni nada por el estilo. Tened en cuenta que el calor era insoportable y las primera tiradas, así a pelo y sin rodaje previo de >25 km al día.  A sumar a todo esto que las protecciones plásticas del upper, a priori finas y blandas, nos protegieron de todos los impactos posibles a la perfección pese a tropezar múltiples veces debido al cansancio (ya sabéis… cuando entramos en modo zombie).  Con esto vemos que pese a ser fino y ligero, el upper cumple con los estándares., veamos la plantilla.

La plantilla de las Salomon S-Lab Wings 8 es… muy fina. Digamos que está ahí para que no pisemos directamente sobre la mediasuela. Ni envuelve ni amortigua, ni es antibacteriana, ni nada de nada. A pesar de ello, no consideramos esto un contra ya que juega a favor de la ligereza y no echamos en falta absolutamente nada. Bueno sí, un tratamiento anti-olor.  A pesar de ello, se han mojado, las hemos lavado en la lavadora y los olores no son excesivos. Si queréis podéis usar un truco de Nuria Picas que consiste en colocar una bolsita de te en el interior de las zapatillas. Obviamente sin usar y cuando no las llevemos puestas. 

Impermeabilidad / Transpirabilidad

Las Salomon S-Lab Wings 8 son unas zapatillas con un upper ligero, es por esto que dado su espesor escaso, éste tiene que ser tupido. Esto no juega mucho a favor de la transpirabilidad y quien tenga problemas con ello quizá pueda experimentar alguna incomodidad con este modelo.

Por otro lado, esto hace que tengan cierta resistencia al agua. No mucha pero sí que soportarán la lluvia fina. Pese a ello, nosotros hemos tenido que cruzar ríos e incluso playas de arena. Con los ríos hemos podido comprobar que, mientras pisas barro, la humedad no entra rápidamente, sin embargo, cuando metes la zarpa bajo el agua te mojas al instante. Lo bueno, que drenan igual de rápido y el tejido sintético así como los acolchados escasos favorecen un secado rápido. Con la arena, la experiencia ha sido más que satisfactoria. Uno de los problemas más comunes con el calzado de Trail Running en estas condiciones es que se te llene de arena el upper en sus diferentes capas y estés sacando arena de las zapatillas 2 meses después de haberlas metido por la playa. En este caso ningún problema. 

Suela

Antes de nada vamos a decir que existe otra versión de este mismo modelo con la suela específica para terrenos blandos. Con esto pretendemos poneros en contexto para que no achaquéis un mal agarre en casos que escapan de la zona de confort de estas Salomon S-Lab Wings 8. Dicho esto, vamos a ver la suela.

La suela de este modelo está fabricada en el nuevo compuesto de Salomon, el Premium Wet Traction Contagrip. Los que tengáis cierto bagaje en el inglés ya sabréis de qué va la cosa, pero para los que no, os diremos que es un compuesto específico que mejora mucho las prestaciones, ya buenas, del Contagrip en situaciones de mojado. Nosotros, como os decimos, hemos hecho parte del Camí de Cavalls en Menorca, así como bastantes kilómetros por los Alpes en nuestros entrenamientos previos a la TDS. Con esto, hemos abarcado terrenos muy dispares, desde la arena de playa hasta los terrenos llenos de barro y boñigas de vaca de los Alpes, pasando por pistas compactas, terrenos pavimentados, algún nevero e incluso zonas de piedra mojada. En todos los terrenos, esta suela con tacos no demasiado prominentes pero espaciados, ha respondido a la perfección, en todos menos en uno. Este terreno son las fuertes pendientes embarradas o con hierba mojada. Aquí, la falta de taco se hace notar y hemos ido de culo al suelo unas cuantas veces. Avisamos ya que no lo contaremos como un problema ya que es una cosa que debemos asumir sabiendo que tienen unas hermanas con más taco.  Habrá que hacer balance sobre qué terreno será mayoritario en nuestras carreras y decidir en función.

Durabilidad

Si algo han venido a solucionar estas Salomon S-Lab Wings 8 respecto a sus predecesoras a parte del compuesto de la suela, esto es la durabilidad del upper. En el modelo anterior, el pliegue que se creaba en “los juanetes”, debilitaba rápidamente el upper haciendo que este partiese por este punto. Una verdadera pena dado que es un calzado que podríamos decir que está a la altura de su precio.  En esta versión han incorporado unos refuerzos termosellados que modulan este punto de flexión haciendo que no sea tan marcado y solucionando el problema de durabilidad.

El compuesto de la suela, por su parte, nos ha parecido extremadamente duradero para el agarre que proporciona. Estamos realmente contentos ya que tras más de 200 km apenas se ven las marcas de uso como podéis comprobar en las fotografías. La mediasuela se apunta al carro ya que no muestra signos de compactación ni de degaste, más que algún que otro arañazo en la parte inferior. 

Conclusiones

 Las Salomon S-Lab Wings 8 son unas zapatillas que viene a cubrir un hueco y a mejorar la versión previa de este mismo modelo. El hueco es el de la gente que quiere un calzado de competición, ligero, para la distancia que quiera pero muy protegido y con un aire o una geometría más convencional que las Sense. Drops más clásicos de 9 mm, mayores perfiles y menor necesidad de depurar la técnica aunque esto siempre es altamente recomendable.

Nuestra experiencia con ellas nos deja varias conclusiones claras, en primer lugar la horma estrecha. Hay que saber que es así y si se tiene un pie ancho, sobre todo por la parte delantera, valorar otras opciones tipo SpeedCross Vario o algo similar (por decir algún modelo de la misma marca). Seguidamente hemos visto que los problemas de durabilidad se han solucionado y que el nuevo compuesto de las suelas es extraordinario. Mención especial a la estabilidad que ofrece la zapatilla en conjunto que nos permite correr sin miedo sin importar el terreno al que nos enfrentemos (exceptuando terrenos muy grasos y pendientes para los que están sus hermanas las SG)

Entonces, con estas Salomon S-Lab Wings 8, podemos decir que tendremos una zapatilla de competición, ligera y perfecta para aquellos que quieren ir rápido pero que no se manejan bien con perfiles más bajos o quieren un plus de protección. Es una apuesta prácticamente segura si tenéis en cuenta los tips que os hemos dado.

 

PROS:

+ El fit es una especie de amor a primera vista zapato vs pie.

+ Los perfiles elevados no limitan en exceso el uso de una correcta técnica de carrera y a su vez permiten correr aterrizando de talón.

+ El Premium Wet Traction Contagrip es una maravilla, tanto en durabilidad como en agarre en cualquier superficie.

+ Sirven para cualquier distancia que queramos hacer.

+ La amortiguación no limita en exceso la percepción del terreno.

+ Son extremadamente ligeras para su contundencia.

+ La durabilidad general de la zapatilla es indiscutible.

+ Reactividad a la altura de una zapatilla S-Lab para competición.

 

CONTRAS:

- Como siempre, el bolsillo para guardar el exceso del QuickLace queda pisado por los cordones si no vamos con cuidado.

- Esperábamos una amortiguación un tanto más amable (blanda) sobre todo en el talón.

- Los termosellados de refuerzo del upper en trasparente, dejan de serlo una vez metes la zapatilla en barro o agua embarrada. Quizá un color opaco disimularía mas la suciedad imposible de quitar pese a los lavados y no afearía la zapatilla (meramente estético).

 

PUNTUACIONES

  • Adherencia bajadas en tierra8.0
  • Adherencia en roca8.0
  • Adherencia en roca mojada8.0
  • Adherencia subidas en tierra8.0
  • Altura de la caña6.0
  • Amortiguación delantera7.0
  • Amortiguación trasera7.0
  • Asfalto9.0
  • Costuras10.0
  • Durabilidad8.0
  • Estabilidad9.0
  • Fit8.0
  • Flexibilidad9.0
  • Impermeabilidad8.0
  • Pista9.0
  • Protecciones10.0
  • Reflectantes5.0
  • Sistema de fijación / Cordones / Agujeros7.0
  • Torsión lateral7.0
  • Trail9.0
  • Trail Extrem6.0
  • Transpirabilidad6.0

Comparar con

S-Lab Wings 8 - Salomon

Vs

buscar