Salomon S-Lab Sense Set

Salomon S-Lab Sense Set
Salomon S-Lab Sense Set
Salomon S-Lab Sense Set
Salomon S-Lab Sense Set
Salomon S-Lab Sense Set
Salomon S-Lab Sense Set
Salomon S-Lab Sense Set
Salomon S-Lab Sense Set
Salomon S-Lab Sense Set
Salomon S-Lab Sense Set
Salomon S-Lab Sense Set
Salomon S-Lab Sense Set
Salomon S-Lab Sense Set
Salomon S-Lab Sense Set
Salomon S-Lab Sense Set
Salomon S-Lab Sense Set
Salomon S-Lab Sense Set

VÍDEO ANÁLISIS



Salomon S-Lab Sense Set

DATOS TÉCNICOS

  • Talla US M L
  • Peso (gramos) 160 160
  • P.V.P 100,00 €

Introducción

Hay tres palabras que definen una de las mejores familias de productos para trail running: Salomon + S-LAB + SENSE. Salomon ya la conocemos, la marca francesa especializada en productos para la montaña, muy centrada en sus especialidades más técnicas, como el esquí, el esquí de montaña y el trail running. S-LAB es la gama más profesional y más encarada hacia la competición de la marca francesa, con productos que van desde las zapatillas, pasando por la ropa hasta acabar en las mochilas de hidratación. Y finalmente SENSE es la familia de productos minimalistas, muy minimalistas de Salomon.
En esta ocasión vamos a analizar en TRAILRUNNINGReview su nueva mochila S-Lab Sense Set, la mochila de hidratación más pequeña y ligera de la familia de mochilas-chaleco de la casa francesa de Annecy. Esta nueva familia de chalecos es la evolución de las dos mochilas S-Lab Advanced Skin que ya hemos analizado en TRAILRUNNINGReview y que tantas veces hemos podido ver en las carreras de montaña a lo largo del país o del resto del continente. Esta temporada Salomon ha sacado al mercado 4 mochilas chaleco, dos evoluciones de las ADV SKin de 5 y 12 litros. Y ha sacado también dos nuevos productos de la familia Sense, mucho más minimalistas y con menos carga (3 y 1 litros) encaradas claramente a la competición.
La que estamos testando en esta review, la S-Lab Sense Set 1 litro viene en dos colores, blanco y negro, con las señas de identidad de la gama S-Lab, tonos rojos y la bandera tricolor que tanto la identifica.
Cuando hicimos nuestra entrevista a Tófol Castanyer, team manager y corredor profesional de Salomon, nos confirmó que este modelo, el S-Lab Sense Set sería, seguramente el modelo a utilizar por la gran mayoría de corredores del Team Salomon para muchas de sus carreras. Su respuesta a la cuestión de la poca capacidad de esta mochila (tan solo 1 litro), nos comentó que la idea era de tener a un ayudante en determinados avituallamientos y cambiar de mochila por otra igual pero con el material necesario para el resto de kilometros. Evidentemente nosotros no formamos parte del Team Salomon, y no podremos disponer de tantas mochilas como queramos para ir cambiando en medio de las carreras, así que vamos a ver hasta donde podemos llevar una mochila de hidratación de tan solo 1 litro de capacidad. Seguro que la experiencia de los chicos de Annecy en carreras de montaña se notará en esta S-Lab Sense Set.

Primeras sensaciones y construcción

Cuando cogimos por primera vez la Salomon S-Lab Sense Set alucinamos con la ligereza que transmite. Estamos ante una mochila-chaleco de tan solo 90 gramos estando vacía. Sí, 90 gramos, habéis oído bien... De nuevo Salomon queriendo rizar el rizo en lo que hace a ligereza y minimalismo!
La verdad es que deberemos dejar de nombrar mochila a la S-Lab Sense Set, pues de mochila ya casi no tiene nada, sorprende que por primera vez Salomon saca un sistema de hidratación sin nada en la espalda. Todo se sitúa en la zona lateral y frontal. Así que estamos ante un chaleco de hidratación antes que mochila. Visualmente tiene claramente dos partes; la zona posterior, la de la espalda, está microagujereada para una mayor transpirabilidad, siendo la parte posterior de nuestro cuerpo la que más dificultad tiene de transpirar al llevar mochila. Después está la parte frontal, donde la S-Lab Sense Set tiene todos los compartimentos, tanto de almacenaje como de hidratación, a la vez que cuenta con los dos únicos sistemas de sujeción. Como siempre, los chicos de Salomon han equipado a toda su gama de mochilas y chalecos de los conocidísimos Soft Flask de la casa francesa Hydrapack.
Finalmente, la capacidad de almacenaje de este chaleco es de 1 litro. Esta es nuestra principal duda, y lo que más ganas tenemos de probar y analizar: ¿será capaz este chaleco de tan solo 1 litro, de ser óptimo para las carreras de montaña? O incluso para nuestros entrenos? Un litro de capacidad se nos antoja algo justo, y más viniendo de la media actual de las mochilas, la cual no acostumbra a bajar de 5 litros... De nuevo Salomon nos quiere poner a prueba, así que vamos a ello!

Sistemas de hidratación

Ya hace un tiempo que Salomon, a la par que otras marcas de sistemas de hidratación, apuestan por colocar la hidratación en la parte frontal de las mochilas o chalecos. Cuando hablamos con muchos de los pros del trailrunning, o incluso con los corredores populares, la respuesta más habitual es que prefieren la hidratación frontal gracias a que siempre es más fácil de rellenar y también a que hay un control más real sobre lo que queda de líquido.
Es por esto que la casa francesa afincada en Annecy sigue apostando por el sistema Soft Flask de 500 ml para sus mochilas y chalecos. En este caso, Salomon sigue trabajando con la casa francesa Hydrapack, especialista en sistemas de hidratación. Los Soft Flask son unos bidones blandos que nos permiten beber de ellos sin la necesidad de abrir ningún tapón, tan solo apretar con los dientes la válvula superior, y el líquido sale solo y a con una buena medida, con la cual no nos vamos a ahogar pero tampoco nos quedaremos cortos. La ventaja de los Soft Flask respecto a otros bidones rígidos es que estos a medida que vamos vaciando el contenido se van encogiendo, acabando en casi nada en nuestra mano, con lo que abultan mucho menos. De echo nosotros los utilizamos en muchos entrenos en los que tan solo salimos con el Soft Flask, para acabar guardándolo en el bolsillo posterior de los pantalones una vez vacío... Esto no es posible con los bidones rígidos verdad?
La ubicación de los Soft Flask en el S-Lab Sense Set es el mismo que en todas las mochilas de Salomon, en la zona del pecho de cada tirante frontal del chaleco, ahí hay dos compartimentos elásticos especialmente hechos a la medida del Soft Flask. Para nosotros, la principal característica es que no es necesario quitar el bidón para beber, podemos hacerlo directamente estirando un poco del Soft Flask y beber directamente. Esto nos da un plus de comodidad e inmediatez a la hora de beber que, en días de calor, carreras largas o ejercicio intenso puede ser un punto clave. La elasticidad y compresión de los compartimentos para guardar los Soft Flask son geniales para evitar el rebote del bidón en carrera, ya sea estando lleno como a medias. La abertura del compartimento hace presión y evita que el bidón caiga dentro del compartimento cuando este está medio vacío. El único handicap de tanta compresión es que puede costar un poco de poner el bidón cuando éste está lleno, hay que cogerle el truco. Pero al final veréis que prima el echo de no notar el rebote del bidón en carrera antes que la facilidad de ponerlo.

Compartimentos y extras

El Salomon S-Lab Sense Set tiene varios compartimentos exteriores de acceso rápido en carrera, sin necesidad de tener que parar, aflojarnos o quitar el chaleco. Como ya hemos comentado, no tiene compartimento en la espalda, así que todos sus bolsillos són fácilmente accesibles y muy, muy cómodos.
Tenemos hasta 8 bolsillos repartidos por los dos tirantes del chaleco, 4 en un lado y 4 en el otro de forma simétrica. Sí difieren los dos bolsillos más elevados, justo por encima de los dos compartimentos para los Soft Flask. Estos dos bolsillos, uno con cremallera lateral y el otro con abertura desde arriba y sin cremallera, tienen el espacio perfecto para un teléfono mobil, o para unos tres geles aproximadamente. Nosotros acostumbramos a utilizar el de la derecha (con cremallera) para el teléfono, y el otro vamos alternando según las necesidades del día. Hay que decir que el chaleco no tienen ningún compartimento estanco, así que si nos llueve, todo lo que llevemos se va a acabar mojando (para cuando, Salomon, para cuando un compartimento estanco?). Es por esto que os recomendamos llevar el teléfono (o MP3) en un protector anti agua (nosotros utilizamos las bolsas para congelar alimentos que se venden en muchos supermercados, van genial). Justo debajo de estos dos bolsillos tenemos los compartimentos para los Soft Flask. Al tratarse del bidón de 500 ml, el espacio es bastante alto, con lo que cuesta poner cosas dentro que no sean los bidones -y que no nos cueste quitar luego- o un cortavientos o algo similar. Vamos, que mejor no guardéis un gel ahí, que os va a costar trabajo de quitar. Finalmente tenemos los compartimentos inferiores, para nosotros los más útiles, tanto por posición como por espacio. Primero tenemos los dos que caen justo debajo de los bidones, donde gracias a que no están cerrados (aunqué tienen una goma para ayudar a comprimir el contenido) podemos poner muchos elementos con los que necesitamos ir sacando de modo rápido. El espacio es amplio, nos cabe sin problemas desde un ligero cortavientos, un Buff con un par de geles, un frontal... Finalmente están los dos bolsillos laterales con cremallera, que son los dos bolsillos más grandes del Salomon S-Lab Sense Set. Ahí cabe un mundo... De echo, hemos podido meter hasta una chaqueta membrana para los días que parece que vaya a llover. Eso sí. Estos compartimentos mejor utilizarlos para cosas más bien blandas, pues la zona lateral de las lumbares no va a estar muy cómoda si ponemos elementos duros y con alguna que otra esquina. Además, los elementos blandos ayudan a que esa zona tenga algo más de compresión a nuestro cuerpo, mejorando el buen fit del chaleco.
La verdad es que parece mentira que este Salomon S-Lab Sense Set tenga tan solo 1 litro de capacidad, pues si llegamos a utilizar todos los compartimentos, la cantidad de elementos puede ser muy elevada. A modo de ejemplo, para hacer nuestros tests, hemos podido meter: un cortavientos, dos tubulares, muchos geles y barritas, un frontal, un teléfono mobil y un mini-trípode para hacer las fotos, nuestras llaves de casa, los dos bidones... Y os aseguramos que algo más podríamos haber llevado! Corto no se queda el chaleco, verdad!?
La accesibilidad a todos estos compartimentos es total, con mucha facilidad de incorporar o sacar el contenido del interior gracias a la elasticidad de todos los compartimentos (excepto los dos en los laterales). Las cremalleras corren con facilidad, no se encallan y tienen un carro pequeño y ligero.
Finalmente, y como ya va siendo habitual, la Salomon S-LAB SENSE SET viene con pito incorporado, atado con una goma en uno de los bolsillos para los bidones. Y, para poder ser vistos en lugares más urbanos, tenemos reflectantes tanto en los tirantes frontales como en la zona trasera del chaleco.
El único punto débil en cuanto a los extras es la falta de un sistema para atar los palos si queremos llevarlos en el chaleco. Pese a estar pensado como un chaleco ultraligero, creemos que un par de gomas de sujeción nos hubieran podido solucionar un poco este problema, ya que somos muchos los que utilizamos palos para las carreras de largas distancias.

Comportamiento en carrera

El S-Lab Sense Set de Salomon es un chaleco para competición, para aquellos corredores que busquen optimizar al máximo los elementos que lleven para correr, donde la ligereza, comodidad y versatilidad son muy importantes. Hemos de tener en cuenta que estamos ante un producto que llevan y llevarán corredores de la talla de Kilian Jornet, Emelie Forsberg, Tófol Castanyer y un largo elenco de grandes corredores. Así que en los tests del S-Lab Sense Set fuimos muy exigentes.
Hemos llevado este chaleco todos los días en los que hemos salido a correr durante los más de dos meses que ha durado el test, desde los tramos de baja montaña cerca de casa, hasta los terrenos exigentes de la Zegama Aizkorri, con días de muchos kilómetros o salidas cortas pero intensas...
Lo primero en lo que tenemos que felicitar a los chicos de Salomon es en la creación, de nuevo, de un sistema de hidratación fantástico, muy por encima de otros productos. La característica principal de este S-Lab Sense Set es la ligereza, 90 gramos vacío es cosa casi de broma, pero a medida que le vamos llenando de elementos -agua, geles, ropa, frontales, mobil- y vamos ganando peso, la buena estructura y el fit del chaleco permanecen intactos. Este chaleco tiene un fit brutal, tanto vacío como lleno, nos abraza firme y cómodo desde el principio, sin arrugas ni zonas con posibles roces al correr. Destacando mucho la firmeza de la zona posterior, donde pese a no tener ningún elemento, se agarra muy bien a nuestro contorno, permitiendo a los tirantes delanteros soportar la totalidad del peso. Es un chaleco que casi soporta mejor el ir cargado que el ir vacío: si distribuimos bien los elementos por los compartimentos del S -LAB SENSE SET conseguiremos que el fit sea aún mejor que sin llevar nada. Evidentemente, al tener todos los compartimentos elásticos y muy compresivos, los elementos que pongamos dentro no rebotan al correr, quedándose fijados en todo momento. Nosotros recomendamos usar los bolsillos laterales con cremallera para la ropa que queramos llevar en carrera, ya sea un cortavientos, un buff, o cualquier elemento blando. Y, en cambio, dejar los elementos algo más duros para los dos agujeros inferiores, justo por debajo de los bidones. De esta manera evitaremos que los lados duros de estos elementos rocen nuestras lumbares, algo que, segun hemos podido comprobar es muy incómodo.
Donde sí hemos notado que el chaleco S-Lab Sense Set falla es en el sistema de sujeción. En parado, es muy fácil de utilizar, se engancha sin problemas y se ajusta también de forma muy sencilla, tan solo tirar de la cinta. El problema es que cuando llevas unos minutos corriendo, el seguro de la cinta no funciona bien, y el ajuste que le habíamos dado se va aflojando. Esto nos obliga a ir apretando las cintas repetidamente mientras corremos, para poder tener el ajuste 100% óptimo. Nuestra solución a esto ha sido hacer un nudo en la cinta justo en el punto en que tenemos el fit adecuado. Una solución poco ortodoxa, pero que nos ha permitido olvidarnos de apretar las cintas.
En cuanto a la transpirabilidad del S-Lab Sense Set es muy buena, evidentemente lo tenían fácil en la casa francesa, pues al no tener ningún compartimento trasero, solo han tenido que hacer el tejido agujereado para ayudar a transpirar la espalda. Y se agradece mucho en días calurosos, es algo habitual acabar con la espalda empapada si corremos en verano con mochila verdad? Esto no pasa con el S-Lab Sense Set.
El uso en carreras de trail running de este chaleco dependerá de la manera que tengamos a la hora de afrontar estas competiciones, del equipo que tengamos de apoyo y, evidentemente, de la distancia. Si sois de los que preferís llevar vuestro propio líquido de hidratación y no tiráis mucho de los avituallamientos, es la mochila perfecta, IDEAL, para las medias maratones, donde, mas o menos podemos llegar a tirar con un litro de líquido, o, en su caso, ir rellenándolo ocasionalmente. Es el sistema de hidratación perfecto para carreras cortas, según nuestra opinión mejor que un cinturón y, gracias a su comodidad, casi no notaremos que llevamos la mochila. Si queremos afrontar una maratón, por ejemplo, también será una mochila super adecuada, pero sí que dependeremos de los habituallamientos en cuanto al líquido. En cambio, podremos llevar los geles y barritas necesarios para estas distancias. El problema reside en las carreras de ultra distancia. Ya no solo por el material obligatorio (en muchas de ellas NO podremos llevar el exigido en este chaleco), sino porqué quizás iremos algo cortos, ya que pocos elementos básicos podremos llevar si nos vamos a tomar la carrera con ritmos alejados a los de los profesionales. Echaremos de menos poder llevar una camiseta de recambio, o un poco más de hidratación, poder sujetar los palos, etc. Pero claro, si disponemos de equipo de ayuda, que nos pueda ir dando hidratación, comida, hacer cambios de equipación, etc, podríamos llegar a usar el S-Lab Sense Set en este tipo de competiciones, siempre que el material obligatorio no fuera muy extenso y tengamos muy estudiados los kilometros y los puntos de habituallamento.

Impermeabilidad

Uno de los puntos débiles en muchos de los sistemas de hidratación para trail running es la falta de compartimentos estancos. Es un tema que en TRAILRUNNINGReview no nos acaba de gustar, sobretodo porque todos sabemos que en muchas de las carreras en las que competimos, o muchos entrenos que hacemos a lo largo del año, son bajo la lluvia. Este también es el caso del chaleco S-Lab Sense Set de Salomon. Pese a ser un producto con el que podemos estar varias horas corriendo con él, seguro que varias veces bajo lluvia, niebla o mucha humedad (incluso la generada por el própio cuerpo), no dispone de ningún bolsillo o compartimento estanco. Ya en la anterior review de la S-Lab Adv Skin 12 l, hacíamos el mismo comentario. Por desgracia, deberemos seguir utilizando protectores para los elementos que no queremos que se nos mojen, ya sean dispositivos electrónicos, llaves, mapas, incluso alguna pieza de ropa. Dudamos de las razones, seguramente serán por cuestión de peso (recordemos que este chaleco puede que sea el más ligero del mercado), pero creemos que incluir un bolsillo con protección al agua sería un plus muy a tener en cuenta en un sistema de hidratación para entrenos o carreras largos.

Resistencia y durabilidad

El chaleco S-Lab Sense Set de Salomon ha sido una sorpresa en cuanto a la durabilidad. Ya nos pasó con los anteriores mochilas-chaleco de la marca francesa, son productos con una alta resistencia, tanto al roce, paso del tiempo y lavados.
Este chaleco ha sufrido de lo lindo, salidas por la montaña, en zonas con vegetación cerrada, donde el roce con las ramas es continuo. Lo hemos usado también en los días de sesión de fotos que hacemos para las reviews de esta página. Evidentemente, ha ido arriba y abajo, tirado al suelo, sirviendo de base para el trípode o para aguantar cámaras o productos... Vamos, que lo que es ir con cuidado no lo hemos echo con el S-Lab Sense Set. Y pese a tanta caña, este chaleco permanece casi como nuevo, el tejido tan fino de los bolsillos no ha sufrido ningún agujero ni ninguna rozadura grave. Las cremalleras siguen funcionando como el primer día, y el tejido elástico de los compartimentos y bolsillos aún hace la misma presión, tanto a los Soft Flasks como a lo que pongamos en los bolsillos inferiores.

Conclusiones

Salomon es ya un gato viejo en el mundo de las carreras de trail running, de echo lleva muchos años poniendo, por norma, a sus corredores en lo más alto de las posiciones en las carreras más importantes. Estos corredores, que malos no son, tienen también una parte muy importante en la evolución de los productos de la marca francesa, sobretodo en la gama S-Lab, donde contribuyen de manera muy participativa en el desarrollo de los productos que saca Salomon cada año.
Es por esto que probar los productos de la gama S-LAB es sinónimo de calidad en todos los sentidos. Y esto no es menos en el chaleco S-Lab Sense Set que ha sacado este año Salomon. Ha sido una review fácil de hacer, pues hay ventajas por todas partes en este chaleco, y pocas, muy pocas partes que cambiaríamos o mejoraríamos.
El S-Lab Sense Set es un sistema de hidratación para la alta competición, pero (si nos podemos permitir su alto precio) que bien os va a servir para muchos entrenos. Este chaleco es una pasada, minimalista, con muy buen fit y una excelente disposición de compartimentos que hacen que nos cuesta pensar que estemos con un chaleco de tan solo 1 litro de capacidad. Si lo vais a usar en entrenos, mejor no sobrepasar los 20 kilometros si no sabéis donde podéis rellenar de líquido los Soft Flasks, pues un litro de bebida no es lo mas recomendado para salidas tan prolongadas. Para las carreras de larga distancia lo pondríamos en duda, sobretodo para las que la lista de material obligatorio sería demasiado grande para este S-Lab Sense Set. Vamos, que el UTMB no os permitirá correr...
El comportamiento en carrera del chaleco y su minimalismo hará que el S-Lab Sense Set sea el perfecto recambio para cualquier cinturón de hidratación. Nosotros no dudamos en ponerlo por encima de cualquier sistema de hidratación sencillo, ligero y pequeño. De todas formas, viendo el hermano mayor de este chaleco, el SENSE ULTRA de 3 litros, con la zona trasera con compartimento, pensamos que si tenéis que escoger uno u otro, ganar esos dos litros más de capacidad en la zona trasera puede ser definitivo en muchísimas carreras o entrenos más largos.

PROS
Ligereza, comodidad, ligereza, fit perfecto, ligereza, compartimentos, ligereza... ¿Hemos dicho ya ligereza?
Facilidad de uso de los sistemas de hidratación y de los compartimentos en carrera.
Tan pequeño que lo podéis guardar en el bolsillo de cualquier chaqueta.

CONTRAS
Los sistemas de sujeción tienden a aflojarse ligeramente al correr.
Que no disponga de un compartimento estanco. De nuevo algo a mejorar!

PUNTUACIONES

  • Bolsillos exteriores10.0
  • Capacidad1.0 litros
  • Compartimentos interiores0.0
  • Comportamiento en carrera10.0
  • Fit cintas10.0
  • Fit cuerpo10.0
  • Hidratación interna0.0
  • Impermeabilidad0.0
  • Portabidones10.0
  • Reflectantes8.0
  • Resistencia / Durabilidad8.0

Comparar con

S-Lab Sense Set - Salomon

Vs

buscar