Salomon S-Lab Sense 5 Ultra Softground

Salomon S-Lab Sense 5 Ultra Softground
Salomon S-Lab Sense 5 Ultra Softground
Salomon S-Lab Sense 5 Ultra Softground
Salomon S-Lab Sense 5 Ultra Softground
Salomon S-Lab Sense 5 Ultra Softground
Salomon S-Lab Sense 5 Ultra Softground

VÍDEO ANÁLISIS



Salomon S-Lab Sense 5 Ultra Softground

DATOS TÉCNICOS

  • Talla US 9.5
  • Peso (gramos) 266
  • Mesh 102
  • Ancho metatarso(cm) 103
  • Ancho talón(cm) 89
  • Perfil talón(cm) 24
  • P.V.P 180,00 €

Introducción

Nuestra idiosincrasia de probador, que llevamos grabada a fuego en nuestro ADN, hace que cada vez que nos enfrentamos a un producto nuevo nos revuelen mariposillas en el estómago. Así pues, cuando nos plantaron la caja de estas Salomon S-Lab Sense 5 Ultra SG en nuestras manos, nos faltó tiempo para abrirlas, tocarlas, olerlas y calzárnoslas. Estamos hablando del modelo de competición top de la marca francesa pero en su versión Softground. Según ellos está destinada a “atletas definitivos” y para ofrecer el máximo rendimiento en competiciones y entrenamientos en condiciones de mojado.
La versión anterior de este mismo modelo, pasó un poco sin pena ni gloria por el mercado, de hecho ha estado menos tiempo que el resto, ¿pasará lo mismo con estas Salomon S-Lab Sense 5 Ultra SG? Ya os adelantamos que lo dudamos, pero os invitamos a descubrir el porqué a lo largo de esta review.

Primeras sensaciones

Cuando en las oficinas de TRAILRUNNINGReview te plantan una caja de zapatillas en las manos, sabes que recae en ti cierta responsabilidad. Es una responsabilidad que se asume con total alegría y ansia y más si se trata de unas Salomon S-Lab Sense 5 Ultra SG, sabemos ya de antemano que lo vamos a pasar bien. La primera vez que nos las ponemos, cuesta un poco entrar el pie debido al Endofit que os explicaremos en la sección del upper, sin embargo una vez dentro se siente comodidad y libertad. Quizá demasiada, parece que este upper tan fino no sea capaz de soportar el meneo que requiere el Trail Running. Veremos qué pasa.

Mediasuela

La mediasuela de estas Salomon S-Lab Sense 5 Ultra SG se aprecia realmente dura. Con los dedos cuesta hundirla y con el peso no se nota que se hunda en absoluto. Se trata de una suela de triple densidad que distribuye estos distintos compuestos de EVA para favorecer la estabilidad, amortiguación y dinamismo.
Teniendo en cuenta que estamos ante un modelo con perfiles bajos (21 – 17) mm y un drop de 4 mm podemos decir que sobre el terreno se comportan tal y como deberían. La flexión en todos los sentidos es buena y permite una técnica natural y libre manteniendo a su vez una buena percepción del terreno. Ya que sale el tema, podemos decir que incorporan una placa en toda la zona de los metatarsos llamada Profeel. Es cierto que estas zapatillas están pensadas para terrenos blandos como indica su nombre, sin embargo el nombre incluye también el término Ultra. Todos sabemos que en los ultras, pese a que puede predominar un tipo de terreno, muy probablemente hallaremos zonas de terreno muy distinto al mayoritario. Pues las Salomon S-Lab Sense 5 Ultra SG se comportan perfectamente en cualquier tipo de terreno. Protegiéndonos de raíces y rocas sin problema (en cuanto a mediasuela se refiere).
Resumiendo podemos decir que se percibe absorción de impactos y protección pero en ningún momento notamos un calzado blando. De hecho, para las personas que entren de talón, en zonas duras muy probablemente van a notar cierta carencia de amortiguación. Al final, estas zapatillas están pensadas para correr con buena técnica.

Lengüeta

Aquí es donde vamos a explicaros de qué trata eso del Endofit. Se trata de un sistema de lengüeta no convencional, en el que la lengüeta envuelve el pie por dentro hasta anclarse en la base de la zapatilla a modo de tubo o “calcetín”. Esto permite varias cosas, nos protege eficazmente contra la presión del upper y el sistema de atado y además ajusta nuestro pie perfecto por dentro ofreciendo gran confort. El sistema realmente nos parece fabuloso, no sabemos decir cómo se podría mejorar. La única pega que le podemos poner a la lengüeta de estas Salomon S-Lab Sense 5 Ultra SG es que al ser un poco corta, el bolsillito que incorpora para guardar el sobrante del Quicklace es difícil de acceder. En muchas ocasiones queda aplastado por el mismo siendo complicado meter el sobrante dentro. Creemos que ya hace demasiadas temporadas que arrastran el mismo inconveniente en los modelos de Salomon. Ya es hora que adopten otro sistema más práctico. De hecho hay casas que añaden unas comillas en el upper para pinzar el sobrante cómodamente, lo que te lleva 2 segundos.

Sujeción

Vamos a empezar hablando del upper antes que de la sujeción ya que es algo que nos sorprendió tratándose de una marca tan top como Salomon. El primer día que las usamos salimos a trotar 12 km suaves por el Parque natural de Collserola, buscando senderos y zonas blandas con raíces. Pues bien, nuestra sensación fue de descontrol total. La zapatilla con su estructura iba totalmente a su bola, el upper un poco acartonado se doblaba de forma extraña y parecía que no había feeling entre pie y zapatilla. No obstante, en la segunda salida y hubo una conexión total y la estabilidad y homogeneidad entre el pie y la zapatilla fueron máximos. ¡Solo necesitaban un poco de rodaje! Señores de Salomon, ¿por qué no indican en la caja que las zapatillas requieren de un rodaje de 12 km? Así nos ahorrarían sustos!!
Ya que hablábamos del upper, hablaremos ahora del Sensifit, este es un sistema que con el zig-zag característico de Salomon une las ojeteras con los faldones del upper. En esta ocasión, las Salomon S-Lab Sense 5 Ultra SG llevan este sistema integrado en el propio upper. En ediciones previas y otros modelos lo veíamos pegado o cosido sobre el upper, en este caso se funde con él de forma imperceptible. Este sistema se complementa con el sistema de ajuste, el famosísimo Quicklace. El sistema es efectivo como siempre pero consideramos que se han pasado un poco con la longitud total del cordón. Entre que cuesta meterlo en el bolsillito y que no se acaba nunca el cordón… En fin, no es grave pero sí que es algo exigible a un calzado tan top.
La sujeción, ahora sí, es perfecta, al fin y al cabo es una zapatilla que está pensada para ir rápido y está optimizada en este sentido. El pie, excepto al principio, es totalmente coherente y estable con el movimiento de la zapatilla, realmente te olvidas que las llevas puestas. Todo esto hace que obtengas máxima precisión en la pisada y con ello una estabilidad fabulosa. Nosotros las hemos sacado por terrenos resbaladizos y pendientes pronunciadas y nos han permitido volar cómodamente sobre este tipo de terrenos.

Acabados

Solo hace falta echarles un vistazo a estas Salomon S-Lab Sense 5 Ultra para darte cuenta de que los acabados son de altísima calidad. Podríamos hacer una comparativa con Ferrari, de hecho comparten color incluso.
Los acolchados son medios, tirando a finos, al final en una zapatilla de 260 g (9 US) no pesa eso porqué esté hecha de aire sino porque han ahorrado material en las zonas innecesarias. Pese a ello, no echamos en falta absolutamente nada, tanto en tiradas largas, como cortas, con lluvia y otros inconvenientes, nos hemos sentido 100 % cómodos. Todo eso, teniendo en cuenta que las costuras por el interior son imperceptibles y que la plantilla es la mínima expresión, de hecho va encolada al footbed para que no se mueva un ápice. Eso sí, sistema antibacteriano brilla por su ausencia. De hecho, aplicamos un truquillo que le vimos a Nuria Picas con sus Salomon, poner bolsitas de té dentro de las zapatillas. Por favor, hay que ser coherente, las bolsitas de té se ponen cuando la zapatilla no se usa, que ya nos vemos a alguno diciendo que ha probado lo de las bolsitas de té y le molestan para correr…Finalmente nos gustaría comentar un detalle sobre la parte negra del upper. Todo el talón y la caña están envueltos en un color negro. ¿Quién nos iba a decir que el negro sería lo que más brillaría de la zapatilla? Pues así es, el material es reflectante y mientras que de día parece negro, de noche brilla como los ojos de un gato sorprendido.

Impermeabilidad / Transpirabilidad

No perdamos el hilo y recordemos que estamos ante un modelo de alta competición. Así pues, cada gramo cuenta y en este caso no tendría sentido ni por la limitación de transpirabilidad ni por el aumento de peso el uso de una membrana. Así pues, las Salomon S-Lab Sense 5 Ultra SG gozan de un upper fino, de hecho, muy fino. No obstante, el material es francamente duro y tupido con lo que el aire no pasa hasta el punto de notarlo. No es así con el agua que enseguida que pisamos un charco o que llueve con algo de decencia se hace un hueco para pasar al interior de nuestras zapatillas. Pese a ello, hay que decir que, dado que los acolchados son mínimos y la plantilla más mínima aún, el secado es extremadamente rápido. Aquí ya caerá la responsabilidad en el calcetín usado.

Suela

Esta es la sección clave, ya que, si por algo se diferencia esta zapatilla al resto es por su suela. Una suela con tacos desalineados, muy prominentes y robustos. El primer miedo, al usar una zapatilla con dicha prominencia de taqueado es; ¿Se nos romperá alguno cuando corramos con ellas por terrenos más duros o pedregosos? Pues bien, nosotros lo hemos probado sacando estas Salomon S-Lab Sense 5 Ultra SG de su zona de confort y ya os decimos que no se rompen, aunque de este tema os daremos más detalles en la siguiente sección.
El Contagrip, material ya emblemático de la casa francesa, compone toda la suela, diferenciándose dos partes, la del talón en negro y los dos tercios delanteros en rojo. Al tacto no podemos apreciar diferencias y en Salomon tampoco las especifican así que nos aventuramos a decir que se trata de un tema estético.
El comportamiento de la suela va un paso más allá de la excelencia, en terrenos duros, los tacos se doblan permitiendo sentir como una amortiguación añadida y el agarre es excelente en cualquier condición de seco. Ahora bien, donde deben dar la talla es en mojado ya que son específicas y sus hermanas para terrenos duros las Salomon S-Lab Sense 5 Ultra no dieron la talla en este campo. Nosotros hemos corrido en días de lluvia, por caminos enraizados y pedregosos e incluso algún door-to-trail pasando por las temidas aceras mojadas. El resultado siempre ha sido el mismo, primeros días con cautela y al ver que las Salomon S-Lab Sense 5 Ultra SG eran una lapa literalmente, hemos volado directamente sin mirar donde pisábamos. Realmente el agarre de estas zapatillas es una auténtica pasada y encima, no acumulan peso porque el barro no se pega.

Durabilidad

Va, no os haremos esperar para saber el veredicto, sorprendente. Ni más ni menos. ¿Por qué? Bueno pues porque a pesar del taqueado tan pronunciado de la suela SG, de haberlas metido bastantes km por terrenos más duros y técnicos, el desgaste que presenta tras 240 km es más que aceptable. No olvidemos que se trata de una zapatilla específica para terrenos blandos y tras todas las perrerías que les hemos hecho están dignamente al pie del cañón. Sinceramente, pensábamos que con ese taqueado, rápidamente perderíamos algún taco o aparecerían grietas, sin embargo se han ido gastando de forma progresiva.
¿Cuántos no hemos visto el upper de unas Salomon S-Lab Sense Ultra (no pongemos versión) roto por el pliegue de los metas? Bien, suponemos que esto es debido a la rigidez del material con el que está construido. Está claro que si ponemos un upper más suave no pasará, pero por el contrario tendremos más peso y mucha menor protección. Bien, esto suele pasar tras muchísimo kilómetros o también a elites que les exigen a las zapatillas un esfuerzo más allá de los límites. En nuestro caso, que ya os decimos que perrerías les hemos hecho, el upper así como los termosellados que lo recubren están “divinos de la muerte”.

Conclusiones

"Que me echen lo que quieran que puedo con eso y más" Creemos que esta oración refleja el espíritu de esta zapatilla. Mientras que en la Salomon S-Lab Sense 5 Ultra se le puede achacar algo de falta de agarre, esta tiene un agarre que va más allá de lo normal en cualquier condición. Sin embargo, creemos que la mayor virtud de estas Salomon S-Lab Sense 5 Ultra es que valen para todo. Son suficientemente ligeras y rápidas como para hacer carreras cortas y medias, y además gozan de protección suficiente para realizar ultras. Eso sí, cuanta más distancia, mejor tiene que ser nuestra técnica, ya que como hemos dicho, la amortiguación es “durilla” y caer de talón si el terreno es duro no es una opción válida para ser repetida periódicamente.
Una zapatilla top, que se adaptará a muchos perfiles de corredores y que nos permitirá sin duda volar por cualquier tipo de terreno, esté mojado, seco, sea fácil o difícil. Chapeau, con solo dos o tres matices a pulir.

PROS:
+ Gran ajuste tras los primeros kilómetros de rodaje
+ Amortiguación perfecta y en su justa medida
+ Flexibilidad
+ Valen para todo tipo de terreno y carreras (ojo ultra, solo corredores con buena técnica)
+ Percepción del terreno
+ Protección contra piedras
+ Muy buena durabilidad, ni un taco roto tras mil perrerías
+ Gran zona reflectante, un auténtico acierto

CONTRAS:
- El bolsillo de la lengüeta queda atrapado por el cordón
- La plantilla coge olores, un tratamiento no le vendría mal
- La primera sensación al ponerlas es mejorable

PUNTUACIONES

  • Adherencia bajadas en tierra9.0
  • Adherencia en roca9.0
  • Adherencia en roca mojada9.0
  • Adherencia subidas en tierra9.0
  • Altura de la caña6.0
  • Amortiguación delantera10.0
  • Amortiguación trasera10.0
  • Asfalto9.0
  • Costuras10.0
  • Durabilidad8.0
  • Estabilidad9.0
  • Fit8.0
  • Flexibilidad10.0
  • Impermeabilidad1.0
  • Pista9.0
  • Protecciones8.0
  • Reflectantes10.0
  • Sistema de fijación / Cordones / Agujeros8.0
  • Torsión lateral10.0
  • Trail10.0
  • Trail Extrem10.0
  • Transpirabilidad8.0

Comparar con

S-Lab Sense 5 Ultra Softground - Salomon

Vs

buscar