Salomon S-Lab Peak 20

Salomon S-Lab Peak 20
Salomon S-Lab Peak 20
Salomon S-Lab Peak 20
Salomon S-Lab Peak 20
Salomon S-Lab Peak 20
Salomon S-Lab Peak 20
Salomon S-Lab Peak 20
Salomon S-Lab Peak 20
Salomon S-Lab Peak 20
Salomon S-Lab Peak 20
Salomon S-Lab Peak 20
Salomon S-Lab Peak 20
Salomon S-Lab Peak 20
Salomon S-Lab Peak 20
Salomon S-Lab Peak 20
Salomon S-Lab Peak 20
Salomon S-Lab Peak 20
Salomon S-Lab Peak 20
Salomon S-Lab Peak 20

DATOS TÉCNICOS

  • Talla US Universal
  • Peso (gramos) 565
  • P.V.P 219,99 €

Introducción

Pocos son los corredores de montaña que no han corrido alguna vez con una mochila Salomon en la espalda. Des de que los corredores del Salomon Team, con un joven Kilian Jornet en cabeza, aparecieron con un revolucionario diseño de la mochila-chaleco, muchos son los que han optado por elegir la marca francesa y sus mochilas como compañeras de aventuras.

Las mochilas Salomon han evolucionado y han hecho evolucionar las del resto de marcas. Temporada tras temporada han salido modelos más ligeros y de menos capacidad para las aventuras más cortas pero también mochilas con más capacidad para aquellos retos que precisen de más material o más autosuficiencia en montaña.

En esta ocasión vamos a poner a prueba el modelo de Salomon S-LAB PEAK 20. Una mochila-chaleco de 22 litros de capacidad pensada para carreras largas o salidas en autosuficiencia de uno o varios días por montaña. Nos ha acompañado en los últimos meses de entrenamientos y salidas de media y alta montaña en autosuficiencia preparando Eufòria del Andorra Ultra Trail Vallnord.

¿Habéis corrido alguna vez con una mochila de 22 litros? ¡Nosotros tampoco lo habíamos hecho! Vamos a ver cómo se ha comportado una de las mochilas pensadas para ir a correr con más capacidad de Salomon

Primeras sensaciones y construcción

A primera vista es una mochila que llama mucho la atención por su diseño ya que es muy bonita. Nosotros la hemos probado en color negro pero también está disponible en azul llamativo. Acostumbrados a ver diseños más pequeños de mochilas, esta  de 22 litros de capacidad se ve grande. ¿Su peso? Tan sólo 565 gramos.

El diseño de la parte delantera es muy similar a otros más pequeños de la marca francesa. Disponemos de dos bolsillos a la altura del pecho pensados para llevar los Soft flask. También incorpora dos bolsillos en la parte superior y dos en la inferior de gran capacidad para poder llevar bastante carga que detallaremos más adelante.

La parte trasera es una enorme bolsa que cuenta con una cremallera vertical que la abre en su totalidad con el objetivo de que el corredor tenga acceso a todo el material de forma rápida y ordenada sin importar en que sitio se encuentre. En los laterales encontramos unos bolsillos con goma elástica pensados para llevar dos bidones de agua.

Alrededor de la mochila se encuentran unos cables blancos que acaban en la parte superior central y que funcionan como tensores. Esto es ideal para poder llevar el material de la parte trasera los más compacto posible y evitar el revote de este en el interior. Ha sido ideal para salidas cortas y con más intensidad. Los tensores están construidos en Aramida que es un material no elástico.

También encontramos dos tensores más situados en los laterales de la parte inferior de la mochila que nos ayudarán aún más a llevar la mochila lo más sujeta posible a nuestro cuerpo.

Nos ponemos la Salomon SLAB Peak 20 y las primeras sensaciones son muy buenas. Se adapta perfectamente a nuestro cuerpo y en ningún momento tenemos la sensación de llevar una mochila de 22 litros de capacidad. Hay que decir que acostumbrados a mochilas de 12 litros, la parte frontal se nota más grande pero en ningún momento incomoda. Corremos con ella con total libertad de movimientos.

Sistemas de hidratación

Como en todas las mochilas Salomon, los Soft Flask son el sistema de hidratación que mejor se adapta a ella. La marca francesa nos comenta que la capacidad máxima es de 750ml, nosotros hemos utilizado los de 500ml. Estos entran sin ningún problema si son los de la propia marca o tienen la misma forma. También hemos corrido con botellas de una reconocida marca de hidratación y nos han funcionado de maravilla. La adaptabilidad de la malla a la botella es muy buena y no se ha roto.

Los bolsillos exteriores situados en los laterales de la parte inferior de la  Salomon SLAB Peak 20 son ideales para llevar bidones de hasta 750ml. Se ajustan perfectamente allí y no hemos perdido ninguno en todas las salidas realizadas. Cuando la parte inferior de la mochilla está suficientemente cargada, las botellas se adaptan a ella sin ningún problema.

El acceso a estos bolsillos traseros se puede realizar sin necesidad de quitarse la mochila pero para volver a colocar la botella si que hay que quitársela, especialmente si ésta está cargada de material. Deberéis sacaros la Salomon SLAB Peak 20 para colocar bien los bidones en los bolsillos. Estos son estrechos para que no salte el bidón de agua mientras corremos. Para aquellos corredores rápidos puede suponer una perdida de tiempo en carrera.

Compartimentos y extras

La Salomon SLAB Peak 20 es una mochila pensada para que el corredor tenga acceso a todo aquello que necesite de forma rápida en la parte delantera. Cuatro son los bolsillos de gran capacidad que se han colocado en esta parte de la mochila. Dos situados por encima de los bolsillos de hidratación y dos por debajo. Ambos llevan cremallera y están fabricados por una malla elástica que nos permitirá rellenarlos bastante.

En la parte trasera, la mochila incorpora una cremallera vertical que la abre en su totalidad. Tenemos acceso sin ningún problema a todo el contenido de una manera rápida y sin tener que remover todo el contenido interior. Una malla, que podemos elegir si colocar o no, nos ofrece la opción de poder crear dos compartimentos separados en caso de desearlo.

Exteriormente encontramos dos bolsillos con una goma elástica pensados para llevar dos botellas de hidratación aunque también pueden ser utilizados para colocar otro material.

La Salomon S-LAB Peak 22 también incorpora una pequeña esterilla que se lleva en el interior de la malla de la parte trasera. Esta sirve para poder sentarnos e incluso tumbarnos en el suelo. A pesar de ser fina y ligera, cumple perfectamente con su función. Durante las noches que hemos pasado por montaña, nos ha ayudado hacer pequeñas paradas para dormir de 10-15 minutos para poder seguir nuestra marcha.

En la parte frontal izquierda, la mochila incorpora un pequeño silbato que nos ayudará a emitir señales de sonido en caso de emergencia. Es de tamaño muy pequeño y va colgado de una cuerda.

Comportamiento en carrera

Muchas horas, muchos kilómetros y mucho desnivel positivo y también negativo. La Salomon SLAB Peak 20 ha sido nuestra fiel compañera a lo largo de largas jornadas de media y alta montaña cargados hasta los topes. Los ritmos han sido bajos y la mayoría de veces caminábamos rápido en subida y bajábamos al trote suave. Su comportamiento ha sido espectacular, en ningún momento nos ha causado ninguna tipo de molestia y se ha adaptado a la perfección a nuestro cuerpo.

Gracias a su construcción de mochila-chaleco el peso queda muy bien distribuido entre la parte frontal y la trasera evitando el rebote. El sistema de fijación nos ha ayudado a que, independientemente del el material que llevásemos en el interior, este quedará bien fijado. Esto ha sido uno de los puntos fuertes.

En las jornadas de más calor, la malla 3D de la mochila nos ha ido de maravilla para evacuar el sudor. Además, se seca de forma rápida y eso es de gran ayuda cuando después de una larga jornada de sol empezaba la noche.

Impermeabilidad

El material que se ha utilizado para la construcción de la parte trasera de la mochila no es impermeable pero sí repele el agua. Esto es de gran ayuda para las pequeñas lluvias intermitentes que se pueden dar en alta montaña pero obliga a llevarlo todo en bolsas estancas en caso de lluvia intensa. 

Resistencia y durabilidad

La Salomon SLAB Peak 20 es una mochila resistente a todo tipo de terrenos y también de una larga durabilidad. La hemos utilizado en diferentes salidas por alta montaña donde hemos tenido tanto lluvia como sol. Además, también fue nuestra compañera en alguna salida por la zona del Pedraforca donde nos ha tocado trepar y no se ha roto nada a pesar del roce con las piedras.

Muchos son los kilómetros realizados con esta mochila y sigue como el primer dia. La elasticidad de la malla con la que se ha fabricado los bolsillos, las cremalleras o los tensores no han sufrido ningún desperfecto.

Conclusiones

La Salomon SLAB Peak 20 ha sido la perfecta compañera para las aventuras más largas por montaña. Nada tiene que envidiar a sus hermanas menores de menos capacidad, en cuanto a comodidad o ligereza. Con ella se podrá disfrutara de rutas largas llevando todo el material necesario para pasar varios días disfrutando del monte.

Si estáis interesados en realizar rutas de varios días en autosuficiencia, durmiendo en refugios libres ( o no) esta mochila es un gran opción. También será una gran alternativa para carreras con mucho material obligatorio como podría ser Tor des Geants, Spin Race entre otras. 

 

Pros

+ Gran Capacidad

+ Ligereza

+ Bolsillos frontales muy cómodos

 

Contras

- Bolsa exterior no es impermeable

- Bolsillos traseros de difícil acceso con la mochila puesta

 

Posibles mejoras

Sistema de sujeción

PUNTUACIONES

  • Bolsillos exteriores10.0
  • Capacidad22.0 litros
  • Compartimentos interiores8.0
  • Comportamiento en carrera10.0
  • Fit cintas8.0
  • Fit cuerpo10.0
  • Hidratación interna0.0
  • Impermeabilidad5.0
  • Portabidones10.0
  • Reflectantes7.0
  • Resistencia / Durabilidad10.0

Comparar con

S-Lab Peak 20 - Salomon

Vs

buscar