Salomon Agile Belt 500 Set

Salomon Agile Belt 500 Set
Salomon Agile Belt 500 Set
Salomon Agile Belt 500 Set
Salomon Agile Belt 500 Set
Salomon Agile Belt 500 Set
Salomon Agile Belt 500 Set
Salomon Agile Belt 500 Set
Salomon Agile Belt 500 Set
Salomon Agile Belt 500 Set
Salomon Agile Belt 500 Set
Salomon Agile Belt 500 Set

VÍDEO ANÁLISIS


Salomon Agile Belt 500 Set

DATOS TÉCNICOS

  • Talla US Universal
  • Peso (gramos) 117
  • P.V.P 0,00 €

Introducción

Cuando nos ponen en las manos el cinturón Salomon Agile Belt 500 Set pensamos “Oh, se parece al modelo Energy Belt (que también hemos tenido encima) pero sin tanta cinta para ajustar, ¿habrán hecho un modelo con tallas, como las mochilas?” (uno de los grandes contras de muchos cinturones es lo mal que ajustan a corredores con cintura pequeña).
No es el caso, Salomon Agile Belt 500 Set es un modelo unisex de talla única pero con capacidad de adaptarse a las cinturas más estrechas con la misma eficiencia que a una cintura de talla media… Bueno, eso habrá que comprobarlo sobre el terreno, además tenemos la cintura “perfecta” para este caso: talla XS de chica. Imaginamos que todos los corredores que se han encontrado con este problema (muchos de ellos, chicas) estarán deseando llegar al final de esta review.
Vamos a ser exigentes con el Salomon Agile Belt 500 Set porque echamos de menos esa capacidad de adaptabilidad a cuerpos menudos en los sistemas de hidratación. Algunas marcas ya están ofreciendo modelos distintos para chico y para chica en estos productos, pero en general siempre han sido unisex y grandes para los cuerpos pequeños. En este caso no hay diferencia así que el ajuste será un punto bastante diferencial a evaluar.
De Salomon poco podemos decir que nuestros lectores no hayan sepan ya. Marca afianzada, con buena reputación, fenómenos corredores en su equipo que son su mejor presentación… Son una marca que no puede bajar la guardia porque todo lo que haga se espera que sea excepcional.
Por nuestra parte, intentaremos ver si a parte de cumplir con las calidades esperadas el Salomon Agile Belt 500 Set nos ofrece algo distinto a lo visto hasta ahora.
Por lo pronto, se presenta como cinturón de hidratación: el número ‘500’ es la capacidad del botellín blando de medio litro que incluye (botellín habitual en Salomon, llamado Soft Flask y que es una especie de bolsa de goma con boquilla). Dentro de la gama, también podemos encontrar el modelo Salomon Agile Belt 250 Set, con un botellín de 250 ml.
El caso es que tenemos el bidón de hidratación y sólo vemos 2 bolsillos con cremallera por tanto... el bidón de medio litro ¿es para llevarlo en la mano o quieren que lo metamos dentro, cerrado con cremallera? Normalmente los bidones van en bolsillos específicos, abiertos y de fácil acceso (con algún tipo de sujeción para que no se caigan). Desde luego algo de distinto tiene.
Pero lo más intrigante es esa cuerda larga, roja y con letras blancas que cuelga no sabemos bien de dónde. Qué extraño… ¿esconderá un paracaídas? ¿activará el modo Turbo? jejeje :p

Primeras sensaciones y descripción

Lo primero que nos gusta al ver el cinturón es que “todo él parece un bolsillo”. Esto no es exacto, pero podría ser lo que se quiere simular ya que lo primero que se nos viene a la cabeza son los cinturones elásticos que van completamente pegados al cuerpo. No es el caso del Salomon Agile Belt 500 Set, que tiene la capacidad de actuar como sistema de hidratación en toda regla (algo que no es el objetivo de los cinturones que comentábamos antes).

El Salomon Agile Belt 500 Set se compone de 2 bolsillos con cremallera:
- Un bolsillo delantero, fino (no sobresale hacia afuera) pero elástico. Metemos el puño y vemos que vamos a poder meter más de lo que aparenta a simple vista.
- Un bolsillo trasero de mayor capacidad que el delantero, también elástico, preparado para albergar el Soft Flask de medio litro (sí, ¡va dentro!)

El hecho de que nos recordara a los cinturones planos viene porque las bandas entre bolsillo y bolsillo son igual de anchas que el bolsillo delantero, consiguiendo una estructura que se adapta muy bien a la cintura, sin cambios de altura que resulten molestos o se claven en la cintura.
Además, en la parte que va pegada a los riñones el Salomon Agile Belt 500 Set está cubierto con refuerzos similares a los de la espalda de una mochila. Aunque hace el cinturón más tosco, al ponérnoslo alrededor del cuerpo (aún sin ajustar) en seguida nos damos cuenta que esto nos va a aportar mucha comodidad cuando estemos corriendo.
Observamos que tiene una hebilla en un lateral que se cierra con velcro, pero que alrededor de la cintura apenas da margen para ajustar a distintos tamaños. Sin embargo es talla única, unisex… no puede ser tan pequeño, algo se nos escapa... Está claro que por fin ha llegado el turno de averiguar qué es esa cuerda roja que cuelga de él y que nos tiene intrigados desde el primer momento.
En la cuerda pone “< < Adjustment Leach > >”. Genial, sirve para ajustar el cinturón a nuestro contorno. Enganchamos la hebilla lateral y tiramos de la cuerda… Nada, no se mueve nada. Miramos un poco más en detalle, releemos y no parece que haya más formas, lo dice claro, sirve para ajustar el tamaño, pero aunque tiremos no somos capaces de mover nada. Pues qué torpes ¿no? jajaja. Venga va, ¿cuántos de vosotros leéis las instrucciones cuando os compráis algo así? Seguro que muchos no :p Pues en este caso, te dan alguna pista.
En las etiquetas del Salomon Agile Belt 500 Set podemos ver un pequeño dibujo que explica cómo a la vez que se tira de la cuerda roja, es necesario separar el velcro interior que hay en la parte trasera del cinturón. Entre el refuerzo de la espalda y el bolsillo, tenemos una parte movible con un velcro MUY FUERTE. Nos cuesta ajustarlo porque cada vez que tiramos de la cuerda se queda pegado antes de tiempo y tenemos que volver a separar el velcro.
Nos lleva un buen rato coger la medida deseada, no es fácil separar el velcro y después, cuando estás en proceso de ajuste, no es fácil controlar el movimiento poco a poco sin que se te pegue de nuevo.
Eso sí, una vez tenemos la medida y lo tenemos bien acoplado en la cintura confirmamos lo cómodo que es. Sin partes duras, acolchado, bolsillos de fácil acceso y posibilidad de llevar un botellín dentro ¿quién no tiene ganas de probarlo? ¡Nos vamos directos a por las zapatillas para ponerlo en movimiento!

Funcionamiento en carrera

La primera vez que nos ponemos el cinturón, optamos por la opción de ponérnoslo a la altura de la cadera, que es donde solemos sentirnos cómodos llevando algo atado. Normalmente no hay cinturón que aguante en esa posición mientras corremos, porque empieza a botar y se suelta de la cadera para acabar suelto, dando botes en la cintura. Con el cinturón Salomon Agile Belt 500 Set no esperábamos nada distinto, pero “probamos el material hasta el final” ¿no? Pues por probar que no quede ;)
Salimos con el cinturón casi vacío, sólo llevamos el móvil, un paquete de pañuelos de papel y las llaves de casa (todo en el bolsillo delantero). Al empezar a correr empieza a botar y a molestarnos, pero sentimos que podemos ajustarlo mejor. Nos lo quitamos y lo hacemos más pequeño, nos lo pegamos fuerte a la cadera y vuelta a trotar ¡y “voilà”! ¡no se mueve! Conseguimos completar un entrenamiento de 15km con alguna subida y alguna bajada (pero siempre en terreno pistero) sin volver a tocar el ajuste. El cinturón ha conseguido aguantar en la cadera.
Pero el Salomon Agile Belt 500 Set tiene muchas más posibilidades de carga que móvil, llaves y pañuelos. Está diseñado para poder acompañarnos en cualquier tipo de terreno y cargado de peso, incluyendo el bidón Soft Flask de medio litro que incluye lleno. Debemos ‘darle más caña’ así que para la siguiente prueba lo vamos a cargar de peso.
Le metemos en el bolsillo trasero el Soft Flask de 500 ml lleno de agua + una cámara GoPro con su carcasa + 2 barritas; y en el bolsillo delantero llevamos el móvil, las llaves del coche, un cortavientos (de los que caben en un puño) y unos guantes finitos. Y sin tocar el ajuste que conseguimos en la cadera en la salida anterior, nos disponemos a correr… ni 100 metros. Imposible, con el cinturón en la cadera y con peso no se puede correr. Era lógico. Nos lo colocamos en la cintura y (no sin esfuerzo) reajustamos. La verdad que el sistema de velcro que han ideado es muy fuerte y no se mueve un ápice en todo el entrenamiento, pero a la vez nos resulta bastante tedioso de ajustar.
Una vez en su sitio, apretado en la cintura, volvemos a correr. Con la carga de peso que llevamos en la espalda (500 ml agua, cámara fotos y barritas) tenemos aún pequeños botes cuando cogemos un poco más de ritmo, pero tampoco queremos ajustarlo más porque nos dificultaría la respiración abdominal y preferimos tener un poco de margen para poder “inflarnos” al coger aire cuando lo necesitemos.


Desde luego con este novedoso sistema se corrigen varias carencias que tienen OTROS MODELOS:

- A la gente muy delgada le sobra mucha cinta de velcro y, llevar cinta colgando o buscarse una goma para sujetarlo de forma casera, resta puntos de comodidad (se podría cortar el sobrante pero no hace gracia pegar un tijeretazo a material de este tipo), con el Salomon Agile Belt 500 Set, no sobra cinta.

- Sobre el mismo caso anterior, si la cinta de velcro sobre la que se puede ajustar queda reducida a muy poco espacio (te quedas sin cinturón sobre el que “pegar”) sujeción pierde mucha firmeza, cosa que no pasa con el Salomon Agile Belt 500 Set.

- Otros velcros no son tan fuertes como los que nos hemos encontrado en este cinturón y a veces ceden durante carreras largas o recorridos con movimientos bruscos, necesitando reajustar durante la salida; cosa que no hemos necesitado hacer al probar el Salomon Agile Belt 500 Set.


Pinta bien ¿no? Lo malo es que para conseguir todas estas mejoras se ha tenido que renunciar a comodidad a la hora de ajustarlo. Una vez acoplado no hay quien lo mueva, así que deberás asegurarte bien antes de una competición de que el tamaño es el deseado porque si tienes que corregir en carrera, vas a tener que pararte, usar las 2 manos y probablemente reajustar varias veces hasta conseguirlo.
Como consejo tras nuestras pruebas y las veces que hemos tenido que reajustar durante los entrenamientos, os diríamos que intentéis ajustarlo de forma que la hebilla lateral que cierra el cinturón quede centrada en la tira. Así tendréis algún centímetro de margen para apretar más o aflojar cuando empecéis a correr o vaya disminuyendo el peso del contenido (a medida que consumís el agua y el alimento). En las fotos podréis ver a qué nos referimos como dejar la hebilla ‘centrada’.
Por otro lado tenemos unos estupendos refuerzos en la zona que va en contacto con la espalda (habituales en otros modelos Salomon), que le dan estabilidad y evitan que nos clavemos los objetos que van dentro (llaves, picos de geles…). El refuerzo es una almohadilla con tejido micro agujereado para favorecer la transpiración. Si no tenemos más capas intermedias que una camiseta, acumulará parte del sudor que traspasemos del cuerpo a la camiseta así que la sensación de tener la espalda mojada es menor que cuando todo el sudor se lo queda la camiseta.
Y eso sí, de igual forma, si llueve acumulará agua. Es lo que tienen las cómodas almohadillas :)

Compartimentos y extras

Los bolsillos son muy fáciles de manipular, las cremalleras tienen un cordón para facilitar el agarre rápido y se abren de lado a lado, dejando una apertura amplia, sin necesidad de rebuscar a ciegas. Se ve todo nada más abrir (tenlo en cuenta si lo abres en movimiento, que no se te caiga nada ;) ).
Además, el bolsillo trasero (donde se guarda el Soft Flask de 500 ml), tiene dos pequeños separadores, pegados a la espalda, lo justo para meter un par de barritas/geles, el móvil, una cartera fina, llaves... es una forma de tener localizados ciertos elementos y que no se muevan (van pegados a la espalda). Este bolsillo tiene cierta estructura rectangular, aunque sea blando y elástico es como si tuviera “parte de arriba y parte de abajo”, sin embargo el delantero podría decirse que es plano, para ir pegado al vientre.
La elasticidad de los bolsillos es punto fuerte del Salomon Agile Belt 500 Set y puedes sorprenderte de lo mucho que cabe en el bolsillo delantero, engaña a la vista respecto a la capacidad que admite. Además, sería el bolsillo elegido para meter las cosas que queremos tener accesibles en carrera: las barritas, los geles, el cortavientos, etc.
En el trasero además del Soft Flask hay hueco para alguna cosa más, pero os recomendamos que tengáis en cuenta que si metéis algo más junto con el bidón, seáis precavidos si vais en movimiento y queréis sacarlo para beber, ya que tendréis que abrir bastante el bolsillo y controlar que no se caigan el resto de cosas (al ser un bolsillo trasero estamos más ciegos).
Aunque el bolsillo trasero tiene la parte superior e inferior de un material perlante y no elástico, ninguno de los bolsillos es impermeable. Si quieres usar el Salomon Agile Belt 500 Set un día lluvioso una idea sería meter aquello que no queramos que se moje dentro de bolsas de plástico antes de introducirlas en el cinturón. Esto incomodará el acceso a lo que llevemos cuando necesitemos usarlo, pero es una solución sencilla para seguir dando utilidad al cinturón los días que llueva.
Cuenta también con 3 reflectantes, uno en el ajuste de la hebilla lateral (que probablemente te quede situado más bien en tu zona delantera) y dos en el bolsillo trasero, uno a cada lado. Para nuestro gusto lo hubieran bordado con uno más en la zona delantera tirando a la derecha, ya que el reflectante de la hebilla está a la izquierda y tendríamos todos los ángulos cubiertos.

Resistencia y durabilidad

Si miramos de cerca los detalles, podemos decir que los acabados son muy buenos, las costuras perfectas, sin hilos sueltos, cremalleras de buena calidad… la verdad, nada que no esperemos de Salomon. Ya al cogerlo se le ve con cuerpo, las bandas que lo abrochan alrededor de nuestra cintura son fuertes, los velcros más fuertes que nunca (con sus pros y sus contras, como hemos visto), se les adivina una larga vida.
La elasticidad de los bolsillos es muy buena y permite forzar bastante la goma. En nuestro caso tras varias salidas y con carga considerable, los bolsillos siguen manteniendo su elasticidad inicial sin signos de gomas más flojas, aunque sí hemos encontrado alguna parte estropeada (ver foto), creemos que porque se han clavado desde el interior los picos de los termosellados de geles y barritas que hemos llevado dentro.
Por supuesto todas las gomas ceden con el uso, pero tiene pinta que aguantarán bastante sin romperse. Al fin y al cabo si metes más peso de lo que estén capacitados a aguantar, seguramente no podamos correr a gusto porque se moverá demasiado y acabaremos dándole un uso adecuado.
No estamos libres de rotura por enganchones pero es difícil enganchar una tela con un entramado de hilos tan pequeño como la parte elástica de los bolsillos del Salomon Agile Belt 500 Set. Por otro lado, en esa “parte superior e inferior” que mencionábamos del bolsillo trasero (lo que vemos en color negro, frente al azul del tejido elástico), se usa la tecnología “Ripstop”. Al tejido se le añade un entramado de hilos más gruesos, de alta resistencia, que acaban formando una cuadrícula. Se considera un tejido antidesgarro porque ante un enganchón este entramado evita en gran medida que se expanda el desgarro y además, como decíamos antes, es la única parte de los bolsillos que tiene cierta capacidad de repeler el agua.

Conclusiones

Una vez más Salomon no defrauda y saca al mercado un cinturón con algo diferencial sobre el resto: un cinturón UNISEX que es capaz de ajustarse en las cinturas más estrechas con todas las garantías de comodidad y sujeción y con una capacidad de carga bastante considerable para el formato que tiene.
Además, el Salomon Agile Belt 500 Set viene con un bidón Soft Flask de medio litro de capacidad, que se guarda en posición horizontal en el bolsillo con cremallera situado en la espalda. Esta disposición aporta mucha estabilidad en carrera y mantiene el peso siempre bien repartido, no como cuando sólo podemos llevarlo en un lateral o, si tenemos 2 bidones, que debemos ir bebiendo de ambos para gestionar nosotros el peso.
La capacidad de carga es grande gracias a la elasticidad de su tejido (incluso con el bidón lleno aún tenemos espacio para meter algún elemento más en el bolsillo trasero), y nos ha venido genial para llevar cortavientos ligero, guantes o manguitos en el bolsillo delantero.
Hemos sido capaces de correr con él en la cadera cuando llevábamos poca carga, pero en cuanto hemos añadido peso hemos necesitado llevarlo en la cintura para que no se moviera. Como en cualquier cinturón, cuanto más cargado vaya el bolsillo trasero más incómoda puede ser la carrera porque podemos tener pequeños rebotes en la espalda. Lo que sí podemos decir es que la capacidad de ajuste del Salomon Agile Belt 500 Set y los refuerzos de la espalda harán casi inapreciable este movimiento.
Sin duda otro de los puntos fuertes es lo resistente que es el velcro que ajusta el tamaño del cinturón, un sistema novedoso con el que han conseguido que tras ajustarlo no hayamos tenido ningún pequeño desajuste aunque fuéramos a tope de carga. Desde luego se paga el precio de tal resistencia con la dificultad para moverlo hasta encontrar el tamaño deseado, pero es un precio que nosotros estaríamos dispuestos a pagar si basta con tocarlo antes de empezar a correr y no varias veces en carrera.


Adecuado tanto para entrenar como para competir, aunque en cada caso habrá que tener en cuenta las limitaciones de lo que cada circunstancia nos exija. Por ejemplo:

- Entrenando sacaremos el máximo partido en las tiradas en las que sea suficiente llevar 500 ml de líquido y además queramos llevar las manos libres.

- Otra situación genial será en las salidas en las que salgamos un poco abrigados y luego nos sobren cosas (lo dicho: guantes, manguitos, cortavientos fino, etc.) porque podremos meterlo en sus bolsillos elásticos, incluyendo alguna barrita o gel ¡y Soft Flask!

- Habrá que tener en cuenta que el sistema de guardar la hidratación bajo cremallera y en la espalda quizá no sea la ideal para correr con un día con mucho calor o humedad, ya que si necesitamos beber cada 15 minutos vamos a cansarnos de [abrir, sacar, meter y volver a cerrar], además de perder ritmo y energía; otros sistemas más accesibles pueden ser más cómodos en esos casos.

- Si no nos importa llevar el Soft Flask en la mano, está la opción de cargar con él e incluso de llevar uno en la mano y otro bidón detrás. Así tendríamos doble cantidad de líquido, siempre accesible en la mano y usaríamos todas las capacidades del Salomon Agile Belt 500 Set con la reserva de la espalda.

- En el caso de la competición puede ser también muy buen compañero porque nos permite llevar hidratación de forma muy estable y nos dejará las manos libres para los momentos de mayor esfuerzo y concentración. Podríamos aprovechar las partes más lentas de la carrera para beber o, si es una prueba con buena frecuencia de avituallamiento, simplemente tener el bidón lleno como medida de necesidad fuera de los ellos.


El mercado tiene muchos cinturones de hidratación con el mismo objetivo que éste, pero no es nada fácil conseguir la estabilidad y la fiabilidad de que el tamaño ajustado no se va mover durante nuestras carreras que hemos tenido con el Salomon Agile Belt 500 Set.

PROS
+ Capacidad de ajuste en cinturas muy estrechas.
+ El velcro no se desplaza una vez ajustado.
+ Bastante capacidad de carga para un formato de cinturón estrecho.
+ Incluye bidón Soft Flask de 500 ml que podemos guardar en el bolsillo de atrás.
+ La posición tumbada que lleva el bidón en el bolsillo aporta estabilidad y peso repartido.

CONTRAS
- Es difícil de ajustar; no hemos conseguido ajustarlo en movimiento.
- Acceso a la bebida en el bolsillo trasero menos inmediato que otros sistemas.
- No tiene ningún compartimento impermeable.
- La presión que puede ejercerse al llevar el Soft Flask muy apretado puede suponer pérdidas de líquido si parte de la presión está en la boquilla.

PUNTUACIONES

  • Fit cuerpo9.0
  • Fit cintas7.0
  • Sistema hidratación8.0
  • Capacidad sistema hidratación50.0 Centilitros (cl)
  • Bolsillos8.0
  • Reflectantes6.0
  • Comportamiento en carrera9.0
  • Relación calidad / precio9.0
  • Resistencia / Durabilidad8.0

Comparar con

Agile Belt 500 Set - Salomon

Vs

buscar