RaidLight Ultra Olmo R-Zone

RaidLight Ultra Olmo R-Zone
RaidLight Ultra Olmo R-Zone
RaidLight Ultra Olmo R-Zone
RaidLight Ultra Olmo R-Zone
RaidLight Ultra Olmo R-Zone
RaidLight Ultra Olmo R-Zone
RaidLight Ultra Olmo R-Zone
RaidLight Ultra Olmo R-Zone
RaidLight Ultra Olmo R-Zone
RaidLight Ultra Olmo R-Zone
RaidLight Ultra Olmo R-Zone
RaidLight Ultra Olmo R-Zone

VÍDEO ANÁLISIS



RaidLight Ultra Olmo R-Zone

DATOS TÉCNICOS

  • Talla US Universal
  • Peso (gramos) 574
  • P.V.P 64,90 €

Introducción

Que una marca con tan solo 15 años de antigüedad se haya ganado el respeto de la comunidad de corredores es, sin duda alguna, sinónimo de rigurosidad en el trabajo hecho y calidad en sus productos. Este es el caso de Raidlight, que con un equipo de 30 personas desde el corazón de los alpes franceses nos ofrecen un variado catálogo de productos para el trail running. Cabe remarcar este dato: solo productos de trail running, todos sus esfuerzos van destinados a esta modalidad deportiva que tanto nos gusta.
En esta ocasión, analizaremos la Ultra Olmo R-Zone, a medio camino de ser una mochila o una riñonera, tal y como la define la propia casa francesa. Tanto es así que en su catálogo la encontramos en ambos apartados, aunque nosotros la vamos a tratar como mochila.
De las novedades del 2014 destaca la gama Olmo, con los productos más ligeros de Raidlight, de la que forma parte la mochila a analizar, concebida para carreras largas con lista de material obligatorio no demasiado larga.

Primeras sensaciones y construcción

Al fijarnos en la mochila ya vemos que se trata de un producto extraño, de algo a lo que no estamos acostumbrados. Diríamos que es una riñonera con tirantes, pero también una mochila con portabidones… Pues bien, todo es cierto! Con bolsillos y compartimentos por doquier, lo que más nos llama la atención es, en primer lugar, un gran agujero en la parte alta de la espalda, que seguro nos va a ofrecer una total transpiración en esa zona, y en segundo lugar el gran bolsillo en la parte baja de la misma, entre los dos bidones, pues para nuestra sorpresa es bastante grande, veremos que podemos llegar a meter en él. En su parte exterior encontramos un cordón elástico que nos comprimirá dicho bolsillo si es necesario.
Para ajustarnos bien la Ultra Olmo R-Zone hará falta “modificar” un poco lo que recibimos de serie. Veréis, la cinta que nos ata la cintura lleva dos anclajes, en un lateral unido a un punto fijo y al otro a una cinta extensible, además de dos pequeños accesorios que la convierten en portadorsales, pero el problema que nos encontramos es que llegamos al tope de tensado y aún nos falta tirar más! Parece que Raidlight haya pensado en corredores no muy delgados al crear esta (y nos consta que algún modelo más) mochila, así que para un ajuste perfecto deberemos prescindir de dicha cinta central portadorsales. El ajuste en el pecho es perfecto, con dos cintas que al unirse quedan en X con silbato en el cierre, con las puntas desplazables para adaptarse así a cada corredor.
Da la sensación que correr con la Ulta Olmo R-Zone nos va a gustar, con su buen ajuste y su peso ligero de 325g. Está fabricada en rejilla 3D para transpirar mejor, al mirarla a contraluz vemos que bien va a dejar pasar el aire. Desconocemos si la mochila de Raidlight viene equipada con algún tratamiento antibacteriano, veremos qué pasa al correr.

Sistemas de hidratación

La capacidad de líquido máxima que podremos llevar será de 1600ml, repartidos en dos bidones principales en la parte de los riñones, de 600ml cada uno, y con dos flask de 200ml en la parte frontal. De este modo disponemos de cuatro distintos compartimentos en esta Ultra Olmo R-Zone, lo que aporta dos grandes beneficios: el primero será que podremos llevar diversidad de líquidos sin mezclar, y el segundo el modo en que repartimos la cargas, que es perfecto y nos hace sentir cómodos con los cuatro bidones llenos a carrera lanzada. Cuando estamos corriendo, el acceso a los bidones de la cintura es muy fácil, pues Raidlight ha orientado los portabidones de manera que no forcemos los brazos al cogerlos, convirtiéndolo en un movimiento natural. Coger los flask es tarea simple y fácil, y aunque la mochila dispone de cintas para un agarre total de bidones, el ajuste es tal que podemos prescindir de ellas.

Compartimentos y extras

Tenemos toda una mañana para correr, así que llenamos la Ultra Olmo R-Zone a tope, como si fuéramos a correr un ultra. Primero el gran bolsillo en la espalda, donde metemos sin problemas el material que esperamos no utilizar: un impermeable, una manta térmica, un frontal y un teléfono móvil. En la parte baja encontramos una cremallera que da acceso a un pequeño bolsillo impermeable, que queda dentro del bolsillo principal, donde no cabe un móvil pero que es ideal para meter las llaves del coche o algún carné, por ejemplo. Ahora toca la parte frontal, donde empezando por arriba y por igual en cada cinta, encontramos un primer bolsillo con cremallera vertical donde sí nos cabe el teléfono (que tendremos que proteger de la humedad), y además los llenamos de barritas y geles. En el exterior de dicho bolsillo encontramos otro compartimiento vertical con una goma en la parte superior que sirve de cierre, ideal para barritas o deshechos. Nosotros los dejamos vacíos para meter en ellos los envoltorios de las barritas y geles a consumir. Justo debajo encontramos los compartimentos para los flask. Van a cerrar la lista de bolsillos los dos que encontramos en la cintura cerrados con cremallera, ahí metemos lo que queremos tener más a mano. Son un poco más grandes que los cosidos en las cintas verticales, y aprovechamos para llenarlos de frutos secos, glucosas… Así que en total dispondremos de un gran bolsillo en la espalda, cuatro con buena capacidad y cerrados con cremallera en la parte frontal, y dos más de pequeños cerrados con goma también en el frontal. Podemos llevar un poco de todo, dependiendo lo que vayamos a correr quizás nos será difícil llenar tantos compartimentos. La Raidlight Ultra Olmo R-Zone viene provista de portabastones en su parte posterior, con dos enganches de goma para cruzar los bastones a la espalda. El sistema es simple, pero para atar y desatar necesitaremos quitarnos la mochila. Con el bolsillo posterior lleno y los bastones colocados, los cordones de goma que los sujetan tiran con fuerza, y esto lo notamos en el ajuste de la mochila, como si nos tiraran del hombro derecho para atrás. El sistema es mejorable, está claro que Raidlight ha buscado la manera de dotar la Ultra Olmo R-Zone de portabastones sin comprometer la ligereza del conjunto, pero es difícil que se mantenga todo en su posición original cuando hay tensiones que obligan al material.
En nuestras salidas nocturnas, seremos visibles desde cualquier lado gracias a los reflectantes existentes en los compartimentos de los flask delante, en los portabidones para los laterales y en las cintas de sujeción de la goma que tensa el bolsillo grande en la espalda.

Comportamiento en carrera

Con un buen ajuste y la mochila llena, además de lo contado con los bidones a tope, salimos a disfrutar de una mañana en la montaña. La Ultra Olmo R-Zone no se mueve en absoluto, pegada al cuerpo con el buen ajuste inicial no se hace notoria en ningún momento, ni tan siquiera en los descensos más largos y pronunciados. La sensación de libertad y transpirabilidad en la espalda es total, siendo sin duda lo más destacable de la mochila. Al principio se hace raro correr con mochila y con esta libertad en la espalda, más aún si estamos acostumbrados a correr con ella. Además, el tejido 3D que utiliza Raidlight es perfecto, pues es elástico y se adapta muy bien a la espalda y a nuestros hombros, y en un primer momento también transpira muy bien. El día es caluroso, y vaciamos más de un bidón, lo que nos recuerda la facilidad con la que se rellenan en comparación con las bolsas de hidratación en la espalda, punto importante a tener en cuenta al correr contra un crono. El día es caluroso, decíamos, y no paramos de sudar. El comportamiento de la Ultra Olmo R-Zone es ejemplar, no hay nada a reprocharle, pero es cuando paramos que vemos como está totalmente húmeda, pues ha sido incapaz de evacuar tanto sudor, llegando a humedecer todo lo que llevábamos cargado (menos la llave del bolsillo impermeable).

Impermeabilidad

Como hemos comentado, solo dispone de un pequeño bolsillo impermeable, donde podremos meter algún carné, llaves o quizás algún billete. El resto de la Raidlight Ultra Olmo R-Zone se empapa con nuestro sudor o con las primeras gotas de lluvia, es recomendable proteger bien lo que pueda estropearse con la humedad, por ejemplo el móvil. Si la culpable de que se moje la mochila es la lluvia, al dejar de llover el secado será muy rápido.

Resistencia y durabilidad

Raidlight crea productos de calidad, y la Ultra Olmo R-Zone no es ninguna excepción. La totalidad de sus costuras se ven bien, no hay señal alguno de fatiga ni desgaste, tampoco en ninguno de los bolsillos ni cremalleras, ni en la rejilla estructural. Tan solo hemos tenido un problema con una de las gomas que aseguran los bidones grandes, pues en la segunda salida una de ellas se descosió de la junta y nos quedó en los dedos cuando pretendíamos colocarla en el bidón. La goma del otro bidón, como las de los dos flask, sigue inmutable y resistente a cualquier tirón.
Parece ser que la Ultra Olmo R-Zone nos servirá el líquido en muchas salidas.

Conclusiones

Tras varias salidas para conocernos bien, la Raidlight Ultra Olmo R-Zone ha pasado a formar parte de nuestro material favorito, pues con su ligereza unida a la capacidad de carga de material y alimento sólido, como también de líquido, nos cubre la mayoría de necesidades en entrenos largos y carreras con completas listas de material obligatorio a llevar. La casa Raidlight dice que es para ultras de hasta 70km, pero ya os hemos contado lo que cabe dentro de la mochila, así que si la carrera en cuestión dispone de avituallamientos, adelante con los quilómetros! Además, su peso la hace ideal para competir.
Veréis que la lista de los pros es más larga que la de los contras, pero nosotros ya no hacemos salidas largas sin ella, por algo será!

PROS:
Ligereza (solo 325g!).
Ergonomía.
Capacidad de carga de líquido y material diverso.
Transpirabilidad y libertad de la espalda.
Facilidad de manipulación de los bidones.
Reflectantes, visibles desde cualquier posición
Durabilidad.

CONTRAS:
Poca transpirabilidad en condiciones extremas.
Fragilidad del punto de unión de la goma que fija el bidón (quizás hayamos tenido mala suerte…).
Sistema de gomas para portabastones. Sin duda alguna el gran punto a mejorar.

PUNTUACIONES

  • Bolsillos exteriores9.0
  • Capacidad10.0 litros
  • Capacidad extendida en litros0.0 litros
  • Compartimentos interiores0.0
  • Comportamiento en carrera10.0
  • Fit cintas9.0
  • Fit cuerpo9.0
  • Hidratación interna0.0
  • Impermeabilidad0.0
  • Portabidones10.0
  • Reflectantes7.0
  • Resistencia / Durabilidad8.0

Comparar con

Ultra Olmo R-Zone - RaidLight

Vs

buscar