RaidLight Endurance 14L

RaidLight Endurance 14L
RaidLight Endurance 14L
RaidLight Endurance 14L
RaidLight Endurance 14L
RaidLight Endurance 14L
RaidLight Endurance 14L
RaidLight Endurance 14L
RaidLight Endurance 14L
RaidLight Endurance 14L
RaidLight Endurance 14L
RaidLight Endurance 14L
RaidLight Endurance 14L

VÍDEO ANÁLISIS


RaidLight Endurance 14L

DATOS TÉCNICOS

  • Talla US Universal
  • Peso (gramos) 554
  • P.V.P 69,90 €

Introducción

Se trata de una nueva versión de la mochila Endurance de Raidlight, un modelo famoso en el mundo de los ultratrails por su versatilidad y por su relación entre ligereza y capacidad, que la han convertido en una habitual de las carreras largas, especialmente en Francia. Resulta habitual ver una fila india de Endurances rojas en carreras de alto quilometraje o por etapas y que, por tanto, requieren un cierto nivel de equipaje como el Ultra Trail del Mont Blanc o la Lybian Challenge.

Primeras sensaciones y construcción

La primera sensación al verla oscila entre la robustez y la ligereza. Puede parecer paradójico, pero ello es posible gracias a un sistema de acolchado de apariencia aparatosa, tanto en la espalda como en las hombreras y en el cierre de la cintura, combinado con una tela impermeable fina y ligera que configura todas las partes de la mochila que no están en contacto con el cuerpo.

La versión que aquí analizamos abandona el característico rojo de Raidlight para presentar una combinación de negro y de gris oscuro con tonos verdosos, menos llamativo pero más discreto y elegante. No se trata de una gama cromática innovadora en el seno de la marca, ya que algunas mochilas presentaban ya colores parecidos (las Raidlight Olmo, por ejemplo). En la tela de uno de los laterales, la mochila presenta un sutil dibujo de corte futurista acompañado del logo de la marca.

Sistemas de hidratación

El portabidones permite el acople de un bidón de 600 ml con comodidad, pese a que, según el modo de correr de cada uno y de cuánto se abran los codos al correr, se permite uno de mayor capacidad.

Compartimentos y extras

La mochila en sí misma se estructura a partir de un compartimento principal de capacidad elevada con una cremallera que permite abrirlo hasta la mitad, al que se le añaden bolsillos y dispositivos secundarios como los que se detallan a continuación:
- Un bolsillo largo que recorre en vertical la parte exterior del compartimiento principal, destinado a un eventual sistema de hidratación (que en un principio no se incluye con la mochila), con el pertinente agujero para el conducto de agua. Consta de un cierre con cremallera.
- Un pequeño bolsillo exterior adosado en la parte superior del compartimiento principal. Consta también de un cierre con cremallera.
- Un bolsillo pequeño de rejilla que cuelga en el interior del compartimiento principal, idóneo para transportar una cartera o el móvil.
- Cuatro bolsillos de rejilla exteriores repartidos en el exterior de la mochila.
- Un bolsillo abierto exterior para colocar los palos, acompañado de un cordón elástico para sujetarlos.

En el cierre de la cintura (ciertamente ancho) encontramos tres elementos:
- Un bolsillo cerrado con cremallera de gran capacidad en el lado derecho, muy útil para llevar todo aquello que se necesite a mano sin necesidad de quitarse la mochila o de buscar a ciegas.
- Un portabidones en el lado izquierdo. A diferencia de en el modelo anterior de esta misma mochila (y de la mayoría de modelos de la marca), este portabidones posee un cierre de cordón elástico. Se adjunta un bidón de 600 ml.
- Un pequeño bolsillo cerrado por una cinta elástica con capacidad para alojar a un pequeño equipo de música, algunos geles o, incluso, un vasito plegable de dimensiones reducidas (muy práctico en caso de carreras en los que el participante deba traer su propio vaso).

En las hombreras, también muy acolchadas, observamos la presencia de dos bolsillitos estrechos y largos y una cinta de ajuste pectoral con varios orificios para poder cambiar su altura. Este último elemento incorpora un silbato en el cierre.

Encontramos además un asa superior para coger la mochila, un útil cordón elástico de compresión en la zona baja de la mochila y que, además de comprimir el contenido para evitar que baile si se lleva la mochila medio vacía, nos permite ampliar externamente su capacidad en caso de necesidad sobrevenida y, por último, unos cordones laterales para cumplir con la misma función.

Las cremalleras aparecen cubiertas por una tela resistente que posibilitan una abertura rápida incluso con guantes y, además, se observan varias zonas reflectantes.

El juego de cierres y cintas permite un ajuste muy bueno de la mochila al cuerpo, hecho que se constata ya en el mismo instante en que nos la ponemos. El ajuste se realiza mediante los dos cierres horizontales (ventral y pectoral), aptos para todas las tallas debido a su largo recorrido, y mediante también las cintas que recorren las hombreras. La robustez y el acolchamiento de las hombreras y de la cinta ventral juegan a favor de la comodidad y de la sensación perfecta de acoplamiento, hecho esencial en una mochila que seguro que cargaremos bastante. Las hombreras son especialmente confortables y no provocan ni el más mínimo atisbo de rozamiento con las clavículas, hecho no precisamente generalizable a todas las mochilas del mercado.
Se trata de una mochila de gran capacidad. Sorprende la gran cantidad de equipaje que permite transportar. Cabe decir que un servidor corrió con un modelo anterior de la Endurance la última edición del Ultra Trail del Mont Blanc, en la cual, debido a las inclemencias meteorológicas exigían un material mínimo obligatorio ampliado ciertamente voluminoso (4 capas, pantalones impermeables, etc.), y a la mochila aún le sobraba bastante espacio. No es casual que los usuarios de este modelo fuéramos legión. El modelo actual (idéntico en el corte, a mi parecer) ha sido utilizado para un ultra de 90 kms (Ultra Trail Muntanyes de la Costa Daurada) y para trayectos diarios por montaña durante casi un mes entre casa y el trabajo (cruzando la Serra de Collserola) y todavía me sorprendo por su capacidad y su versatilidad: se puede hacer caber de todo (zapatos, ropa, documentos, abrigo) en sus múltiples bolsillos y siempre resulta cómoda.

La sujeción de los palos es buena, ya que vienen sujetos por un bolsillo alargado y estrecho que limita mucho su rebote al correr. Como contrapartida, esta misma estrechez del bolsillo impide que se puedan colgar y descolgar en marcha.

Comportamiento en carrera

Constatamos una sujeción perfecta de la mochila en carrera, confirmando las sensaciones de comodidad y buen ajuste apuntadas al inicio. La robustez de hombreras y cintas juegan un buen papel, sea ya con cargas voluminosas o con la mochila casi vacía. El único pero en este sentido sería contrastar tamaña sujeción con problemas de transpirabilidad.

De igual manera, comprobamos una accesibilidad perfecta e inmediata al bidón. El portabidones se sitúa en la parte delantera del cuerpo, por lo que su acceso es inmediato. Constatamos un acierto el cambio en el tipo de cierre del portabidones, que actualmente se realiza mediante un cordón elástico y antiguamente contaba de un cierre clásico de mochila. En el último UTMB, con las manos insensibilizadas por el frío, me resultó imposible ajustar correctamente el bidón y éste acabó por los suelos en varias ocasiones; con este modelo el ajuste se revela mucho mejor y más fácil. Personalmente, he optado por ir realizando un juego con dos bidones de 600 ml que rellenaba en todos los avituallamientos: uno se quedaba en el portabidones y otro en una de los bolsillos de rejilla posteriores, accesibles con un brazo sin tener que quitarse la mochila. Probé también circular en un entreno con un bidón de 1l y el resultado fue positivo gracias al nuevo sistema de ajuste, que permite "cazarlo" con el cordón elástico por su parte superior. De todos modos, habrá quien encuentre que un bidón tan largo le dificulte las brazadas al correr.

Advertimos también una gran utilidad del bolsillo en la cintura de grandes dimensiones. Poseer en carrera de tamaña capacidad de almacenaje en la parte delantera del cuerpo permite no tener que quitarse la mochila salvo en ocasiones "estructurales" (cambio de indumentaria, acceso a algún objeto escondido en los bolsillos traseros, etc.). Permite tener a mano un buen número de barritas de cereales o de geles o de cualquier alimento o complemento necesario en carrera.

La accesibilidad de los bolsillos en carrera es un poco justa a excepción de los más exteriores (los 4 de rejilla y el compartimento para el sistema de hidratación), pese a que las cremalleras reforzadas permiten ser abiertas hasta con guantes. A modo de anécdota, decir que una de las cremalleras se soltó al abrirla (por un cierre insuficiente del orificio del deslizador de una de las cremalleras), pese a que pude volver a meterla en el orificio metálico y usarla con normalidad.

Sobre la transpirabilidad de la mochila es necesario subrayar que la contrapartida obvia a la robustez de las superficies acolchadas es que provoca una mayor sudoración, por pura lógica de contacto. La transpirabilidad es buena, ya que el tejido de contacto es poroso y evacua el sudor correctamente, pero la superficie de contacto es bastante extensa.

Impermeabilidad

En relación a la impermeabilidad de los tejidos, la mochila se muestra correcta. Una lluvia insistente de 30 minutos en el ultra realizado con ella no mojó el equipaje. Una lluvia de una hora dejó su huella en unos papeles situados en el bolsillo exterior (el correspondiente al sistema de hidratación) pero no llegó a mojar nada de lo que había en el compartimento principal.

Resistencia y durabilidad

La poca duración en el tiempo del presente test no permite analizar de modo correcto la durabilidad de la mochila, pero permite apuntar tendencias. Después de un uso intensivo de tres semanas y media, con un ultra de casi 100 km de por medio, su estado de conservación es perfecto. El modelo anterior de la Endurance que fue utilizado el año pasado por el mismo probador tuvo como único problema grave un descosido difícil de arreglar en la zona de sujeción de la cinta ventral al cuerpo central de la mochila, llevándola a su separación definitiva. En el modelo actual no se observa este problema ni en estado incipiente.

Conclusiones

Se trata de una mochila idónea para carreras largas en las que hace falta transportar bastante equipaje: ultras con un material mínimo obligatorio considerable (estilo UTMB), ultras en autosuficiencia o semiautosuficiencia (estilo Trail Aneto), ultras por etapas, carreras o marchas en que se pise la alta montaña o salidas largas de muchas horas. Pese a ello, la mochila es tan cómoda y tan versátil que no es extraña verla en carreras más cortas aunque no esté llena. En otro orden de cosas, también cabe recomendarla, en estos tiempos en que la fiebre por nuevos retos lleva a los corredores a sacar tiempo de debajo las piedras, para movimientos pendulares de casa al trabajo, ya que su capacidad y su versatilidad se muestran ideales para transportar todo aquello necesario para una jornada de trabajo.

Tal y como se ha comentado con anterioridad, la mochila se muestra más idónea con temperaturas bajas, ya que en episodios muy calurosos la sudoración asociada a la amplitud de la superficie de contacto, junto con la no necesidad de transportar tanto equipaje, pueden favorecer la elección de una mochila menos robusta.

PUNTUACIONES

  • Bolsillos exteriores9.0
  • Capacidad14.0 litros
  • Compartimentos interiores8.0
  • Comportamiento en carrera9.0
  • Fit cintas8.0
  • Fit cuerpo9.0
  • Hidratación interna6.0
  • Impermeabilidad8.0
  • Portabidones8.0
  • Reflectantes8.0
  • Resistencia / Durabilidad7.0

Comparar con

Endurance 14L - RaidLight

Vs

buscar