RaidLight Gilet Responsiv 8 L

RaidLight Gilet Responsiv 8 L
RaidLight Gilet Responsiv 8 L
RaidLight Gilet Responsiv 8 L
RaidLight Gilet Responsiv 8 L
RaidLight Gilet Responsiv 8 L
RaidLight Gilet Responsiv 8 L
RaidLight Gilet Responsiv 8 L
RaidLight Gilet Responsiv 8 L
RaidLight Gilet Responsiv 8 L
RaidLight Gilet Responsiv 8 L
RaidLight Gilet Responsiv 8 L
RaidLight Gilet Responsiv 8 L
RaidLight Gilet Responsiv 8 L
RaidLight Gilet Responsiv 8 L

VÍDEO ANÁLISIS



RaidLight Gilet Responsiv 8 L

DATOS TÉCNICOS

  • Talla US Universal
  • Peso (gramos) 259
  • P.V.P 129,99 €

Introducción

Desde el macizo de Chartreuse en los Alpes franceses, la casa Raidlight viene con ganas, con novedades, deseosa de mostrar tanto a sus seguidores más fieles como a sus detractores que se mantienen a la vanguardia del material de trail running. Sin ser Raidlight una casa con mucho bagaje ya lleva más de 16 años al pie del cañón. Dado que es una empresa fundada en pleno auge tecnológico, su filosofía versátil, colaborativa y adaptativa da muestras de que es una empresa puesta al día. En éstos últimos meses han estado trabajando en una tecnología llamada LazerDry que tiene que ver con el corte de sus prendas y accesorios, una tecnología que os desvelaremos más adelante y que promete un salto evolutivo en sus productos. Ésta, no es la única novedad que nos trae Raidlight, sino que en esta ocasión vamos a hablar de una nueva mochila, la primera tipo chaleco de la marca, que en este tipo de mochilas aun estaban algo rezagados. Una mochila tipo chaleco, de 8 litros de capacidad, ultraligera y con un ajuste micrométrico más que peculiar mediante unas ruedecillas que lleva en la parte baja de las asas. Solo os podemos decir que tan solo al salir al mercado ya recibió tres premios de golpe, el Outdoor Industry Award, el Janus Design Award y el primer premio Inosport. ¡¡¡Con tanto galardón estamos deseosos de probarla!!!

Primeras sensaciones y construcción

Por fin en nuestras manos, la Gilet Responsiv 8L de Raidlight nos sorprende por su ligereza, tan solo 160g. Sin ningún tipo de estructura, permite ser doblada o hecha una bola sin problemas pero sin embargo mantiene su forma sin problemas. A sabiendas de que es una mochila con gran tecnología implicada en su fabricación pasamos a echarle un vistazo al detalle. Podemos observar como los tejidos de los bolsillos en las asas están perforados prácticamente a la perfección y están confeccionados con un material muy elástico y sin costuras. En lugar de ello Raidlight ha optado por los termosellados para mejorar en confort y ligereza. Además podemos ver un bolsillo con una boca ancha en la parte trasera de un material con ripstop tipo nylon y sin cremallera. De hecho no lleva ningún bolsillo cerrado con cremallera, velcro o imán, veremos si no se nos caen las cosas cuando estemos en carrera.
Una vez puesta parece que ajusta a la perfección y metiéndole cosas dentro vemos que podemos acabar de ceñirla al cuerpo dando unas vueltas fácilmente a las ruedecitas FreeLock en la parte baja de las asas. Si el sistema aguanta bien, puede que sea de lo más práctico que hemos probado ya que en carrera permitirá ser ajustado con facilidad. Además, las cintas planas del pecho permiten un ajuste cómodo y bien repartido de la mochila. Por si tenéis dudas, está disponible en dos tallas, S-M y L-XL, nosotros tenemos la más grande y pese a ello permite ajustarse incluso a cuerpos pequeños.
Toda la parte de la mochila que permanece en contacto con el cuerpo está confeccionada con un material de rejilla gruesa. Esto facilita que se cree un espacio de aire entre la mochila y nosotros favoreciendo la transpiración por convección. Además todos los bolsillos están cuidadosamente agujereados para limitar la transpiración en la menor medida posible. El fabricante no indica que la Raidlight Responsiv 8L esté confeccionada con material antibacteriano pero sí con R Dry que es un material que secará muy rápidamente. Probaremos ambas cosas y os desvelamos el resultado en breve en la sección correspondiente.

Sistemas de hidratación

En este caso, con la Raidlight Gilet Responsiv 8L disponemos de 2 opciones o ambas simultáneamente. Por un lado la bolsa de hidratación trasera, que puede ubicarse en el bolsillo grande trasero con la consecuente pérdida de capacidad de carga. Para fijarla lleva un velcro de considerables dimensiones en la parte de la “nuca”. El tubo podrá pasarse por una u otra asa y el problema lo tendremos para fijar el tubo. La mochila no dispone de ningún clip para fijarlo ni en el asa ni en el pecho, aunque siempre podemos fijarlo con las cintas pectorales, no resulta demasiado incómodo. Otro inconveniente que encontramos es que la mochila no lleva ningún tipo de aislante que retrase el intercambio de temperatura entre el cuerpo y el agua, así que si la bolsa de hidratación que usáis no lo incorpora de serie, el agua estará como una sopa a los pocos kilómetros.
Por otro lado, Raidlight ha habilitado dos bolsillos dobles en la parte frontal, uno en cada una de las asas, en uno podremos meter un soft flask y en el otro pues el Smartphone, barritas, geles o lo que deseéis. Estos admiten hasta soft flasks de 600 ml y de hecho Raidlight ha sacado dos modelos, en 300 ml y 600 ml de capacidad con un tubo y una boquilla para no tener ni que sacarlos para beber. Una auténtica gozada, os lo recomendamos.
Queremos apuntar que, a no ser que sea estrictamente necesario hacerlo de este modo, la combinación de bolsa + soft flasks limitará notablemente la capacidad de carga de material de la mochila. Creemos oportuno elegir una u otra opción en función del tipo de carrera. Por ejemplo, en una carrera en la que la lista de material obligatorio es amplia, habrá que optar, siempre que la capacidad mínima exigida para el agua lo permita, por hidratación con soft flasks.

Compartimentos y extras

El compartimento principal no es más que un saco con los laterales elásticos, sin cierre superior ni cremalleras. Al tener una boca ancha y no disponer de cremalleras resulta práctico para acceder al contenido. El mayor problema es que tendremos que colocar las cosas bien para no perderlas por el camino, sobre todo porqué no dispone más que de unos elásticos no ajustables para comprimir la carga. En la parte más externa, pero dentro del compartimento principal si que dispone de una solapilla que permite el acceso a un bolsillo largo. Principalmente lo usaremos para guardar cosas que no queremos que se nos mojen, pero hablaremos de ello de aquí a dos secciones. La capacidad del compartimento principal nos permitirá llevar el material necesario para un ultra, pero apuntamos que deberá ser material ligero y muy comprimible.
Por otro lado en la parte baja de las asas, existen dos bolsillos, uno a cada lado. La capacidad será suficiente para meter un smartphone pequeño o un paquete de pañuelos y unos geles o barritas. El mayor inconveniente que presentan es no disponer de cierre, con lo cual si no lo llevamos muy lleno se nos caerán las cosas con facilidad. En caso contrario, la tela elástica que los conforma mantendrá todo en su sitio sin problemas. Así que si tenemos que usar los bolsillos laterales mejor que estén bien llenos.
Anteriormente ya hemos adelantado que en la parte pectoral de las asas disponían de unos bolsillos dobles perfectos para poner los soft flasks y usar el bolsillo libre para guardar el smartphone o unas barritas. Son bastante prácticos pero dado que iran los soft flasks será mejor que si metemos algo no muy plano lo coloquemos en el bolsillo más exterior para evitar molestias. En todo caso, si no usamos soft flasks los bolsillo elásticos permitirán bastante capacidad de carga.
En los laterales nuestra versión dispone de unos elásticos no ajustables para comprimir la carga trasera. Decimos nuestra versión ya que gracias a fabricar en Francia, la evolución de este producto es muy rápida y ya existe una versión nueva. En la nueva versión los elásticos inferiores disponen de un clip para poder soltarlos si queremos y además han añadido un tercer elástico con clip también en cada lado en la parte superior. Suponemos que esta evolución permitirá fijar mejor los bastones pero no hemos podido probarla. Éste sería el único lugar, fuera del bolsillo principal, en el que podríamos ubicar los bastones, pero en nuestra versión, si no llevamos mucha carga estos no quedarán bien sujetos.
En el cierre pectoral dispone de un silbato de emergencia, cosa que prácticamente todas las mochilas ya lo llevan. No podemos decir mucho de él más que pita bien.
Para finalizar esta sección queríamos comentar el tema de los reflectantes, prácticamente ausentes en este modelo. Sólo tenemos la serigrafía de las ruedecillas del FreeLock en tinta reflectante y parece más una casualidad que un detalles puesto adrede. En todo caso la mochila es de colores claros y no será difícil de ver con una luz, pero no hubiesen estado mal algunos detalles reflectantes más.

Comportamiento en carrera

Hemos podido usar la Raidlight Gilet Responsiv 8L en terrenos muy distintos y en competiciones de alta montaña con un calor muy intenso. Podemos aseguraros que resulta muy cómoda de llevar aunque si no llevamos bolsa de hidratación en velcro se suba y de vez en cuando nos roce un poco en la nuca. La transpiración que permite es correcta aunque se agradecería una malla algo más gruesa en la espalda para separarla un poco más del cuerpo. Las tiras pectorales cumplen con su función, son muy fáciles de ajustar y resultan cómodas en carrera. Los bolsillos, como ya hemos indicado anteriormente, podemos decir que funcionan bien si están muy llenos, pero se nos caerán las cosas si no lo están (exceptuando el bolsillo trasero). Por último, nos ha gustado mucho el sistema FreeLock que permite ajustar muy fácilmente en carrera el ajuste de la mochila al cuerpo. Proporciona una sensación de seguridad muy buena y se ciñe tan bien al cuerpo que no rebota ni se mueve en absoluto.

Impermeabilidad

Anteriormente hemos indicado que la Raidlight Responsive 8L disponía de un bolsillo repelente al agua accesible desde el bolsillo principal trasero. De hecho, toda la parte trasera de la mochila está fabricada con un tejido más tipo nylon con ripstop y repelente al agua. Aunque en la web no especifiquen este detalle, nosotros lo hemos puesto a prueba y podemos asegurar que las cosas que coloquemos dentro de este bolsillo no se van a mojar en absoluto. Lo hemos metido bajo el grifo y ha superado la prueba con creces.
Por lo que respecta al resto debemos decir que no es impermeable. Cualquier cosa que vaya en cualquier otro compartimento, incluso en el grande de la espalda, será susceptible a empaparse en agua, sudor o ambos.
Un detalle que queremos remarcar es el uso de la tecnología RDry W2 que asegura un secado muy rápido de la mochila en caso de mojarse. Corroboramos que así es, se seca con facilidad tanto del sudor como del agua.

Resistencia y durabilidad

A priori, el tejido elástico que ha utilizado Raidlight para confeccionar los bolsillos de la mochila Gilet Responsiv 8L no parece muy fuerte, pero nos ha soprendido gratamente ya que a parte de ser muy elástico ha resistido perfectamente a todo tipo de uso. Además la parte trasera, que suele ser la más expuesta cuando nos apoyamos o la dejamos en el suelo, dispone de un material con ripstop muy recio i resistente que está intacto tras mucho tute. En este aspecto, tanto los materiales, como las costuras y el diseño han cumplido las expectativas con sobresaliente.

Conclusiones

En primer lugar queremos destacar que estamos extremadamente contentos de que Raidlight por fin se haya lanzado con las mochilas chaleco ligeras. A priori debemos decir que la mochila nos ha gustado y que cumple su cometido pero hay detalles que aun fallan, como el tema de que se te caigan las cosas de los bolsillos, los reflectantes o la ausencia de una fijación para bastones. Dado que sabemos que Raidlight escucha mucho a clientes, estamos convencidos que este primer modelo de la Gilet Responsiv 8L acabará convirtiéndose en una gran mochila en breve pese a que aun le falte madurar un poco. Quizá uno de los problemas es que nos hemos quedado con un gusto de boca algo soso ya que la venden con mucha tecnología pero el usuario final no acaba notando tanto esta inversión por parte de la marca francesa. Además, con lo sencilla que parece el precio final es bastante elevado. Pese a que se fabrique íntegramente en suelo europeo creemos que por ese precio debería de aportar algo más. Pero bueno, en general una muy buena mochila para todo tipo de usos en trail, con aspectos que madurar y que estamos seguros que evolucionará en una de las mochilas top en breve.

PROS:
- Comodidad
- Materiales
- Buenos acabados
- Ligereza
- Sistema FreeLock
- Ajuste pectoral
- Posición de los bolsillos
- Resistencia y durabilidad

CONTRAS:
- Faltan reflectantes
- Los bolsillos sin cierres son poco prácticos si no se cargan mucho
- El velcro para la bolsa de hidratación es muy grande y a veces molesta
- Echamos en falta un sistema de fijación para bastones (No hemos probado con la nueva versión)
- Nos falta también un clip para sujetar el tubo de la bolsa de hidratación

PUNTUACIONES

  • Bolsillos exteriores6.0
  • Capacidad8.0 litros
  • Compartimentos interiores7.0
  • Comportamiento en carrera8.0
  • Fit cintas10.0
  • Fit cuerpo10.0
  • Hidratación interna5.0
  • Impermeabilidad7.0
  • Portabidones8.0
  • Reflectantes2.0
  • Resistencia / Durabilidad10.0

Comparar con

Gilet Responsiv 8 L - RaidLight

Vs

buscar