RaidLight Compact Carbon Ultra

RaidLight Compact Carbon Ultra
RaidLight Compact Carbon Ultra
RaidLight Compact Carbon Ultra
RaidLight Compact Carbon Ultra
RaidLight Compact Carbon Ultra
RaidLight Compact Carbon Ultra
RaidLight Compact Carbon Ultra
RaidLight Compact Carbon Ultra

VÍDEO ANÁLISIS


RaidLight Compact Carbon Ultra

DATOS TÉCNICOS

  • Talla US 110
  • Peso (gramos) 184
  • P.V.P 124,99 €

Introducción

Raidlight nació a finales del pasado milenio de la mano de Benoit Laval, un deportista amante de los deportes outdoor con un buen palmares en distintas modalidades. Monsieur Laval debió de echar en falta en más de una ocasión que las marcas confiaran más en la opinión de los corredores para desarrollar sus productos. Convencido de esta carencia de atención creó Raidlight, con la intención de dar valor a todas las intenciones y valoraciones de los corredores. La compañía, afincada desde sus inicios en los Alpes franceses, no ha parado de crecer y expandirse por un sinfín de países, en los que ha cautivado a la comunidad de corredores por varios motivos, entre los cuales destacamos dos:
-Siempre crean productos para correr (lo que asegura que la empresa no focaliza su atención en otros deportes)
-Dan mucha importancia a las opiniones de sus clientes. Prueba de ello es dar un paseo por su web y descubrir que uno puede formar parte de su equipo de corredores, o proponer nuevos productos, modificaciones…Decíamos que los franceses equipan al corredor de la cabeza a los pies, lo que significa que también encontramos palos en su catálogo. Así que como veis, en esta ocasión pondremos a prueba los bastones Raidlight Compact Carbon Ultra. Como su nombre indica están construidos en su totalidad con carbono, lo que permite a la marca afirmar en su web que el material proporciona “un ratio peso/resistencia insuperable”, además de contarnos que los Raidlight Compact Carbon Ultra son “más resistentes que cualquier otro bastón de su categoría en aluminio”.
Bien. Este es un buen inicio, pues no hay nada mejor que una marca orgullosa de su producto. O quizás sí, ¡probar el producto en cuestión!

Primeras sensaciones y descripción

En TRAILRUNNINGReview, al igual que vosotros, sabemos que Raidlight es siempre muy cuidadosa con sus diseños, mimándolos y dándoles la importancia que se merecen. Los bastones Raidlight Compact Carbon Ultra no son una excepción y estéticamente son muy atractivos. El negro predominante encaja a la perfección con el azul y blanco, colores que embellecen los bastones y también su dragonera, de la que vamos a hablar más adelante pero que inicialmente se ve muy ergonómica y fiable.
Los bastones son plegables con tres tramos rígidos más uno en su parte superior (el de la empuñadura), que es el responsable de tensar los bastones, pues de él va sujeto un cordón que pasa por el interior de los tres tramos restantes. De este modo al tirar de la empuñadura tensaremos el sistema hasta llegar al tope, momento en que los palos de Raidlight quedarán perfectamente tensados y firmes.
Pese a ser de carbono, material que suele tender a flexar, los Raidlight Compact Carbon Ultra son muy rígidos, nos sorprenden gratamente al trastearlos con las manos y comprobar como mantienen su posición pese a nuestros esfuerzos. La clave de ello reside en la partición de los tramos, pues el más largo de ellos es de tan solo 25 cm.
Con estas buenas sensaciones iniciales, no nos queda más que ajustar su dragonera… ¡y a correr!

Experiencia en carrera

No hemos hablado aún de la medida de los bastones de Raidlight. Los franceses los fabrican en dos únicas tallas, 110 o 123cm. Consideran que el cambio de medida corresponde a un corredor de 172 cm.
Empezamos este punto de experiencia en carrera con esta aclaración sabiendo que la medida del bastón es algo muy personal. Los corredores que acostumbramos a correr con ellos sabemos qué altura es la óptima para nosotros mismos, a veces modificándola dependiendo del desnivel por el que corremos, cuesta arriba o abajo.
En nuestro caso estamos al límite de recomendación de la marca, con nuestra altura corremos con los de 110cm.
Los Compact Carbon Ultra se fijan con una tremenda facilidad. No tenemos más que tirar de la empuñadura hasta que el último tramo sobrepasa un pequeño botón que sale de dentro el bastón y bloquea dicho tramo final. De este modo tensamos el cordón elástico interior que une todos los tramos y que está protegido por un recubrimiento plástico que lo protege de rozaduras, a la vez que evita que entre ningún elemento en su interior.
Para desmontarlos tan solo tenemos que tirar levemente de la empuñadura para arriba, liberando de este modo la presión que recibe el botón de bloqueo. Así podemos presionarlo para que libere el paso del último tramo. Esta simple maniobra es muy rápida y fácil de realizar, incluso hemos hecho la prueba con guantes y sigue siendo igual de simple.
En plegado no llegan a los 40cm, lo que hace que sean muy fáciles de meter dentro de las mochilas. Echamos en falta algún que otro fijador que los haga más compactos, pues la cinta con velcro que los ata al ser nuevos no es práctica para poner en ruta.
La rigidez de los Raidlight Compact Carbon Ultra, que nos sorprendió al trastearlos por primera vez, es uno de sus mejores atributos. No se ha comprometido en ninguna situación, ni tan siquiera en fuertes subidas donde tiramos de los bastones con fuerza.

Empuñadura

Una de las partes más importantes de unos bastones es el equipo de empuñadura y dragonera. Vamos a hablar de ellos por separado.
La dragonera es de poliéster y pesa 30 g. Raidlight nos cuenta que es “excelente para mejorar la tracción”. También que “no es imprescindible su uso”, pero queda fijada a los bastones de tal manera que si no corremos con nuestras manos en ellas irán colgando de la parte superior del palo, siendo algo molesto al paso de los minutos. Cierto es que es muy cómoda, con un orificio por el que pasamos el pulgar (diferenciado para cada mano) y con una cinta ajustable que presionará nuestra mano según nuestro gusto. Una vez atada gozamos de una tremenda comodidad. Pero la dragonera tiene un problema… O mejor dicho, existe un problema relacionado con ella. La cinta plana que une la dragonera con la empuñadura de los Raidlight Compact Carbon Ultra no es ajustable y obliga a nuestra mano a trabajar un poco por debajo del corte ergonómico de la empuñadura. De este modo su uso pierde sentido, pues si colocamos bien nuestras manos no podemos tirar de dragoneras. Por si fuera poco, si como os contamos la posición de nuestras manos va acorde al corte ergonómico del bastón, la cinta que fija la dragonera queda un poco floja. ¿Y qué pasa con esto? Pues que si nos agarramos a los bastones sin tirar de dragoneras y al rato bajamos un poco nuestras manos (lo que suele pasar al atacar cualquier subida), la cinta pinza la piel entre el pulgar y el índice. En las fotos podéis observar la posición de la cinta azul con un correcto agarre en la empuñadura y también como pinza nuestra mano al bajar las manos. Esto compromete su funcionalidad, siendo a la vez algo relativamente fácil de solucionar por los franceses. En TRAILRUNNINGReview podemos imaginar una cinta ajustable que permita a cada corredor colocar las manos a la altura deseada, evitando así molestos pinzamientos.
La dragonera permite que nuestras manos queden libres, podemos abrir bolsillos en nuestras mochilas, beber de un bidón, ingerir un gel… Pero siempre con el bastón colgando, lo cual no es muy práctico si estamos corriendo.
La empuñadura es de espuma de EVA, muy cómoda y agradable al tacto. No es excesivamente larga, lo que no permite que nos agarremos en distintas posiciones. Podemos correr largo rato con ella sin que nos moleste lo más mínimo, tan solo evidenciará el paso de los minutos el color negro en nuestras manos, algo muy normal en los bastones.

Punta

La punta que nos hace sentir seguros en todos nuestros apoyos es de tungsteno, un acero extremadamente duro y resistente del que estamos acostumbrados a hablar al probar bastones, pues muchas marcas confían en él debido a sus buenos resultados. Con una forma de estrella de seis puntas nos ofrece un agarre perfecto en todas las superficies sobre las que corremos, incluso la piedra mojada, que es de entre todos la que más nos sorprende, parece que la punta se clave en ella. Si el suelo que pisamos es muy blando, el responsable de que no nos hundamos en él es un fino florín, que deja notar su presencia en zonas embarradas evitando que podamos hundir los bastones.
Hemos tenido la suerte de correr con los Raidlight Compact Carbon Ultra sobre nieve, pudiendo comprobar que la superficie del florín es demasiado pequeña para asegurar su posición y se hunde en dicho elemento. Cabe puntualizar que los franceses especifican en su web que no recomiendan la utilización de sus bastones para la práctica de esquí. De este modo, queda muy claro que Raidlight sigue fiel a sus orígenes crean material para correr, solo para correr.
La punta y el florín van fijos y no se pueden cambiar, ni tampoco colocar en ellos algún que otro accesorio para hacerlos más versátiles (por ejemplo un florín de mayor tamaño que permita correr con ellos en la nieve).

Extras

Los Raidlight Compact Carbon Ultra se venden sin extras. Se presentan plegados con un par de cintas de velcro que los atan, cintas que no vamos a usar después de sacarlas la primera vez. Si la cinta estuviera fija por ejemplo a la empuñadura, sería más práctico guardarlos una vez plegados.
Cierto es que no echamos en falta ningún detalle indispensable, pero como ya hemos contado, un florín adicional pensado para correr en la nieve aumentaría sus posibilidades de uso (además de un buen sistema de fijación al tenerlos plegados).

Resistencia y durabilidad

Al tocar y montar los bastones por primera vez nos sorprendió la dureza de sus tramos de carbono. Al paso de los kilómetros siguen con la misma robustez del primer día pese a los esfuerzos de compresión y torsión recibidos. No apreciamos signos de desgaste en los puntos de unión plásticos de los tramos, ni tampoco en el cordón de unión ni la funda que lo protege.
La punta de tungsteno que cierra la parte inferior tan solo deja apreciar un leve signo de desgaste al tener sus aristas un poco redondeadas.
La espuma de la empuñadura no es menos que el resto del conjunto de los Raidlight Compact Carbon Ulra y sigue perfecta.
Las dragoneras siguen casi como el primer día. Tan solo fijándonos bien podemos adivinar que hemos corrido (y sudado) con nuestras manos enfundadas en ellas.
Así que como leéis, si limpiamos a conciencia los bastones y repasáramos alguna que otra rallada, los podríamos vender por nuevos ;-) De todos modos, RaidLight siempre ofrece recambios para todas las partes de sus productos. En este caso, por ejemplo, se puede adquirir el primer tramo íntegro con la punta y todo por 15€ más gastos de envío.

Conclusión

Finalizado el período de pruebas, no podemos estar más de acuerdo con Raidlight y el nombre con el que han bautizado a sus bastones: Compact Carbon Ultra. Muy compactos y robustos, con sus tramos de carbono resistentes al paso de los kilómetros. Los bastones no van a limitar los minutos que vayamos a correr, justo al contrario. Debido a sus 110 g (más 30 de dragonera) serán unos buenos compañeros al alargar nuestras salidas, siendo muy válidos tanto si corremos media hora o si nos colgamos un dorsal y corremos un ultra.
Los podemos adquirir con 110 o 123 cm, recordemos que Raidlight recomienda hacer el cambio de medida cuando el corredor mida 172 cm.
También recordar que no están recomendados para la práctica de esquí.
Como os hemos contado, el sistema de unión de la dragonera con la parte alta del bastón debería mejorar para poder así tirar de manos y antebrazos. Si la marca francesa solucionase este problema, haría de los Raidlight Compact Carbon Ultra unos bastones más eficientes si cabe.
Su dragonera es muy cómoda y no nos limita movimientos de manos. Podemos manipular bolsillos, barritas, geles… pero lo haremos todo con el bastón colgando de nuestra mano, algo poco práctico al correr.
PROS:
-Ligereza. Sus 170 g más los 30 de la dragonera los convierten en un peso pluma en el mundo de los bastones.
-Rigidez. El carbono aguanta perfectamente las cargas recibidas al correr.
CONTRAS:
-Sistema de unión de la dragonera con la empuñadura. La cinta no es ajustable, obligando a correr con la mano por debajo del corte ergonómico de la empuñadura.
-La falta de posibilidad de acoplar un florín de mayor superficie para correr por la nieve, o la incorporación de algún que otro sistema de fijación al plegar los bastones harían que los Raidlight Compact Carbon Ultra fueran unos bastones mucho más completos.

PUNTUACIONES

  • Tramos plegables3.0
  • Sistema plegado9.0
  • Sistema extensión9.0
  • Sistema de fijación8.0
  • Longitud variable
  • Facilidad de transporte6.0
  • Dragonera6.0
  • Empuñadura6.0
  • Comportamiento general7.0
  • Resistencia y durabilidad9.0

Comparar con

Compact Carbon Ultra - RaidLight

Vs

buscar