RaidLight Activ 12L Vest

RaidLight Activ 12L Vest
RaidLight Activ 12L Vest
RaidLight Activ 12L Vest
RaidLight Activ 12L Vest
RaidLight Activ 12L Vest
RaidLight Activ 12L Vest
RaidLight Activ 12L Vest
RaidLight Activ 12L Vest
RaidLight Activ 12L Vest
RaidLight Activ 12L Vest
RaidLight Activ 12L Vest
RaidLight Activ 12L Vest
RaidLight Activ 12L Vest
RaidLight Activ 12L Vest
RaidLight Activ 12L Vest

DATOS TÉCNICOS

  • Talla US L XL
  • Peso (gramos) 315 315
  • P.V.P 109,95 €

Introducción

En la feria Outdoor 2018 de Friedrichshafen tuvimos la oportunidad de conocer las novedades de RaidLight para el apartado de mochilas, y ya en nuestra preview os decíamos que “...La casa francesa RaidLight va a reestructurar toda su colección de mochilas, donde aparecerá una nueva gama Activ, la gama de entrada o la menos técnica, y también de precios más contenidos, pero no por ello la menos interesante, ni mucho menos”.


Las tres nuevas gamas que la marca inaugura incluyen textil, mochilas y calzado, y cada una tiene un objetivo diferente:

- Activ: para aquellos apasionados del outdoor en general, y concretamente, deportes como Trail Running, skimo o bicicleta de montaña, que busquen material versátil y funcional a precio competitivo.

- Responsiv: para los amantes del minimalismo y el material hiperligero, es decir, para los auténticos "freakys" de nuestro deporte.

- Revolutiv: material donde es la propia marca quien se pone el reto de dar el 150% de sí misma.


Pues dentro de la gama Activ, se nos ofrece 3 mochilas con distinta capacidad: de 3, 6 y 12 litros.

Nosotros hemos probado a fondo la hermana mayor, la RaidLight Activ 12L Vest, una mochila destinada a la larga distancia y a carreras por etapas en las que tengamos que transportar no poco material.

Si queréis saber cómo nos ha ido, estáis a punto de saberlo (spoiler: si así es la gama de entrada, ya estamos ansiosos de conocer al resto de la familia).

Primeras sensaciones y construcción

En las manos notamos la RaidLight Activ 12L Vest  ligera (315g) y muy maleable, sin sensación de plástico o acartonamiento, más bien suavidad al tacto en toda su configuración. Se aprecia un número contenido de bolsillos además de cordino elástico en la zona trasera (perfecto para aumentar capacidad), y una bolsa de hidratación de 1,2 L insertada en un bolsillo en la zona inferior de atrás, cuyo tubo lo podemos sacar por cualquiera de las asas.

Puesta parece muy cómoda: la parte en contacto con la espalda es de rejilla transpirable y mullida y las asas tienen un remache muy suave que ayuda a que ésas “reposen” en los hombros. Los dos ajuste delanteros pueden moverse en altura y en longitud y, además, las cintas laterales también son ajustables en longitud (podemos achicarla a través de unos pasadores que se encuentran entre la bolsa de hidratación y el tejido que va en contacto con la espalda).

Además, tiene dos opciones de tallas: S/M y L/XL. Con lo que será bastante difícil que alguien no encuentre el ajuste idóneo.

Sistemas de hidratación

Sin duda la gran novedad es que la RaidLight Activ 12L Vest viene con una bolsa de hidratación de 1,2 L.

Va dentro de un bolsillo especial al efecto, situado en la parte inferior de atrás, cerrado por cremallera y asegurada con dos pasadores de botón para sujetarla. El tubo, recubierto de neopreno para aislar el líquido de la temperatura exterior, lo podemos sacar por cualquiera de las dos cintas, pudiéndolo colocar bajo el ajuste pectoral. El pico tiene sistema de cerrado para evitar goteo, y es fácilmente manipulable con la boca.

La ubicación en la parte inferior de la mochila tiene por objetivo compensar el punto de gravedad y evitar rebotes.

Para su rellenado debemos desenganchar la bolsa y abrirla por su parte superior, a través de un pasador que recorre toda la longitud.

En cuanto a los dos bolsillos delanteros porta-bidones nos hemos llevado una grata sorpresa: hemos introducido tres clases de bidones diferentes: blando de 250 ml con boquilla larga, blando de 500 ml y finalmente, el rígido de 750 ml de la propia RaidLight. Los compartimentos albergan con la misma corrección a los tres, si bien es cierto que en el caso del más pequeño (250 ml), el uso de las boquillas facilita mucho el hecho de beber. Pero en cuanto a sujeción e introducción de los bidones, podemos correr con la idea de meter en ellos bidones de cualquier dimensión.

Compartimentos y extras

Otro de los aciertos en esta RaidLight Activ 12L Vest es el número de compartimentos o bolsillos, que al no ser muchos, facilitan el recordar donde hemos puesto cada cosa (9 bolsillos en total).


Zona trasera:

El principal y de mayor capacidad se abre/cierra con doble cremallera y pequeños tiradores que facilitan el uso incluso con guantes, y se deslizan sin tirones. Dentro de éste hay un compartimento hecho con tela de rejilla, que divide el interior para hacerlo algo más ordenado.

Por el exterior tenemos un bolsillo muy amplio de rejilla, pero este va a la intemperie, con lo será ideal para colocar objetos que no nos importen que se mojen (si es el caso) o que esten húmedos y queramos dejarlos ventilar.

Finalmente, hay un entramado de cordino elástico con cierres tanto por arriba como por abajo, que nos permiten ampliar considerablemente la capacidad de carga al poder llevar –por ej.- algún saco de dormir ultraligero o incluso algún piolet. Algunas de las juntas de este cordel tienen efecto reflectante que ayudan mínimamente a ser vistos (al menos por detrás).


Zona delantera:

A parte de los porta bidones ya descritos, tenemos dos bolsillos de cremallera y tirador por debajo de cada uno. Ideales para barritas, tapa cuellos, guantes, etc… y el móvil, aunque los de grandes dimensiones, aunque quepan, cuesta un poco introducirlos si llevamos un bidón grande (en cuyo caso éste dificulta un poco el acceso al bolsillo).

Si hablamos de extras, debemos hablar de un elemento (obligatorio en la mayoría de carreras) y que nos puede crear algún dolor de cabeza si no lo tenemos incorporado en la mochila... ¡El silbato! En este caso viene con la hebilla del ajuste del pecho.  

Otro de los puntos que nos ha gustado de esta RaidLight Activ 12L Vest es la opción de llevar los palos en la zona delantera ya que es una maniobra realmente sencilla y rápida de realizar. Aun así, debemos decir que si son unos palos de aluminio algo pesados, o más robustos, estos pueden moverse en carrera, sobre todo en bajadas algo más técnicas. Sin embrago, si los palos son de carbono (ligeros) el rebote es mínimo. Otra observación que hemos visto, es que si llevamos bidones en la zona delantera, los palos se ajustan mucho mejor. Si no llevamos los bidones delanteros, el rebote será mayor.

Comportamiento en carrera

Lo que podemos destacar después de todas nuestras salidas con la RaidLight Activ 12L Vest es principalmente la comodidad de llevarla, ya sea durante un rato o durante salidas muy largas. En ningún momento nos ha molestado ni producido tiranteces o similares, manteniéndose siempre en su lugar. La rejilla en contacto con la espalda respira adecuadamente, aunque en algunas ocasiones no llega a evacuar del todo el sudor acumulado. Tanto las cintas frontales como las laterales son lo suficientemente anchas como para brindar una correctísima sujeción a la hora de correr, evitando además que éstas puedan molestar el torso.

Los bolsillos situados por debajo de los porta bidones son der rejilla, con lo que si llueve o sudamos en exceso, el posible contenido quedará empapado; pero por el contrario, obtenemos en esa zona un extra de ventilación.

Debido a su buena ubicación, la bolsa de hidratación –aun estando llena-, no rebota en absoluto. Además solamente nos llevará un par de minutos realizar la tarea de rellenarla y volver a colocarla, desde luego nada importante puesto que no estamos ante una mochila expresamente de competición, sino más de bien de salidas muy largas o por etapas, en las que lo que menos importa debe ser el crono.

Solamente apreciamos un supuesto en el que el rebote se deja notar –aunque mínimamente-, y ese es cuando como sistema de hidratación únicamente llevábamos los bidones delanteros rígidos de 750 ml (sin la bolsa de hidratación y con la mochila prácticamente vacía). Lo cual es lógico ya que se rompíamos el equilibrio en cuanto al punto de compensación. Para el resto de casos, el rebote es realmente escaso.

Y por si tenéis dudas de lo que hemos sido capaces de cargar, haceros a la idea que con una capacidad de 12 l hemos llevado membrana, pantalones impermeables, guantes, chaqueta fina de abrigo, manta térmica, tapa cuellos, botiquín, 2,7 L de líquido, reserva energética, mallas largas, camiseta térmica fina, calcetines, ... Vamos, todo lo necesario y más para una buena y larguísima salida.

Impermeabilidad

El agua de la lluvia se filtrará rápidamente en todas aquellas zonas en que el tejido sea el de rejilla, debido a las micro perforaciones y a que no tiene revestimiento impermeable. En el resto de La RaidLight Activ 12L Vest, la tela es más densa y una fina lluvia puede resbalar por la superficie, aunque pasado unos minutos el líquido también acabará por filtrarse. Además, tened en cuenta que el calor que genera nuestro cuerpo también afectará a los que llevemos en el interior. Es decir, si queremos mantener el contenido interior seco, deberemos protegerlo con alguna bolsa.

Resistencia y durabilidad

Aunque a primera vista la RaidLight Activ 12L Vest pueda parecer frágil, el tejido es bastante resistente. De hecho a día de hoy no apreciamos signos de desgaste significativos y la consistencia del conjunto continua en perfectas condiciones. No obstante, las zonas construidas en rejilla son las que a priori pueden mostrar mayor vulnerabilidad en cuanto a desgarros o similares, especialmente con aquellas ramas o vegetación punzante.

Conclusiones

La configuración y gran capacidad de la RaidLight Activ 12L Vest la convierten en una mochila casi indispensable para aquellas salidas largas en las que debemos transportar mucho material, y prácticamente olvidándonos de repostar líquido gracias a su potencial de hasta 2,7 L (bolsa de hidratación-1,2L- y bidones rígidos  -750 ml-).

Le podemos dar un uso muy regular para entrenos muy largos debido a su buena resistencia en general, e incluso para carreras de ultra distancia gracias a su comodidad, y también para salidas por etapas en semi-autosuficiencia. Ajuste muy cómodo que ofrece multitud de combinaciones para un amplio número de corredores y fácil acceso a los bolsillos delanteros que nos permitirán tener a mano varios elementos importantes (móvil, barritas,…).

Otro de los puntos destacables en esta RaidLight Activ 12L Vest (también lo encontraremos en el resto de mochilas de la casa francesa) es el sistema de elásticos para acarrear los palos en carrera. Seguramente es uno de los sistemas más rápidos y fáciles de maniobrar en carrera. Además, si lleváis unos palos ligeros y no muy voluminosos, el rebote en carrera será mínimo y nada incómodo.


PROS:

1. Buenos acabados en general.

2. Capacidad más que suficiente para afrontar nuestras salidas más largas.

3. Número de bolsillos correctos (ni demasiados ni muy pocos), con un acceso fácil y directo.

4. En los porta bidones delanteros podemos introducir tipo de botellas (250, 500 y 750 ml), con un comportamiento igual de bueno en todos los casos.

5. Portapalos en la zona delantera (fácil y intuitivo)


CONTRAS:

1. El sistema de ajuste de talla, en la zona lumbar, es complicado de maniobrar.

2. Los elásticos para acarrear los palos, sin bidón, rebotan demasiado.


POSIBLES MEJORAS:

1. Un bolsillo estanca hubiera estado bien para acarrear el teléfono móvil, o otros elementos electrónicos.

PUNTUACIONES

  • Capacidad12.0 litros
  • Capacidad extendida en litros12.0 litros
  • Fit cuerpo9.0
  • Fit cintas9.0
  • Hidratación interna9.0
  • Portabidones9.0
  • Compartimentos interiores8.0
  • Bolsillos exteriores8.0
  • Reflectantes8.0
  • Impermeabilidad5.0
  • Comportamiento en carrera9.0
  • Resistencia / Durabilidad8.0

Comparar con

Activ 12L Vest - RaidLight

Vs

buscar