Petzl NAO

Petzl NAO
Petzl NAO
Petzl NAO
Petzl NAO
Petzl NAO
Petzl NAO
Petzl NAO
Petzl NAO
Petzl NAO
Petzl NAO
Petzl NAO

VÍDEO ANÁLISIS



Petzl NAO

DATOS TÉCNICOS

  • Talla US Universal
  • Peso (gramos) 188
  • P.V.P 0,00 €

Introducción y descripción

Probamos la archiconocida Petzl NAO, un frontal que ha sido utilizado por muchos corredores de elite del Trail Running, un verdadero icono dentro del sector.
Petzl lleva desde los años 70 fabricando lámparas frontales para equipar a mineros, profesionales de trabajos verticales, alpinistas, escaladores y desde hace un tiempo también: Trail Runners. La casa francesa se ha hecho un nombre dentro de nuestro sector y sigue cosechando adeptos gracias a innovaciones tecnológicas como el Reactive Lighting, un nuevo avance que incorpora en su ADN la Petzl NAO.
Batería recargable, posibilidad de funcionar con pilas, cintas ajustables laterales y superior, doble led delantero, indicador de batería restante, Reactive Lighting y la posibilidad de poder configurar todos los parámetros vía software. ¿Eres de los que los modos prefijados de la mayoría de frontales no se adaptan a tus necesidades?. Sigue leyendo esta Review del Petzl NAO.


Construcción

La Petzl NAO está separada en dos bloques, en la parte delantera cuenta con un cuerpo blanco con dos bombillas led redondas encajadas dentro de una carcasa blanca triangular. Justo encima de esas dos bombillas se encuentra el sensor del Reactive Lighting: básicamente funciona como los sensores de los coches para las luces, pero con una sensibilidad muy superior; en función de la cantidad de luz que detecta en el ambiente y la configuración que tengamos establecida vía software adecua el caudal de luz. De esta forma permite una mejor adaptación a nuestras necesidades y alargar la durabilidad de la batería, evitando enviar demasiada intensidad cuando no es necesario.
En el lado opuesto de los leds, una cinta gruesa y elástica conecta con unos cordones en forma de U a la parte trasera donde encontramos la carcasa de la batería.

La ergonomía del conjunto es buena; la batería que es el elemento más pesado va en la nuca y sujeta por dos cordones en forma de U a cada lado de la cabeza, consiguiendo de esta forma una mejor distribución del peso. La Petzl NAO además incorpora una tercera cinta que podemos hacer pasar por la parte central de la cabeza, desde la frente hacia la nuca, y conseguir todavía una mejor distribución del frontal a la cabeza.

La pieza de plástico donde se aloja la batería es rectangular, esta forma no es muy ergonómica para sujetarse a la nuca, pero lo han resuelto enganchándola a una pieza curvada para darle una mejor adaptación. La batería es desmontable presionando una pequeña pestaña inferior que nos permitirá desencajar el rectángulo de batería y soltar el cable lateral que conecta con los leds delanteros. Con la batería suelta es cuando podemos acceder al conector USB donde cargar la batería o bien realizar las configuraciones personalizadas de los modos de luz vía el Software de ordenador OS by Petzl.

Para sujetar la Petzl NAO encontramos una goma en la frente que es bastante gruesa y elástica, con la finalidad de dar una buena adaptabilidad cuando nos la ponemos. Es suave y una vez puesta apenas se nota. Esta goma acaba en dos cordones en forma de U que son regulables gracias a un mosquetón que se encuentra en la parte superior de la batería. Tirando de ese cordón, y jugando con el mosquetón, podremos apretarlo a nuestro gusto. Recomendamos apretar bien estos cordones y además, es muy recomendable sino llevamos casco (que suponemos que no), agregar la tercera cinta, que recorre desde la nuca hacia la frente, para que la Petzl NAO quede totalmente fijada.

Al ser un frontal que lleva batería facilita mucho el uso de la Petzl NAO en los entrenos diarios, solo debemos conectarlo al ordenador para volver a tener la recarga al máximo para la siguiente salida. El indicador trasero de carga, mediante tres leds, nos da una buena aproximación de cuál es el estado actual de carga. Pero si todavía no hemos salido de casa, conectándolo al ordenador con el OS by Petzl podremos ver el porcentaje de carga y tener mucha mejor precisión. Los tres indicadores de carga están más orientados ha saber la cantidad de batería restante una vez estamos en carrera, conectándolo al OS by Petzl tendremos la cantidad exacta.

El sistema de carga vía el USB, escondido en la parte posterior, es bastante útil todo y que es fácil que acabemos haciéndonos un lío entre los cordones y la batería al volver a montarlo. La Petzl NAO tiene un “chasis” diferente, los dos cordones laterales en forma de U más la cinta delantera y las dos piezas plásticas delantera y trasera hacen que parezca endeble. Esos cordones muchas veces al tenerlos en carga los cruzamos involuntariamente y al volver a montarlo requiere de separarlos correctamente. Como ventaja de este sistema de cordones podemos decir que aligera el conjunto y consigue una mejor plegabilidad, así que para llevarlo en la mochila nos ocupa bastante menos.

El uso más habitual de la Petzl NAO es con batería, pero podemos usarlo con pilas en caso de que nos quedemos sin carga en mitad de nuestro entreno o carrera. Con el resto de frontales, si nos quedamos sin baterías nos habremos quedado sin luz y sin posibilidad de encontrar una solución, con la Petzl NAO y con un par de pilas AAA podremos continuar y evitarnos el susto. Cuando estemos corriendo y la Petzl NAO parpadee tres veces será para avisarnos que nos estamos quedando sin carga, automáticamente se baja de intensidad pero nos quedaran entre 5 a 15 minutos hasta que acabe por apagarse, ha llegado el momento de recurrir a las pilas.

Destacar que la solución de las 2 pilas AAA es básicamente de emergencia, la durabilidad es muy inferior y deberemos vigilar la intensidad a la que trabajamos para no volver a quedarnos sin luz al poco.

En caso de lluvia la Petzl NAO cumple con el estándar IPX4 de estanquidad, esto quiere que el frontal seguirá funcionando sin problemas. Este estándar garantiza el correcto funcionamiento bajo condiciones de lluvia, pero hay que tener en cuenta que no lo podremos sumergir debajo el agua, por ejemplo para limpiarlo, se podría acabar estropeando.
La cinta y los cordones en U no son desmontables, en caso de quererlos lavar pasado un tiempo de uso podremos hacerlo con cuidado con agua y jabón pero vigilando de no sumergir la carcasa de las lámparas y la batería.

Fit y funcionamiento

Al colocarse por primera vez una Petzl NAO sentiremos que la carcasa de la nuca es algo aparatosa, son solo los primeros minutos, pero todo y tener una forma ergonómica hay que decir que se deja notar las primeras veces que nos la colocamos. La regulación es muy sencilla y se realiza con el frontal puesto en la cabeza. Simplemente deberemos estirar de los cordones en la parte superior de la batería y sujetarla con el mosquetón. La goma central también podremos regularla con el frontal puesto, todo y que es algo más costoso.

Con la Petzl NAO ya ajustada solo nos resta salir a probarla. Lo primero de todo será mover el botón de la posición de bloqueo a encendido. Esto se hace girándolo 180 grados y dándole un último empujón hacia delante para que se encienda. El encendido es igual que el de las llaves de los coches, se le da un pequeño empujón y luego retorna a la posición.
Sino hemos tocado ninguna configuración vía software la posición inicial es con el Reactive Lighting activado y en el perfil Multiactividad. Recomendamos realizar el cambio de perfil con el OS by Petzl a “Dinámica (Trail...)”, de esta forma tendremos configurados tres modos de Reactive Lighting, un primero de 515 lumens y siete horas y media de duración, que será con el que habitualmente estemos corriendo si la noche es sin luna. Hay que decir que los 515 lumens es un valor máximo que en la mayoría de casos no llegaremos, solo cuando levantemos la cabeza para ver puntos muy alejados y sumando una situación de oscuridad casi absoluta. Luego incorpora un segundo modo que alcanza los 575 lumens y un tercero mucho más conservador de 219 lumens. Este último es muy útil para días en los que ya hay luna o estamos en zonas con contaminación lumínica por alguna ciudad cercana. La batería llegará cerca de las 14 horas y tendremos un muy buen ratio durabilidad/iluminación. También es buena elección si corremos en grupo ya que entre las luces de todos podremos ahorrar más batería.

Si queremos cambiar del modo de Reactive Lighting a luz fija tendremos que dejar pulsado el botón de encendido 2 segundos y entonces trabajará como el resto de frontales, sin Reactive Lighting. Podremos configurar la cantidad de luz y modos con el OS by Petzl. Por defecto con el modo perfil en función “Dinámica (Trail...)” contaremos con dos modos, 1 con 493 lumens y una duración 1hora y media y un segundo de 55 lumens y 16 horas. Este segundo es muy bajo para poder correr con seguridad y recomendamos subirlo por encima de los 120 lumens para poder tener una luminosidad mucho más efectiva.

Aquí hemos realizado un resumen de los modos que utiliza el pefil “Dinámica (Trail…)” pero hay que decir que podemos tener configurado un segundo perfil. Para cambiar entre perfiles deberemos dejar pulsado el botón de encendido más de 10 segundos.
Finalmente ya solo nos queda apagarlo. Para hacerlo tendremos que ir presionando el botón de encendido hasta que recorramos los modos restantes y acabaremos llegando al de apagado.

En carrera recordar todos estos puntos pueden ser algo más complicado, por lo que la propia casa Petzl tiene preparado en el OS by Petzl la posibilidad de bajarse un PDF imprimible para poder apuntar todas estas posiciones.
La carcasa de los leds es orientable pudiéndola inclinar casi unos 80 grados hacia el suelo. Cuenta con 7 posiciones fijas para evitar que se mueva una vez estemos en carrera al realizar algún salto o movimiento brusco. Es fácil de cambiar incluso con una sola mano.

En carrera

Cuando arrancamos a correr con la Petzl NAO por primera vez con el Reactive Lighting estamos seguros que no podréis dejar de jugar con él. Con solo mover la cabeza para los lados o elevarla un poco la intensidad ira cambiando automáticamente y adaptándose a las condiciones. Los primeros 10 minutos hay que adaptarse a este nuevo tipo de luz, muchos venimos acostumbrados de los sistemas de iluminación convencionales fijos y esto requiere de un pequeño periodo de adaptación.

Pasados los 10 minutos iniciales ya dejará de sorprendernos el cambio de iluminación en función de las circunstancias y veremos que es una gozada que se vaya adaptando. Cuando enfoquemos cerca la luz disminuye evitando de esta manera que tengamos un exceso y adaptar las pupilas, cuando enfoquemos a más distancia veremos como la cantidad de luz aumenta y nos permite ver mucho más adelante y todo sin tener que hacer trabajar en exceso a nuestros ojos.
Tanto para tramos de pista como para tramos técnicos la Petzl NAO trabaja a la perfección. El Reactive Lighting se adapta correctamente y sino, solo deberemos cambiar estos valores en el OS by Petzl para que en la siguiente salida podamos encontrarnos con lo necesario. Todo este sistema evita el tener que estar jugando continuamente con los botones del frontal y uno se acaba adaptando con mucha facilidad.

La sujeción de la goma y los cordones a la cabeza es buena, la Petzl NAO no rebota cuando la llevamos puesta, tanto en carrera más pistera como en los tramos técnicos donde acabemos dando saltos. En caso de lluvia o con la cabeza mojada veremos que sigue quedándose exactamente en la misma posición. En cuanto a sujeción no hay mucho más que decir, donde lo fijas, se queda.

Si lo llevamos en una mochila o cinturón mientras entrenamos para luego sacarlo tendremos que ser cuidadosos a la hora de guardarlo. Primero de todo estirar de los cordones donde se encuentra el mosquetón para evitar que se enrede y sobretodo poner el botón de encendido en posición de bloqueo para evitar que se encienda por accidente. Al tener los cordones y solo un trozo de goma elástica en la parte frontal hace que la plegabilidad sea muy buena y facilite el transporte.

Manejar el botón es muy fácil en carrera, pero con el Reactive Lighting podemos decir que nos vamos a olvidar de tener que maniobrar con él. De todas formas hay que decir que no es 100% infalible y también tiene su talón de Aquiles esta Petzl NAO.

Si corremos en mitad de la niebla, la luz rebotará en ella y el sensor recibirá más luz que en la que realidad hay. En este caso veremos que el Reactive Lighting no se gradúa correctamente y se vuelve algo “loco”. Será el momento de pasarlo a la posición fija para evitar que nos pueda distraer.

El segundo punto será si corremos al lado de carreteras o zonas urbanas con farolas o mucho tráfico, el sensor del Reactive Lighting reacciona instantáneamente a las condiciones lumínicas, así que veremos como no para de subir y bajar de intensidad. Si corremos por una carretera con mucha circulación el sensor y las luces de los coches hará que este continuamente variando de intensidad y puede que se nos haga molesto. En este momento también es conveniente volver a poner la posición fija y evitar de esta forma que este continuamente oscilando.

Accesorios

La Petzl NAO como accesorio trae la cinta que recorre la cabeza de la nuca a la frente y el cable de carga USB. El más importante es el que tenemos en la propia web de Petzl y no es más que el software de cambio de parámetros OS by Petzl.
Entrando en él podremos tocar el perfil que viene configurado por defecto: Multiactividad y crearnos el nuestro propio o modificar los valores existentes. Si queremos profundizar en la configuración no tendremos más que entrar en las regulaciones avanzadas o otros parámetros para poder tocar incluso los tiempos para pasar de un modo a otro, el apagado rápido, etc.

Como accesorios extras para este frontal, y que no vienen incluidos, podemos encontrar adaptadores de cargas para enchufe, batería extra muy útil si realizamos ultras y otro muy interesante es el alargo de cable y pinza. Esto lo que nos permite es poder guardar la batería en la mochila o colgarla en el cinturón evitando tener que llevar la batería en la nuca y aligerando muchísimo el peso en la cabeza.

Autonomía

La Petzl Nao con el Reactive Lighting activado es difícil de aventurar un valor objetivo de autonomía en horas, dependerá mucho del entorno en que estemos, si hay luna, si estamos en espacios abiertos o muy cerrados en el bosque... Pero podríamos decir que oscila entre las 4 horas y las 14 horas en el mejor de los casos. Es una autonomía bastante buena, pero que nos puede llegar a dar algún susto si realizamos ultras en que tengamos una buena cantidad de horas nocturnas, así que es muy recomendable adquirir una batería extra si prevemos utilizarla en estas circunstancias. Otra posibilidad es trabajar con una configuración más conservadora en cuanto a potencia. La posibilidad de poder configurarlo en varias formas y potencias es una de las grandes características de este frontal, hasta el límite de poder incluso hacerlo para cada una de las salidas/carreras que vayamos a realizar.
Si ponemos el modo de máxima luminosidad, unos 575 lumens, veremos como la durabilidad de la batería baja drásticamente y no pasa de la hora y un poco más. Una durabilidad muy aceptable teniendo en cuenta la cantidad de luz que nos da.

Conclusiones

Si sales a correr habitualmente por la noche y quieres un frontal definitivo, tanto para entrenos como para carreras, la Petzl NAO es un modelo para tener en cuenta. La facilidad de carga por el cable USB y la durabilidad de la batería son un buen punto a favor, pero quizás el más destacado sea la tecnología Reactive Lighting totalmente configurable, una verdadera gozada para los amantes del Trail Running.
Otro punto a tener en cuenta es una buena adaptabilidad a la cabeza, siendo un frontal que una vez sujeto apenas se nos moverá. Las tres cintas hacen que la Petzl NAO se sujete perfectamente al contorno de nuestra cabeza y nos podremos olvidar de él una vez en carrera.

PROs
- El Reactive Lighting es uno de los puntos más favorables de este frontal, no solo porque consigue alargar mucho más la durabilidad de la batería, sino porque nos da la luz que necesitamos en cada momento sin obligar al ojo a adaptarse continuamente, ya lo hace el propio frontal por nosotros.
- Sujeción a la cabeza evitando rebotes una vez en carrera.
- Adaptabilidad lumínica a todas las distancias.
- Facilidad recarga.
- Posibilidad de funcionar con pilas en caso de emergencia.
- Potencia de 575 lumens en caso de ser necesarios.
- Indicador de batería restante.
- Resistencia a la lluvia.
- Posibilidad de personalizarlo todos los valores con el OS by Petzl a las necesidades de cada usuario.

CONTRAS
- El Reactive Lighting no acaba de adaptarse correctamente si corremos con niebla o por carreteras en las que el cambio de luz es continuo.
- La durabilidad de la batería con una buena iluminación no alcanza para pasar una noche completa de ultra.
- La distribución de los cordones y la cinta que muchas veces provoca que se nos enrede.

Grafica de iluminación vs tiempo

PUNTUACIONES

  • Ajuste9.0
  • Batería recargableSi
  • Cinta desmontableNo
  • Comodidad8.0
  • Facilidad de uso10.0
  • Luxes en la esfera2000.0 luxes
  • Lúmens (fabricante)575.0 lúmens
  • Niveles de potencia99.0
  • Niveles zoom99.0
  • Número de leds2.0 leds
  • Número de pilas2.0
  • Orientación verticalSi
  • Petaca cinturónSi
  • Petaca delanteNo
  • Petaca detrásSi
  • Tiempo uso máximo fabricante14.0 horas
  • Tiempo uso máximo medido4.0 horas
  • Tipo de leds
  • Tipo de pilas

Comparar con

NAO - Petzl

Vs

buscar