Petzl MYO RXP

Petzl MYO RXP
Petzl MYO RXP
Petzl MYO RXP
Petzl MYO RXP
Petzl MYO RXP
Petzl MYO RXP
Petzl MYO RXP
Petzl MYO RXP

VÍDEO ANÁLISIS


Petzl MYO RXP

DATOS TÉCNICOS

  • Talla US Universal
  • Peso (gramos) 96
  • P.V.P 0,00 €

Introducción y descripción

La casa francesa Petzl presenta el frontal Myo RXP, un frontal con muy buenos detalles para la practica del Trail Running. Con 3 intensidades de luz totalmente configurables y 12 posiciones de orientación.


Construcción

El Petzl Myo RXP esta construido con una carcasa de plástico en la parte delantera donde esta alojado el Led, los botones, y el "gran angular" de luz. Todo el frontal va montado en una carcasa de plástico negra, que es la que acaba en contacto con la frente. Desde la carcasa por el lado derecho, sale un cable negro grueso que conecta con la petaca posterior donde se alojan 3 pilas AA. La carcasa de las pilas es de plástico duro y redondeado en la parte que apoya en la cabeza, por el lado interior. En cambio es de plástico blando por la parte exterior para facilitar cambiar las pilas. La goma de sujeción que rodea la cabeza, pasa por encima de la carcasa de las pilas para acabar cerrando el compartimento. No es estanco, pero si llueve el agua no entra. No podremos sumergirnos con él.
Todo el frontal lleva una goma elástica de 2,5 mm para sujetarlo a la cabeza, por el lado exterior lleva el logo de la marca y por el lado interior lleva unos pequeños cuadraditos que en el contacto con la piel, crean unos pequeños canales por los que circula el aire y favorecer la transpiración. Además lleva una cinta más fina para poder atarlo por encima de la cabeza. De esta manera conseguiremos que no se caiga la petaca hacia la nuca cuando llevemos el pelo sudado. Las dos cintas, tanto la superior, como la lateral, son regulables para poder adaptarlos a la medida de cada cabeza.
Una vez en carrera, si tenemos que cambiar las pilas, es muy fácil acceder al compartimento y cambiarlas, separando un poco la goma de la cabeza, accedemos al plástico blando que abre la tapa donde van alojadas.

Fit y funcionamiento

Una vez puesto, el Petzl Myo RXP ajusta muy bien a la cabeza, la goma gruesa que la circunvala consigue que la lámpara no rebote. La petaca posterior con las tres pilas AA tampoco se mueve en exceso mientras llevemos el pelo seco. Pero si se nos moja el pelo con el sudor o la lluvia, la petaca se baja hacia la parte de la nuca y la goma se apoya en las orejeas, produciendo una sensación de roce bastante incomodo. Si prevemos que durante la carrera vamos acabar mojados o sudando, es mucho mejor montar la segunda goma, la que atraviesa desde la parte delantera de la lámpara hacia la trasera de la petaca. Esta nos ayudará a que la petaca se quede quieta y no acabe rozándonos las orejas.
La parte delantera del Petzl Myo RXP es muy ligera, con plásticos aligerados y un Led que no pesa. El plástico que apoya en la frente, es bastante grande distribuyendo muy bien la presión una vez fijamos correctamente la goma. La lámpara es orientable mediante 12 posiciones o muescas, la primera de todas es totalmente paralela a la frente y la ultima queda a unos 60º. Sea cual sea la posición que escojamos, las muescas están bien marcadas y el frontal no se mueve.
El Petzl Myo RXP incorpora dos botones en la parte superior, son un poco pequeños y hay que acostumbrarse a pulsarlos, ya que al principio cuesta un poco de localizarlos y trabajar con ellos. El que enciende, también nos sirve para ponerlo en uno de las tres intensidades o una cuarta de SOS(parpadeos).

Una de las cosas que diferencia al Petzl Myo RXP de sus competidores, es que las tres intensidades son totalmente configurables, pudiendo escoger la potencia de cada una de las tres la que mejor nos convenga. Esto va muy bien para poder economizar el consumo de pilas y sobretodo, para no tener la sensación que una ilumina demasiado y la otra no llega. Estas configuraciones nos serán muy útiles para nuestros circuitos de entreno habituales, podremos pre-configurarlas antes de salir. En cambio, una vez en carrera ya es más difícil de poderlas cambiar.
Además el Petzl Myo RXP incorpora un segundo botón, el Boost, este botón lo que permite es que el frontal ilumine con mucha más intensidad que la que podamos configurar usando el otro botón. Este botón es muy útil para poder mirar letreros que están lejos, enfocar objetos o leer mapas de una manera rápida. Este modo de "superluz" no es configurable mediante el otro botón. Esto es debido a que el Led se calienta bastante y si intentamos usarlo durante más de 20 segundos se apagará para protegerlo y que no llegará a quemarse.

El Petzl Myo RXP lleva dos modos de enfocar, uno con una luz "muy focalizada", como los frontales más antiguos, con un punto de luz central muy iluminado. Este modo es muy útil para enfocar cosas lejanas.
Y un segundo mucho más "gran angular", poniendo delante del Led una cortina de plástico con unos pequeños puntos hexagonales, que lo que hacen, es generar una luz mucho más ampliada y difuminada.
Con el primer modo, "luz focalizada", la cortina de plástico esta bajada y nos hace de visera, esto provoca que no tenemos luz hasta justo un metro por delante de nuestros pies. En cambio, con la cortina de plástico, modo "gran angular", conseguimos que los pies estén enfocados hasta casi, las copas de los arboles.

En carrera

El modo "gran angular" es realmente muy útil para correr, tanto por pistas como por senderos, la iluminación es muy progresiva y el ojo mire donde mire no debe enfocar por el cambio de intensidad de luz. El modo "muy focalizado" es muy útil para enfocar objetos lejanos como letreros, sobretodo con en combinación con el botón Boost. Es de gran ayuda para no tener que estar tocando la intensidad que llevábamos puesta. Una vez soltamos el botón Boost, la luz permanece donde la llevábamos.
En cambio, si lo que queremos es cambiar de una intensidad a otra, hay que pulsar el botón de encendido, con lo que primero pasaremos al estado apagado, para luego poder cambiarla. Esto si estamos en un terreno delicado nos dejara unos instante en total oscuridad para luego poder escoger la intensidad.
La cortina de plástico para el modo "gran angular" lleva una pequeña pestaña para ayudarnos a poder maniobrar fácilmente con ella, si llevamos guantes cuesta un poco de localizar pero una vez le cojamos el truco se mueve con bastante facilidad. Cuando llevamos el modo de luz "muy focalizada", la pestaña de plástico que lleva para ayudar a moverlo, se ilumina como un punto blanco, creando un punto muy luminoso justo encima de nuestros ojos. Hay que acostumbrarse a no fijarse en el punto, porque al principio, es llamativo y se nos va la vista de forma automática.
Los dos botones son difíciles de manejar con guantes, sobretodo si son un poco gruesos. Los botones son pequeños.
Si llevamos el frontal paralelo a la frente, el botón de encendido se esconde en la carcasa negra de sujeción, con lo que todavía se hace más difícil de utilizar.

La cinta del Petzl Myo RXP no es desmontable, es algo que sorprende ya que es un detalle que otros modelos si que incorporan y es de agradecer para poder lavarla.

Accesorios

Autonomía

La casa garantiza que aguanta a potencia minima durante 86h, de todas formas a esa intensidad se hace muy difícil correr con él. Lo hemos probado con las pilas Varta a la intensidad máxima configurable en el botón de selección (no la "boost").
Durante la primera hora la intensidad de luz es muy buena, por encima de muchos de sus competidores. Desde la 1ª hora hasta la 3ª, el rendimiento sigue todavía siendo muy bueno, todo y que baja más de un 25%. De ahí hasta la 6ª sigue siendo bueno. A partir de ahí el Petzl Myo RXP va perdiendo intensidad hasta llegar a las 12 horas de uso, donde será difícil correr con él pero seguirá iluminando. Con esta intensidad se mantiene hasta las 36 horas!!!. Para acabar apagándose pasadas 48 horas. Es uno de los frontales que más aguanta encendido. De todas formas para la practica del Trail Running son muy aprovechables las primeras 12 horas, las ultimas 36 horas, la intensidad es muy baja y solo podremos usarlo caminando y vigilando. Realmente el Led del Petzl Myo RXP sabe exprimir muy bien las pilas.

Conclusiones

El Petzl Myo RXP es uno de esos frontales a tener muy en cuenta para la practica del Trail Running y los entrenos de invierno. También es muy recomendable para ultras, con una iluminación muy buena al principio y mantenida durante mucho rato nos permite afrontar casi completamente sin tener que cambiar las pilas. Todo y que es imprescindible llevar recambio. Si haces carreras nocturnas de menos de 6 horas. No necesitarás ningún juego de pilas extras.
En cuanto al sistema de sujeción, con la segunda cinta superior, es realmente bueno. Y los modos configurables, más el sistema "gran angular", más el botón Boost... hacen del Petzl Myo RXP un frontal en el que se nota la experiencia de una casa con muchos años dentro del sector.
Si hace tiempo que quieres comprarte uno, ponlo en tu lista de los deseos. No te decepcionará y será una muy buena inversión.

Como único "pero" podemos ponerle la cinta no desmontable, la cual cuesta de entender que todavía no lo sea.

Grafica de iluminación vs tiempo

PUNTUACIONES

  • Ajuste9.0
  • Batería recargableNo
  • Cinta desmontableNo
  • Comodidad9.0
  • Facilidad de uso9.0
  • Luxes en la esfera765.0 luxes
  • Lúmens (fabricante)205.0 lúmens
  • Niveles de potencia4.0
  • Niveles zoom2.0
  • Número de leds1.0 leds
  • Número de pilas3.0
  • Orientación verticalSi
  • Petaca cinturónNo
  • Petaca delanteSi
  • Petaca detrásNo
  • Tiempo uso máximo fabricante86.0 horas
  • Tiempo uso máximo medido48.0 horas
  • Tipo de leds
  • Tipo de pilas

Comparar con

MYO RXP - Petzl

Vs

buscar