Oxsitis Hydrabelt Ace 2

Oxsitis Hydrabelt Ace 2
Oxsitis Hydrabelt Ace 2
Oxsitis Hydrabelt Ace 2
Oxsitis Hydrabelt Ace 2
Oxsitis Hydrabelt Ace 2
Oxsitis Hydrabelt Ace 2
Oxsitis Hydrabelt Ace 2
Oxsitis Hydrabelt Ace 2
Oxsitis Hydrabelt Ace 2
Oxsitis Hydrabelt Ace 2
Oxsitis Hydrabelt Ace 2
Oxsitis Hydrabelt Ace 2
Oxsitis Hydrabelt Ace 2
Oxsitis Hydrabelt Ace 2
Oxsitis Hydrabelt Ace 2
Oxsitis Hydrabelt Ace 2

VÍDEO ANÁLISIS


Oxsitis Hydrabelt Ace 2

DATOS TÉCNICOS

  • Talla US Universal
  • Peso (gramos) 357
  • P.V.P 50,00 €

Introducción

La firma francesa Oxsitis, con sede en Clermont-Ferrand, capital de la zona volcánica de la Auvernia, lleva desde mayo de 2008 investigando y desarrollando sistemas de hidratación para deportistas, centrándose principalmente en el running y el trail running. También, como complemento a su modelo de negocio, han lanzado una gama de soluciones nutritivas que permiten optimizar la hidratación del corredor. Podemos decir que existen muy pocas marcas tan especializadas en este sector, por tanto, estamos encantados de poder probar el cinturón de hidratación tope de gama de la marca francesa, el Oxsitis Hydrabelt Ace 2, un cinturón con una magnífica relación calidad-precio y unas espléndidas prestaciones. Así que, si en más de una ocasión has tenido que llevar la mochila en carrera medio vacía, porque no eras capaz de poner todo el material obligatorio en tu cinturón (manta térmica, silbato, cortavientos, etc.), te invitamos a que sigas leyendo y descubras el Oxsitis Hydrabelt Ace 2, quizás sea la solución que estabas buscando. Además, existe en versión para zurdos y diestros!

Primeras sensaciones y descripción

Todo tiene una explicación y a continuación os lo contaremos, pero lo primero que nos ha llamado la atención del Hydrabelt Ace 2, es su peso. Con sus 357 g, podría parecer que no estamos ante un cinturón muy ligero pero, al tenerlo entre vuestras manos os daréis cuenta de que no estáis ante un simple cinturón de hidratación. Además de hidratación, el Oxsitis Hydrabelt Ace 2 nos ofrece una gran capacidad para transportar tanto alimentos, como accesorios y elementos de seguridad que tantas veces son obligatorios en muchas carreras de montaña.
El Hydrabelt Ace 2 se ajusta mediante dos correas ventrales que cierran mediante velcro a ambos lados, lo cual nos permite un muy buen ajuste. Posee un botellín de 600 mL que va centrado en la espalda, con un ángulo de unos 45ºC hacia la derecha, ya que en nuestro caso, estamos probando el cinturón para diestros. El cinturón para zurdos es una imagen especular de éste, de forma que el botellín queda inclinado hacia la izquierda.

Hasta aquí podríamos decir que ya os hemos descrito lo que es realmente el sistema de hidratación. Si pasamos a los extras empezaremos destacando que, en materia de seguridad, el Hydrabelt Ace 2 incorpora una manta térmica y un silbato, lo cual empieza a justificar los 357 g de peso. En cuanto a bolsillos, tenemos dos, uno en la parte trasera de gran capacidad, que nos permitirá transportar comida, el móvil o las llaves, y uno que se coloca en la parte delantera, enganchado al velcro de las correas, y que está pensado para tirar los restos de lo que comamos. Diríamos que es como una papelera y se puede lavar siempre que lo necesitemos. Un sistema porta-dorsal con imanes en la parte delantera y un sistema de cintas y gomas con mosquetón a izquierda, que nos permitirá guardar nuestros bastones en caso de que no los vayamos a emplear durante un rato, completan este gran cinturón.

A la hora de ponérnoslo, queda rápidamente de manifiesto su construcción ergonómica ya que ajusta muy bien en la parte de la espalda y es muy cómodo. Detrás del botellín, la parte en contacto con la espalda está dotada con la tecnología Airback Control que, en teoría, nos asegura una buena ventilación y confort, gracias a sus acolchados. Las correas no son elásticas, lo cual tiene sus pros y sus contras. Por un lado, nos reduce la posibilidad de vibración del cinturón durante la carrera pero, por otro lado, en caso de que nos lo apretemos más de la cuenta, puede resultar un poco agobiante. El Hydrabelt Ace 2 queda especialmente bien colocado en la parte inferior de la cadera. Recomendamos ajustar primero la correa superior en la cadera y, a continuación la correa inferior. De esta forma no os molestarán lo más mínimo.

El sistema de hidratación, como ya hemos comentado, consta de un único bidón de 600 mL colocado en la parte central de la espalda en un soporte bastante rígido. El bidón se abre mediante rosca y es de boca muy amplia, de forma que resulta muy cómodo si queremos rellenarlo rápidamente o añadir a nuestra bebida sales o cualquier otro complemento. Es cilíndrico, de material plástico y se puede lavar en lavavajillas. El cierre, es el habitual en este tipo de bidones, una boquilla que subida abre y bajada cierra.

Funcionamiento en carrera

Una vez analizado el Hydrabelt Ace 2 en carrera, que es lo realmente interesante, podemos decir que su comportamiento ha sido satisfactorio. Ajustado correctamente podremos comprobar que no rebota y no se afloja con el paso de los kilómetros, ya que los velcros son realmente fiables. Sin embargo, hemos necesitado ajustar muy bien la correa superior a la cadera para evitar que se descoloque y empiece a rebotar. Este ajuste requiere de una cierta presión de la correa superior sobre nuestro bajo vientre que, en tiradas de más de dos horas, nos ha empezado a resultar un poco molesto. Para evitar estas molestias, una opción es aflojar un poco dicha correa durante las subidas en las que vayamos caminando y ajustarla más fuerte en los tramos más rápidos. Otro de los efectos que hemos notados en terrenos muy técnicos es que el cinturón tiende a girarse ligeramente, más cuando tengamos la botella llena de agua, y tendremos que recolocarlo de vez en cuando.

El sistema Airback Control situado en la parte de detrás del botellín, directamente en contacto con nuestra espalda, lo hemos apreciado más por el plus de amortiguación que nos proporcionan sus acolchados, que por la capacidad de aireación. Realmente, el posicionamiento del botellín no nos ha causado ninguna molestia ni en tiradas de hasta 4h. Es realmente cómodo y, aunque se ha de llevar con una buena presión sobre nuestra espalda para que no se mueva, el confort es muy bueno, incluso cuando llevamos el botellín lleno. Pero eso sí, si hace calor, sudar hemos sudado. En cuanto a la capacidad de aislamiento que proporciona este sistema, no nos podemos manifestar ya que, cuando hemos salido con calor, el líquido se ha acabado calentado, más por efecto del sol que por efecto de nuestro calor corporal.

El bidón de 600 mL queda muy bien ajustado en su soporte durante la carrera. No rebota y no se nota demasiado pesado gracias a la amplitud de la parte trasera del cinturón. Además, es muy accesible en carrera. La cinta que lo sujeta se saca muy fácilmente con una única mano y el bidón sale sin dificultad del soporte. Simplemente, extrayendo con los dientes la boquilla ya podemos beber. Para cerrar la boquilla, lo podemos hacer directamente con la boca o dándole un ligero golpe. No hemos observado pérdida de líquido ni con los cambios de presión. De nuevo, la colocación en el soporte es muy sencilla ya que el soporte es bastante rígido y la inclinación de 45º a la que se encuentra resulta muy cómoda. La colocación de la cinta que asegura el bidón en su posición requiere una cierta maña pero, en cuanto hayáis hecho un par de salidas con el Hydrabelt Ace 2, no tendréis ningún problema. De todas formas, hemos hecho la prueba de correr con el bidón suelto y, gracias a su buen ajuste, tampoco se mueve en exceso si el terreno no es demasiado técnico, aunque no es una práctica que os recomendemos.

Compartimentos y extras

En cuanto a los bolsillos, la accesibilidad a los mismos también es muy buena. No son estancos ni impermeables así que, en caso de transportar algún elemento electrónico, hemos de tener la precaución de protegerlo con un plástico. El de la parte trasera, tiene una gran capacidad y con dos compartimentos nos permitirá transportar varios geles o barritas, un móvil o unas llaves. Incluso hemos sido capaces de colocar dos geles y un cortavientos. Este bolsillo cierra mediante una solapa que queda enganchada gracias a un imán, por tanto es facilísimo de abrir y cerrar, incluso con guantes. También en la parte trasera, a la derecha de la botella, un par de cintas elásticas nos permiten llevar un par de geles. Es ideal para geles con envase tipo tubo de pasta de dientes ya que, si los colocas boca abajo, te asegurarás de que no caen durante la carrera.

Como cosa curiosa, el Hydrabelt Ace 2 posee un bolsillo extraíble que se engancha al cinturón en la parte delantera mediante dos velcros y que está pensado para poner los envases vacíos de geles y barritas. Aunque es de una capacidad suficiente para llevar el móvil, las llaves o incluso comida, no os recomendamos que lo carguéis con mucho peso ya que, al ir enganchado mediante velcros, podría caer. Sin embargo, hemos de decir que nosotros lo hemos probado con bastante peso y no ha caído, pero consideramos que es un riesgo que es mejor no correr, ya que siempre nos podemos enganchar con alguna rama o nos podemos descuidar al pegarlo al cinturón y lo podríamos perder. Este bolsillo también va cerrado con una solapa que se engancha por medio de un imán y se puede lavar siempre que sea necesario. Además, en la parte inferior tiene una rejilla que permite la evacuación de líquidos.

A parte de bolsillos, a izquierda y derecha, un sistema de cintas y gomas con mosquetón nos permitirá guardar nuestros bastones en caso de que no los vayamos a emplear durante un rato. Se coloca un bastón a cada lado y el inconveniente de este sistema es que está pensado para bastones tipo sonda, es decir, de los que se pliegan en tres partes. Cuando los colocas quedan bien fijados pero si el ritmo de la carrera es muy vivo, tienen una pequeña oscilación. Por otro lado, en función de la longitud que tengan, os podéis encontrar con que vuestros codos rocen con el bastón durante la carrera y tengáis que abrir los brazos más de la cuenta para que no os molesten. La colocación es sencilla y rápida, aunque no hemos sidos capaces de llevarla a cabo sin interrumpir la carrera. Nosotros hemos probado con unos bastones muy ligeros de carbono y el resultado ha sido positivo, pero pensamos que con bastones más pesados no resultará demasiado práctico para correr, aunque sí para caminar. La utilización de este sistema con bastone,s que tengan más de 40-45 cm una vez plegados, no resulta muy práctica, ya que resultan bastante molestos. Debido a su longitud, nos molestarán tanto en las piernas como en los brazos.

En material de seguridad, el Oxsitis Hydrabelt Ace 2 está dotado con una manta térmica que va colocada justo debajo del botellín, en un bolsillo que cierra mediante velcro, no demasiado accesible pero, tratándose de un elemento de seguridad que no tendréis que usar, salvo que suceda alguna desgracia, o que un juez de carrera os lo reclame, nos parece una ubicación perfecta. De hecho, también dispone de un silbato que va enganchado al cinturón con un cordino y que resulta un poco molesto porque va bailando continuamente. Nosotros hemos optado por colocarlo en el mismo bolsillo de la manta térmica donde, gracias a su pequeño tamaño, cabe perfectamente.

Finalmente, en la correa inferior, dos solapas de goma que cierran mediante imanes, pequeños pero de gran potencia, hacen de porta dorsal. No es necesario agujerear el dorsal ya que, sólo con los imanes el dorsal queda muy bien cogido y no lo perderemos. Este porta-dorsal nos ofrece la posibilidad de llevar el dorsal centrado, o ligeramente desplazado hacia derecha o izquierda.

Resistencia y durabilidad

Con unos 150 km a sus espaldas, el cinturón no muestra ningún tipo de desgaste aparente por el uso. Hemos lavado el bolsillo ‘papelera’ varias veces y se mantiene en perfecto estado. Tampoco parece que el velcro se esté estropeando ya que sigue enganchando perfectamente. Por tanto, no encontramos ningún signo de debilidad prematura en el Oxsitis Hydrabelt Ace 2 que nos pueda hacer pensar que su durabilidad no vaya a ser alta. Es más, todo lo contrario, creemos que tendremos cinturón para muchos años.

Conclusiones

Así pues, a modo de conclusión podemos decir que el Oxsitis Hydrabelt Ace 2 es mucho más que un cinturón de hidratación. Puesto que incorpora la manta térmica y el silbato, así como la fijación para los bastones, es ideal para carreras y entrenamientos de maratón o incluso de más larga distancia, sobre todo en verano, ya que nos permitirá llevar todo el material obligatorio. En el caso de las carreras, quizás el punto limitante sea la capacidad de líquido que, en muchas ocasiones, nos pedirán tener 1 L y el Hydrabelt Ace 2 sólo dispone de un botellín de 600 mL.
Con su sistema de fijación de dos correas, consigue un buen ajuste y resulta muy cómodo.

En la parte positiva nos gustaría destacar su gran capacidad de almacenamiento, así como su buen ajuste y comodidad. Además, la originalidad del bolsillo para los restos de comida nos ha parecido una propuesta muy ingeniosa.

En la parte negativa, el sistema de fijación de los bastones, que nos limita un poco a bastones de gama alta (ligeros y plegables en tres tramos) y la ligera rotación del cinturón en carrera, que nos obliga a ir recolocándolo de vez en cuando.

Por tanto, si sumamos todo esto a la garantía que nos ofrece el hecho de que Oxsitis sea una marca especializada en sistemas de hidratación y a su fantástica relación calidad-precio, creemos que estamos ante una buena oportunidad para descubrir la firma francesa.

PUNTUACIONES

  • Fit cuerpo8.0
  • Fit cintas8.0
  • Sistema hidratación8.0
  • Capacidad sistema hidratación60.0 Centilitros (cl)
  • Bolsillos9.0
  • Reflectantes0.0
  • Comportamiento en carrera8.0
  • Relación calidad / precio9.0
  • Resistencia / Durabilidad9.0

Comparar con

Hydrabelt Ace 2 - Oxsitis

Vs

buscar