Olight H27W

Olight H27W
Olight H27W
Olight H27W
Olight H27W
Olight H27W
Olight H27W
Olight H27W
Olight H27W
Olight H27W
Olight H27W
Olight H27W
Olight H27W
Olight H27W
Olight H27W
Olight H27W

VÍDEO ANÁLISIS


Olight H27W

DATOS TÉCNICOS

  • Talla US Universal
  • Peso (gramos) 296
  • P.V.P 119,90 €

Introducción y descripción

Dentro del material específico para trail running, uno de los ámbitos en los que ha habido una notable evolución en los últimos años es el de la iluminación, básicamente nos referimos a los frontales. Cada vez más fabricantes diseñan productos con mejores prestaciones, tanto en potencia como duración de batería, así como pequeños detalles que dan como resultado una amplia variedad de opciones al elegir un frontal para correr por la noche.

Olight es una marca que puede ser desconocida por muchos de nosotros, pero con un amplio catálogo en todo tipo de iluminación a nivel profesional. Compañía que surgió en el año 2006, hoy con varias sedes internacionales y una central en China, se ha dedicado a la iluminación para todo tipo de actividades, destacando las linternas tácticas y para caza de gran potencia, contando con muy buena reputación.

Recientemente Olight nos presenta varias linternas frontales que nos pueden ser de gran utilidad. Así, podemos citar H2R Nova, H37W o H27W. Cualquiera de ellos destacaría, sin duda, por contar con una potencia muy alta, en relación a lo que estamos acostumbrados.  

Va a ser objeto de esta review el hermano pequeño de los mencionados, el frontal Olight H27W, y son nada más y nada menos que 1500 lúmenes de potencia máxima, con una batería recargable de 2600mAh. Para situarnos podemos decir que ya se considera un buen frontal el que alcanza los 300 lúmenes… Y hemos dicho que el H27W está entre las lámparas de menor potencia que fabrica Olight ¡Impresionante!

*Tenéis más información en su página web

Construcción

En cuanto al  diseño, el Olight H27W nos parece un frontal clásico: lámpara, en una carcasa de plástico, con dos leds en la frente, y batería en la parte trasera, que se acomodará encima de nuestra nuca. Todo ello sujetado por tres cintas elásticas, de 25 mm de ancho, dos rodeando la cabeza y una tercera por encima, que resulta necesaria para repartir los 275 gramos de peso total (incluyendo la batería).

Del lado izquierdo de la lámpara sale el cable, sujeto a la cinta mediante dos clips, y que termina en una conexión macho, de fácil anclaje, a conectar con el cable que sale de la batería. Esta última es una petaca que mide 41x23x75 mm y se lleva la mayor parte del peso de todo el frontal, toda ella con un recubrimiento de silicona a modo de protección.

La batería se sujeta a la parte trasera mediante un velcro. Sistema sencillo, rápido y muy eficiente pues no hay peligro alguno de que se caiga o rebote al correr. Eso sí, de serie no contamos con otro sistema para llevar la batería, pese a su importante peso. Aún así nos comenta la casa que podemos solicitar un cable más largo para poderlo llevar en la mochila (usar el cable del H37).

Para sujetar bien el frontal en la cabeza, podemos regular mediante hebilla las tres cintas, de agradable tacto, si bien no hay ninguna protección o recubrimiento de silicona u otro material que evite deslizamientos o permita un tacto más blando en las zonas de presión, que serán la parte de la lámpara y de la batería.

En cuanto a la protección contra el agua, el frontal Olight H27W cumple los parámetros de la norma IPX4. Eso significa que aguantará bien en condiciones de lluvia, pero sin ser sumergible.

Fit y funcionamiento

Al ponernos el frontal Olight H27W resulta esencial que demos con el ajuste adecuado. Eso va a depender de varios factores y, en especial, la sensibilidad del corredor. La primera vez uno tiende a ajustar bien las cintas, por temor a que rebote el frontal debido a su peso, pero si nos pasamos seguramente al cabo de un rato empezará a molestarnos la presión excesiva en la frente. Cuestión que podremos solucionar soltando un poco las cintas o también poniéndonos una bandana o gorro debajo del frontal, para lograr una mayor protección. No  olvidemos que son casi 300 gramos de peso total, por lo que dar con el ajuste adecuado resultará más importante que en otros frontales más ligeros.

Sirva de ejemplo que el probador en una primera ocasión ajustó bien las cintas, pensando que resultaba cómodo, y en menos de media hora tenía que soltarlas porque tanta presión molestaba y empezaba a hacer marca en la frente. Ahora bien, tras probar un par de ocasiones consigues dar con la sujeción adecuada para que olvides, hasta cierto punto, que llevas el frontal en la cabeza, y sin temor a que se mueva o se nos caiga al correr. Aunque, según indica el fabricante, el frontal podría soportar una caída de hasta un metro sin sufrir daños.

El sencillo funcionamiento del Olight H27W es uno de los aspectos a valorar en él. Así, se puede regular la orientación vertical de la lámpara, contando con siete posiciones distintas, simplemente moviendo todo el cabezal. Hemos dicho que cuenta con dos leds, una luz corta (y ancha) y otra larga (y estrecha), pudiendo lograr tres combinaciones: corta, larga y ambas a la vez, simplemente presionando el mismo botón sucesivamente. Además, en cada una de las tres opciones podemos ampliar o reducir el rango de potencia a nuestro gusto girando a derecha o izquierda, respectivamente, el único botón que tiene. Todo ello se puede hacer fácilmente con una sola mano, incluso con guantes, y sin dejar de correr.

Una de las peculiaridades del Olight H27W es que cuenta con un control remoto con las mismas funciones que se logran mediante la presión del botón indicado en el anterior párrafo: Encender, apagar y las tres combinaciones de los dos leds (luz corta, luz larga y ambas). El fabricante nos entrega un botón, de unos dos centímetros de diametro, que podemos llevar en la muñeca sujetándolo con una correa, igual que un reloj, o bien colgarlo de la mochila mediante una pequeña cuerda de unos 15 centímetros. Así podemos optar por manipular el frontal por el botón que hay junto a la lámpara o bien mediante este peculiar mando a distancia, que funciona gracias a una pila de botón. Este novedoso sistema de control resultará especialmente útil si vamos a utilizar el frontal sin llevarlo en la cabeza, por ejemplo como flash para hacer fotos.

También cuenta con luz intermitente, que puede servir como señal de aviso, para lo que tendremos que mantener pulsado el mismo botón de encendido pero aguantando la presión un par de segundos.

Aunque la regulación deba hacerse de forma manual (rodando el botón), podemos ir jugando entre las tres opciones que nos dan los dos leds y dando menor o mayor potencia en cada momento según se precise, logrando una infinidad de combinaciones que nos permitan sacar el máximo rendimiento al Olight H27W.

Por ejemplo, si vas caminando o te paras a buscar algo en la mochila, con el led pequeño logramos la luz necesaria. Si queremos buscar una señal o una marca a lo lejos, el potente led grande nos ayudará a conseguirlo. Si vamos corriendo de forma monótona en la noche, para evitar el efecto túnel que produce el led que ilumina enfocando sólo a lo lejos, la combinación de ambos logrará que tengamos una buena visión en la distancia sin dejar de perder amplitud del campo más cercano a nosotros, con un haz de luz más que suficiente. Esta última combinación de luces en carreras de larga distancia, con cansancio acumulado, aportará una seguridad y comodidad que agradeceremos mucho. 

Podemos añadir una nota en este apartado. Cuando encendemos el frontal siempre comienza en la misma posición que lo dejamos la última vez al apagarlo, sea el led pequeño, el grande o ambos.

En carrera

Sin duda uno de los puntos fuertes del frontal Olight H27W es su potencia, que puede llegar a los anunciados 1500 lúmenes. Sin entrar en detalles, sabemos que los lúmenes expresan la cantidad de luz emitida por una fuente de luz, por lo que para hacernos una idea de lo que suponen los 1500 lúmenes del frontal podemos compararlo con la luz emitida por otras fuentes conocidas. Así, a modo de ejemplo, una bombilla de 40 vatios ronda los 450 lúmenes,  y si nos fijamos en los faros de los coches encontramos que una bombilla halógena estará sobre los 1400 lúmenes, en tanto que las lámparas de xenon llegan a alcanzar los 3000 lúmenes. Entonces, vemos que 1500 lúmenes para un frontal es muchísima luz.

Ahora bien, ¿necesitamos toda esa luz para correr? Pues no, sinceramente. Al menos no en todo momento. Para eso tenemos el regulador de potencia o potenciómetro, pudiendo variar la luz emitida al girar el botón, con una horquilla que va de los 15 lúmenes a los 1500 indicados. No podemos negar que hay un rango muy amplio. Tenemos que admitir que, en el período de pruebas, hemos corrido la mayor parte del tiempo con los dos leds encendidos (para evitar el efecto túnel) y a media potencia, incluso algo menos. Con eso era suficiente para movernos con comodidad, incluso corriendo a buen ritmo. Dando más potencia en ciertos momentos, como al correr por una bajada de cierta dificultad técnica o que no conocemos mucho, nos ha permitido seguir sin perder velocidad por falta de luz y temor a caernos. Ir corriendo todo el rato con la máxima luz puede llegar a cansar, pues es tanta que molesta si se enfoca algo reflectante o que esté cerca, como a unos tres metros de nosotros.

Ahora bien, si queremos buscar algo a lo lejos, de forma puntual girar el potenciómetro a tope y llegar a ver objetos a casi 200 metros es una gozada. Entonces, esa posibilidad es muy de agradecer si estamos participando en una carrera y no está muy bien señalizada, con marcas o balizas muy separadas entre sí, pues nos ayudará a ir localizando el camino a seguir sin problemas ni pérdidas de tiempo buscando señales. La seguridad y comodidad así lograda en esos momentos no tiene precio.

Pero más allá de esos momentos, que pueden resultar cruciales incluso para nuestra seguridad, no recomendaríamos hacer uso de la gran potencia del frontal Olight H27W, y más con lo sencillo que resulta adaptarla a cada momento según la situación o los gustos de cada uno.

Otra cuestión clave en carrera es el rebote cuando vamos corriendo. Aquí, pese a haber sujetado bien las cintas del frontal en nuestra cabeza hemos observado que al impacto de nuestro pie en cada zancada corriendo (no al caminar), se producía un sutil rebote de la luz, como un pequeño salto. Es importante reseñar que no suponía perder visión en la noche, ni afectaba a nuestra seguridad, aunque al rato podía ser una sensación algo molesta, especialmente corriendo de forma monótona por pistas o caminos. Tras darle unas cuantas vueltas al tema, nos percatamos de lo que sucedía pues, insistimos, no era cuestión de apretar más las cintas. Lo que estaba pasando es que el soporte que sujeta la carcasa de las lámparas, en la parte que se apoya a la frente del corredor, no es muy grande o quizás no tiene la curvatura adecuada para adaptarse a nuestra anatomía. Eso supone que no quede toda la superficie bien apoyada en la frente y al correr se produzca el pequeño rebote comentado. Indudablemente aquí la forma de la cabeza de cada uno también podrá influir, pero si os encontráis con este pequeño problema, una solución ha sido apoyar el frontal siempre en la parte más baja posible de la frente (justo encima de las cejas) o utilizar una bandana, a modo de cinta para el pelo, y darle la forma adecuada para que rellenara bien el espacio donde se apoya el frontal.

Si utilizamos el frontal Olight H27W  sin abusar de su potencia máxima, vamos a tener batería suficiente para pasar toda una noche completa, pues debería rondar las 15-20 horas. Ahora bien, si por algún motivo a media noche nos quedamos sin luz y queremos seguir con el mismo frontal, el recambio deberá ser otra batería idéntica, la cual vende la propia marca, a la que ya llevamos, porque no podemos cambiarla por pilas. Eso sí, el cambio de batería es sencillo y rápido, con soltar el velcro que la sujeta y desenchufar el cable, todo listo en tres segundos.  

Accesorios

En la caja del Olight H27W, al margen del propio frontal, encontramos los siguientes accesorios:

- La batería recargable de litio de 2600mAh.

- El cargador de batería, con enchufe a red eléctrica. Sin opción de conectarlo a un puerto USB. Tiene un indicador con luz roja y verde, esta última para indicar que ha finalizado la carga.

- El mando a distancia que hemos descrito más arriba, junto a la pulsera para llevarlo como un reloj de muñeca y la cuerda para colgarlo de la mochila o cinturón. 

- Dos clips de repuesto, como los que sujetan a la cinta el cable que va de la lámpara a la batería.

Autonomía

Si nos preguntamos por la autonomía del Olight H27W, dos cuestiones afectan a la respuesta: La temperatura en la que lo hagamos trabajar y, obviamente, la potencia utilizada. Así, la batería de 2600mAh 7.4V funcionará en un rango que va de los -10 ºC hasta 40 ºC,  pero por debajo de los 0 ºC se resentirá su duración reduciéndose algo la vida de cada carga, especialmente si se utilizan los leds a su máxima potencia.

Si hacemos uso del frontal con sus 1500 lúmenes, la vida de la batería quedará en unas cinco horas, que pueden bajar a sólo 2 horas si la temperatura es inferior a los 0 ºC. En el otro extremo, utilizar el frontal con su nivel mínimo, dando 15 lúmenes de potencia, podemos alargar la batería hasta 55 horas, quedando en unas diez menos si la temperatura tuviera signo negativo.

Entre ambos extremos tenemos una infinidad de posibilidades, según regulemos la potencia y el número de leds utilizado en cada momento. Así, habiendo recomendado que hagamos uso de la opción de ir variando la fuerza del frontal Olight H27W según las necesidades y gustos de cada uno, resulta difícil establecer un promedio de vida de la autonomía de la batería. Si nos basamos en nuestras pruebas, habiéndolo utilizado en la mayor parte del tiempo a un nivel medio de potencia con los dos leds, la carga de la batería no ha alcanzado las 20 horas, repartidas en varias salidas. En otra carga de batería con un uso más variado, jugando con el potenciómetro y utilizando en bastantes ocasiones la mayor potencia posible, se redujo la vida a menos de 8 horas. Eso sí, como sucede en estos casos, cuando se apura la batería la fuerza de la luz va decayendo, no resultando suficiente en las últimas ocasiones que la utilizamos.

Ahora bien, con los datos indicados podemos afirmar de forma rotunda que para una noche entera (entre 8 y 10 horas) tendremos batería más que suficiente para correr sin ningún problema y de forma segura, sin temer quedarnos sin luz en algún momento.

La batería del Olight H27W cuenta, además, con un eficiente sistema para conocer el estado de carga. Gracias a cuatro pequeños leds de color azul, simplemente apretando un botón, en la misma batería, de forma inmediata se encenderán las luces que marquen el nivel: 25-50-75-100 por cien de carga, según se enciendan uno, dos tres o los cuatro leds. De este modo podemos saber rápidamente, y en cualquier momento, el estado de la batería y así podremos calcular si nos alcanzará el tiempo que requiramos. Nada que ver con el uso de pilas u otros sistemas en los que vamos “a ciegas” sin conocer la carga de la que disponemos.

Conclusiones

Con el frontal Olight H27W nos hemos llevado una grata sorpresa. Aunque nos parecía algo aparatoso, una vez contrastadas sus máximas prestaciones (1500 lúmenes, 190 metros y 50 horas de autonomía) resulta más que justificado su tamaño y sus 275 gramos de peso. No es un frontal ligero, pero con las características que tiene es difícil encontrar algo más liviano. Además, una vez puesto el reparto del peso en las tres cintas ha resultado adecuado y permite su utilización durante muchas horas sin molestias.

Para la práctica del trail running tiene unas prestaciones más que suficientes. No lo recomendaríamos para salidas o entrenos en los que se nos eche la noche encima por una o dos horas, como tampoco sería la mejor opción para correr por ciudad. Pues encontramos frontales más ligeros y adecuados para esos momentos, como el HS2 también de Olight.

En el supuesto de participar en ultras en las que vayamos a pasar una o, incluso, dos noches, el Olight H27W será un buen acompañante, con batería suficiente para cubrirnos todo ese tiempo. Además, en pruebas de orientación o carreras que no estén muy bien señalizadas, el uso de toda su potencia para ubicarnos y no perdernos o ganar seguridad podrá ser determinante frente a frontales de otros competidores.

De hecho, el propio fabricante nos propone el Olight H27W para otras actividades como la escalada, snowboard o hiking. En la práctica nocturna de algunas de ellas se requerirá mucha más potencia que en nuestro deporte. Esta polivalencia puede ser interesante también para aquellos que combinen varias de estas prácticas de montaña.

La sencillez de su uso, descrita más arriba, así como detalles como el control remoto o, especialmente, el sistema de indicación del nivel de batería también son aspectos muy reseñables del Olight H27W. Aportando soluciones a momentos en los que, sobre todo por cansancio, necesitamos que las cosas sean simples, fáciles y seguras.

Por todo ello consideramos que estamos ante un frontal que nos aportará soluciones, y no problemas, especialmente en momentos críticos, como se dan al encontrarnos solos, medio perdidos y cansados, en mitad de la noche en una montaña. En definitiva, ni más ni menos, eso es lo que esperamos de un buen frontal, como el Olight H27W.


PROS:

1. Lograda combinación entre potencia, frontal compacto y peso.

2. Accesibilidad y facilidad de uso.

3. El indicador de duración de la batería.

4. El control remoto para encender y apagar, así como poder combinar los dos leds.


CONTRAS:

1. El pequeño rebote de la luz al correr, si no se apoya bien el frontal en la frente.


POSIBLES MEJORAS:

1. Una bolsa para guardar y llevar el frontal.

2. Incorporar una luz roja trasera.

3. En las zonas de mayor contacto de las cintas, se podría añadir una lámina de silicona o algún pequeño relleno para evitar las molestias de la presión.

Grafica de iluminación vs tiempo

PUNTUACIONES

  • Ajuste7.0
  • Batería recargableSi
  • Cinta desmontableNo
  • Comodidad7.0
  • Facilidad de uso9.0
  • Lúmens (fabricante)1500.0 lúmens
  • Niveles zoom3.0
  • Número de leds2.0 leds
  • Número de pilas0.0
  • Orientación verticalSi
  • Petaca cinturónNo
  • Petaca delanteNo
  • Petaca detrásSi
  • Tiempo uso máximo fabricante55.0 horas
  • Tiempo uso máximo medido20.0 horas

Comparar con

H27W - Olight

Vs

buscar