Nathan Vaporkrar 4L

Producto finalista por los editores en los Premios TRR
Nathan Vaporkrar 4L
Nathan Vaporkrar 4L
Nathan Vaporkrar 4L
Nathan Vaporkrar 4L
Nathan Vaporkrar 4L
Nathan Vaporkrar 4L
Nathan Vaporkrar 4L
Nathan Vaporkrar 4L
Nathan Vaporkrar 4L
Nathan Vaporkrar 4L
Nathan Vaporkrar 4L
Nathan Vaporkrar 4L
Nathan Vaporkrar 4L
Nathan Vaporkrar 4L
Nathan Vaporkrar 4L
Nathan Vaporkrar 4L
Nathan Vaporkrar 4L

VÍDEO ANÁLISIS


Nathan Vaporkrar 4L

DATOS TÉCNICOS

  • Talla US L
  • Peso (gramos) 288
  • P.V.P 169,95 €

Introducción

Nunca imaginé que iba a tener una historia de amor con Rob Krar.

Hace ya unos años me aconsejaron que entrevistase a un atleta americano en Transvulcania. Él estaba lesionado, así que “tan solo” iba a correr la distancia corta y no era favorito para el título, pero pensé: ”Es un gran atleta y quizás algún día sea más conocido en España”. Tiempo después me enamoré de la mochila que había diseñado, la Nathan VaporKrar 4L.

La casa americana Nathan no es muy conocida en nuestro país, aunque si tiene más fama en USA. Hace unos años empezó a sacar toda una serie de mochilas diseñadas junto a atletas: Rob Krar participó en la de 4 y 12 litros y Zach Miller en la de 2,5 litros en chicos. En chicas Maggie Guterl diseñó la de 2,5 litros, mientras que Stephanie Howe la de 4 y 12 litros, ambas con fit específico para chicas. Aunque tienen más modelos, fue el punto de inflexión en Nathan para crear productos impresionantes, actuales y con materiales de primera.

Mi idilio con la Nathan VaporKrar 4L venia de hace tiempo, pero ahora había llegado la hora de ponérmela en la espalda. Estaba nervioso. No sabia si iba a ser correspondido o si mi amor iba a terminar en divorcio.

Just married! A ver como acaba…

Primeras sensaciones y construcción

La mochila Nathan VaporKrar 4L es una de esas mochilas más bien minimalistas, con un tejido un poco elástico y que ha sido cortado en laser. Una maravilla de la técnica a simple vista. Sus cuatro litros de capacidad están principalmente repartidos en un gran bolsillo trasero, apto para llevar bolsa de hidratación (no incluida) y otro bolsillo exterior, abierto, accesible desde los laterales de la parte trasera. La capacidad se completa con dos bolsillos con cremallera (no caben móviles grandes), dos softs flasks de 33cl de Hydrapak, y varios bolsillos al final de las asas y en la parte lateral.

Llega la hora de ponérnosla. La Nathan VaporKrar 4L está disponible en tres tallas: S, M y L. En nuestro caso tenemos una talla L, y una que decir que nos va un pelín grande (mido 1,73cm y peso unos 81Kg), ya que los dos cierres del pecho los tengo ajustados casi a tope. Además de estos dos ajustes pectorales existen dos cintas ajustables en la cintura. Se pueden ajustar en carrera, según la carga que llevemos, pero lo normal será dejarlas ya predefinidas antes de salir de casa.

La sensación es muy buena: la mochila Nathan VaporKrar 4L es una prenda que queda ajustada a la perfección. Más que una mochila parece una prenda, una camiseta. El tacto del tejido y el fit son muy buenos.

Sistemas de hidratación

Una de las cosas que más nos ha gustado de esta Nathan VaporKrar 4L son sus dos SoftFlasks de la casa Camelbak. Son de 33CL, más bien pequeños para los tiempos que corren, pero perfectos para cargar mucho la zona delantera y evitar el rebote.

Los bidones blandos llevan un pequeño chasis, un plástico duro dentro, para facilitar la entrada del bidón en el bolsillo. Hay que decir que el sistema es bueno, aunque no excepcional. Eso si, funciona mucho mejor que si no llevase este chasis. Los bidones cuentan con un tubito que nos permitirá beber sin tener que sacar el bidón del bolsillo, una gran ventaja a nuestro parecer. Al principio pensábamos que la longitud del tubo era corta, y era difícil beber, teniendo que forzar un poco el cuello. Luego comprendimos que la medida era la justa, ya que si fuese más alta nos molestaría al correr.

Truco: para meter los bidones en los bolsillos hacedlo al revés, es decir, con el chasis de plástico del bidón en la parte más exterior, así las boquillas de los tubos nos quedan encarados a la boca y es mucho más fácil beber.

Compartimentos y extras

La carga principal de la Nathan VaporKrar 4L va en la parte posterior, en un bolsillo principal, pegado a la espalda, en el que podremos llevar la bolsa de hidratación, por ejemplo (está preparado para ello), aunque si la llevamos poco más podremos meter.  Dentro de este bolsillo, el más grande que tiene la mochila, tenemos otro, también bastante grande, cerrado con un pequeño velcro. Es aquí donde he metido la cartera, las llaves o el móvil; todo lo que quería que no perdiese. El velcro es pequeño, pero ofrece confianza.

Estos bolsillos posteriores no llegan hasta abajo del todo, sino que se quedan a unos cuatro dedos del final de la mochila, y es que este espacio final está ocupado por un bolsillo exterior con acceso lateral. Es aquí donde hemos puesto los palos, atravesados. Dependiendo de cómo sean estos palos y como esté de cargada la Nathan VaporKrar 4L rebotarán o no. No es el lugar perfecto, pero se pueden llevar aquí. Otro de los usos de este bolsillo exterior es para llevar ropa a la que queramos tener acceso rápido o ropa que queramos airear o secar.

En la parte frontal las dos asas están prácticamente calcadas: en la parte superior un agujero por donde poder sacar el tubo de la bolsa de hidratación, un bolsillo alargado con cremallera (no cabe un smartphone grande), donde uno de ellos esconde dentro un silbato y un bolsillito pequeño, dos bolsillos donde meter los softs. En el asa izquierda de la Nathan VaporKrar 4L hay otro pequeño bolsillo exterior, con un pequeño velcro, que va por encima de los softs.

Los bolsillos con cremallera los hemos utilizado para llevar barritas, geles, documentación, dinero o papeles con anotaciones de itinerarios. En el bolsillo del velcro hemos metido geles, sales, pastillas de bcca’s o minerales. Y, lógicamente, en los bolsillos de los softs los bidones.

Hay unos bolsillos laterales, uno a cada lado, que van cerrados con un pequeño velcro, que no nos han acabado de gustar: primero porque va la cinta de ajuste por encima, cosa que hace a veces difícil su acceso, y después porque se nos ha caído algo alguna vez. Aconsejamos utilizarlos para cosas más bien alargadas, como barritas o geles, y cosas que no pesen mucho.

Comportamiento en carrera

Uno de los mejores valores de esta mochila Nathan VaporKrar 4L es su comportamiento en carrera, su ajuste. Tenemos la teoría de que, al tratarse de un tejido que se asimila más al textil, muy elástico, su comportamiento en carrera es perfecto.

En el pecho la forma es perfecta, y con los dos tiradores podemos ajustarla a la perfección. Eso sí, hay que mirar la talla que compramos. Os recordamos que la Nathan VaporKrar 4L está disponible en tres tallas: S, M y L.

Otra de las cosas con la que podréis jugar es con el ajuste de las cintas laterales. En nuestro caso las hemos ajustado solo una vez y ya no las hemos vuelto a tocar. Pensad que no son unas cintas para comprimir la carga de la mochila, si no unas cintas de ajuste inferior.

Tampoco vamos a tener problemas de rebote si cargamos mucho la mochila, ya que el propio textil de la Nathan VaporKrar 4L es una gran combinación entre robustez y elasticidad, cosa que hace que la carga quede bien sujeta.

Impermeabilidad

La mochila Nathan VaporKrar 4L no es impermeable, de hecho, no es ni repelente al agua. Es más, su diseño con agujeros cortados en laser favorece la transpiración… y la entrada de agua. A la mínima que le caigan cuatro gotas la Nathan VaporKrar 4L se mojará, mojando todo lo que haya en su interior.

Lo mismo va a pasar con el sudor: cuando sudemos mucho todo el interior de la mochila se mojará. Así que, si necesitáis evitar que algo se moje deberéis protegerlo mediante una bolsa o cualquier otro sistema.

Resistencia y durabilidad

Será un tópico decirlo, pero a día de hoy, después de unos 350Km de uso, la mochila sigue estando exactamente como el primer día. De hecho, la he lavado un par de veces y todo sigue en su sitio, sin muestras de fatiga.

Hemos utilizado la Nathan VaporKrar 4L principalmente en salidas de montaña, normalmente cargada, pero sin meterle peso excesivo. También la hemos utilizado para salidas más rápidas, por asfalto, para llevar hidratación y comida, y siempre perfecto. Incluso los bidones blandos de Hydrapak que incorpora siguen como el primer día, todo y haberlos maltratado.

El tejido es lo suficientemente robusto, pero a la vez amable y elástico, para durar durante mucho tiempo, o por lo menos esa es la sensación que nos da y que nos ha demostrado.

Los únicos pequeños “defectos” que se aprecias, pero que no influyen para nada y que no parecen que vayan a más, son unos hilos que salen de unas costuras de las cintas elásticas. Las costuras, como veis, se encuentran un poquito rozadas, fruto del uso, pero sin más consecuencias.

Conclusiones

Enamorado. Así es como me he quedado con esta mochila Nathan VaporKrar 4L. De aquellas mochilas, o prendas, de las que más vale llevar siempre encima que dejarlas en el armario. Una mochila que no molesta, que no te das cuenta de que la llevas puesta, y en la puedes llevar cosas que no llevarías normalmente: hidratación extra, prendas de abrigo, etc…

El nivel de calidad y de detalle alcanzado por Nathan es muy elevado, a la altura (o más) de las mejores de mochilas de Trail Running. Por otro lado, se nota que el corredor Rob Krar ha participado activamente en el diseño de la prenda: todo está en su sitio, todo está pensado para el corredor.

La mochila Nathan VaporKrar 4L es apta para llevar en competición, ya que es simplemente perfecta, pero dada su capacidad también podremos utilizarla en nuestras salidas diarias. Eso sí, hay que tener en cuenta que la capacidad es limitada, y seguramente no podremos utilizarla en salidas más largas que un maratón. Para salidas más largas existe la Nathan VaporKrar 12L.


PROS:

- No te vas a enterar de que la llevas puesta

- El ajuste es simplemente perfecto

- Calidad

- Detalles

- Los bidones blandos incluidos son prácticos y de muy buena calidad

- Por más que la cargues la mochila no rebota

- Ligera


CONTRAS:

- Nula impermeabilidad. El propio sudor hace que se moje todo lo que llevemos, siempre y cuando no lo protejamos.

- Se nos ha caído alguna cosa de los bolsillos laterales, que cierran con un pequeño velcro.

- No existe un sistema específico para llevar los palos, todo y que hemos encontrado varias maneras donde llevarlos.

- Cuando la mochila va muy cargada el bolsillo principal va muy abierto. Tendremos que vigilar como cargamos la mochila para evitar que caigan cosas.


NICE TO HAVE:

- Un sistema para transportar los palos específico hubiese estado bien.

- Algún bolsillo donde cupiese un smartphone, por ejemplo, alguno de los dos que hay con cremallera en las asas.

PUNTUACIONES

  • Bolsillos exteriores8.0
  • Capacidad4.0 litros
  • Capacidad extendida en litros4.0 litros
  • Compartimentos interiores6.0
  • Comportamiento en carrera10.0
  • Fit cintas9.0
  • Fit cuerpo10.0
  • Hidratación interna7.0
  • Impermeabilidad1.0
  • Portabidones9.0
  • Reflectantes4.0
  • Resistencia / Durabilidad9.0

Comparar con

Vaporkrar 4L - Nathan

Vs

buscar