Nathan VaporCloud

Nathan VaporCloud
Nathan VaporCloud
Nathan VaporCloud
Nathan VaporCloud
Nathan VaporCloud
Nathan VaporCloud
Nathan VaporCloud
Nathan VaporCloud
Nathan VaporCloud
Nathan VaporCloud
Nathan VaporCloud
Nathan VaporCloud
Nathan VaporCloud

VÍDEO ANÁLISIS


Nathan VaporCloud

DATOS TÉCNICOS

  • Talla US Universal
  • Peso (gramos) 672
  • P.V.P 0,00 €

Introducción

La marca norteamericana Nathan, una de las empresas punteras en su país en sistemas de hidratación y mochilas de Trail Running, ha decidido desembarcar en nuestras tierras. Ya hace algún tiempo que en algunas carreras de montaña advertimos la presencia de sus llamativos diseños, acompañados siempre de propuestas interesantes y de unos colores brillantes y agresivamente combinados. Ahora que se encuentra entre nosotros, podemos por fin acceder a su vastísimo catálogo de todo tipo de soluciones para hidratarnos en carrera (mochilas, botellas de mano, cinturones, botellines, packs). Tal como reza el eslogan de esta compañía: "Evita lesiones, compite mejor, recupérate antes. HIDRÁTATE!"
Probamos en esta review el modelo VapourCloud, una mochila de tamaño pequeño-medio (la marca le otorga 11 litros de capacidad máxima, de los cuales 2 corresponden a la bolsa de agua) que se presenta en versión masculina y femenina. La línea Vapor es el top de gama de Nathan en mochilas de hidratación.
La hemos probado durante un par de meses de salidas de todo tipo (media y alta montaña) y en todo tipo de condiciones y ya anticipamos que se trata de una mochila que no deja indiferente al usuario.

Primeras sensaciones y construcción

Al examinar la Nathan VaporCloud por primera vez nos damos cuenta de que detrás de los llamativos colores (azul y amarillo fluorescente) hay un producto muy trabajado. La gran profusión de detalles y la calidad de los acabados llaman poderosamente la atención. Se trata de una mochila que no parece demasiado grande, pero se trata de una apariencia engañosa, ya que el material externo se nos muestra increíblemente elástico y vemos que permite alojar más objetos de lo que suponíamos. Posee una capacidad de 9 litros a los que cabe añadir el volumen de la bolsa de agua.
Una vez puesta, la VaporCloud sigue sorprendiéndonos y generando buenas expectativas. Se adapta perfectamente al cuerpo mediante unas cintas anchas y ligeramente acolchadas que permiten un agarre sorprendente. La mochila se abrocha únicamente mediante un cierre pectoral, pese a que éste es doble y perfectamente regulable. Además de el cierre, toda la parte baja de la mochila se encuentra recorrida por una cinta de material muy resistente que se puede tensar y, de este modo, contribuir a su estabilidad. En los tirantes de la mochila hallamos otro sistema tensor para adaptar correctamente su forma a la de la zona de las clavículas del corredor. El ajuste nos parece a priori excelente.
La mochila ocupa tan solo la parte superior de la espalda, liberando de este modo toda la mitad inferior del tronco (y posibilitando la cómoda adición de una eventual riñonera si se quisiera).
Desde Nathan nos aseguran que la VaporCloud es una mochila "UTMB-capable", es decir, que permite alojar todo el material mínimo obligatorio que se requiere en el Ultra Trail del Mont Blanc que, además de ser el ultratrail de referencia a este lado del Atlántico, es una prueba exigente en requerimientos de material de seguridad. Nuestro escepticismo ante tal anuncio empieza a disiparse cuando observamos la increíble capacidad de adaptación de los distintos compartimentos a los objetos que les metemos gracias a la gran elasticidad del material con el que están confeccionados. Constatamos que es cierta la propiedad de ser "UTMB-capable" si se escogen las distintas prendas con un espíritu minimalista, si se opta por llevar bidones en lugar de bolsa de agua y si se llevan todos los múltiples bolsillos a reventar.
Los materiales con los que está configurada la mochila combinan correctamente ligereza y robustez. Toda la parte de la espalda y de las cintas verticales está confeccionada con una malla ligeramente acolchada, bastante gruesa pero por otra parte agujereada y transpirable. Todas las partes que no están en contacto con el cuerpo son de una ligera y muy elástica rejilla resistente y a su vez muy deformable.

Sistemas de hidratación

La mochila Nathan VaporCloud combina dos sistemas de hidratación distintos: una bolsa de agua posterior y unos portabidones sitos en las cintas verticales o tirantes de la mochila.
El sistema de hidratación posterior consta de una bolsa de agua de 2 litros de la misma marca Nathan de capacidad que se aloja en una pestaña posterior (la más cercana al cuerpo) que no va cerrada en carrera, por lo que su relleno es inmediato y sin necesidad de abrir la mochila. La bolsa va sujeta por un velcro que cumple bien con su cometido de fijarla en carrera.
Entre la bolsa de agua y la espalda del corredor hay una capa de material aislante para que no haya transferencia de temperatura hacia el líquido y así se conserve fresco durante más tiempo.
Los dos portabidones se hallan en los tirantes de la mochila y permiten albergar en su interior bidones de hasta 650 ml (que no se aportan con el producto). No son unos compartimentos voluminosos, por lo que poner y sacar los bidones cuesta un poquito. Como contrapartida, cabe apuntar que los bidones van sujetos con mucha presión y no oscilan en absoluto al correr y, además, al estar en una posición tan alta, ha sido posible beber el líquido sin necesidad de sacarlos de su compartimento. La sujeción de los bidones ha sido una agradable sorpresa, ya que la mencionada ubicación muy elevada hacía temer por una oscilación poco cómoda de los mismos. Incluso llenos de agua, su balanceo es nulo.

Compartimentos y extras

La multitud de compartimentos que la mochila Nathan VaporCloud posee resulta verdaderamente sorprendente. Hay que decir que se trata de una mochila para corredores muy organizados y que sean capaces de memorizar en qué bolsillo se ha puesto cada objeto, ya que el tiempo de búsqueda podría eternizarse...
En el cuerpo principal de la mochila encontramos cinco bolsillos distintos: un bolsillo externo cerrado con cremallera vertical y cubierto tan sólo por la rejilla elástica; un bolsillo inmediatamente posterior ya impermeabilizado y cerrado por una cremallera horizontal; un gran bolsillo que comparte espacio con la bolsa de agua en la pestaña abierta posterior; el bolsillo de la bolsa de agua; por último, una pestaña no cerrada entre la espalda y el material aislante en contacto con la bolsa de agua para transportar, según el fabricante, un "ice pack", hecho que nos hace pensar en carreras con calor extremo como la Badwater o los Monegros. Hemos probado este último extremo, el ice pack, y damos fe que refresca de lo lindo, pese a que obviamente nos deja empapada toda nuestra parte posterior del cuerpo.
En los tirantes de la mochila hallamos los dos bolsillos para los portabidones (en caso de que no se lleven bidones, los bolsillos son verdaderamente capaces y se cierran perfectamente con una goma extensible), un pequeño bolsillo abierto cosido en el portabidones izquierdo (ideal para los desechos de las carreras), un bolsillo vertical cerrado con cremallera de unos 12 cm y confeccionado con la rejilla elástica, por lo que su capacidad es sorprendente (perfecto para transportar el móvil u objetos de acceso inmediato) y, por último, un pequeño bolsillo con velcro para transportar el "arsenal químico" (Nathan le llama "pill pocket" y apunta un uso para transporte de pastillas o de tablets elecrolíticas).
En los laterales bajos de la mochila hallamos también un bolsillo a cada lado realmente capaz (hasta 3/4 de litro) ideal para los objetos que se necesiten más a mano. Además, también están hechos con la rejilla deformable que permite incrementar la capacidad esperada de modo increíble.
En definitiva, se trata de una mochila muy bien organizada en un sistema de bolsillos muy bien pensado y que permite transportar mucho más material del que se pensaba al inspeccionarla por primera vez.
Además de los bolsillos, toda la mochila se halla recorrida por una goma extensible que cruza tres veces su parte externa. En caso de necesidad, la goma permite transportar alguna prenda de ropa en el exterior de la mochila perfectamente. En caso de tiempo cambiante, se trata de un lugar idóneo para llevar muy a mano un chubasquero o un cortavientos.
La VaporCloud aporta un sistema de transporte de bastones muy simple pero efectivo en el lateral izquierdo de la mochila y que consta de dos gomas con un cierre de plástico fácilmente deslizable con una simple presión y con un resalte para poder fijarlo de un modo instantáneo. Con un poco de práctica, ha resultado posible atar los palos sin necesidad de sacarse la mochila.
Los reflectantes son de color gris y muy abundantes: dos largas rayas verticales, 4 cintas y logos en los tirantes y una superficie rayada en los bolsillos laterales. La mochila es visible desde cualquier ángulo. Además, aporta un silbato extraíble cogido con una pequeña cinta que presenta el ligero inconveniente de rebotar sensiblemente en carrera, pese a que se puede cazar con una de las cintas superiores.

Comportamiento en carrera

El comportamiento en carrera de la mochila Nathan VaporCloud es excelente. La ergonomía del producto y la efectividad del sistema de gomas tensoras nos habla de una estabilidad en carrera buenísima y de un balanceo nulo de los objetos, hecho a veces dudoso en mochilas con cierre únicamente pectoral y con los bidones en los tirantes y en posición tan alta.
El cuidado por el detalle de la marca Nathan permite una performance muy agradable y una gestión del material muy interesante.
Uno de los puntos a favor más remarcables de la VaporCloud es su capacidad para adaptarse a las distintas necesidades de transporte: resulta cómoda cuando se lleva casi vacía y cuando va a tope de capacidad. Su mencionada elasticidad y la perfecta adaptación al cuerpo permiten este juego de formas tan interesante. En movimientos pendulares (casa - trabajo) durante el período de prueba ha resultado ser tremendamente útil esta versatilidad, ya que ha permitido transportar desde una muda entera a simplemente un manojo de llaves sin ningún tipo de problema en ambos casos extremos.
La gestión del agua en carrera nos ha resultado cómoda, ya que la extracción de la bolsa de agua es inmediata (es un bolsillo no cerrado) y su rellenado facilísimo. La profusión de tensores exteriores evita el rebote de la bolsa de agua a medida que vamos consumiendo el líquido en carrera.

Impermeabilidad

La Nathan VaporCloud no es una mochila impermeable, ya que está cofeccionada con una malla de pequeños agujeros que la cubre en su totalidad. Pese a ello, posee un recubrimiento impermeable para proteger 3 espacios en concreto: el bolsillo posterior cerrado de mayor capacidad, la "pill pocket" y los bolsillos portabidones. En consecuencia, deberemos contar con bolsas de plástico en el uso del resto de compartimentos. En la práctica, cuando la hemos utilizado en días de lluvia, el único bolsillo por el que se colaba el agua hasta empapar su interior era el más externo y los dos laterales. Los interiores, pese a no tener revestimiento impermeable y a no estar cerrados de modo estanco, no llegan a mojarse por lo ajustada que queda la mochila al cuerpo y por tener otros bolsillos externos que retienen el agua.
En lo que sí que es completamente estanco el compartimiento interior es con el sudor, ya que encuentra la frontera infranquable de la ya mencionada capa de material aislante que recorre toda la zona de contacto de la mochila con la espalda.

Resistencia y durabilidad

A lo largo del período de pruebas no hemnos advertido ningún problema relacionado con la durabilidad de la mochila Nathan VaporCloud. El único detalle a comentar es una pequeña alteración en los reflectantes de los bolsillos laterales, seguramente más por el efecto de los lavados a máquina que por alguna vicisitud en carrera.

Conclusiones

La mochila Nathan VaporCloud es una mochila con una versatilidad increíble gracias a su acertado diseño y buen acabado. Puede servir para todo tipo de salidas al monte, ya que permite un juego de volúmenes muy amplio. Además, sus prestaciones son tan buenas que es altamente recomendable en competiciones de naturaleza muy distinta: desde carreras cortas y rápidas, en las que se requiera tan sólo un cortavientos y unos pocos geles, hasta ultratrails de un día que requieren un equipo más completo. Para carreras un poco más largas (tipo UTMB), dependerá del volumen del material escogido: si se predica con el minimalismo (y se es un corredor metódico y ordenado) es una buena opción, siempre que se opte por transportar el líquido en bidones y ocupar el espacio de la bolsa de agua para material de carrera; en caso de ser prudente en extremo y decidirse por prendas más robustas, el espacio resultará pequeño.

Pros:
- elasticidad
- versatilidad
- diseño de los bolsillos
- acabados

Contras:
- poca impermeabilidad

PUNTUACIONES

  • Bolsillos exteriores9.0
  • Capacidad7.0 litros
  • Capacidad extendida en litros9.0 litros
  • Compartimentos interiores8.0
  • Comportamiento en carrera10.0
  • Fit cintas10.0
  • Fit cuerpo10.0
  • Hidratación interna9.0
  • Impermeabilidad6.0
  • Portabidones8.0
  • Reflectantes10.0
  • Resistencia / Durabilidad9.0

Comparar con

VaporCloud - Nathan

Vs

buscar