Nathan QuickShot Plus

Nathan QuickShot Plus
Nathan QuickShot Plus
Nathan QuickShot Plus
Nathan QuickShot Plus
Nathan QuickShot Plus
Nathan QuickShot Plus
Nathan QuickShot Plus

VÍDEO ANÁLISIS


Nathan QuickShot Plus

DATOS TÉCNICOS

  • Talla US Universal
  • Peso (gramos) 68
  • P.V.P 0,00 €

Introducción

En TRR estamos acostumbrados a pasear por las webs de las marcas. Descubrimos su historia, su personalidad y filosofía… Y lo que más nos gusta, que estamos en constante aprendizaje en cuanto a materiales y productos se refiere. Recomendable es hechar un vistazo a nathansports.com, donde nos será fácil descubrir que Nathan busca innovar, crear productos útiles y prácticos para los corredores. Se refleja en ella que ha sido creada por amantes de esto que tanto nos gusta, buscadores de alternativas a los productos tradicionales. Su oferta de material se divide en tres grupos distintos: visibilidad, cintas/cinturones para cargar material y hidratación. Este tercer grupo es el mayoritario, y del que forma parte el producto que vamos a testar. Bautizado con el nombre de Quickshot Plus, pertenece a la familia de sistemas de hidratación manuales, de los que Nathan ofrece hasta 9 modelos distintos. Se diferencian según su capacidad de carga de líquido, pero también de material.

Descripción e impresiones

Al tener el Quickshot Plus en las manos nos asalta una duda: ¿correremos cómodos con un bidón en la mano? Y es que el invento de Nathan aparentemente es muy simple, un flask de poca capacidad atado a una cinta que nos envolverá la mano justo en la línea de arranque del pulgar, con un par de bolsillos pegados a él y con una tira de velcro en su parte baja, que servirá para cerrar el conjunto. Su construcción es de lo más natural, es difícil imaginar un sistema distinto a este. Tan simple y efectivo que nos será indiferente la mano en el que lo carguemos. Tiene un bolsillo principal, que cierra en su parte superior con una cremallera. Lo que más nos sorprende del conjunto es la boquilla de descarga de líquido. Lejos del sistema tradicional de apertura y cierre de las boquillas, tirando de ellas para arriba o para abajo, la del Quickshot Plus es rígida. ¿Y cómo saldrá el líquido? En el interior de la boquilla, vemos una goma con un corte central en X, que permite por un lado que el líquido salga al presionar el bidón, y por el otro que el aire penetre en él al recuperar su posición original. Su capacidad es de 300ml, cantidad que será suficiente si no queremos correr largas distancias.

Primeras sensaciones

Al fin llegó la hora. Desenroscamos el tapón del bidón para llenarlo. Al cerrarlo, nos encontramos con un problema. Y es que el bidón viene sujetado, en su parte superior, por una goma dura que lo envuelve, pero su corte es tan justo que se mete dentro de la junta del tapón con el bidón (como veis en la foto). Así que necesitamos perder un rato para conseguir un buen cierre, tirando de esta goma desde distintas posiciones al mismo tiempo que roscamos el tapón. Si no, será inevitable perder agua por esta junta. Bien, con este problema solucionado, metemos el pulgar por el agujero, tensamos la cinta del dorso de la mano y la pegamos en la parte baja del bidón, gracias al velcro existente. Al ser poco peso el que cargamos, y con el buen ajuste que nos proporciona la cinta, el Quickshot Plus no nos molesta en absoluto, justo al contrario, es sorprendente el fit que obtenemos, ¡simplemente genial! Además, con su posición a la base del pulgar, los dedos y parte de la mano nos quedan libres, obteniendo de ese modo una grata sensación de libertad. Nathan dispone de algún modelo similar con aislante térmico, pero este no es nuestro caso. Tampoco le hace mucha falta, pues con su poca capacidad no daremos tiempo a que se nos caliente demasiado el líquido. Su peso en vacío es de 70g, y si añadimos los 300ml de líquido y el peso de un móvil y unas llaves pasaremos por poco de medio quilo, que inicialmente nos puede parecer mucho si no estamos acostumbrados a este tipo de sistemas de hidratación, pero que una vez colocado en mano no se hace pesado. También ayuda a esta sensación de comodidad el hecho de que la cinta que sujeta el bidón sea ancha y cubra buena parte del dorso de la mano.

Funcionamiento y fijación del soporte

Las sensaciones en carrera son… ¡geniales! No confiábamos demasiado en correr cómodos con un peso colgando de la mano, pero nuestras dudas se desvanecieron con los primeros pasos al correr. Y la clave para este gran fit obtenido por Nathan es precisamente esto, que el peso cuelgue de la mano, de este modo pasa inadvertido. Su único punto en contra, es el que la cinta de velcro es demasiado corta. Y es que si tenemos las manos pequeñas, los 6 centímetros posibles de contacto se ven reducidos a la mitad, afectando de este modo la sujeción. En todas nuestras salidas, tan solo una vez se nos ha despegado el velcro, corriendo a carrera lanzada con el bidón lleno de líquido y un móvil en el bolsillo. En las próximas versiones del modelo, Nathan debería colocar una tira de velcro un par de centímetros más larga.
La posición del Quickshot Plus es perfecta, justo al arranque del pulgar, con el buen ajuste proporcionado por la cinta en el dorso de la mano. Esto nos permite tener parte de la palma de la mano libre, como también los dedos. Con el Quickshot Plus en la mano no tenemos tanta libertad para correr con bastones, pero podemos agarrarnos a ramas o árboles en subidas duras. Su único punto a mejorar es el de la transpiración, pues nuestra mano va pegada al plástico del bidón, y esto nos provoca un exceso de sudor en esta zona de contacto. La opción que tenemos para que respire la mano es la de ir cambiando el bidón de mano, pero una rejilla aislante no estaría de más.

Funcionamiento sistema hidratación

Una vez hayamos realizado un buen ajuste del tapón con la goma que sujeta el bidón, (recordemos que si no la pérdida de líquido será inevitable), el funcionamiento del Quickshot Plus será ejemplar. Podemos rellenar el bidón de Nathan sin necesidad de sacarlo de la mano, muy práctico si preparamos nuestro recorrido para pasar por fuentes o puntos de agua donde rellenarlo, como también en carreras donde obliguen a cargar un recipiente para utilizar en los avituallamientos. Solo saldrá líquido si presionamos el envase, con una maniobra muy fácil y sin necesidad de ejercer mucha presión. No podremos vaciar el contenido del bidón con un solo apretón. Por cada pulsación (o sea, chorro vaciado) necesitará que entre aire para recuperar su posición original. El corte en X de la goma de la boquilla permite un buen paso de líquido, con una pulsación podremos tomar un buen sorbo.
No llevar aislante térmico no va a suponer ningún problema para que se nos caliente o enfríe el líquido, pues dependerá de lo que bebamos, pero sus 300ml de capacidad a ritmo normal nos serán suficientes para salidas de unos 60 minutos. Los días de mucho calor, donde se podría calentar más el contenido del bidón, el tiempo en el que lo vaciaremos será menor, y no le daremos la oportunidad de calentarse.

Extras y características especiales

Uno de los detalles sorprendentes del Nathan Quickshot Plus es su bolsillo principal. Aparentemente parece que su capacidad valga solo para meter unas llaves y un par de geles, pero la grata sorpresa viene al descubrir que la rejilla en su parte inferior es extensible, llegando a meter en él un móvil, con las medidas límite de un Iphone 4. Su cremallera es grande, y permite que llenemos el bolsillo de manera muy fácil. En su interior, encontraremos otro bolsillo más pequeño con una goma, perfecto para meter llaves y que queden bien sujetas. Deberemos tener en cuenta que si metemos el móvil en dicho bolsillo, no tendremos espacio para nada más. Si salimos con un par de barritas y geles, no nos cabrá el móvil. Así que la elección va a estar en nuestras manos (nunca mejor dicho, ¿verdad?). Desde TRR recomendamos al equipo de Nathan que impermeabilice dicho bolsillo, pues su tejido se empapa y la humedad pasa a su interior. Decíamos que una de sus grandes ventajas es el poder llenarlo en carrera, tan solo sacando el tapón y metiéndolo, por ejemplo, debajo una fuente. Y claro, será inevitable que se moje el bolsillo, y de paso lo que hayamos metido en él.
La cinta que cierra el conjunto, en el dorso de la mano, tiene también un bolsillo. Equipado con una rejilla extensible con cierre de velcro en su parte superior, nos servirá para meter unas llaves. Como la rejilla se extiende hacia afuera, no las notamos en nuestra mano.
Otro detalle cuanto menos sorprendente es el reflectante del Quickshot Plus. Y es que lleva el nombre de la casa, muy visible y dando un toque de personalidad… pero que queda escondido al colocarlo en nuestra mano, como se puede ver en la foto. No entendemos muy bien su ubicación. Sería bueno, ya que está, aprovecharlo para hacernos visibles en nuestros entrenos nocturnos.

Resistencia y durabilidad

Después de varias salidas, vemos como el Nathan Quickshot Plus sigue como el primer día. Su tejido, cremallera, velcro y bidón están como nuevos. Y es con su colocación, es difícil que podamos dañar cualquier parte del conjunto. Quizás el que pueda parecer su punto más débil es la goma que permite el paso del líquido, pero sigue igual de estanca que en los primeros usos. El tapón del bidón, además, se puede lavar en el lavavajillas, lo cual hemos hecho en más de una ocasión y ni tan siquiera ha perdido un poco de su color original. Así que en este punto no nos queda más que felicitar a Nathan por el trabajo hecho.

Conclusiones

Llegados a las conclusiones, no os engañamos al deciros que nos declaramos fans del Quickshot Plus. Y esto se debe en gran parte al fit conseguido con su perfecta ubicación. Solo tenemos buenas palabras para este modelo de Nathan, que es perfecto para salidas cortas en las que no necesitemos una gran cantidad de líquido ni barritas o geles a transportar. Será buen compañero también en carreras rápidas, de menos de una hora, en las que primemos la ligereza, o en las de más distancia donde es obligatorio llevar un recipiente con el que poder avituallarse. A mejorar, unos pocos centímetros más de velcro para conseguir una fijación perfecta (lo notaremos si tenemos las manos pequeñas), la ubicación del reflectante, que queda escondido por nuestra propia mano, y la transpirabilidad, que es inexistente en el punto de contacto del bidón con la palma de la mano.

PROS:
Fit.
Comodidad en carrera.
Facilidad de llenado.
Capacidad del bolsillo extensible.
Durabilidad.

CONTRAS:
Transpirabilidad en la palma de la mano.
Impermeabilidad del bolsillo extensible.
Cinta de velcro demasiado corta.
Colocación del reflectante.

PUNTUACIONES

  • Fit mano10.0
  • Aislante térmico3.0
  • Boquilla10.0
  • Sistema hidratación8.0
  • Capacidad sistema hidratación30.0 Centilitros (cl)
  • Bolsillos8.0
  • Reflectantes0.0
  • Comportamiento en carrera9.0
  • Relación calidad / precio8.0
  • Resistencia / Durabilidad9.0

Comparar con

QuickShot Plus - Nathan

Vs

buscar