Mizuno Wave Kazan

Mizuno Wave Kazan
Mizuno Wave Kazan
Mizuno Wave Kazan
Mizuno Wave Kazan
Mizuno Wave Kazan
Mizuno Wave Kazan

VÍDEO ANÁLISIS


Mizuno Wave Kazan

DATOS TÉCNICOS

  • Talla US 8.5 9 10 10.5
  • Peso (gramos) 274 284 292 311
  • Mesh 92 93 100 100
  • Ancho metatarso(cm) 108 107 109 114
  • Ancho talón(cm) 84 84 87 88
  • Perfil talón(cm) 37 40 38 41
  • P.V.P 0,00 €

Introducción

Con una historia que se remonta a 1906 en la que Rihachi Mizuno abrió su primera tienda de material deportivo en Osaka y sabiendo que hoy en día está presente en más de 50 países, nadie puede discutir el gran trabajo que ha realizado Mizuno en sus productos. Cierto es que en lo que nos incumbe no llevan tantos años, ya que fue el hijo de Rihachi, Kenjiro, quien abrió el abanico de su padre, pasando del baseball a muchísimas otras disciplinas, entre ellas el running. De echo si hilamos más fino, el calzado de trailrunning aun se está acabando de consolidar en la marca y vemos como temporada tras temporada aumenta la tecnicidad y las tecnologías específicas adaptadas a nuestro entorno, nuestra casa, la montaña.
En esta ocasión os presentamos las Mizuno Wave Kazan, la evolución de las Wave Ascend que teníamos hasta hace poco pero totalmente rediseñadas, de hecho Mizuno ha rediseñado toda su gama de trail. Un calzado que promete ligereza, dinamismo y una conexión con el terreno muy buenas. A modo de curiosidad, su nombre, KAZAN, proviene de un lema de Takeda Shingen, un señor feudal y militar nipón y significa “Muévete tan sigilosamente como el viento, permanece tan silencioso como un bosque, ataca tan fieramente como un fuego, defiende tan invenciblemente como una montaña”. Ahí queda eso.
Diseño peculiar, esas son las dos primeras palabras que han aflorado en nuestras mentes antes de tener siquiera contacto con estas zapatillas. Presentan un diseño lleno de líneas curvas representando las curvas de nivel de un mapa topográfico. A nuestro parecer las dos versiones, en gris y en rojo tienen unos colores muy volcánicos, el gris ceniza y el rojo lava, veremos si les sacamos fuego o no.
No nos queda más que decir que, ¡a echarle kilómetros!

Primeras sensaciones

Enfundadas ya en los pies se sienten realmente ligeras. Estamos hablando de que por peso son equiparables a la mayoría de calzado de transición al minimalismo, pesando alrededor de los 270 g en talla 9 US.
Otro punto a destacar es que se adaptan muy bien al pie y si bien no son tan anchas de horma como nos tiene acostumbrados Mizuno, son bastante anchas y permitirán que el pie se expanda y se mueva con facilidad dentro de la zapatilla. Además flexionan con facilidad hacia todos lados.
El punto quizás más sutil pero perceptible en parado es que son muy cómodas en cuanto a media suela. Se siente bastante blanda y cómoda, veremos si no es un inconveniente sobre terrenos escarpados.

Mediasuela

Del mismo modo que habíamos podido constatar en parado, las Mizuno Wave Kazan gozan de una flexibilidad estupenda. Es más, la reactividad que aportan no tiene nada que envidiar a las de unas voladoras. Para facilitar todo esto Mizuno hace uso de su tecnología XTATICRIDE, más concretamente de la Xtatic Groove que como se puede ver en las imágenes incorpora unas estrías en la suela y mediasuela en forma de X que facilitan la flexión y la adaptabilidad de la zapatilla tanto al pie como al terreno.
El rocker no es demasiado pronunciado de serie, pero como casi todas las zapatillas tiende a verse incrementado con el uso.
Para la amortiguación estamos en las manos de dos tecnologías, el U4IC y el archiconocido Wave inventado en el 1985 y presente hasta ahora:
- U4IC: Es el compuesto de la mediasuela (parte amarilla o azul según el modelo) que goza de todas las propiedades del AP+ de Mizuno pero es un 30% más ligero sin perder confort ni rendimiento. Sobre el terreno podemos decir que es bastante cómodo pero a medida que pasan los kilómetros se va compactando y vamos notando cada vez menos amortiguación. Eso sí, al día siguiente vuelven a estar estupendas. Este inconveniente hace que no sean unas zapatillas demasiado aptas para largas distancias, podemos decir que un pie acostumbrado podría usarlas en maratones pero para el resto el medio maratón ya se queda algo largo (en cuanto a amortiguación se refiere).
- Wave: Además del U4IC, en la parte trasera también disponemos del Wave, que se basa en una ley muy sencilla de la física y es que la presión es directamente proporcional a la fuerza e inversamente proporcional a la superficie sobre la que se aplica. Con ello, Mizuno actuó sobre la única variable manipulable en este trío, la superficie. A la pregunta, ¿cómo podemos aumentar la superficie del talón sin convertir las zapatillas en una raqueta? Surgió la respuesta brillante de ondear la superficie. Para ello la tecnología Wave incorpora una placa ondulada insertada en la media suela en la parte del talón. No podemos decir nada malo de esta tecnología ya que si no fuese bien no llevaría casi 30 años en el mercado. Si que podemos apuntar que a diferencia del Wave de asfalto, estas tienen los agujeros tapados para evitar que se cuelen piedras o palitos.
Las Mizuno Wave Kazan gozan de unos perfiles bastante bajos, pero no os penséis que son unas zapatillas minimalistas. La parte trasera respecto a la delantera difiere en 12 mm así que ese es su drop. Medido libre de carga tiene un perfil trasero de 29 mm y uno delantero de 17 mm.
La suma de todos estos compuestos, tecnologías y diseños hacen que las Wave Kazan sean unas zapatillas que permiten una sensibilidad media-alta. De hecho, en terrenos abruptos se puede llegar a sentir algún puntazo de alguna piedra no muy agradable.

Lengüeta

Hablamos de una lengüeta de grosor medio: cada gramo cuenta en unas zapatillas que pretenden ser ligeras y la lengüeta aporta su granito de arena al propósito. Es una lengüeta muy clásica, con rejilla de agujeros grandes en la parte superior y cosida solo por el extremo más interno al upper de la zapatilla. No está cosida al resto del upper, de modo que no formará una polaina para evitar la entrada de piedras aunque en su defensa podemos decir que son suficientemente anchas para prevenir este inconveniente. Protege bien de la tensión de los cordones e incorpora una cinta que simula una banderola con el emblema KAZAN que llevaban los guerreros Sashimono, cosida a intervalos para poder pasar los cordones por debajo y fijar mejor la lengüeta.

Sujeción

Los cordones son de sección oval, muy clásicos pero perfectamente funcionales. No se desabrochan con facilidad siempre que sepamos atarnos las zapatillas debidamente. El pie queda bien sujeto a la zapatilla pero por la forma del upper permite el movimiento dentro de éstas. El hecho de tener una caña bastante baja, además de permitir la entrada de alguna que otra piedra, hace que la sujeción no sea súper rígida pero a nosotros nos ha gustado bastante. Además no penaliza la estabilidad del pie respecto a la zapatilla.
Ya que hemos sacado el tema del upper vamos a comentar algunas virtudes. En las Wave Kazan han usado un upper aparentemente fino y muy tupido que incorpora termosellados “invisibles” por toda la superficie a modo de refuerzo, para mejorar la sujeción y para proteger de posibles golpes o roces con raíces o rocas.
La estructura de TPU del talón sube hasta bastante arriba pero es muy ancha, con lo que no nos oprimirá el talón y creemos que es un factor del diseño que evita que nos aparezcan rozaduras. Al menos nosotros no las hemos sufrido pese a haberles metido muchos kilómetros, incluso una “Cavalls del Vent” (Ruta mítica de 85 km y 5000 D+ por el Pirineo Catalán) con lluvia que nos caló hasta la médula.
Para este modelo, Mizuno ha decidido no usar ningún tipo de control de pronación y recomiendan el uso de esta zapatilla a corredores neutros.
Hablamos de unas zapatillas estables, sin brillar precisamente por esta característica ya que hay otros puntos que trataremos más adelante que penalizan la estabilidad.

Acabados

Las Mizuno Wave Kazan son unas zapatillas de gama alta de modo que los acabados son incuestionables. El upper está cosido a la suela y no encolado pero como llevamos la plantilla esto no es un inconveniente. Además el upper está construido en una sola pieza y dado que los refuerzos son termosellados no hay costuras “peligrosas”.
Tanto los faldones como la puntera están protegidos mediante los termosellados en el primer caso y una especie de piel sintética para la puntera. Responden bastante bien para lo ligeros que son, la verdad.
Difícil ya encontrar unas zapatillas con plantillas que no sean OrthoLite, las Wave Kazan no son menos y también incorporan esta tecnología de la casa HI-Tech. Son unas plantillas no demasiado finas, que aportan un extra de confort al conjunto y no son planas, sino que envuelven ligeramente el pie, haciendo que la transición hasta el contacto con el upper sea muy suave. Además también evitan la aparición de bacterias y de hongos.

Impermeabilidad / Transpirabilidad

Antes hemos hecho referencia al upper aparentemente tupido pero debemos decir que sorprendentemente transpira de fábula. De hecho, si lo miramos de cerca podemos observar que tiene bastantes agujeros. Aunque el diseño de colores vivos irregulares dificulta apreciar este detalle, en las fotos lo podréis ver.
En cuanto a impermeabilidad, las Wave Kazan son nulas. Eso no es malo! Simplemente no son impermeables. Para muestra, un botón: nos pilló el diluvio universal en el Cadí (de hecho vimos pasar a Noé con el arca y los bichos pero no nos dejó montar porque tenía tarifa mínima de 20€ y somos catalanes así que seguimos a nado). Bromas a parte, lo del diluvio es cierto y se calaron por completo. Al día siguiente las plantillas estaban secas pero las zapatillas aun tenían agua a mansalva. Al calzarlas mojadas y con el calor del cuerpo más el solecito que salió, en cosa de media hora estaban secas. Los tiempos ya sabéis que son muy relativos porqué dependen de la cantidad de agua que tengan, de la temperatura exterior e interior, de la humedad del ambiente, etc…

Suela

La suela se divide en cuatro “placas”: la delantera, dos centrales y la trasera. Esta división es necesaria para incorporar la tecnología XtaticRide (Xtatic Groove) de la que hemos hablado anteriormente en la sección Media Suela. Los Xtatic Lugs, es decir, tacos independientes bastante altos puestos en forma de cruz, favorecen el agarre multidireccional y quedan bastante espaciados evitando la adhesión del barro y facilitando su liberación.
La suela tiene un compuesto bastante blando que proporciona un agarre relativamente bueno en terrenos de tierra y en suelos blandos y húmedos independientemente de la inclinación del terreno. Por el contrario, el agarre en piedra seca o húmeda es bastante malo. En la Garrotxa, una zona muy húmeda y volcánica, tuvimos algún que otro susto debido a la poca adherencia en roca. En hierba el agarre tampoco es malo. En resumen podemos decir que tienen un buen agarre en terrenos en que se puedan clavar un poco los tacos. De todos modos la marca no engaña a nadie y ya advierte “grip specially suitable for softer ground” (Agarre especialmente adecuado para terrenos blandos). El taqueado de la parte trasera, orientado para favorecer el agarre en los aterrizajes y en las bajadas, funciona bastante bien como ya hemos dicho en terrenos blandos o pista con gravilla.

Durabilidad

El upper de las Mizuno Wave Kazan ya apuntaba maneras y no ha defraudado en este sentido. Tras mucha tralla no tiene un rasguño, el único signo es que los termosellados antes transparentes han ido tomando un color mas translúcido y marrón debido a la tierra.
La parte que nos tenía más en ascuas han sido los Xtatic Lugs, los tacos de la zona del metatarso ya que presentaron un desgaste bastante prematuro al poco de usarlas pero éste se estancó y han aguantado fabulosamente bien. Añadir que la parte trasera de la suela incorpora un tratamiento con carbono, tecnología llamada X10 por Mizuno, que hace que sea más resistente a la abrasión. Ésto lo agradecerán todos aquellos que corran de talón y que se coman las zapatillas por esta zona.
La parte que ha salido más mal parada en esta batalla contra los elementos ha sido todo el U4IC. El compuesto de la media suela que como ya hemos avanzado antes se compacta con facilidad quedando bastante expuesto y haciendo que enseguida aparezcan rasguños. Apuntar que éstos no afectan en absoluto a la funcionalidad de la zapatilla pero sí que la afean.

Conclusiones

Las Mizuno Wave Kazan, sucesoras de las Wave Ascend, son unas zapatillas perfectas para corredores neutros de menos de 75 Kg que corran por terrenos poco técnicos y busquen un calzado ligero que les permita mucho dinamismo en carrera. Perfectas para competir y entrenar gracias a su ligereza y durabilidad. Quizás una de las limitaciones importantes será la excesiva percepción del terreno que ofrece poca protección y en unos pies poco acostumbrados a este hecho reducirá drásticamente la distancia que se puede correr con ellas sin dolor. De todos modos Mizuno ofrece la hermana mayor de las Kazan, las Wave Mujin que por algunos euros más incorporan un upper repelente al agua y una placa anti-impactos.

PROS:
- Ligereza
- Transpirabilidad
- Flexibilidad
- Confort en salidas cortas o medias
- Horma no excesivamente estrecha
- Buena sensación del terreno (para aquellos que lo busquen)

CONTRAS:
- Falta de protección en la suela
- Compactación de la media suela en carrera
- La media suela se daña con facilidad
- Agarre en roca o roca mojada

Comparar con

Wave Kazan - Mizuno

Vs

buscar