Advertisement

Mizuno Wave Hayate

Mizuno Wave Hayate
Mizuno Wave Hayate
Mizuno Wave Hayate
Mizuno Wave Hayate
Mizuno Wave Hayate
Mizuno Wave Hayate

VÍDEO ANÁLISIS


Mizuno Wave Hayate

DATOS TÉCNICOS

  • Talla US 10 10.5 11
  • Peso (gramos) 260 274 274
  • Mesh 99 96 100
  • Ancho metatarso(cm) 107 107 107
  • Ancho talón(cm) 80 81 80
  • Perfil talón(cm) 31 30 33
  • P.V.P 0,00 €

Introducción

La marca japonesa fundada en Osaka en 1906 por Rihachi Mizuno lleva más de un siglo trabajando en el desarrollo de nuevas tecnologías relacionadas con el deporte. En la colección de zapatillas Otoño / Invierno 2014, ha dado un paso más revolucionando sus modelos de trail running. De esta forma, las Mizuno Wave Cabrakan son sustituidas por las Mujin, las Ascend por las Kazan y las Harrier por las Hayate. Además, han creado las Kien, una zapatilla destinada a corredores ocasionales.
En este review vamos a analizar las Mizuno Wave Hayate, una zapatilla que, según Mizuno, está destinada a corredores que buscan una zapatilla ligera y dinámica que proporcione más sensación del terreno, ideal para entrenamientos rápidos y competición. Está dotada con las últimas tecnologías como StaticRide, que estabiliza la pisada proporcionando una carrera más dinámica y armoniosa, o U4IC, que amortigua como el sistema AP+ pero es un 30% más ligero. De todas formas, más adelante analizaremos si todo este conglomerado de tecnologías ha dado como resultado una zapatilla que cumple con los objetivos propuestos por la marca japonesa. A modo de curiosidad os contaremos que el significado de ‘Hayate’ está relacionado con los Sashimono, unas banderolas que llevaban los guerreros y samuráis en las que lucían frases emblemáticas o lemas para la batalla. En este caso, Hayate significa ‘rápida como un rayo, veloz como un torbellino’.
Al sacar de la caja las Hayate, lo primero que nos ha llamado la atención es su ligereza (274 g para un 11 US), su flexibilidad y la transpirabilidad de su mesh. Sí, probablemente resulta curioso que nos haya llamado la atención este último aspecto, pero es que es un mesh ligeramente transparente; si metes la mano dentro de la zapatilla eres capaz de verla desde fuera y esto rápidamente nos indica que es súper transpirable. Otro aspecto a tener en cuenta después será valorar si ofrece una buena protección y sujeción a nuestro pie, y ver si ofrece una buena durabilidad o nos quedamos sin zapatillas en pocos kilómetros.
El diseño de las Hayate a nosotros en particular nos ha parecido atractivo. En colores grises, azules y rojos, les han dotado de un look envejecido y han impreso en letras japonesas la palabra Hayate en blanco. Quizás estas letras sean lo que más llama la atención de la zapatilla ya que están impresas a gran tamaño, tanto en la parte interna como en la externa. De todas formas, al no tratarse de unos colores demasiado chillones, no serán unas zapatillas en las que la gente se fijará rápidamente. En cualquier caso, vamos a pasar a analizar el comportamiento de las zapatillas sobre el terreno que es lo que realmente nos importa.


Primeras sensaciones

Nos calzaremos las Hayate sin demasiada dificultad ya que no tienen una horma especialmente estrecha, de hecho, seríamos incapaces de ponernos a correr sin atarnos los cordones ya que el upper no nos da una buena sensación de sujeción y confort. Probablemente, esta sensación ha sido debida al hecho de que la lengüeta no vaya cosida al upper formando una especie de botín, como ocurre en otras muchas bambas de trail running. De todas formas, no hay que preocuparse por esto, una vez atadas os sentiréis muy cómodos y desearéis salir a correr con ellas. Si ya nos parecían ligeras en las manos, ni que decir tiene que esta sensación se acentúa en nuestros pies, parece que vamos descalzos! Ya con los primeros pasos somos capaces de predecir que nos ofrecerán una muy buena sensación del terreno que pisamos ya que nos notamos realmente muy cercanos al suelo gracias a sus perfiles tan bajos. También sentimos inmediatamente una gran frescura gracias a la transpirabilidad del mesh.

Mediasuela

Una de las características más llamativas de las Hayate, es la flexibilidad de la media suela. Está fabricada con un nuevo material denominado U4IC, que tiene similares propiedades amortiguadoras que el AP+ que llevan los antiguos modelos de Mizuno, pero con un 30% menos de peso. Este material es claramente visible en la media suela ya que es de color rojo. La verdad es que para no tratarse de una zapatilla minimalista, flexa como si lo fueran, tanto longitudinalmente como transversalmente. Son realmente maleables, lo cual nos permite una buenísima adaptación de la suela al terreno, independientemente de las irregularidades del mismo. No son unas zapatillas con un rocker especialmente elevado por tanto hemos de estar atentos durante la carrera para no ‘comernos’ ninguna piedra con las punteras de los pies.
Los perfiles de la Hayate son bastante bajos. Con 16 mm en la parte trasera y 8 mm en la parte delantera, tenemos una zapatilla con un drop de 8 mm. Sin embargo, hemos de reconocer que, durante la carrera, la sensación que dan es la de ser una zapatilla con un drop bastante más bajo, en torno a los 4 mm. La sensación que tenemos es la de correr prácticamente planos, si bien es cierto, que no hemos experimentado fatiga en los gemelos como cuando corremos con bambas con drops muy minimalistas.
La amortiguación delantera es bastante justita debido a la poca cantidad de material amortiguador que poseen en esta zona y a la ausencia de cualquier tipo de placa de protección. Sin embargo, puesto que la zona metatarsiana de nuestro pie, por su propia estructura, ya tiene propiedades amortiguadoras, nos ha parecido que la amortiguación es suficiente si tenemos en cuenta el concepto para el que han sido diseñadas las Mizuno Hayate. Digamos que nos proporcionan una muy buena sensibilidad sobre el terreno, que en el caso de objetos puntiagudos puede ser una sensibilidad ‘dolorosa’ si no tenéis una buena técnica de carrera o si vuestro peso es elevado.
En cuanto a la amortiguación trasera la sensación es muy diferente, ya que nos permite aterrizar con los talones sin notar molestias debido a los impactos, gracias al sistema Wave cóncavo que nos da un extra de amortiguación. Dicho sistema también es visible en la media suela en forma de material plástico transparente de consistencia mucho más dura que el U4IC y que nos ayuda también a estabilizar la pisada. Obviamente, este extra de amortiguación también se traduce en una menor sensibilidad sobre el terreno que pisamos.

Lengüeta

La lengüeta de las Hayate es bastante minimalista. De pequeño tamaño, más bien estrecha y bastante fina, no va cosida al upper, lo cual aumenta el riesgo de que nos pueda entrar algún objeto. Sinceramente, a nosotros no nos ha pasado y hemos probado la zapatilla por terrenos bastante propicios como pedreras, pistas arenosas, etc. Realmente, una vez atados los cordones, la lengüeta queda bien colocada y sería muy complicado que nos entrara algo. A su buena colocación contribuyen dos solapas para pasar los cordones que lleva en la parte intermedia. A pesar de no ofrecer una gran amortiguación, no hemos notado molestias en el empeine, ni en las bajadas más pronunciadas. Quizás el hecho de que no vaya cosida al upper es el motivo por el cual, al introducir el pie en la zapatilla, no tenemos esa sensación confort que nos ofrecen otras zapatillas en las cuales, el upper y la lengüeta cosida al mismo, forman una especie de botín.

Sujeción

Los cordones son clásicos, es decir, se atan mediante una lazada. Su forma es semiplana y su longitud es la apropiada. Si te gusta llevarlos bien ajustados, tendrás que ir tensándolos de abajo hacia arriba ya que corren bastante mal a través de los orificios. La ventaja de esto es que, una vez bien tensos, ya no se aflojan durante la carrera y nuestro pie queda bien sujeto en la zapatilla, sobretodo en la zona del empeine, gracias a los termosellados del upper que actúan como una extensión de los cordones. En la zona de los dedos, nos permiten cierta libertad de movimiento, aunque sin llegar a los niveles del calzado minimalista.
El upper está dotado de la tecnología Dynamotion Fit, que, en teoría, hace que los componentes del upper interactúen con el movimiento del pie, ajustándose perfectamente a él durante las tres fases de la pisada. Para nosotros, sinceramente ha sido complicado determinar la efectividad de esta tecnología. Lo que sí que es verdad es que la transición aterrizaje - despegue es muy fluida y la zapatilla invita a llevar una carrera alegre. El upper está formado por una única pieza sin costuras y está ligeramente reforzado a base de elementos termosellados colocados en todo el perímetro de la zapatilla excepto en el talón, que no le aportan gran consistencia pero que sí que contribuyen a aumentar la durabilidad de la zapatilla. El ‘Air’mesh es súper transpirable, diríamos que de lo más transpirable que hemos visto hasta el momento. Está formado como por dos materiales textiles en forma de malla, el interno con unos orificios muy grandes en forma de hexágono y el externo en forma de malla un poco más tupida pero que no impide en absoluto la transpiración de nuestro pie. Corriendo con las Hayate, te notarás realmente fresco, incluso con temperaturas muy elevadas.
La estructura del talón es bastante rígida comparada con el resto de la zapatilla. El chasis de la parte trasera es de una altura normal, sin embargo, en la parte lateral baja bastante dejándonos una gran libertad de movimiento en la zona del tobillo y minimizando al máximo el riesgo de aparición de rozaduras. Los acolchados en la parte del talón son muy discretos pero nos proporcionan una buena sensación de confort. Así pues, con todos estos elementos podemos decir que la estabilidad del pie en el interior de la zapatilla es buena, sin llegar a tener un fit muy ajustado.
Las Mizuno Hayate no tienen ningún tipo de control o estabilización de la pisada. Son unas zapatillas estables en cualquier tipo de terreno, aunque cuanto más técnico sea el mismo, más importante será la pericia del corredor para contrarrestar con una buena técnica de carrera el déficit de amortiguación que muestran en la parte de los metatarsos.

Acabados

Los acabados de la Hayate son muy buenos. El upper construido en una única pieza consigue evitar la presencia de costuras en la parte interna que nos puedan ocasionar molestias. De hecho, hemos probado a correr con las Hayate sin calcetines y no hemos notado ninguna molestia. Los termosellados se nota que son de muy buena calidad ya que, ni se han despegado ni deteriorado con el paso de los kilómetros. En la zona del talón los acolchados no son muy generosos pero el pie queda bien estabilizado en el interior de la zapatilla. No se mueve durante la carrera y, por tanto, no hemos tenido problemas de rozaduras.
En cuanto a protecciones, la Mizuno Hayate no nos va a permitir demasiados despistes, ya que, a excepción de la suela y el chasis del talón, nuestro pie está bastante expuesto a golpes. No tendremos una sensación de correr protegidos y cualquier impacto en la parte frontal o lateral lo notaremos bastante. Está claro, que para conseguir una zapatilla tan ligera hay ciertos aspectos que se han de sacrificar y, en este caso, los elementos de protección han sido
La plantilla es de una única densidad, ligeramente envolvente en la parte del talón y de un grosor bastante moderado. Posee un tratamiento antibacteriano que impide la aparición de malos olores y consigue que el pie quede perfectamente centrado en el interior de la zapatilla. La parte inferior es bastante áspera de forma que la plantilla no se desplaza ni corriendo en condiciones de lluvia extrema. Con más de 200 km en nuestros pies, la plantilla permanece intacta, sin deformaciones ni desgaste aparente.
En cuanto a material reflectante, las Hayate solo tienen en la parte del talón un pequeño logo de Mizuno.

Impermeabilidad / Transpirabilidad

El mesh de las Mizuno Hayate está dotado con tecnología AirMesh y es de lo más transpirable que hemos visto hasta el momento. Hemos probado la zapatilla con temperaturas muy altas y el resultado ha sido magnífico. El pie se mantiene completamente seco en todo momento y la zapatilla no acumula humedad. Así pues, si no hay recalentamiento de los pies estamos minimizando al máximo el riesgo de que aparezcan rozaduras.
Obviamente, está transpirabilidad significa que la zapatilla no es nada impermeable a través del mesh. Sin embargo, los termosellados que rodean el perímetro de la zapatilla sí que le confieren un punto de impermeabilidad pero, en el momento en que el agua supere el nivel de los termosellados, acabaremos realmente mojados. Otra de las ventajas del AirMesh es que, el agua, tal cual entra en la zapatilla, sale y, al permitir una buena circulación de aire, se seca muy rápido.

Suela

La suela de las Hayate está fabricada con tecnología XtaticRide. Esta tecnología mejora la adaptabilidad de la zapatilla al terreno y permite que nuestros pies se muevan con total naturalidad. Está formada por unos tacos de tamaño medio en forma de X, que nos proporcionan un agarre multidireccional muy efectivo, por un canal de flexión en forma de X (midfoot Groove), que favorece la adaptación de la suela a las irregularidades del terreno, y por la Wave cóncava, que nos proporciona estabilidad lateral y una buenísima amortiguación a nivel del talón. A nivel general, podemos decir que es una suela más bien blanda y de ahí que se adapte tan bien al terreno.
En la parte del talón hay una serie de ondas orientadas horizontalmente de forma que nos ayudan al frenado durante los descensos. Además estos tacos, que son los que sufren mayor desgaste, están fabricados con un material denominado X10 que tiene una mejor resistencia a la abrasión que el resto. A pesar de esto, hemos de decir que en general, la resistencia del caucho de la suela es muy buena pues, con más de 200 km en nuestros pies, los tacos están prácticamente inalterados. Lo que sí muestra alteraciones bastante claras son las partes de la media suela (roja) que quedan en contacto con el suelo, pero no hemos notado una disminución de las prestaciones, son simplemente daños superficiales.
La tracción que demuestran las Mizuno Hayate en prácticamente todos los terrenos es muy buena. En superficies de tierra son unas auténticas voladoras, proporcionándonos una gran seguridad, tanto en bajadas como en subidas. Si les hemos de poner un pero en este tipo de terreno sería en superficies con piedra descompuesta en los cuales, durante las bajadas, nos hemos llevado algún susto en forma de patinazo. En terrenos más rocosos la tracción vuelve a ser excelente así que podremos concentrarnos en intentar evitar superficies puntiagudas que nos pueden hacer daño en nuestros pies. Si la roca está mojada, la tracción demostrada también es buena, aunque hemos de estar un poco más atentos a posibles resbalones si la roca es muy lisa. En los pasos laterales, gracias a la multidireccionalidad de los tacos, también la tracción es buena. Inicialmente podemos notar un poco de inseguridad debido a que el pie no queda demasiado sujeto en la parte delantera y parece desplazarse ligeramente, sin embargo, con el paso de los kilómetros nos hemos acostumbrado a esa sensación y hemos llegado a correr realmente cómodos en flanqueos.
En terrenos grasos como la hierba o el barro, también nos hemos llevado una grata sorpresa. La Hayate nos ha parecido una zapatilla muy hábil en este tipo de terrenos. Obviamente, cuando la cantidad de barro ha sobrepasado la capacidad de los tacos, hemos perdido por completo la tracción. Lo bueno es que, por la disposición de los tacos, no acumulan barro y en cuanto salimos a un terreno más seco volvemos a recuperar de manera inmediata la tracción.
El grip en las bajadas es bueno aunque mejor si aterrizamos de metatarsos que de talón ya que, las ondas horizontales situadas en la parte trasera no son demasiado pronunciadas y la superficie de contacto con el suelo no es demasiado grande en el caso de aterrizajes con el talón.

Durabilidad

La Mizuno Hayate es una zapatilla que a simple vista parece poco robusta pero que nos ha sorprendido por todo lo contrario. Después de muchos kilómetros por todo tipo de terrenos, algunos de ellos muy erosivos, tanto el mesh como la suela están prácticamente como nuevos. Donde sí que se notan los impactos y el paso de los kilómetros es en la media suela, que es bastante blanda. De todas formas, aunque se aprecia cierto desgaste visual en la misma, no hemos apreciado una pérdida de prestaciones. Digamos pues que se trata de un tema estético. El resto de la zapatilla está en perfecto estado, por tanto, creemos que se trata de una zapatilla que, si comparamos con otras zapatillas de competición, está por encima de la media en cuanto a durabilidad.

Conclusiones

Así pues, confirmamos que estamos ante una auténtica voladora para competición o entrenamientos rápidos, dirigida a corredores de poco peso (inferior a 70 – 75 kg) y con una buena técnica de carrera. Ideal para distancias cortas o medio maratón, pero que si eres un corredor hábil las podrás emplear hasta para una maratón. Van mejor en terrenos poco técnicos ya que el conjunto suela–media suela es bastante blando y en terrenos muy pedregosos notaremos mucho las irregularidades del terreno en nuestros pies, pudiendo resultar dolorosas.
Nos gustaría destacar en la parte positiva su ligereza, su transpirabilidad y su adaptabilidad al terreno.
En la parte negativa, el difícil ajuste de los cordones y la prácticamente ausencia de protecciones para nuestros pies.
Estamos seguros de que las Mizuno Wave Hayate te sorprenderán gratamente, como nos ha pasado a nosotros!

Comparar con

Wave Hayate - Mizuno

Vs

Advertisement buscar