Mammut MTR 201 Dyneema Tech Low

Mammut MTR 201 Dyneema Tech Low
Mammut MTR 201 Dyneema Tech Low
Mammut MTR 201 Dyneema Tech Low
Mammut MTR 201 Dyneema Tech Low
Mammut MTR 201 Dyneema Tech Low
Mammut MTR 201 Dyneema Tech Low
Mammut MTR 201 Dyneema Tech Low
Mammut MTR 201 Dyneema Tech Low

VÍDEO ANÁLISIS



Mammut MTR 201 Dyneema Tech Low

DATOS TÉCNICOS

  • Talla US 9
  • Peso (gramos) 283
  • Mesh 100
  • Ancho metatarso(cm) 105
  • Ancho talón(cm) 80
  • Perfil talón(cm) 30
  • P.V.P 200,00 €

Introducción

Hace un par de años la casa suiza Mammut sacó una nueva y completa colección de Trail Running, que se convirtió objeto de nuestro deseo nada más verla, con las Mammut 201 Dyneema Tech Low como tope de gama.
Mummut tienen fama de hacer muy bien todo lo que fabrica, por lo menos en la gama de alpinismo y trekking, así que las expectativas eran máximas: marca de máxima calidad con nueva colección de Trail Running. Imaginaos nuestras ganas...
Para empezar fuertes por que no empezar con la más cara (unos 200€, uau!), las Mammut MTR 201 Dyneema Tech Low. Se trata de la zapatilla que los suizos han posicionado como tope de gama, y además la han dotado del acabado Dyneema, un tejido que parece ser uno de los más duros del mundo (incluso por encima del kevlar).
El test era prometedor: marca nueva de primera linea, zapatilla tope de gama, la Mammut MTR 201 Dyneema Tech Low, y un acabado, el Dyneema, que a priori era indestructible. ¿Sabéis que nos propusimos además de comprobar su valía? Efectivamente, destruirlas corriendo.


Primeras sensaciones

Una de las cosas que nos gustaban era que, aparentemente, tenían un aire a unas archi conocidas zapatillas de competición de Trail Running. A pesar de eso, el aspecto es cierto que era un tanto raro, como muy redondeando en la parte delantera.
Pero al final lo que cuenta es cómo funcionan, así que decidimos probar que tal sienta la alta tecnología Suiza en los pies de un mortal: calzarse el pie requiere un ratito, sobre todo al principio, ya que la lengüeta no es algo que se pueda abrir en exceso, ya que forma parte del propio upper. Después ya se va cogiendo un poco de práctica y la cosa va mejorando.
Una vez calzada, el pie queda en una justa medida, una buena mezcla entre sujeción, comodidad y un poco de espacio en la zona de los metas. Los primeros pasos fueron inolvidables, y es que era como andar con las zapatillas de estar por casa, ya que eran muy planas en la parte delantera. Fue una sensación inconfundible que rápidamente se nos vino a la cabeza. ¡Qué sensación más extraña!.
De momento las Mammut MTR 201 Dyneema Tech Low me tenían un poco desconcertado, pero yo seguía pensando en que iba a destrozarlas, si o si. Ellas o yo, solo podía quedar uno.

Mediasuela

Empezamos las pruebas y con ellas comprobar quien iba a llegar al final, o las zapatillas o el probador. Para ello, además de numerosos entrenos y salidas, decidimos que las Mammut MTR 201 Dyneema Tech Low serían nuestras zapatillas en dos competiciones: la Maxi-Race (85 Km) de Annecy, Alpes Franceses, que fue la prueba del campeonato del mundo, y la Kilians Classik (45 Km) de Font-Romeu, Pirineos Franceses, entre otras numerosas salidas y todos los entrenos durante unos tres meses.
En las dos o tres primeras salidas la sensación fue rara: las zapatillas eran de perfiles bajos, ligeras, pero flexaban de una manera rara. La parte delantera caía de una pieza, sin apenas flexar, todo y que suela y mediasuela tenían unas muescas para ayudar a ello. Seguramente esta percepción se acentuaba debido a que estas zapatillas no tienen casi rocker, son bastante planas. Esta sensación desapareció después y pensamos que nos habíamos acostumbrado, por lo que corrimos durante varias salidas con otras zapatillas, intercalándolas. Cuando volvimos a nuestras Mammut MTR 201 Dyneema Tech Low volvimos a notar esa sensación, pero no tan acusada.
Una de las características que nos cautivó de estas Mammut es su amortiguación, un EVA comprimido que, en nuestra opinión, ofrece una perfecta combinación entre amortiguación y reactividad. Todo y que los perfiles eran bajos, el paso de los kilómetros la ha mantenido igual, como el primer día, amortiguándonos y a la vez propulsándonos cada paso que hemos dado. Hay que decir, más aún en su favor, que particularmente yo no soy un corredor ligero, por lo que el mérito de las zapatillas aún es mayor.
Como el EVA estaba bien comprimido y el espesor de goma de la suela era pequeño, las MTR 201 Dyneema Tech Low nos han ofrecido en todo momento una buena sensación del terreno. Sin llegar a ser unas zapatillas de precisión o unas minimalistas, las Mammut MTR 201 Dyneema Tech Low dan esa sensación inconfundible de notar y sentir lo que pisamos, pero ofreciendo una seguridad completa, y es que después de los más de 600 kilómetros de pruebas podemos afirmar que son solo 2 o 3 las veces que el relieve nos ha molestado en las plantas del pie.
De momento la mediasuela estaba a la altura del supuesto upper de máxima durabilidad. No conseguimos dejarlas en evidencia, de momento...

Lengüeta

La lengüeta de estas Mammut MTR 201 Dyneema Tech Low forma parte de un botín interior, por lo que será imposible que nos entre nada dentro por esta parte. La pieza está muy bien ventilada, con unos agujeros amplios visibles en la tela para garantizar la ventilación. Los suizos han pensado en que los cordones no molesten en nuestro empeine y han incorporado un nervio grueso de neopreno en la lengüeta, que atenúa la presión de los cordones, cosa que funciona realmente bien. Después de correr durante horas y horas, incluso hemos llegado a correr más de 15 horas seguidas con ellas en Annecy, no tuvimos ningún problema en el empeine.
Ahora bien, si en la zona central del empeine no nos ha molestado, en los laterales sí que hemos notado cierta molestia debido a la tensión de los cordones. Nosotros tenemos la teoría de que las dos líneas de ojales, por donde pasan los cordones, están demasiado separadas, muy ladeadas, por lo que acaban siendo un poco molestas en los laterales del empeine. Para solucionar este problema creemos que sería mejor acercar más las dos líneas, cerrando así más la zona de la lengüeta, que es bastante ancha.
Este es un punto que a veces puede molestar un poco, pero sin más importancia, ya que hemos podido correr sin problemas en todas las circunstancias.
Por último decir que la lengüeta incorpora un pequeño bolsillo donde guardar el sistema de atado, cosa que valoraremos en el siguiente apartado.

Sujeción

Sin duda alguna la cosa con la que más hemos dudado de estas Mammut MTR 201 Dyneema Tech Low es el sistema de atado: las zapatillas combinan un sistema de atado tradicional, de cordones, con un sistema de atado rápido de una pieza (Speed Lace System), a priori muy sencilla y fácil de usar. En teoría debemos elegir por uno de los dos sistemas:
- Si elegimos el sistema de atado normal, de cordones, bastará con quitar la piececita plástica de atado rápido, con lo que nos quedarán unos cordones semiplanos normales. Podremos guardar parte del sobrante del nudo en el bolsillo de la lengüeta, pero no el nudo, ya que la entrada del bolsillo queda ladeada y chafada por el propio nudo.
- Si optamos por usar la pieza plástica de atado rápido, lo mejor es que cortemos un poco los cordones, pues si no el sobrante baila en exceso. El problema es que tampoco podemos cortar mucho, porque si no no podremos destensar los cordones.
La verdad es que el Speed lace System es simple y funciona muy bien: para tensar simplemente estiramos del sobrante del cordón, aguantando la piececita con la otra mano, y ya tenemos el sistema apretado. Mientras los cordones están tensos el sistema no se afloja ni por asomo. Para aflojar el sistema hay que destensar los cordones a mano. El sistema es rápido y efectivo. También hay que decir que si elegimos este sistema dejaremos inservible, prácticamente, el bolsillito de la lengüeta para guardar los cordones, ya que queda chafado con el tensor.
- Como última opción hemos probado a correr con el tensor y luego haciéndonos un nudo con todo el sobrante. El sistema ha funcionado igual que con solo el tensor, con la ventaja de no tener que cortar los cordones y la posibilidad de volver a utilizar cualquiera de las posibilidades anteriores.
Si veis las zapatillas desde arriba podréis observar como la parte delantera es bastante más ancha, símbolo inequívoco de unas zapatillas que proporcionan más libertad de movimientos a los dedos, sobre todo con el paso de los kilómetros, cuando nuestro pie se hincha. Llevadas a la práctica debemos confirmar que la teoría funciona, y las Mammut 201 Dyneema ofrecen una buena sujeción en el talón (chasis poco rígido) pero dejando espacio delante, un espacio que es suficiente como para correr ultras sin problemas, garantizando una buena sujeción también en esta zona.
Los laterales de las zapatillas están marcados por un cordino (en nuestro caso amarillo) que une los cordones con la suela: es el sistema Basefit, que proporciona la sujeción principal a la zapatilla. Contra más tensemos los cordones, más tiraremos de esta pieza y, por lo tanto, más sujeto quedará nuestro pie.
Mammut incorpora en estas MTR 201 Dyneema Tech Low el sistema Feetmap, un sistema de mapeado de fit, osea que intentan aportar a cada parte del pie su fit, su ajuste, justo. En cualquier caso hemos estado muy a gusto con ellas puestas en todo momento.
Como están haciendo ahora algunas marcas, la mediasuela está un poco sobredimensionada a lo ancho, cosa que da una cierta estabilidad extra. Esto, unido a que el material de la mediasuela es muy denso, ofrece un cierto control de pisada, suficiente para la mayoría de corredores, o para aquellos que no necesiten de controles específicos.
Por último comentaros que las Mammut MTR 201 Dyneema Tech Low han resultado estables sobre el terreno, incluso dan la sensación de que la parte de apoyo es bastante ancha. Nuestro pie queda sujeto y prácticamente nunca se ha movido dentro, y la zapatilla ha sabido aguantarnos cuando lo hemos necesitado.

Acabados

Si hay algo de lo que pueden presumir, sin duda, estas Mammut son de sus acabados: simplemente sublimes, justificando su estatus de gama alta.
Para empezar os hablaremos de los interiores, con un diseño que rompe la sobriedad general, con unas celdas amarillas y de un compuesto llamado “Memo Foam”, la “Memory Foam” que ya conocíamos en otras marcas, esa especie de espuma densa que una vez la apretamos se queda con la forma que le hemos dado durante unos segundos. La “Memo Foam” no es blanda y en general los interiores no son blandos, pero son muy cómodos y ajustan muy bien. Perfecto el funcionamiento de esta “Memo Foam”, ajustándonos a la vez que dando comodidad.
En la parte delantera nuestro pie queda dentro de un botín interior completo, que va desde el puente, y del empeine hasta la puntera, asilándonos de la capa más exterior y dándonos esa sensación de no llevar nada en los pies.
Por fuera las protecciones las justas: una puntera de una goma bastante contundente, perfecta para protegernos, y que se va haciendo más fina por los dos laterales. La verdad es que no hemos necesitado nada más, aunque hay que decir que quizás en determinadas situaciones, como por ejemplo en tarteras de piedras, sí que podemos echar de menos más protección.
La caña de estas Mammut MTR 201 Dyneema Tech Low es muy baja y da mucha sensación de libertad al pie. Por el contrario se nos han colado piedras en algunas ocasiones, más que con cualquier otra zapatilla, por lo que sería recomendado pensar en utilizar polainas anti piedras sobre todo en carreras.
Por último comentar que la plantilla no tiene mucha historia, y todo que se ha aplanado con el paso de los kilómetros, guarda muy bien su forma.

Impermeabilidad / Transpirabilidad

Otra de las cosas que, casi indirectamente, más hemos probado ha sido la impermeabilidad y transpiración de la zapatilla: días de verano de mucho calor, días de tormentas y días de competición con barro, lluvia, ríos y nieve.
Las Mammut MTR 201 Dyneema Tech Low son ese tipo de zapatillas que se mojan a la primera de cambio, ni son impermeables ni pretenden serlo, para lo bueno y para lo malo.
A la primera que nos crucemos con hierba mojada, una pequeña lluvia o un charco nos mojaremos el pie. Por el contrario, las Mammut transpiran bastante bien, y secan aún mejor. Durante la carrera de la Kilians Classik, donde debíamos cruzar muchos ríos, no teníamos problema alguno en meternos dentro del agua, siendo conocedores de que las zapatillas iban a secarse rápido y no propiciarnos ampollas fruto de llevar los pies y calcetines mojados o húmedos. En un día de sol en alta montaña no tardaba más de 5 minutos en dejarnos una sensación de pies secos, aunque suponemos que el pie seguiría durante algún tiempo más húmedo.
En los días secos de verano siempre hacemos las mismas pruebas: correr por una pista seca, muy seca y polvorienta, después de unas horas de entreno. Nuestro pie, en teoría, estará húmedo y si la zapatilla no ha sido capaz de expulsar el sudor acabará manchándose de la arena. Esto no ha sucedido en ninguna ocasión, y es que el upper está bastante despejado y la lengüeta dispone de buenos agujeros para favorecer la transpiración. La sensación de llevar estas zapatillas es, simplemente, como la de no llevar nada, cosa que siempre decimos que es lo ideal.

Suela

A priori, así nada más verlas, nos preguntamos si la suela de suaves tacos sería apta para terrenos grasos, como por ejemplo los que nos íbamos a encontrar en Los Alpes. Y es que la suela está formada por tacos poco prominentes, preparados para el agarre multidireccional, pero orientados ligeramente para favorecer el desplazamiento hacia delante.
El compuesto utilizado por Mammut es el Gripex, un compuesto utilizado por la casa suiza en algunas de sus zapatillas de Trail Running. Además, el dibujo incorpora la tecnología Sonar Tech, de Mammut, mediante la suela reproduce las ondas sonoras generadas de manera natural, todo ello para propiciar, a priori, un gran agarre.
Puestas sobre el terreno comprobamos que, efectivamente, la suela no agarra en terrenos grasos como otras zapatillas diseñadas específicamente para esos terrenos, pero tiene un agarre que podríamos calificar incluso de bueno, por encima de nuestras expectativas iniciales. En terrenos húmedos hemos resbalado en situaciones, como por ejemplo encima de un tronco mojado, donde creemos que hubiésemos resbalado con cualquier otra zapatilla.
En la Maxi-Race de Annecy pudimos correr durante horas y horas por todo tipo de terrenos húmedos y no tuvimos ningún problema más allá de los normales. Podéis ver en la foto como acabaron de barro y nunca se formó zueco en la suela, suponemos porque los tacos no eran lo suficientemente prominentes.
Donde mejor se mueven estas Mammut MTR 201 Dyneema Tech Low es en terrenos compactos, roca y tierra compacta, donde el Gripex agarra perfectamente, con una sensación de llevar un buen compuesto bajo nuestros pies.
Dada la consistencia de estas Mammut y su ligereza confirmamos que es una zapatilla con poca mordida del terreno, mejor para aquellos corredores que pasan como de puntillas por allí donde pisan, aunque también aptas para los corredores más pesados y de pisada más tradicional, cosa para lo que están preparadas.

Durabilidad

Cuando empezamos a probar estas Mammut MTR 201 Dyneema Tech Low, con un material tan peculiar como el Dyneema, nos propusimos llevarlas hasta el final, era como aquello de “solo puede quedar uno”, o ellas o yo.
Pues bien, debemos afirmar que ellas han ganado: el Dyneema ha aguantado perfectamente todas las pruebas a las que las hemos sometido. Llegados ya a este punto, y puesto que un uso normal el material seguía en su sitio, nos decidimos a intentar rajarlo con un cuchillo. Nos habían asegurado que no las romperíamos, pero al final conseguimos rajarlas. Eso sí, aguantaron mucho más de lo normal. El Dyneema es un material resistente suponemos al stress, a la tensión, incluso a los rasguños, pero no contra una fuerza puntual como puede ser un cuchillo afilado.
En cuanto a la suela con el compuesto Gripex, de Mammut, después de más de 700 kilómetros goza de una salud muy buena. La zapatilla izquierda, en la parte del talón, se ha quedado plana debido al desgaste, y es que suponemos que hemos apoyado más peso en un pie que en otro debido a una lesión. La fina goma de la suela sigue en un gran estado, muy por encima de la media de las demás zapatillas. Los tacos están algo desgastados, pero gozan de muy buena salud. Podemos afirmar que se desgastan aproximadamente la mitad que la media de las zapatillas.
Por lo demás todo sigue en su sitio sin síntomas de desgaste ni deterioro, casi sorprendentemente, aunque un poco más acartonada después de pasarla un par de veces por la lavadora. La zapatilla fuera del pie es ahora un poco más ancha y menos estética, pero eso ha sido todo.
Me sabe mal decirlo pero ellas han ganado.

Conclusiones

Seguramente pocos de vosotros, antes de leeros esta review, os hubieseis planteado compraros unas Mammut de alta gama (o no) para competir, y más aun invirtiendo el dinero que valen estas Mammut MTR 201 Dyneema Tech Low. ¿Qué pensáis ahora?.
Una vez alguien nos dijo que si Mammut sacaba una nueva colección de algo es porque lo hace con todas las garantías; después de 700 kilómetros con ellas creemos que es cierto, que todo y siendo modelos con poca historia, poco evolucionados a priori, tienen ya un más que suficiente desarrollo para ser unos grandes modelos.
Ahora bien, todo es mejorable, empezando por el diseño un tanto extraño, una pisada un poco rara y un sistema de sujeción que a veces molesta un poquito.
El sistema Dynemma funciona a la perfección: resiste lo que le echen( menos la rajada insistente de un cuchillo afilado). Ahora bien, ¿hubiese aguantado lo mismo una tela de Nylon tipo Cordura?. En todo caso el Dynemma es un material duradero y maleable.
Nos ha gustado su amortiguación (excelente en todos los sentidos), su comodidad, sus acabados excepcionales, su ligereza, sus perfiles bajos con gran protección... nos hemos sentido como unos súper corredores con ellas puestas, cosa que no consiguen muchas zapatillas.
Aconsejables para corredores con cierta técnica (tampoco es necesaria ser expertos en la metería), un poco musculados, que busquen una zapatilla para competir y las grandes ocasiones, más que nada por el precio, ya que aunque son muy duraderas, sabe un poco mal gastarlas en salidas “sin aliciente culinario”, ¿no?.
Todo y que la suela no es la mejor del mundo para terrenos grasos se defiende sobre estas superficies.
En nuestra opinión valen lo que cuestan, o dicho de otra manera, el precio es elevado pero lo valen.
Como usuarios de estos últimos meses realmente volvería a comprármelas, volvería dejarme engatusar por esas zapatillas bajas, ligeras y con un sistema de amortiguación excelente. Volvería a recorrer praderas, valles, tarteras y neveros con ellas, mis amigas Mammut MTR 201 Dyneema Tech Low.
Os echaré de menos, perdonadme la puñalada barata.

PUNTUACIONES

  • Adherencia bajadas en tierra8.0
  • Adherencia bajadas en tierra8.0
  • Adherencia en roca9.0
  • Adherencia en roca9.0
  • Adherencia en roca mojada8.0
  • Adherencia en roca mojada8.0
  • Adherencia subidas en tierra7.0
  • Adherencia subidas en tierra7.0
  • Altura de la caña8.0
  • Altura de la caña8.0
  • Amortiguación delantera10.0
  • Amortiguación delantera10.0
  • Amortiguación trasera10.0
  • Amortiguación trasera10.0
  • Asfalto7.0
  • Asfalto7.0
  • Costuras9.0
  • Costuras9.0
  • Durabilidad10.0
  • Durabilidad10.0
  • Estabilidad8.0
  • Estabilidad8.0
  • Fit9.0
  • Fit9.0
  • Flexibilidad7.0
  • Flexibilidad7.0
  • Impermeabilidad2.0
  • Impermeabilidad2.0
  • Pista8.0
  • Pista8.0
  • Protecciones6.0
  • Protecciones6.0
  • Reflectantes4.0
  • Reflectantes4.0
  • Sistema de fijación / Cordones / Agujeros6.0
  • Sistema de fijación / Cordones / Agujeros6.0
  • Torsión lateral7.0
  • Torsión lateral7.0
  • Trail9.0
  • Trail9.0
  • Trail Extrem8.0
  • Trail Extrem8.0
  • Transpirabilidad8.0
  • Transpirabilidad8.0

Comparar con

MTR 201 Dyneema Tech Low - Mammut

Vs

buscar