Mammut MTR 141 Zip T-Shirt W

Mammut MTR 141 Zip T-Shirt W
Mammut MTR 141 Zip T-Shirt W
Mammut MTR 141 Zip T-Shirt W
Mammut MTR 141 Zip T-Shirt W
Mammut MTR 141 Zip T-Shirt W
Mammut MTR 141 Zip T-Shirt W
Mammut MTR 141 Zip T-Shirt W
Mammut MTR 141 Zip T-Shirt W
Mammut MTR 141 Zip T-Shirt W

DATOS TÉCNICOS

  • Talla US S
  • Peso (gramos) 127
  • P.V.P 60,00 €

Introducción

La suiza Mammut es una de las empresas más importantes en equipación para alpinismo, escalada y outdoor. Su ganada buena reputación en calidad e innovación está consiguiendo que cada vez tenga más seguidores en el Trail Running.
En este caso probaremos la camiseta de manga corta Mammut modelo MTR 141 para mujer. Se nos presenta en un color gris oscuro combinado con un verde-azul turquesa (de esos indefinidos de los que cada persona lo vé de un color distinto :p) y está pensado principalmente para la práctica del Trail Running. Concretamente nos la recomiendan para tiradas largas desde la primavera hasta otoño, indicándonos que se adapta perfectamente a los entrenamientos en altura y a bajas temperaturas y que podemos usarla para la otras modalidades como senderismo, marcha nórdica e incluso escalada. Desde luego nos dan un rango muy amplio de opciones. Habrá que ver si está a la altura de tanto escenario.


Primeras sensaciones

Al cogerla por primera vez notamos la suavidad de su tejido y su ligereza. La tocamos con las yemas de los dedos y apreciamos una tela fina pero compacta.
Al doblarla comprobamos el poco espacio que ocupa y los muchos dobleces que podemos hacer. Esto no puede hacerse con otras camisetas, más “duras” en las que llega un momento que no se puede doblar más (y menos teniendo en cuenta que ofrece protección a ciertas temperaturas)
Nos gusta que lleve una cremallera en el cuello, que siempre da juego en la montaña donde es habitual encontrarse un rango de temperaturas amplio en la misma salida y por la comodidad que nos da ajustar la altura del cuello a nuestro gusto.
La extendemos en el aire para ver el corte. La verdad, nos aparenta demasiado grande para ser una talla S de mujer, sobretodo en el largo. Igualmente, la manga corta parece ancha y tirando a larga en comparación con otros cortes de camiseta de mujer, que suelen ser algo más ajustados y cortos.
Quizá el hecho de que sea para otoño-primavera influya en el diseño de los largos, pero el motivo de la holgura en términos generales, suponemos que puede ser de cara a buscar la máxima comodidad de movimientos e incluso transpirabilidad (al no ajustarse, circulará más el aire).
Una vez puesta, el primer pensamiento que nos viene a la cabeza es ¡qué suave y qué ligera! Se confirman los pensamientos al cogerla en la mano. Realmente excepcional.
Se confirma también que se trata de un modelo ancho y largo, nos da la sensación de que nos queda un poco grande aunque al sentir tanta comodidad hace que nos dé igual :D
Hacemos un par de movimientos exagerados con los brazos (arriba-abajo-cruzando por el pecho), no notamos roces, no nos tira de ninguna costura y hay completa movilidad. Estiramos con los dedos el tejido en sentidos opuestos y vemos que tiene cierta elasticidad, eso facilita mucho el movimiento y se nota.

Fit general

Ciertamente su anchura holgada la hace cómoda, pero a la vez nos hace dudar si en carrera nos molestará en algún movimiento por ser “tan ancha”, ¿se moverá demasiado?
En cualquier caso, la holgura más adecuada en una camiseta para correr es más personal que otro tipo de características; algunos corren cómodos yendo ajustados, otros yendo holgados y otros en algún punto intermedio. En este caso, el corte de la Mammut MTR 141, es anchito.
Su longitud también es mayor a lo habitual. Nos miramos en un espejo y vemos que nos tapa el culo aunque como está ligeramente entallada y se abre en la cadera, no nos oprime en este punto.
Estas cosas a veces no son lo que parecen así que decidimos coger un metro y compararla con otras camisetas de mujer de la misma talla de otras marcas. Efectivamente es algo más larga, pero tampoco es excesivo, nos encontramos con algunas que son casi iguales y otras que llegan a ser hasta 3 cm más cortas. Sí se ve mayor diferencia en la amplitud horizontal, siendo las de otras marcas camisetas considerablemente más entalladas que ésta.
Las mangas siguen el mismo patrón que el cuerpo de la camiseta en la anchura, sin embargo en comparación no son tan largas, nos llegan más o menos hasta la mitad del brazo y nos parece un corte adecuado.
En el cuello pasa algo parecido. Si la camiseta fuera demasiado grande, también se notaría aquí, sin embargo nos es cómodo. Con la cremallera cerrada nos cubre el cuello sin llegar a tocarnos la barbilla y abierta hasta abajo es una medida correcta.
Además, hay que tener en cuenta la complexión de la chica que vaya a usar la camiseta, que en mi caso, es bastante estrecha y pequeña, por lo que concluimos que se trata de una camiseta holgada para una talla S, pero diseñada así con todas las intenciones.
Bueno, ya tenemos los datos, pero lo que importa es probarla en carrera, si su holgura no molesta al correr, en el fondo será sólo un tema estético que nos está llamando la atención porque nos tienen acostumbradas a cortes más estrechos. De hecho, que sea un poco larga viene muy bien de cara a usarla con mochila o cinturón, porque cuando son muy cortas acaban subiéndose por la espalda cuando empezamos a correr.
El cierto recelo que teníamos al principio al sentir que la camiseta “nos quedaba grande” y podríamos sentirnos incómodos al correr con ellas porque se moviera demasiado alrededor del cuerpo, se esfuma en cuanto damos las primeras zancadas.
Se siente en seguida la buena calidad del tejido empleado en la fabricación de la Mammut MTR 141, es tan suave que aunque se mueva sobre nuestro tronco al acompañar el movimiento de los brazos, no se siente sobre la piel. Además, al ser ancha, la única parte de la camiseta que notamos una vez puesta es en los hombros, que al fin y al cabo es donde se apoya sin posibilidad de holgura y absorbe el peso de la cremallera.
La suavidad del tejido es tan importante al tacto con la piel como a su facilidad para adaptarse al movimiento y nos sentimos muy cómodos incluso a temperaturas relativamente altas teniendo en cuenta que la camiseta a la vista parece tupida. Aunque empecemos a sudar, con el movimiento el aire circula bastante bien y no acabamos con la tela pegada a la piel. Precisamente que la camiseta se mueva junto con nuestra brazada, favorece esa ventilación y consiguen que la temperatura interior no suba tanto como lo haría en caso tener una camiseta más rígida.
Las mangas son anchitas y tienen costuras en la unión con la rejilla transpirable, pero sólo existen en la vertical, siguiendo la línea del entallado hasta la cintura (es decir, no hay una costura que ‘atraviese’ la axila horizontalmente). Están estratégicamente situadas por delante de la columna que forma el brazo si lo dejamos caer y no hemos tenido ningún tipo de roce ni sensibilidad a ellas. Esta posicionalidad consigue que nunca se crucen en la intersección entre tronco-manga-brazo, ni en estático, ni corriendo con el movimiento de los brazos. La suavidad es la misma que la transmitida por el resto de la camiseta, pareciera que no llevaramos mangas.
Parte de toda esta comodidad es debido a la elasticidad del tejido. Hemos forzado la tensión de las costuras de las mangas al trepar por canchales de rocas, subiendo los brazos por encima de nuestras cabezas y también “en sentido contrario” al bajar, dejando las manos atrás apoyadas en la piedra y avanzando el cuerpo por delante y el tiro de la axila siempre nos ha dejado realizar el movimiento completo sin tiranteces.
El largo de la Mammut MTR 141 también ha venido bien en estas situaciones, ya que no llegamos a dejar al descubierto la piel (tripa, riñones) en los movimientos exagerados, conservando la temperatura que llevemos en el momento.
Igual resultado positivo a la hora de correr con mochila o cinturón, durante nuestros rodajes con ella, la camiseta no se ha subido como sí sucede con otras camisetas más cortas, que se suben por la espalda con el movimiento del trote y quedan atrapadas por la mochila, teniendo que tirar de ellas hacia abajo.
O bien con cinturón, que se suben y acabamos teniendo la camiseta por encima de éste y el cinturón tocándonos la piel. Al ser ancha y larga, es más difícil que con el movimiento de caderas ésta se suba por encima del cinturón. Si el cinturón está bien puesto, aunque se tenga un ligero movimiento lateral, la MTR 141 se mantiene debajo. Con otras camisetas más cortas que estén más al límite con la parte baja del cinturón, cuando el cinturón se mueve es fácil que el propio movimiento de nuestros brazos acabe empujando hacia arriba la camiseta hasta que tienes que meter la mano por debajo del cinturón y volverla a poner en su sitio.
La cremallera del cuello tiene una medida perfecta. No agobia en el cuello, quedando limítrofe con la barbilla sin llegar a tocarla.
En carrera hemos subido y bajado la cremallera en varias ocasiones según las necesidades del momento y siempre ha sido un movimiento continuo, sin retenciones. Es suficientemente fuerte como para que cueste un poco moverla al principio, perfecto para conseguir que con el uso y el trote la cremallera no vaya bajándose milimétricamente, que a lo largo de las horas podría significar que se ha movido respecto a la altura donde nosotros la dejamos.
El final de la cremallera nos queda un poco más abajo del inicio del pecho. Esta parte baja se eleva junto con la curva de nuestro pecho cuando la cremallera se cierra, formando un poco de ‘pico’ hacia afuera a esa altura. No es incómodo, pero quizá acabando escasamente 1 cm más arriba no pasaría, quedaría estéticamente mejor y las condiciones de ventilación no variarían mucho.
Aún así, abierta del todo no se escota de forma exagerada, manteniendo el cuello en su sitio sin abrirse hacia los lados. Esta estabilidad al cuello se la proporciona en gran medida el borde alto del cuello, que es de doble capa y consigue mantenerlo vertical en vez de doblarse hacia los lados con el peso de los extremos.
Se nota un poco más en el trote cuando está abierta respecto a cuando está cerrada, al fin y al cabo la cremallera es un elemento pesado respecto al resto de la camiseta, pero nada que incomode o nos distraiga de lo que tenemos que hacer: ¡correr! ;)

Materiales

Destacamos dos sellos de calidad de Mammut para esta camiseta MTR 141: el certificado BLUESIGN, que se traduce en que han usado para su fabricación materiales seguros y respetuosos con el medio ambiente y con el mínimo impacto sobre las personas y nuestro entorno; y la tecnología VENtech, que agiliza la absorción de la humedad para un secado más rápido y mantener una temperatura adecuada.
Esta tecnología y las inserciones específicas que hemos visto para facilitar la transpiración en zonas claves (axilas-costado y parte superior de la espalda), favorecen el control de la temperatura del cuerpo al evacuar el calor que se va acumulado en dichas zonas.
Además sus fibras cuentan con un factor de protección UPF 50+ y tratamiento antibacteriano, que retrasará la aparición de malos olores derivados de las toxinas de nuestro sudor.
El material con el que está fabricado es muy ligero y suave, la camiseta pesa tan solo 127 g (talla S), que teniendo en cuenta la cremallera y su tallaje ancho y largo, es un peso muy bueno.
Está formado por un 90% poliéster y un 10% elastano y tiene todas las costuras planas, que proporcionan elasticidad adicional en las uniones y son menos propensas a crear rozaduras.
Además del 10% de elastano, su tejido “de punto jersey” añade un extra de elasticidad a la Mammut MTR 141. Esta forma de tejer proporciona al tejido facilidad para elongarse transversalmente (la elasticidad de la tela mayor a lo ancho que a lo largo)
Debemos añadir que es muy difícil formar una arruga en su tela. Hemos tenido la camiseta hecha una bola, durante mucho tiempo y al estirarla no se aprecian rayas o dobleces acordes a la posición que la camiseta ha tenido.
Mammut nos recomienda esta camiseta para nuestras tiradas largas de primavera a otoño y nos asegura que el hilo de grosor medio usado para su fabricación, se adapta perfectamente a los entrenamientos en altura y a bajas temperaturas.
Tengamos en cuenta al leer bajas temperaturas que el rango de meses tampoco nos dice que nos vayamos en noviembre al pico más alto al que podamos llegar :p
Digamos que la camiseta tiene una serie de características que, combinadas, da mucha versatilidad a la prenda, pero nunca para extremos. Así como la tela es bastante tupida y nos protege del viento, a su vez será menos transpirable que otras con acabados más porosos. Sí es cierto que tiene una capacidad de secado muy rápida, que es holgada y que el material usado es muy transpirable, pero con mucho calor (su recomendación incluye el verano) romperemos a sudar antes con esta camiseta que con otras directamente enfocadas a tiempos muy calurosos.
Más allá de gustos y percepciones personales de cada uno, nos parece más adecuado indicar que el rango de temperaturas con las que nos sentiremos cómodos puede rondar desde los 10 a los 25 grados (aproximadamente).
El hecho de que tenga cuello alto con cremallera nos puede ampliar un poco el rango y darnos más margen por arriba, ya que abierta facilita mucho la ventilación y su tejido compacto puede darnos algo más por abajo al proteger bastante bien del viento.

Transpirabilidad y ventilación

La camiseta es de un tejido liso y elástico, sin poros a la vista, a excepción de las rejillas que han puesto en puntos estratégicos para mejorar su transpirabilidad.
Estas rejillas se identifican bien porque justo en este modelo les han dado el color verde/azul turquesa que da nombre al modelo, contrarrestando con el gris del resto de la camiseta. Además, se aprecia bien que se trata de otro acabado al poner la camiseta a trasluz, donde podrás ver claramente la diferencia de porosidad de cada parte.
Están ubicadas en los dos laterales del torso (incluyendo media manga y hasta la cintura donde acaba de entallar la camiseta) y en la parte superior de la espalda (escápulas - trapecio). Y digo ‘disimulada’ porque a simple vista es bastante lisa también, los poros son bastante pequeños, jugando un papel más de transpiración que de ventilación, por lo que nos seguirá protegiendo del viento si es necesario.
El modelo MTR 141 está pensada para correr desde la primavera hasta el otoño, por lo que aunque debe resistir bien las temperaturas frescas del otoño, se pretende que sea muy transpirable si la aconsejan también para el verano.
Para la ventilación sí que nos viene muy bien el tipo de cuello con cremallera y el hecho de que sea tan holgada. Al no tener un corte estrecho y ‘bailar’ sobre el cuerpo, se nota que aire circula por dentro.
La cremallera nos ha venido genial en la montaña. Hemos tenido salidas con tramos con calor (podíamos correr y estábamos expuestos al sol) en los que hemos adorado poder bajarnos la cremallera y notar un extra de ventilación y, el mismo día, subiendo zonas más rocosas en las que íbamos en sombra, nos ha bastado con subirnos la cremallera para cubrirnos el cuello (que si estás sudado es una zona en la que enseguida notas el frío), sin necesidad de ponernos una bandana.
En la espalda, la rejilla está situada donde a priori más se necesita, que es la zona en la que más contacto con la piel hay y donde en carrera, empezaremos a acumular sudor. El resto de la espalda solemos tenerla más arqueada hacia dentro y la camiseta no tiene por qué tener tanto contacto directo con la piel, sin embargo, cuando llevamos mochila justo la zona de la columna queda cubierta y sin posibilidad de transpirar.
Cuando hemos corrido con mochila todas las zonas en contacto entre mochila-camiseta-piel, se han mantenido mojadas y acumulando sudor, incluyendo la parte del pecho que quedaba a la altura de los tirantes.
Quizá sería interesante estudiar cómo ganar transpirabilidad en estas zonas, y que aunque vayamos a sudarlas igual, haya menos sudor acumulado.
Este detalle a su vez nos ha dado otro dato positivo de la camiseta y es que las zonas donde no había contacto con la mochila, estaban secas. Las partes mojadas tardaron poco en secarse una vez nos quitamos la mochila, por lo que damos una buena puntuación a su capacidad de secado.
Ya con la camiseta seca en la mano, observamos que las marcas de sudor quedan muy destacadas. Esto no pasa con todas las camisetas, incluso con las de peor calidad, pero en este material o quizá por el color elegido por Mammut, la marca es muy evidente en las zonas grises (en la rejilla casi no se nota, hay que fijarse bien).
Sí confirmamos la efectividad del control antibacteriano que incluye sus fibras. Al menos en los primeros usos, la camiseta no mantiene mal olor tras su uso.
Ya sabéis que estas cosas tienen un tiempo de vida, al cabo de los lavados y según los jabones utilizados durará más o menos, pero de primeras, obtenemos muy buenos resultados con la Mammut MTR 141.

Acabados y extras

La cremallera del cuello nos cubre hasta la barbilla sin llegar a tocarla. Tiene unos remates muy buenos, haciendo que la cremallera ‘desaparezca’ entre la camiseta cuando está cerrada, lo que la hace bastante estanca y no deja pasar el aire.
No es incómodo correr con ella cerrada, no nos roza y además, cuenta con una solapa (del mismo material que la camiseta) que cubre el final de la cremallera impidiendo que tenga contacto directo con nuestra piel.
Igualmente, la parte interna de la cremallera, la que estaría en contacto con nuestro pecho, también está cubierta aislándonos de ella.
Nos parece un detalle muy simple y muy importante. Estas protecciones pueden protegernos de algún pellizco al cerrar la cremallera de forma brusca o con prisa y también del frío absorbido por la propia cremallera cuando la temperatura exterior es un poco fría, que al tocarnos la piel, puede provocarnos una sensación desagradable.
El tirador de la cremallera está cubierto por un plástico con una forma que facilita su manejo, sin que se te resbale entre los dedos aunque los tengas mojados.
Dispone de 4 elementos reflectantes. En el pecho, el nombre de la marca “MAMMUT” en el lado derecho de la camiseta y a lo largo de toda la cremallera del cuello; En la manga izquierda, el logo de la marca; y en la rejilla para facilitar la transpiración de la espalda, de nuevo el nombre de la marca.
No son pocos elementos aunque creemos que no están ubicados con la mejor estrategia.
Si llevas mochila, el reflectante de la zona derecha del pecho queda cubierto por el tirante y, dependiendo del diseño de la mochila, el de la espalda también puede quedar tapado (o incluso si tenemos el pelo largo).
Podrían combinarse los que tiene con alguno en la parte baja de la espalda o en uno de los laterales, siguiendo la costura, por ejemplo. No se trata de llenar la camiseta de reflectantes, pero sí elegir los sitios más útiles (en el pecho tiene 2, por ejemplo, aunque hemos visto que uno puede quedar inutilizado)
Aunque especifican que son ideales para tiradas largas, no añaden detalles que podríamos necesitar para este tipo de rodajes y no disponen de bolsillos adicionales ni protecciones o antideslizantes para su uso con mochilas.
Sin duda si quisieran añadir algún bolsillo tendrían que trabajar con un tejido distinto al de la propia camiseta, ya que la elasticidad que ésta tiene, en un bolsillo provocaría que el contenido se moviera demasiado.

Resistencia y durabilidad

La técnica empleada para tejer los hilos que conforman la camiseta (“de punto jersey”) se forma con al menos un hilo que se entrelaza consigo mismo y tiene la desventaja de que si se rompe una puntada, el tejido se corre fácilmente.
En nuestro caso, hemos tenido un enganchón pequeño en la rejilla de la espalda y el hilo no ha llegado a romperse, pero sí se ha salido hacia afuera, provocando que el resto de esa hilera se tense en el sentido del enganchón y se quede marcada la camiseta.
En el momento no nos dimos cuenta del enganchón, por lo que debió ser muy suave y sin duda mala suerte, pero visto el resultado, si nos enganchamos bien con una rama, aunque no se rompa el hilo (que sin duda será resistente a la tensión), arrastrará hacia el centro del enganchón el resto del hilo que tenga a los lados dejándonos una marca muy clara en forma de línea horizontal. Podéis ver en una de las fotos el detalle de nuestro mini-enganchón.
La camiseta en sí es bastante tupida y no será tan fácil que se enganche pero las rejillas para mejorar la transpirabilidad son algo más porosas y por tanto hay más probabilidad. Nada distinto a cualquier otra prenda con la que nos metamos en zonas con ramas, pero recordad que es holgada y contad con que no es irrompible ;)
En cuanto a la durabilidad frente a lavados, las fibras y modo de fabricación son de muy buena calidad, si cuidamos de detergentes agresivos y no la dejamos secando al sol, tendremos una camiseta con un buen tiempo de vida.
La cremallera también es muy buena. Tiene un rematado perfecto y cuando está cerrada casi parece que es estanca, no se romperá antes de que nos cansemos de la camiseta y la jubilemos.

Conclusión

La camiseta de manga corta Mammut MTR 141 está fabricada con un tejido de muy buena calidad y empleando técnicas que le aportan gran transpirabilidad y elasticidad. Es tan suave al tacto que en carrera no se nota y parece que flotara a tu alrededor y su diseño holgado y largo está calculado para que el aire circule fácilmente entre camiseta y cuerpo y sea realmente cómoda.
Si te gusta ir con ropa ajustada seguramente no te fijarías en ella en una tienda pero si en algún momento has considerado probar con camisetas no ajustadas, sin duda merece la pena que te pruebes este modelo MTR 141. Puestos a hacer un cambio, su suavidad y agradable tacto al contacto con la piel es probable que te gane y la elasticidad que tiene hará que sume puntos en cuanto a comodidad ya que verás que no queda tirante en ningún momento.
Eso sí, su holgura también significa que tendremos más opciones de enganchones con elementos que nos encontremos por el camino.
Tiene un punto fuerte añadido que es el cuello con cremallera, que nos da versatilidad a la hora de usarla, permitiendo un rango más amplio de temperaturas.
Para nuestro gusto, es una buena elección con temperaturas medias, en un rango aproximado de 10-25 grados. Al tener un punto de cosido tan pequeño, nos protege del viento más que otras camisetas pensadas para la primavera - otoño y su transpirabilidad y gran capacidad de secado nos permite también emplearla cuando las temperaturas suben un poco.
Quizá para temperaturas algo más extremas ya no sea tan cómoda porque si hace frío iremos más protegidos con una camiseta más ajustada (evitando que circule tanto aire por dentro) y si hace mucho calor nos apetecerá más una camiseta sin mangas o más porosa, que deje pasar el poco viento que haya a través de su tela.
En aspectos algo más estéticos, hemos visto que el sudor queda muy marcado incluso cuando se ha secado, cambiando el color de la camiseta de forma llamativa. No es un dato importante de cara a la calidad de la camiseta, pero ahí está el detalle.
Puede usarse tanto para entrenar como para competir y, debido a su suavidad y comodidad no nos cansaremos de llevarla aunque la tirada sea larga. No obstante, no podemos olvidar que no tiene bolsillos y si necesitamos llevar algo de avituallamiento o material, deberemos contar con un sistema adicional para ello.
Tampoco tiene protecciones ni sistemas antideslizantes para mochilas, que podría ser un punto de mejora interesante dado que al ser tan suave, un antideslizante mejoraría la experiencia con mochila.

PUNTUACIONES

  • Bolsillos0.0
  • Costuras8.0
  • Cremalleras9.0
  • Cuello9.0
  • Elasticidad8.0
  • Evacuación sudor8.0
  • Fit cuerpo6.0
  • Fit mangas7.0
  • Reflectantes6.0
  • Resistencia / Durabilidad7.0
  • Transpirabilidad7.0

Comparar con

MTR 141 Zip T-Shirt W - Mammut

Vs

buscar