Ledlenser H8R

Producto finalista por los usuarios en los Premios TRR
Producto finalista por los editores en los Premios TRR
Ledlenser H8R
Ledlenser H8R
Ledlenser H8R
Ledlenser H8R
Ledlenser H8R
Ledlenser H8R
Ledlenser H8R
Ledlenser H8R
Ledlenser H8R
Ledlenser H8R
Ledlenser H8R
Ledlenser H8R

VÍDEO ANÁLISIS


Ledlenser H8R

DATOS TÉCNICOS

  • Talla US Universal
  • Peso (gramos) 158
  • P.V.P 89,90 €

Introducción y descripción

Harald y Rainer Opolka fueron los creadores de Ledlenser, una empresa que nació bajo la luz de un garaje el año 1993. Actualmente es una empresa con más de 1.000 empleados distribuidos en varios países. En Soligen (Alemania) se encuentra la sede principal y es además donde trabajan los ingenieros, la producción se lleva a cabo desde China. Desde el año 2015 Ledlenser cuenta con su propio equipo de atletas internacionales, el Ledlenser Pro Team.

Ledlenser se autodefine como un creador de luz, incluso en los lugares más recónditos y oscuros del planeta. Actualmente se han conseguido posicionar como uno de los líderes mundiales del sector de las linternas LED de bolsillo y frontales.

Para empezar os vamos a descodificar el nombre del frontal que tenemos en nuestras manos, el Ledlenser H8R: fabricado con tecnología Led, la H hace referencia a Head (cabeza), esto nos indica que forma parte de la gama de frontales. El número 8 significa la evolución y mejora del anterior modelo, el 7 (y 7.2).  La letra R es el indicador de rechargeable (recargable) es decir, forma parte de la línea de frontales con baterías recargables.

La característica más destacable, a priori es la distribución, la batería se encuentra situada en la parte trasera y el peso total del frontal es de 158 gramos.

Construcción

En cuanto el diseño del Ledlenser H8R se refiere, en la parte delantera encontramos una única muy potente y redonda luz led,  se conoce con el nombre de tecnología AFS (Advanced Focus System) que concentra la potencia de la luz en un punto más concreto generando una luz más homogénea.

Del punto de luz delantero, sale hacia la izquierda un pequeño cable, que paralelamente tiene un punto de unión con la goma del frontal y que termina en la parte trasera. Aquí es donde se encuentra la batería y por tanto, la zona de mayor peso. La batería, que tiene forma alargada, se sujeta con un sistema de click, el cual a través de una doble guía queda sujetada a la pinza. Para evitar que la batería una vez sujetada vaya rodando sobre si misma por culpa del movimiento cuenta además con dos pequeñas piezas rectangulares que se tienen que encajar entre sí i están situadas en la parte interior de la pinza.

En el lado contrario del cable (el derecho), encontramos la típica pieza reguladora de la goma elástica que nos envuelve la cabeza. Cerca de esta pequeña pieza hay un mini mosquetón de plástico que no nos molesta pero que nos servirá más por si queremos tener el frontal doblemente asegurado, es decir, dentro de un bolsillo de la mochila y atado, que no para poder llevar el frontal colgado.

La goma que rodea la cabeza es bastante densa, ligeramente elástica y de un tacto más agradable en la parte interior. Los colores de esta son oscuros (rojo en el interior y negro en la parte exterior), cosa que se agradece ya que la cinta no es desmontable para poder lavarla. De todos modos nosotros os recomendamos intentar llevar siempre el frontal encima de una cinta para la cabeza. De este modo evitamos ensuciarla más rápido debido al sudor y a la vez, queda mucho más bien fijada en la cabeza pudiendo además evitar así posibles rozaduras.

A lo que las pilas se refieren, nuestro Ledlenser H8R utiliza una batería recargable.

Una de las características que también nos preocupa es el tema de la impermeabilidad del frontal, en la ficha técnica aparece el indicador IPX4, que es el código para medir la protección frente el agua. A efectos prácticos se traduce en que sin llegar a ser sumergible sí que aguanta chorros de agua desde cualquier ángulo y a un promedio máximo de 10 litros por minuto, impidiendo la entrada de agua tanto en la carcasa de la luz como en la de la batería.

Fit y funcionamiento

Calificamos de muy buena la distribución del peso del Ledlenser H8R. La parte frontal donde hay el punto de luz es realmente ligera y en la parte posterior encontramos un mayor peso debido a la batería recargable. No es el más ligero del mercado pero en ningún momento lo calificaremos de pesado, son solo 158 gramos.

El frontal se ajusta muy bien y de manera muy rápida a nuestra cabeza. Ni la cinta elástica ni ninguna de las partes del frontal nos molesta. Además, en la parte delantera, justo detrás del punto de luz y en la parte trasera detrás del clip donde se sujeta la batería encontramos todo el perfil del rectángulo ergonómico recubierto con una espuma bastante densa. Cosa que agradecemos especialmente si tenemos que llevar el frontal durante horas.

La luz frontal se puede orientar en 4 posiciones distintas: desde enfocar directamente el centro hasta dirigirla completamente al suelo. Para hacerlo solo hace falta un simple gesto con las manos y una gran ventaja es que no se desplaza de manera accidental. Manejar el frontal es una tarea fácil incluso con guantes. Justo encima del punto de luz encontramos el botón de encendido y apagado, que está un poco sobresalido para facilitar el acceso. Como hándicap os diremos que para bajar la intensidad de la luz (hay 3 posiciones) es necesario primero apagarlo para luego volverlo a encender y llegar a la intensidad deseada. El haz de luz puede ir de los 20 a los 150 metros.

Es importante destacar que cuando encendemos el frontal, en cualquiera de sus intensidades, se enciende una pequeña luz roja en la zona de la batería (justo debajo de la entrada usb). Detalle que agradecemos mucho ya que nos “hacemos visibles” desde detrás.

En carrera

El Ledlenser H8R, mediante un único led muy potente (tecnología Xtrem Power Led) nos ofrece una fría luz blanca.

Hemos podido comprobar en varias salidas que tenemos entre nuestras manos a un frontal que no se mueve, cuando empiezas a correr el mismo frontal se recoloca ligeramente de la parte trasera (bajando un poco) y así se queda hasta que terminas de correr. El frontal se mantiene en su sito, incluso no se altera la posición en los baches. El rebote es imperceptible e inexistente.

Nuestro frontal tiene integrado el sistema SLT (Smart Light Tecnology) que permite disfrutar de distintos modos de luz: el Bost (intensidad alta), el Power (intensidad media) y el Low Power (intensidad baja). No es posible correr con la intensidad de luz baja. Sí que se puede correr cómodamente con la intensidad media exceptuando zonas muy técnicas donde es un privilegio correr con la intensidad alta.

Además, no presenta ninguna dificultad si tuviésemos que cambiar la batería en carrera. Es tan fácil como sacarlo de la pinza de la zona posterior y con las dos manos darle media vuelta hasta que la flecha nos señale el candado abierto, se saca la batería, se pone otra y repetimos el proceso a la inversa para cerrarlo. Así de fácil.

Accesorios

El Ledlenser H8R se presenta en una pequeña caja de cartón rectangular. El único accesorio con el que se vende es el cable USB que sirve para poder cargar la batería.

Pero en su página web: www.ledlenser.com/es podemos encontrar múltiples accesorios, por ejemplo una pequeña bolsa ideal para guardarlo y transportarlo, una batería de recambio, un cargador de batería para el coche…

Nuestro consejo es que durante las largas salidas a la montaña podéis guardar el frontal en la funda o caja de las gafas de sol. No acostumbramos a llevar los dos accesorios a la vez así que seguramente mientras uno esté en vuestra cabeza el otro estará guardado en la mochila.

Autonomía

La duración de la autonomía del frontal Ledlenser H8R dependerá básicamente de dos factores, la potencia de luz la cual queremos disfrutar y la temperatura exterior.

Con la máxima intensidad de la luz, 600 lúmenes, tendríamos una muy buena visibilidad en una distancia de 150 metros y la batería duraría alrededor de unas 10 horas. Si cambiamos a intensidad media, la potencia se reduciría a 250 lúmenes que nos permitirán enfocar hasta 100 metros y la batería aumentaría su autonomía a 15 horas. Con la intensidad más baja, sólo 10 lúmenes, la cual no os recomendamos para correr, pero sí como punto de luz, la batería tendría su máxima duración, que son 120 horas y la zona de luz no es superior a unos 20m. En todas estas variantes tenemos que tener en cuenta que como más baja sea la temperatura ambiente menos nos va a durar la autonomía del frontal. Aun así hay que decir que nuestro frontal está preparado para aguantar temperaturas de entre -20 y -40 grados (aunque su batería se vera afectada probablemente).

Conclusiones

El Ledlenser H8R es un frontal realmente práctico.

Ideal para cualquier público, nos puede servir para salir a trotar a los alrededores del pueblo cuando terminemos del trabajo o bien para pasar la noche entera corriendo en la UTMB. No importa si estamos entrenando o compitiendo. Tampoco importa si es una ruta difícil o más bien fácil y sin problemas, el Ledlenser H8R va a cumplir en todos los retos que nos propongamos. A la vez también es un frontal ideal para muchas otras actividades al aire libre.

 

PROS

+ El peso está muy bien repartido

+ Excelente comodidad incluso en movimiento

+ Dinámico y ligero

+ 5 años de garantía ampliables a 7 registrándolo



CONTRAS

- No se puede combinar el uso de pila / batería

- La luz roja de la parte posterior se podría rediseñar para que fuese un poco más grande.

Grafica de iluminación vs tiempo

PUNTUACIONES

  • Ajuste9.0
  • Batería recargableSi
  • Cinta desmontableSi
  • Comodidad9.0
  • Facilidad de uso9.0
  • Lúmens (fabricante)600.0 lúmens
  • Niveles de potencia3.0
  • Niveles zoom1.0
  • Número de leds1.0 leds
  • Número de pilas0.0
  • Orientación verticalSi
  • Petaca cinturónNo
  • Petaca delanteNo
  • Petaca detrásSi
  • Tiempo uso máximo fabricante120.0 horas
  • Tiempo uso máximo medido10.0 horas
  • Tipo de pilas

Comparar con

H8R - Ledlenser

Vs

buscar