Ledlenser H7.2

Ledlenser H7.2
Ledlenser H7.2
Ledlenser H7.2
Ledlenser H7.2
Ledlenser H7.2
Ledlenser H7.2
Ledlenser H7.2
Ledlenser H7.2

VÍDEO ANÁLISIS


Ledlenser H7.2

DATOS TÉCNICOS

  • Talla US Universal
  • Peso (gramos) 177
  • P.V.P 0,00 €

Introducción y descripción

La compañía alemana Zweibrüder Optoelectronics fundada por los gemelos Opolka y especializada desde 1994 en el diseño de lámparas, comercializa los frontales y linternas de la marca Led Lenser. En esta ocasión nos presentan el frontal H7.2, una evolución del H7, en que se ha añadido un interruptor multifuncional en la parte trasera que nos permitirá la activación de tres programas diferentes de luz, así como la regulación de la potencia y la frecuencia de parpadeo en el modo intermitente. También se han mejorado algunos de sus puntos fuertes, como por ejemplo el flujo de luz, que ha pasado de 180 a 250 lumens, su diseño ergonómico y su lente de reflexión, que nos permitirá focalizar o expandir el haz de luz en función de nuestras necesidades.

Construcción

El H7.2 es un frontal ligeramente más pesado que su antecesor (177 g vs. 117 g) y su construcción es la habitual de los frontales de alta potencia, es decir, la de aquellos en el que el elevado peso de las baterías impide que puedan ir colocadas junto a la lámpara. Por tanto, consta de una goma de unos 2 cm de ancho que nos rodea la cabeza, quedando colocada la luz en la parte delantera y la petaca de las pilas en la parte trasera. En la parte delantera, el soporte de la luz lleva una protección de espuma que, por un lado, evita que nos roce, y por otro, impide que el frontal se nos mueva cuando empezamos a sudar. Un cable fijado a la goma mediante dos pestañas comunica la luz con la petaca. La goma se ajusta mediante una hebilla colocada en el lado derecho, y que dispone de una especie de tirador, que nos permite acceder fácilmente a ella y regularnos la longitud de la goma sin tener que interrumpir la carrera.
La petaca aloja 4 pilas tipo AAA y, aunque no es estanca, Led Lenser nos garantiza impermeabilidad IPX4, que quiere decir que aguanta un chorro de agua de 10 litros/minuto durante al menos 5 min. Así pues, cuando salgamos a correr no tendremos ningún problema con la lluvia, por muy intensa que sea ésta, pero no podremos utilizar el H7.2 para hacer pesca submarina. En la petaca hay un interruptor giratorio de color rojo que nos permite cambiar entre los tres programas de que dispone el H7.2, variar la intensidad del haz de luz y, cuando estemos en el modo intermitente, modificar la frecuencia de intermitencia.
El desmontado de la cinta no es sencillo pero es posible, por tanto, con un poco de paciencia seremos capaces de desmontar el frontal y así poder lavar la goma después de unos cuantos usos.

Fit y funcionamiento

Puesto en la cabeza, el Led Lenser H7.2 resulta muy ergonómico aunque es cierto que la petaca de las pilas resulta, en primera instancia, un poco pesada. Sin embargo, gracias al buen asiento sobre la frente y la nuca, esta sensación de pesadez desaparece rápidamente.
La luz es orientable en sentido vertical de forma muy gradual gracias a unas pequeñas muescas y nos permite iluminar, desde la horizontal de nuestros ojos, hasta un ángulo ligeramente inferior al 90% en la dirección de nuestros pies. A pesar de que las muescas son pequeñas y la luz se mueve con facilidad al empujarla con la mano, las diferentes posiciones quedan perfectamente fijadas.
Si hablamos del funcionamiento ‘electrónico’ del frontal, destacaremos su facilidad de uso. Posee tres programas que se pueden intercambiar mediante una pulsación continuada del interruptor rojo situado en la petaca de las pilas. En función de los destellos que emite el led (1, 2 ó 3) sabemos el programa en el que nos encontramos. En el programa 1, una pulsación del interruptor del led enciende el frontal con la mínima intensidad y dos pulsaciones seguidas lo encienden a su máxima potencia. El programa 2 sería su inverso, es decir, una pulsación enciende el led a su potencia máxima y dos seguidas lo encienden a su mínima potencia. El programa 3 sí que es diferente ya que, una pulsación enciende el frontal a su potencia máxima y dos pulsaciones encienden el modo intermitente.
Independientemente del programa en que nos encontremos, el interruptor rojo de la petaca es giratorio y nos permite regular (aumentar o disminuir) la intensidad del haz de luz según nuestras necesidades. Además, si estamos en el modo intermitente, también podemos regular la frecuencia de parpadeo.
Gracias a la facilidad con la que podemos regular la intensidad de la luz en cualquier momento, incluso durante la carrera, no le encontramos demasiado sentido a los programas 1 y 2 de que dispone el H7.2 ya que, en resumen, lo único que cambia es si el led se enciende a su máxima potencia o a la mínima. Sí que es más interesante el programa 3 que nos permite encender la lámpara en modo intermitente.
Además de los programas, el frontal tiene una lente giratoria que nos permite abrir o cerrar el haz de luz en función de nuestras necesidades. Con el haz más cerrado, perdemos visión lateral de proximidad pero ganamos mucho en distancia, ya que tenemos una buena iluminación puntual a unos 50 m. Si giramos la lente y abrimos el haz, perdemos visión de lejos pero mejora notablemente nuestra visión de cercanía.

En carrera

Para nosotros las grandes ventajas del Led Lenser H7.2 las encontramos en carrera y están relacionadas con su magnífica capacidad para variar los diferentes parámetros de una forma muy sencilla sin tener que interrumpir la carrera.
Uno de esos parámetros es la longitud de la cinta que determinará que el frontal quede bien sujeto a nuestra cabeza. La hebilla situada en el lado derecho es de muy fácil acceso, incluso con guantes, de forma que con un simple movimiento podemos regular la presión que ejerce el frontal sobre nuestra cabeza en función de la intensidad de nuestra carrera y así reducir sensiblemente las molestias ocasionadas, bien por rebotes o bien por una presión excesiva. Por tanto, en función de tu ritmo, podrás acomodarte el frontal de la manera que más te convenga en cada momento. Es decir, si inicias una bajada y crees que el frontal sufrirá muchos rebotes, te lo puedes apretar un poco de forma que el H7.2 no se mueva, a pesar de estar ejerciendo una presión más fuerte sobre nuestra cabeza. Si estás en una subida y vas caminando, te lo puedes aflojar de forma que liberas la tensión sobre la cabeza, con el consiguiente descanso que eso supone. Lo que sí hemos notado es que, debido al peso elevado de la petaca, si no queremos que el frontal se mueva en situaciones intensas de carrera, hemos de tensar la cinta bastante.
Otra de las ventajas es la facilidad con la que regula la intensidad de la luz y la apertura del haz en cualquier momento de la carrera. Para nosotros esta versatilidad es mucho más útil que la de otros frontales que tienes varias intensidades de luz ya preestablecidas y que nos obligan a acomodarnos a una de ellas. Normalmente nunca correremos en el modo más económico, ya que la intensidad de la luz es muy justita para ello, pero sí nos permitirá ir caminando o estar un rato parados en un avituallamiento. En cuanto a la apertura del haz de luz, con solo girar una pequeña rosca situada en la lente del led, podemos regularlo y permitirnos una visión más lejana o más próxima en función de nuestras necesidades. Lo que sí que os recomendaríamos es que, antes de iniciar la carrera, le deis un cuarto de vuelta a la lente giratoria para que se separe ligeramente del led y así poder manejarlo más cómodamente durante la misma. Normalmente no emplearemos el frontal en su modo de visión más lejana pero si lo hacéis veréis que resulta bastante pesado debido a la pérdida de visión lateral y al efecto ‘tunel’ que acaba produciendo sensación de agobio. Sin embargo, en el modo de visión más cercana tendremos una buena visión, tanto unos 20-30 m por delante nuestro, como un par de metros a cada lado de nuestra situación, lo cual resulta más que suficiente para un ritmo de carrera normal y no produce esa sensación de agobio de que hablábamos anteriormente. Tanto la intensidad de la luz como la amplitud del haz las podremos cambiar en carrera sin ningún problema, incluso aunque llevemos guantes puestos.
Además de todo lo comentado, podremos regular la dirección de la luz sentido vertical dependiendo de si nos gusta ver el camino que tenemos justo delante de nuestros pies o unos metros más hacia delante. Hemos probado todas las posiciones posibles en situaciones de intensidad de carrera elevada y en ningún caso el frontal se ha cambiado de posición.
Un pequeño inconveniente que le vemos al Led Lenser H7.2 es el cambio de pilas ya que, si queremos hacerlo más o menos rápido en carrera, estaría bien que practicáramos un poco en casa para no tener dificultades al cerrar la tapa de la petaca. En realidad es bastante sencillo pero las gomas que sujetan la petaca molestan un poco y hay que tener cierta destreza para ir rápido. Lo que sí que nos ha parecido una buena idea es lo de la cinta que va por debajo de las pilas que nos permite sacar todas las pilas de una vez con el solo gesto de tirar de la cinta.

Accesorios

En cuanto a accesorios, nos hubiera gustado que nos proporcionaran una funda para poder guardar el frontal de una forma más recogida y protegida cuando nos lo quitemos. Hemos de tener en cuenta que en carreras de larga distancia, si no disponemos de asistencia, el frontal pasará muchas horas en el interior de nuestra mochila.

Autonomía

Si hablamos de autonomía, el primer consejo que os damos es que, siempre que sea posible, evitéis usarlo a su máxima potencia ya que, en unas dos horas baja bastante la intensidad de la luz. Por suerte, bajando ligeramente la potencia, la autonomía aumenta de forma notable. Nosotros hemos hecho salidas largas de hasta unas 4 horas y, empleando el frontal un poco por debajo de su máxima potencia, apenas hemos observado disminución de la intensidad lumínica. Si además, aprovechando que se hace de forma tan sencilla, vas regulando la intensidad en función del ritmo y las necesidades de cada momento, conseguirás alargar exponencialmente la vida útil de las pilas.
Con un sencillo test hemos comparado la autonomía del H7.2 con la de su antecesor y la conclusión es que, empleándolos a la potencia máxima, la caída de intensidad lumínica con el tiempo es similar. Sin embargo, no hemos de olvidar que el nuevo frontal da 250 lumens a su máxima potencia, mientras que el H7 solo daba 170, por tanto, si empleamos el H7.2 a una potencia aproximada de 170, la autonomía es bastante mayor.

Conclusiones

Si eres un amante de los ultras o tu trabajo de obliga a entrenar por las noches, el Led Lenser H7.2 es una buena opción para iluminarte de una forma súper versátil, con un gran campo visual y una intensidad ajustada a tus necesidades. Aunque el peso en la cabeza es considerable, le sacarás un buen partido a la posibilidad de adaptar la cinta en función de tus ritmos de forma rápida y cómoda. Además, su gran autonomía a un nivel de intensidad lumínica adecuada, te ayudará a ahorrar unos cuantos euros en pilas. Un auténtico fuera de serie que te servirá para entrenar, pero al que sacarás todo su rendimiento en competición.
En la parte positiva, nos gustaría destacar su versatilidad en carrera, en cuanto a la regulación de intensidad, amplitud y dirección del haz de luz, así como en cuanto al ajuste a la cabeza.
En la parte negativa destacaremos el peso de la petaca, la relativa complejidad del cambio de pilas, así como la falta de una bolsa de transporte.

Grafica de iluminación vs tiempo

PUNTUACIONES

  • Lúmens (fabricante)250.0 lúmens
  • Luxes en la esfera1325.0 luxes
  • Número de leds1.0 leds
  • Batería recargableNo
  • Petaca delanteNo
  • Petaca detrásSi
  • Petaca cinturónNo
  • Número de pilas4.0
  • Facilidad de uso8.0
  • Comodidad8.0
  • Niveles zoom99.0
  • Orientación verticalSi
  • Tiempo uso máximo fabricante60.0 horas
  • Tiempo uso máximo medido12.0 horas
  • Niveles de potencia99.0
  • Ajuste7.0
  • Cinta desmontableSi

Comparar con

H7.2 - Ledlenser

Vs

buscar