Kalenji Mochila Trail

Kalenji Mochila Trail
Kalenji Mochila Trail
Kalenji Mochila Trail
Kalenji Mochila Trail
Kalenji Mochila Trail
Kalenji Mochila Trail
Kalenji Mochila Trail
Kalenji Mochila Trail
Kalenji Mochila Trail
Kalenji Mochila Trail
Kalenji Mochila Trail
Kalenji Mochila Trail
Kalenji Mochila Trail
Kalenji Mochila Trail
Kalenji Mochila Trail

VÍDEO ANÁLISIS


Kalenji Mochila Trail

DATOS TÉCNICOS

  • Talla US Universal
  • Peso (gramos) 443
  • P.V.P 0,00 €

Introducción

Hablamos hoy de un producto de la francesa Kalenji, que se integra en la multidisciplinar Decathlon. No necesita presentación. Kalenji es la marca del grupo que habitualmente se ocupa de todo lo relacionado con el running de asfalto. No obstante, la Kalenji 9+14, es una mochila con vocación más montañera. Se trata de una mochila con gran capacidad (hablamos de hasta 14 litros en su versión extendida) pero cuyo diseño minimalista en forma de chaleco la reduce a la mínima expresión. Todo ello la convierte en una más que interesante opción para acometer nuestras salidas más largas, tanto por prestaciones (las iremos viendo) como, especialmente, por precio.

Primeras sensaciones y construcción

Correr con mochila no es algo a lo que uno se habitúe fácilmente. No obstante, la evolución que han llevado en los últimos tiempos las mochilas de hidratación hace que cada vez sea más fácil acomodarse. La Kalenji Trail 9+14, gracias a su diseño en forma de chaleco, pertenece a esa clase de mochilas. Desde la primera toma de contacto resulta cómoda. Además, su ajuste es muy sencillo, lo cual es muy de agradecer. Dos cintas pectorales nos permiten situarla y ajustarla a nuestro pecho. A continuación, y tras ubicar bien la altura de los hombros, ajustaremos las cintas situadas bajo las axilas para acabar de "afinar". Ajustamos el tubo de hidratación (a izquierda o derecha, aquí cada uno carga hacía dónde crea conveniente) y listo. Rápido y fácil. Y cómodo: la espalda es de rejilla y las cintas de los hombros son sumamente finas por lo que todo resulta tremendamente minimalista y hace que su ajuste a la espalda sea bárbaro.

Sistemas de hidratación

La Kalenji Trail 9+14, nos ofrece dos opciones: bolsa de hidratación de, atención, 2 litros (que además viene de serie) y/o bien, 2 bolsillos delanteros dónde podremos ubicar sin ningún problema un bidón de hasta 500 ml. en cada uno. Por tanto, capacidad para transportar agua tiene. No nos quedaremos cortos, no.
Hablemos de esas dos opciones. Quién suscribe debe reconocer que siempre ha preferido el uso de bidones, tanto por la comodidad que implica tenerlos tan a mano y saber en todo momento de cuánta agua disponemos, como por la sencillez de su mantenimiento. Además, aunque el agua se calienta sí o sí, siempre parece aguantar mejor la que llevamos en esos bidones que la del habitual sistema de hidratación dorsal, por la sencilla razón de estar en todo momento en contacto con nuestra sudorosa espalda. Algunos diréis: "pero hay mochilas en las que la bolsa se protege para que no se caliente". Cierto, pero la pérdida de transpirabilidad que puede suponer en algunos casos quizá no compensa. En cualquier caso, la bolsa de 2 litros que incorpora la mochila Kalenji Trail 9+14 (de serie además, ya lo había dicho, ¿no?) resulta muy cómoda. Para empezar, en lugar del habitual tapón de rosca dispone de un pasador que pinza la bolsa en una 'doblez' que presenta en su parte superior. Algo aparentemente tan sencillo nos facilitará dos cosas: el reabastecimiento en carrera (requiere práctica) y su mantenimiento. Al estar abierta totalmente en su parte superior, nos permite abocar el líquido sin tener que estar apuntando y derramando prácticamente el 50% del líquido que abocamos. A la hora de limpiar sucede lo mismo. Nada de aberturas estrechas en las que no puedes meter la mano o un cepillo. Útil y sencillo a partes iguales. En cualquier caso, y aunque es también cuestión de gustos pero también de simple práctica, a nosotros el sistema nos parece de 10 y el detalle de incluirla de serie (3ª vez que lo menciono) un acierto total. Teniendo en cuenta el 'target' del producto, en nuestra opinión trail runners novatos que afrontan su primera toma de contacto con estos menesteres, es una forma muy buena de garantizar clientes. El tiempo dirá.

En cuánto a la manera de hidratarnos, pues la habitual: tubo con boquilla en su extremo, que al morder permite succionar el agua depositada en la bolsa de hidratación. Hay que succionar con fuerza, pues parece que le cuesta un poquito subir, algo que en carrera y cuándo vas cansado puede resultar algo molesto. Con el tubo, y dada su longitud, en nuestra opinión un pelín excesiva, hemos tenido algún problema, lo que nos ha llevado a jugar mucho con él para encontrar una solución que nos pareciera más cómoda. Si optamos por sacar todo el tubo nos rodeará el cuello por delante totalmente y tendremos que sujetarlo al asa contraria (es decir, si hacemos que el tubo salga por la derecha lo sujetaremos al asa izquierda y a la inversa). ¿Qué hemos hecho nosotros?. Darle una pequeña vuelta en el interior de la mochila para que salga lo justo y no tengamos que llevarla rodeando el cuello (hay que reconocer que esto es más una cuestión de gustos de cada uno). Al dar esa pequeña vuelta de más debemos cuidar que no pinze o el agua no subirá. Si lo hacemos correctamente eliminamos algo de sobrante del tubo y el agua sigue subiendo por igual (y, de hecho, sigue costando lo mismo de succionar pero no más que antes). En cualquier caso, el tubo no se mueve ni de una forma ni de la otra; las correas rojas para sujetarlo lo hacen con firmeza y seguridad. Mencionar también que la bolsa de hidratación, que fabrica la propia casa francesa, nos servirá para diversos modelos de su catálogo, pues dispone de hasta cinco enganches para poder adaptarse a los diferentes modelos. Como último consejo, y dada la capacidad de 2 litros que presenta la bolsa de hidratación (lo sé; es la 4ª mención), conviene que procuremos sacarle todo el aire posible una vez la hayamos rellenado, pues de lo contrario en el momento que disminuya el agua hasta el 1,5 o 1 litro, se inicará una melodia incesante, provocada por el propio vaivén del agua, que os acompañará el resto del camino.
Pero no acaba aquí la capacidad de carga de agua de la mochila Kalenji Trail 9+14. Dispone, como hemos mencionado anteriormente, de dos bolsillos pectorales con cierre de mosquetón, en los que podemos ubicar lo que deseemos; incluídos dos bidones de hasta 500 ml. cada uno. Hablaríamos de un total de 3 litros. Mas que suficiente, ¿no?. No obstante, y aunque hablaremos de ello a su debido tiempo, quizá no sea la mejor opción en el caso de ésta mochila. En nuestra opinión tales bolsillos son mejores para cosas como el móvil, geles, barritas, y aquellas pequeñas cosas que queráis tener a mano sin dificultad y sin necesidad de parar. La razón es que se mueven demasiado. Nosotros hemos hecho nuestras salidas habitualmente con soft flask de 500 ml. y dan muchos tumbos; la experiencia mejora con bidones rígidos pero siguen moviéndose un pelín demasiado. En cualquier caso, tenemos la opción de llevarlos que no está de más.

Compartimentos y extras

La Kalenji Trail 9+14 dispone de tres grandes bolsillos del tamaño de la propia mochila. Para empezar el bolsillo principal de fuelle, con doble acceso: a la bolsa de hidratación (que queda en contacto directo con la espalda y que es de tejido de malla para favorecer la transpiración) y al bolsillo impermeable. El bolsillo impermeable dispone a su vez de uno más pequeño dotado de cremallera para llevar el móvil, las llaves, etc.
El bolsillo principal de fuelle (que integra esos dos que hemos mencionado) cuenta en su contorno con una cremallera que nos permitirá pasar de una capacidad de 9 litros a 14 litros según nuestras necesidades. En el caso de ampliar a esos 14 litros, la Kalenji 9+14 dispone de unas tiras elásticas, que quedan ocultas por esa misma cremallera del contorno cuando está cerrada, para comprimir la carga y evitar movimientos indeseados. De capacidad de carga, por tanto, va sobrada y podríamos acometer con ella cualquier distancia; el problema, no obstante, es el acceso a la misma. La mochila dispone en su parte superior de un único acceso muy pequeño, de poco más del ancho de la bolsa de hidratación, que cierra mediante dos velcros. Eso hace que si queremos acceder a algo del interior (ya sea la bolsa o el bolsillo impermeable) habrá que parar, quitársela y rebuscar. Y no sólo eso. Dada la mínima abertura de que dispone, introducir la carga puede resultar algo tedioso y reabastecer de agua en carrera requerirá que lo hagáis con ella dentro de la mochila. Cómo se os ocurra sacar la bolsa con la carga dentro y tengáis que rellenar la bolsa e introducirla nuevamente, igual se os hace de noche.

En su parte exterior, la Kalenji Trail 9+14 dispone de un tercer bolsillo extensible de malla elástica, del tamaño aproximado del bolsillo doble principal, y con acceso por ambos lados. Cuenta también con dos bolsillos pectorales con cierre de mosquetón (ya los hemos mencionado) y con dos bolsillos laterales con cierre de cremallera. También contamos con portabastones y silbato de emergencia. Completita vamos.
Vayamos por partes:
En el exterior, como decimos, cuenta con una malla elástica con cierta repelencia al agua que puede ser útil para situar allí algo de lo que queramos echar mano fácilmente, como por ejemplo el chubasquero o cortavientos, el frontal, etc. Presenta, como hemos dicho, cierta repelencia al agua pero no es impermeable, así que si llueve, todo lo que situemos ahí acabará empapado.
Los bolsillos laterales resultan amplios y el cierre de cremallera garantiza que no perdamos nada de lo que queramos colocar allí: llaves, geles, etc. No obstante, están ubicados tan atrás que en carrera se hace muy complicado acceder a ellos. Sería necesaria su reubicación en próximos diseños (un poquito más adelante sería suficiente) para solventarlo, de lo contrario, su utilidad que no es otra que un rápido acceso, queda totalmente comprometida.
Los bolsillos pectorales pueden resultar muy útiles. Con cierre de mosquetón son ideales para llevar a mano y a la vista aquello que nos sea imprescindible: geles, barritas, incluso el móvil. No obstante, resultan algo altos e inestables y cuando hemos cargado soft flask de 500 ml. éstos se ha movido en exceso. Mucho rebote hasta el punto de que parecía, especialmente en descensos rápidos y pronunicados dónde toca hacer un poco el 'cabra', que se fueran a salir. La experiencia mejora, como hemos dicho antes, con bidones rígidos pero aún así se mueven un pelín demasiado. Para el resto de cosas más pequeñas ningún problema, pero para transportar agua requieren de un rediseño que les otorgue más empaque, más estabilidad.
Por último mencionar que dispone de silbato de emergencia, que siempre es útil y obligado en la mayoría de carreras serias, así como de múltiples detalles reflectantes que nos harán visibles 360º: en tirantes, bolsillos laterales y parte trasera, incluso el carro de los bolsillos laterales, de un acabado blanco, mejora su visibilidad en condiciones de poca luz.

Comportamiento en carrera

La Kalenji Trail 9+14 nos ha gustado mucho en carrera, resultando realmente cómoda. Hemos dicho antes que necesita ciertas mejoras, pero a pesar de todo y en términos generales, el fit y el comportamiento ha sido realmente bueno. Además, no olvidemos tampoco su precio.
El diseño en forma de chaleco la hace muy cómoda y poco voluminosa y al margen del rebote que se genera en los bolsillos delanteros al llevar agua, en lo demás cumple con creces. Con el paso de los kilómetros y en terreno técnico, con mucho saltito, hemos apreciado cierta pérdida de ajuste en las cintas que quedan bajo las axilas. A pesar de ello, y como por fortuna las cintas 'corren' fácil, resulta igualmente fácil volver a situar la tensión en el punto que nos interesa.
El portabastones también hace su trabajo sin dar problemas. Nosotros hemos cargado con bastones plegables y salvo puntuales situaciones en que hemos apreciado cierto 'baile', lo cierto es que la mayor parte del tiempo ni los hemos notado. Hay que quitarse la mochila para utilizar o guardar los palos, pero el atado es rápido y seguro.
En definitiva, nos parece muy adecuada para cualquier distancia y a ello ayuda no sólo la capacidad de tranporte de agua y su peso contenidísimo, sino también la gran transpirabilidad que le otorgan la rejilla de la espalda y las cintas laterales tan finitas. No transmite sensación de calor ni agobio y además se pega al cuerpo como si fuera una segunda piel.
En nuestras salidas hemos llegado a cargar con bastones plegables, cortavientos o membrana (según la salida), buf y camiseta de repuesto, bidones delanteros, móvil (y trípode; es lo que implica tener que hacer fotos para que veáis como funciona todo), dos frontales, geles, barritas y sandwich, y llaves de casa y del coche. Vamos, lo que se denomina 'full equip'. Salvo esas pérdidas de ajuste, fácilmente solventables en carrera, nos ha parecido tremendamente cómoda.

Impermeabilidad

Cuando examinamos por primera vez la Kalenji 9+14, nos pareció que el acceso al interior del bolsillo principal doble de fuelle, que como hemos mencionado antes cierra mediante velcro, podía convertirse en un posible 'punto negro' de fácil entrada de agua. Pensamos entonces: "con una simple cremallera se solventaría el problema". No obstante, y aunque comparten acceso, el bolsillo impermeable cuenta con una pequeña solapa que hemos comprobado que evita que pueda colarse agua por ahí. En definitiva, y aunque no resulta estanca, la Kalenji 9+14 podemos asegurar que goza de un nivel muy bueno de impermeabilidad.
Lo hemos dicho antes, disponemos en el bolsillo principal de fuelle de un bolsillo impermeable dónde podremos situar aquellas prendas u objetos que queramos mantener secos. Pero tampoco debemos olvidar el bolsillo exterior de malla elástica que goza de cierta repelencia. Además, el buen ajuste de la Kalenji 9+14 (especialmente en su versión reducida de 9 litros) evita que, salvo tormentón, se pueda deslizar demasiada agua por el espacio de la espalda. Con el paso del tiempo, y dado que el interior de la espalda no está protegido, podría llegar a calar (eso sí, sólo la bolsa de hidratación), pero como decimos, tiene que caer 'la de Dios' o estar sometidos mucho tiempo al 'chapuzón'.
En cualquier caso, la mochila será capaz de afrontar la gran mayoría de nuestras salidas sin problema.

Resistencia y durabilidad

La durabilidad de la mochila Kalenji Trail 9+14 es elevada. Resiste bien a enganches y roces con la vegetación. Tras muchas salidas todo sigue en su sitio y funcionando perfectamente: desde las cremalleras, las cinchas de ajuste, los velcros de cierre de la solapa del bolsillo principal, tampoco han aparecido descosidos en ningún sitio. En trailrunningreview no obviamos nada y la hemos pasado también por la lavadora (programa corto de 15 minutos con agua fría) y todo sigue como el primer día: los reflectantes, hebillas, etc. Lo cierto es que vistas las prestaciones y el magnífico resultado que ha ofrecido en nuestros test, os podemos asegurar que, por 30 €, tenéis mochila para mucho tiempo, para muchos desafíos y batallas...

Conclusiones

La Kalenji Trail 9+14 es posiblemente la mejor opción en el mercado por calidad/precio para que los corredores de montaña novatos se introduzcan en el uso de mochilas de hidratación. ¿Sólo novatos?, pues no. Nos parece una grandísima opción para cualquiera dado que no todo el mundo se hace a correr con ellas a la espalda ni está dispuesto a gastarse un dineral en otros modelos, por lo que la Kalenji 9+14 se presenta como una seria candidata por diseño, peso contenido, capacidad de carga, repelencia elevada al agua y transpirabilidad a ocupar un lugar de honor en nuestras tiradas más largas. Quizá sea más adecuada en aquellas salidas en las que no necesitemos reabastecernos de agua ni acceder con frecuencia al material guardado en su interior por las razones ya expuestas, pero a pesar de ello, puede sernos muy útil tanto para entrenos como competiciones, pero también para ir en bici o simplemente disfrutar de salidas de trekking, etc. En definitiva un gran producto a un precio incomparable.

NOS HA GUSTADO:
- Su relación calidad/precio. Si alguién encuentra algo que de más por menos que avise.
- Su diseño en forma de chaleco que la hace muy cómoda y ligera.
- Su fácil ajuste.
- Su capacidad de transporte de agua.
- Que se incluya la bolsa de hidratación (de 2 litros!) y que sirva para diferentes modelos de la casa (5ª mención; aquí ha sido vicio).
- El sistema de cierre de la bolsa de hidratación mediante pasador. Facilita rellenarla y limpiarla.

NO NOS HA GUSTADO:
- La ubicación de los bolsillos laterales, tan atrás, hace difícil el acceso a su contenido.
- La abertura del bolsillo de fuelle principal es muy estrecho lo que dificulta introducir la carga o la bolsa de hidratación con la carga en su interior.
- El rebote que se genera en los bolsillos delanteros al llevar bidones de agua.
- Cierta pérdida de tensión en las cintas de ajuste inferiores.
- Cuesta succionar y cuándo vas cansado echar un trago largo se hace difícil.

PUNTUACIONES

  • Bolsillos exteriores6.0
  • Capacidad9.0 litros
  • Capacidad extendida en litros14.0 litros
  • Compartimentos interiores6.0
  • Comportamiento en carrera7.5
  • Fit cintas6.5
  • Fit cuerpo7.5
  • Hidratación interna7.0
  • Impermeabilidad7.0
  • Portabidones5.5
  • Reflectantes9.0
  • Resistencia / Durabilidad9.0

Comparar con

Mochila Trail - Kalenji

Vs

buscar