Hoka ONE ONE Challenger ATR 5

Hoka ONE ONE Challenger ATR 5
Hoka ONE ONE Challenger ATR 5
Hoka ONE ONE Challenger ATR 5
Hoka ONE ONE Challenger ATR 5
Hoka ONE ONE Challenger ATR 5
Hoka ONE ONE Challenger ATR 5
Hoka ONE ONE Challenger ATR 5

VÍDEO ANÁLISIS


Hoka ONE ONE Challenger ATR 5

DATOS TÉCNICOS

  • Talla US 9
  • Peso (gramos) 254
  • P.V.P 130,00 €

Conclusiones

Las marca Hoka One One, con las nuevas Challenger ATR 5 ha buscado crear unas zapatillas ligeras orientadas para correr, ya sea competición o entrenamiento, tanto por senderos fáciles, pistas forestales como por asfalto priorizando el correr cómodo y rápido por ambas superficies, echo que consiguen. Para ganar en estabilidad, Hoka ha reducido un poco su altura de mediasuela respecto a los modelos anteriores, considerada ahora por la marca, que ofrece dentro de sus modelos, una altura media. Todo y esto, las Challenger ATR 5 siguen la filosofía de la marca: mediasuelas de gran tamaño, pisada agradable, peso reducido y buen rendimiento en ritmos medios (por encima de 4min/km) y en medias o largas distancias.

Las Challenger ATR 5 ofrecen un buen agarre en los terrenos secos donde no se precise un taco prominente como puede ser la hierba o arena suelta. Las zonas técnicas, rotas, con barro o con piedra mojada, inclusive algún tipo de asfalto mojado, son su punto débil, por lo tanto, tendremos que extremar la precaución si pretendemos correr por las superficies ahora mencionadas.

El upper es atractivo, flexible, cómodo, transpirable, resistente y se adapta muy bien al pie ofreciendo una buena sujeción. El conjunto de la zapatilla está muy bien conseguido y acabado. Además, al ser unas zapatillas pensadas para correr por zonas fáciles, sufren poco desgaste en general y esto hace que tengamos zapatillas para muchos quilómetros.


Pros & Contras

PROS:

1. Ligereza del conjunto de la zapatilla. Viendo lo aparatosas que son, sorprende lo ligeras y bien equilibradas que están.

2. Amortiguación reactiva y dinámica.

3. Comodidad excelente. Son unas zapatillas muy cómodas para correr por terrenos fáciles. Con esto no quiero decir sea muy blanda, al contrario, está muy bien equilibrada, no es ni excesivamente blanda ni dura.

4. Upper bien estudiado y elaborado. Transpirable, duradero y que ofrece buen ajuste.

5. Buena durabilidad de todo el conjunto de la zapatilla.


CONTRAS:

1. Falta de estabilidad en giros rápidos.

2. Falta de flexión y adaptabilidad al terreno que pisamos. Esto hace que cualquier piedra o irregularidad del terreno desestabilice nuestra pisada pudiendo provocar una buena torcedura de tobillo.

3. Compuesto y diseño de la suela que ofrece poco agarre en zonas húmedas.

Tipo de corredor

Las Hoka One One Challenger ATR 5 son unas zapatillas para un tipo de corredor bastante concreto. Las características de estas zapatillas, sobretodo el tamaño de la mediasuela, selecciona en gran parte el tipo de corredor que le va a gustar calzarse este tipo de zapatillas. Los que van a disfrutar calzándose unas Challenger ATR 5 son los corredores que acostumbran a correr a ritmos medios, no inferiores a 4min/km, y que no frecuentan zonas técnicas. Corredores que premien antes la comodidad, la protección y la ligereza antes que la estabilidad, el agarre y las sensaciones del terreno.

En cuanto a peso del corredor, son unas zapatillas que se adaptan a todo tipo de corredores, tanto ligeros como pesados. Yo peso 82 kg, considerándome peso medio ya tirando hacia pesado y he encontrado la amortiguación ideal para mi peso, es firme y no es ni excesivamente dura ni blanda, además de ser considerablemente reactiva.  Antes de probarlas, pensaba que estas zapatillas iban a ser muy blandas, que iba a correr sobre muelles y, viendo la respuesta ofrecida, puedo garantizar que dicha amortiguación se adapta bien a corredores de diferentes pesos y ritmos.

Si miramos el estilo de correr, estas Hoka One One Challenger ATR 5 funcionan bien tanto para corredores que les guste “talonar” como los que prefieren correr de una manera más “natural”, es decir, punteando jugando más con la parte delantera del pie. Los 5mm de drop nos permitirán correr fácilmente de una manera natural mientras que el sistema “Meta-Rocker”, que consiste en una forma algo arqueada de la suela, empezando por el talón y acabando por la puntera, permite una transición de talón a puntera muy agradable y provechosa.

Distancia

Las Hoka One One Challenger ATR 5 son unas zapatillas que van enfocadas a la media y larga distancia y, gracias a la combinación EVA liviana de gran tamaño y de la espuma CMEVA (compuesto que absorbe los impactos originados al correr) en la mediasuela, se comportan de una manera excelente des del primer hasta el último quilómetro que queramos realizar. El acolchamiento interior de la zapatilla como la amortiguación que ofrecen hacen que nuestros pies y piernas soporten los quilómetros de diferente manera, retarda la fatiga y hacen que cierta musculatura no termine tan tocada después de muchos quilómetros.

Si las queremos usar para corta distancia también se pueden usar y su respuesta es buena, pero nunca van a tener la respuesta de unas zapatillas voladoras. Son otra filosofía y no están pensadas para giros rápidos ni ritmos inferiores a 4min/km.

El upper es fino, ligero, transpirable, flexible y sujeta bien el pie tanto en la parte trasera como la parte media sin provocar que nuestro pie baile dentro la misma, aportándonos estabilidad y sensación de seguridad. El pie, al quedar bien sujeto dentro de las Hoka, evitamos posibles roces o heridas con el paso de los quilómetros.

La horma es normal, es decir, no es ni ancha ni estrecha, echo que hace que se adapte perfectamente a cualquier pie. La lengüeta es bastante ancha y con un acolchado suficiente para que no notemos los cordones en ningún momento.

Tipo de terreno

Las Hoka One One Challenger ATR 5 son unas zapatillas pensadas para correr por senderos fáciles, pistas forestales y asfalto. Con la combinación de los compuestos EVA y CMEVA de la mediasuela unidos a una suela con tacos de 4mm de profundidad ubicados en los puntos donde se requiere mayor tracción, Hoka ha conseguido un modelo que se adapta muy bien a la constante combinación de los diferentes terrenos sin que se resienta su rendimiento. Por la forma, tamaño, distribución y compuesto de los tacos, el terreno ideal para ellas son los duros, poco accidentados y secos.

Las Challenger ATR 5, debido a la altura de la mediasuela, su firmeza y su poca flexión lateral  hace que se adapten muy poco al terreno que pisamos, echo que provoca que cualquier piedra, raíz o irregularidad del terreno desestabilice la zapatilla y nuestra pisada pudiendo provocar una buena torcedura de tobillo. La buena sujeción que ofrece el upper hace que nos sintamos seguros y estables con ellas, provocando que bajando por muchos sitios vayamos rápido pero, y no es por ser cenizo, hay que vigilar e ir con una tensión y atención extra para que no se nos desestabilice la pisada porque sino es torcedura asegurada. Dicho esto, los terrenos rotos, técnicos, muy pedregosos y muy irregulares es donde peor se comportan y donde tendremos que extremar las precauciones.

Debido a la altura de la mediasuela y que el centro de gravedad queda bastante alto, los giros bruscos y a cierta velocidad también tendremos que vigilar ya que es fácil que se nos vaya el pie. Bajando por zonas rápidas y con constantes giros hemos notado varias veces que el pie ha hecho la intentona de irse aportándonos la sensación de poca estabilidad en giros rápidos.

Los tacos de 4mm de profundidad y su distribución están bien y son suficientes para terrenos fáciles, secos y duros, donde obtenemos un buen comportamiento y agarre. Comentar que las Challenger solo llevan tacos en la mitad delantera de la zapatilla y en la zona de aterrizaje del talón, dejando el resto de la mitad trasera desprovista pero, lo dicho, para asfalto y caminos fáciles con terreno seco y compacto, su respuesta es más que correcta. La cosa cambia cuando nos empezamos a encontrar con superficies donde precisamos más cantidad de tacos y unos tacos más prominentes como puede ser el barro, hierba o arena suelta ya que la tracción deja bastante que desear ya que perdemos tracción con facilidad patinando en varios momentos. Además, los tacos están agrupados como en isletas y el espacio entre ellos dentro las isletas es escaso. Esto provoca que cuando corremos por caminos embarrados,  el barro se quede entre los tacos sin expulsarlo, provocando que la suela se quede como si no tuviera tacos afectando directamente al agarre, que queda muy mermado.  

Sobre piedra mojada o asfalto mojado se comportan correctamente pero tampoco es su fuerte. No son unas zapatillas que se comporten de manera excelente y tendremos que ir con precaución. Si no nos flipamos y vamos con un punto de precaución tanto en los giros como en las frenadas, no tiene por qué pasarnos nada.

El upper de las Challenger, siendo un modelo pensado para correr por zonas poco técnicas, no viene excesivamente protegido. Solo lleva la protección en el talón que también nos aporta la sujeción de la parte trasera y una protección de TPU en la puntera por los posibles golpes con podamos dar. Nada más.

En resumen, las Challenger ATR 5 se comportan bien en terreno seco y estable, indiferentemente de la pendiente y si es piedra, asfalto o tierra. El terreno blando, roto, pedregoso y embarrado es lo que menos le gusta, es donde peor se comportan.

Durabilidad

La durabilidad de las Hoka One One Challenger ATR 5 es correcta si corremos por los terrenos para los que están pensadas. Después de hacer cerca 300 kms, gran parte de ellos por caminos fáciles y asfalto ya que están diseñadas para ello, el upper sigue en perfecto estado, sin muestras de fatiga, descosidos ni tejido dañado por la flexión.

La mediasuela tampoco muestra síntomas de deformación y sigue igual de dura y firme que el primer día. En cambio, en la suela sí que ya se empiezan a notar los tacos de la puntera  algo gastados, al igual que la zona sin tacos donde el EVA toca directamente el terreno, pero bueno, también decir que es normal después de los quilómetros que ya llevamos con ellas.

La durabilidad de las Challenger irá directamente ligada al terreno que frecuentemos. Como he comentado anteriormente, si las usamos para lo que están diseñadas, la durabilidad va a ser la esperada pero, si frecuentamos a menudo caminos con piedras y rotos, la vida de la suela y mediasuela, sobretodo la parte sin tacos de la suela donde el EVA toca directamente con el suelo, va a ser inferior a lo deseado porque dicho compuesto va a sufrir en exceso.

PUNTUACIONES

  • Adherencia bajadas en tierra7.0
  • Adherencia bajadas en tierra7.0
  • Adherencia en roca8.0
  • Adherencia en roca8.0
  • Adherencia en roca mojada5.0
  • Adherencia en roca mojada5.0
  • Adherencia subidas en tierra8.0
  • Adherencia subidas en tierra8.0
  • Altura de la caña9.0
  • Altura de la caña9.0
  • Amortiguación delantera9.0
  • Amortiguación delantera9.0
  • Amortiguación trasera10.0
  • Amortiguación trasera10.0
  • Asfalto9.0
  • Asfalto9.0
  • Costuras9.0
  • Costuras9.0
  • Durabilidad8.0
  • Durabilidad8.0
  • Estabilidad3.0
  • Estabilidad3.0
  • Fit9.0
  • Fit9.0
  • Flexibilidad5.0
  • Flexibilidad5.0
  • Impermeabilidad1.0
  • Impermeabilidad1.0
  • Pista10.0
  • Pista10.0
  • Protecciones6.0
  • Protecciones6.0
  • Reflectantes7.0
  • Reflectantes7.0
  • Sistema de fijación / Cordones / Agujeros9.0
  • Sistema de fijación / Cordones / Agujeros9.0
  • Torsión lateral3.0
  • Torsión lateral3.0
  • Trail6.0
  • Trail6.0
  • Trail Extrem2.0
  • Trail Extrem2.0
  • Transpirabilidad8.0
  • Transpirabilidad8.0

Comparar con

Challenger ATR 5 - Hoka ONE ONE

Vs

buscar