Haglöfs L.I.M Proof Jacket

Haglöfs L.I.M Proof Jacket
Haglöfs L.I.M Proof Jacket
Haglöfs L.I.M Proof Jacket
Haglöfs L.I.M Proof Jacket
Haglöfs L.I.M Proof Jacket
Haglöfs L.I.M Proof Jacket
Haglöfs L.I.M Proof Jacket
Haglöfs L.I.M Proof Jacket
Haglöfs L.I.M Proof Jacket
Haglöfs L.I.M Proof Jacket
Haglöfs L.I.M Proof Jacket
Haglöfs L.I.M Proof Jacket

VÍDEO ANÁLISIS


Haglöfs L.I.M Proof Jacket

DATOS TÉCNICOS

  • Talla US M L
  • Peso (gramos) 229 245
  • P.V.P 0,00 €

Introducción

1914: un tal Wiktor Haglöf acaba de terminar de coser su primer lote de mochilas y las sujeta a su bicicleta con el objetivo de venderlas a los agricultores locales. 2014: Haglöfs es actualmente el mayor proveedor de Equipación Outdoor de la región nórdica. 100 años, 1 siglo, separan aquellas primeras mochilas y la Haglöfs L.I.M. Proof Jacket que analizamos en el presente artículo. Lo que comenzó con la mochila de Wiktor se ha convertido en una gama de 500 productos, y el mercado de Haglöfs se ha expandido desde las ciudades suecas de Torsång, Rättvik y Sveg (reconocedlo, al igual que nosotros no sabíais dónde están situadas), hasta el resto de Escandinavia, Europa y Japón. Tras esa dilatadísima historia, qué ha aprendido y qué nos ofrece Haglöfs. Ellos lo tienen muy claro: funcionalidad. Dado que sus productos deben funcionar en las condiciones más extremas y en la práctica de las actividades más exigentes, la importancia de los pequeños detalles pero también del conjunto, adquieren una dimensión fundamental para la marca.
De la L.I.M. ('Less Is More' o 'Menos Es Más') Proof Jacket podemos decir que destila calidad sólo verla. Ligerísima en la mano -230 gr. en la talla L-, y carente de costuras interiores, presenta un aspecto realmente minimalista. Todo se reduce a la mínima expresión: un único bolsillo en el pecho, puños sencillos rematados con dobladillo elástico, sin ventilación en las axilas, capucha ideada para pesar lo menos posible, cremalleras sin anillas, reflectantes en forma de finísimas líneas en las mangas. Sólo su color, de un llamativo azul con detalles anaranjados para las cremalleras, rompen el marcado carácter minimalista y la sobriedad de la prenda.

Descripción chaqueta

La L.I.M. Proof Jacket de Haglöfs es lígera, tanto que puesta ni se nota. De corte holgado para evitar que el tacto habitualmente 'acartonado' de la membrana pueda resultar molesto, nos parece una chaqueta muy cómoda que, a primera vista, ya nos ha enamorado.
El cuello es bastante alto y nos cubrirá hasta la boca fácilmente si subimos totalmente la cremallera, protegiendo eficazmente de lluvia, viento o nieve. La capucha, que se ajusta mediante un dobladillo elástico al igual que las mangas y la cintura -sistema sencillo pero efectivo-, dispone además de visera lo que siempre es útil para proteger los ojos en caso de abundante agua. Cabe señalar que la capucha no puede plegarse y guardarse y dado su ligerísimo peso nos ofrece ciertas dudas pues, a primera vista, puede parecer que con el movimiento propio de carrera o por efecto de un fuerte viento vaya a estar traqueteando todo el tiempo.
Las mangas son, como hemos dicho, holgadas para favorecer nuestros movimientos y el elástico de los puños fija sin ceñir lo que permite, en caso de necesidad, subirlas hasta media manga sin dificultad.
La cintura es un par de dedos más larga en la parte posterior que en la anterior para evitar que la zona lumbar quede expuesta cuando realizamos ascensos.

Primeras sensaciones en carrera

Si bien la L.I.M. Proof Jacket de Haglöfs, tratándose de una chaqueta ultraligera, se muestra muy cómoda, y gracias a ese fit realmente bueno permite en todo momento una absoluta sensación de libertad de movimientos que quizá otras membranas no transmiten, lo cierto es que no está pensada para realizar con ella actividades de alta intensidad como el trailrunning o mountain running. De hecho, en carrera la L.I.M. Proof Jacket muestra rápidamente el porqué la marca la ubica en su linea para trekking. El problema, evidentemente, no es de diseño, que, por otro lado, podemos decir que es magnífico, sino que se encuentra en algo básico cuando se realiza un deporte de alta intensidad: el tratamiento del sudor. Ahora lo veremos...
Pero antes cabe mencionar también que en movimiento, y como intuíamos sólo verla, la capucha, si la cremallera no está totalmente subida, puede resultar realmente molesta pues con viento fuerte a nuestra espalda rápidamente la tenemos traqueteando y golpeándonos. Ahora sí, retomemos el tema del sudor...

Impermeabilidad / Transpirabilidad

Confeccionada 100% en poliamida, lo que garantiza una gran resistencia al desgaste o la abrasión, y con materiales reciclados, ofrece protección contra el viento y el agua garantizando, en teoría, una gran transpirabilidad y confort. No obstante, podemos decir que aquí se encuentran la cara y la cruz de ésta membrana ultraligera de la casa Haglöfs.
La cara; En lo que a impermeabilidad se refiere los datos son claros: columna de agua >10000 mm, permeabilidad a la humedad: > 10000 gr/m2/24. Datos excelentes que aseguran que no entre el agua, que la chaqueta no empape fácilmente y que nos permitirá afrontar con ella cualquier situación 'pasada por agua'. La L.I.M. Proof Jacket, por tanto, nos mostrará su mejor versión ante situaciones de mucha agua o viento y siempre con temperaturas tirando a frescas; bajo nuestro punto de vista la temperatura ideal es hasta los 10 u 11 ºC. Goza, además, de tratamiento con DWR (Durable Water Repellent o Repelencia Duradera al Agua), con el que se consigue alargar la vida de la chaqueta haciéndola impermeable durante más tiempo. Su protección contra el viento es también notable y nos protegerá adecuadamente.
Y la cruz; Como decíamos, el tratamiento y evacuación del sudor. Éste es el punto a mejorar de la L.I.M. Proof Jacket. Una vez en carrera podemos comprobar rápidamente como el sudor se mantiene en el interior empapando la prenda y generando incluso pequeños charquitos de condensación en las bolsas que se crean, consecuencia del fit algo ancho de las mangas, en los puños de las mismas. De hecho en carrera hemos llegado a notar como caían 'hilillos' de sudor empapando totalmente la zona del elástico de los puños. Como hemos dicho antes, es con temperaturas no superiores a los 10ºC que obtendremos su mejor versión pues en ese rango de temperatura la sensación de calor disminuye suficientemente. No obstante, la condensación del sudor sigue produciéndose y puede llevarnos a un rápido enfriamiento si nos mantenemos quietos mucho rato.

Cremalleras, bolsillos, reflectantes, acabados y extras

Si en algo destaca Haglöfs es en el cuidado de los detalles y en la calidad de sus acabados. La L.I.M. Proof Jacket no presenta costuras en el interior de los hombros, laterales y mangas para evitar el roce y mejorar la resistencia.
La cremallera es de cuerpo entero. Por su parte, el carro de la cremallera, en esa línea marcada por la filosofía 'Menos Es Más' en la que se incluye la prenda, no dispone de la habitual anilla, lo que permite ganar unos gramos a la báscula. Igual sucede con la cremallera del bolsillo que tenemos situado en el pecho.
El bolsillo del pecho resulta útil dada la ubicación y el tamaño. Fácilmente podemos llevar en él guantes, braga, geles o el smartphone y dado que el interior está protegido frente a la humedad no debemos temer que el sudor o el agua puedan afectar a lo que llevamos en su interior. Dada su ubicación, el habitual efecto rebote queda realmente diluido y cargando en él el smarphone no hemos sentido ninguna molestia. La solapa exterior del bolsillo es bastante ancha y con viento fuerte de cara se levanta; además hemos podido comprobar que con rachas fuertes de aire en contra el bolsillo se hincha generando una molesta 'cámara de aire'.
Los reflectantes están ubicados en los antebrazos y garantizarán nuestra visibilidad en salidas nocturnas por zonas urbanas.

Plegabilidad

La utilidad de una chaqueta de membrana radica habitualmente en su capacidad de plegabilidad pues, al fin y al cabo, y salvo que vivamos en localidades con abundante presencia de nieve o lluvia, solemos hacer uso de ellas en situaciones puntuales. Por ello interesa que ocupen el menor espacio posible en nuestra mochila. La L.I.M. Proof Jacket sin destacar especialmente en éste punto tiene una capacidad de compactación correcta. A pesar de la presencia de una cremallera de cuerpo entero pero gracias a su tejido ultraligero, permite plegarla fácilmente en el interior de la capucha. El bulto resultante ocupa demasiado para introducirla en la mayoría de riñoneras pero no habrá problema en caso de usar mochila. También cabe la posibilidad de atarla al cuerpo y dada su extrema ligereza ni la notaremos.

Durabilidad

Lo dice Haglöfs y nosotros podemos dar fe de ello. Sus productos están pensados para funcionar y para funcionar durante mucho tiempo. No muestra signos de desgaste en nigún sitio y la membrana actúa como el primer día. Si cumplimos con las recomendaciones del fabricante, especialmente en lo referente al mantenimiento de la repelencia al agua, tendremos chaqueta por mucho tiempo.

Conclusiones

Un producto de grandísima calidad que permite afrontar situaciones de agua y viento más que considerables. Ligerísima y cómoda, será una gran compañera en toda actividad outdoor que no requiera de alta intensidad, por ejemplo trekking, nordic walking, senderismo, o incluso para salidas en bicicleta. Para la práctica del trailruning resulta muy poco transpirable y eso puede ser un freno. No obstante, y para situaciones delicadas, y en la montaña es fácil que se den dada su naturaleza siempre cambiante e impredecible, nos parece que puede ser también una gran ayuda y compañera. Bajo nuestro punto de vista su uso ideal es entrenos muy lígeros y de poca intensidad en los que vayamos más a trotar que a correr. En competición puede servir, como decíamos, para solventar algún apuro cuándo las condiciones se pongas feas. Tanto en un caso como en otro, siempre con temperaturas frescas, preferiblemente inferiores a los 10ºC.

Nos ha gustado:
- Su ligereza
- Sus acabados sin costuras
- La visera con que cuenta la capucha; si el agua es abundante imperdirá que caiga directamente sobre nuestros ojos evitando el efecto 'cascada'.
- La ubicación del bolsillo que minimiza el efecto rebote de lo que en él guardemos y su protección frente a la humedad, siempre útil para transportar elementos electrónicos.

No nos ha gustado:
- El efecto del viento tanto en la capucha como en el bolsillo del pecho. La capucha se mueve demasiado si la cremallera no está totalmente ajustada y llega a golpearnos con viento fuerte a nuestra espalda. El bolsillo, con rachas fuertes de aire en contra, se hincha y genera una molesta 'cámara de aire'.
- La condensación del sudor en el interior de la chaqueta.

PUNTUACIONES

  • Acabados10.0
  • Bolsillos6.0
  • Corta viento9.0
  • Cremalleras6.0
  • Cuello7.0
  • Elasticidad6.0
  • Fit cuerpo7.0
  • Fit mangas7.0
  • Gorro6.0
  • Impermeabilidad9.0
  • Plegabilidad6.0
  • Reflectantes6.0
  • Resistencia / Durabilidad9.0
  • Tranpirabilidad4.0

Comparar con

L.I.M Proof Jacket - Haglöfs

Vs

buscar