Grivel Mountain Runner

Grivel Mountain Runner
Grivel Mountain Runner
Grivel Mountain Runner
Grivel Mountain Runner
Grivel Mountain Runner
Grivel Mountain Runner
Grivel Mountain Runner
Grivel Mountain Runner
Grivel Mountain Runner
Grivel Mountain Runner
Grivel Mountain Runner
Grivel Mountain Runner
Grivel Mountain Runner
Grivel Mountain Runner
Grivel Mountain Runner
Grivel Mountain Runner
Grivel Mountain Runner
Grivel Mountain Runner
Grivel Mountain Runner
Grivel Mountain Runner

DATOS TÉCNICOS

  • Talla US Universal
  • Peso (gramos) 528
  • P.V.P 90,60 €

Introducción

Pocas marcas pueden presumir de tener cerca de 200 años de historia, como Grivel. Corría el año 1818 cuando un herrero de Courmayeur recibió el encargo de unos ingleses de desarrollar material de escalada con la vista puesta en el MontBlanc. Durante toda su vida la marca italiana ha sido protagonista de los hitos que poco a poco ha conseguido el alpinismo mundial.
Hace pocos años que Grivel entró a formar parte de los patrocinadores de Tor des Geants, la mítica carrera que tiene su salida en Courmayeur, y de esa relación tan cercana, surgieron los primeros productos de la marca pensados para el Trail Running: Una gama de palos y mochilas que ha ido creciendo año tras año con el innegable ADN de la marca.
Para este año, han dado un salto de calidad y nos presentan sus nuevas mochilas: las Grivel Mountain Runner que están disponibles en capacidades de 12L y 5L (esta se diferencia porque añadie el apellido Comp). Unas mochilas tipo chaleco con mucha personalidad y que plasman un concepto diferente.
Ha habido “run-run” y mucha curiosidad entre la comunidad trail sobre esta mochila –sois unos cuantos los que nos habéis estado preguntado sobre ella-, así que no sabéis la sonrisa que nos sacó cuando la recibimos en la oficina.
Vamos a probar la Grivel Mountain Runner, la hermana grande y vamos a ver si es capaz de mantener esa sonrisa o por el contrario acabaremos con lágrimas. ¡Al lío!


Primeras sensaciones y construcción

Un buen amigo me dijo al ver la mochila, que parecía una mochila de superhéroe, y no se me ocurre mejor definición de mi primera impresión. Viendo la tendencia de hacer cada vez productos más livianos, sorprende la contundencia con la que se presenta la Grivel Mountain Runner. En cierta manera impresiona. No es para nada ligera, parece un armazón pesado. El fabricante anuncia 12L que cuestan de creer que quepan, pero si empiezas a fijarte en los detalles, empiezas a descubrir la cantidad casi salvaje de bolsillos de todo tipo que dispone en toda la estructura. El diseño sigue la línea de la marca discreto y elegante en colores negro y amarillo, personalmente nos ha encantado.
Una mención especial al sistema de ajuste, que habrá que probar. Dispone de 4 puntos de ajuste por un curioso sistema de velcros y tiradores con una marca para dejar la medida que nos interese.
Bien, vamos a ponernos la mochila, nuestra primera cita fue un tanto sosa, no acabamos de encajar. Cachis, después de un rato jugando con los tiradores y los velcros de ajuste, un proceso que no es muy práctico (al menos para hacerlo durante la carrera) el ajuste fue perfecto. No hay tallas, pero el rango de ajuste es enorme, y sobretodo porque los 4 puntos te permiten alcanzar el grado de excelencia que desees. En el pecho 2 clips ajustables en altura acaban de dar el ajuste fino para evitar que se mueva en marcha.
Pesa más de 500 g y se nota solo con ponerla, pero nos importa poco, el detalle de dejarla ajustada como quieras nos hace perdonarle unos gramos de más a esta Grivel Mountain Runner.
A mano nos quedan al menos una docena de bolsillos solo en la parte frontal vamos a ver si en carrera nos resultan prácticos, pero al menos todo lo que tenga que ver con la alimentación, lo vamos a poder manipular sin problemas.

Sistemas de hidratación

La Grivel Mountain Runner incorpora en la parte frontal 2 porta bidones donde puedes llevar bidones rígidos o tipo “soft”. Con los rígidos hemos probado hasta los de 650ml típicos de ciclismo sin ningún problema. En la parte superior del porta bidón además del típico tirador para ajustar lleva como un refuerzo bastante rígido que ayuda a mejorar la sujeción del bidón. En general los bidones se sujetan muy bien, hemos probado varios modelos y sin ningún problema, excepto si están muy llenos, donde si hemos tenido algún problema con los típicos botellines que son algo más estrechos que los bidones, en los que el sistema de apriete de la mochila no era suficiente y con el vaivén se llegaba a caer.
De serie no incorpora ningún sistema de hidratación interior pero viene preparada para ello. Se utiliza el bolsillo más cercano a la espalda, dispone de un pequeño tirador para colgar la bolsa y el tubo ha de salir por el bolsillo y tiene un pequeño pasador para dejarlo hacia delante. El hecho de tener que sacar el tupo por el lateral, a través del bolsillo, no es muy cómodo y a veces la cremallera se va abriendo.

Compartimentos y extras

Los compartimentos de la Grivel Mountain Runner están distribuidos en forma de sándwich de 3 capas, pudiendo acceder a uno de ellos por la derecha, otro por la izquierda y otro por arriba desde el fondo hacia delante. Existe un 4 bolsillo en la zona superior de pequeño tamaño donde cabe poco más que las llaves, DNI y una manta térmica.
Los bolsillos son grandes y con una gran abertura con lo que es muy fácil guardar y coger del interior, incluso los 2 que se abren de los laterales resultan relativamente accesibles en marcha. Todos con unas cremalleras con tiradores de excelente calidad y con unos acabados soberbios y resistentes. Hemos llegado a guardar una chaqueta de membrana fina, un camiseta de algodón manga larga, unos pantalones, calcetines y una gorra con mucha facilidad y con espacio suficiente para guardar más cosas.
En el exterior dispones de 10 bolsillos o compartimentos de distintos tamaños y formas donde podremos guardar pequeños objetos como geles o barritas. En los laterales 2 bolsillos grandes con cremalleras, en una de las tiras un pequeño bolsillo con cremallera y en el otro tirante un bolsillo que cierra con velcro. En cada uno de los 2 porta bidones 2 bolsillos laterales para guardar un gel. En la zona baja un bolsillo en cada lateral con un cierre de velcro. Además, en la zona del pecho encontramos un silbato de gran tamaño.
Con toda esta descripción os podéis imaginar lo fácil que resulta distribuir toda la carga en los distintos espacios pudiendo reservar los bolsillos grandes para ropa u otros objetos y aprovechar los más pequeños para todo el tema de alimentación, consiguiendo un reparto de peso muy bueno y un nivel de confort en marcha muy elevado.
En la parte trasera encontramos una malla elástica con un par de clips para llevar objetos en la parte exterior. Un detalle que hay que tener en cuenta para facilitar el acceso a los bolsillos por las cremalleras laterales es quitar los clips, sin esto es bastante tedioso manipular los bolsillos. En los ojales por donde pasa este elástico encontramos 6 elementos reflectantes ideal por si nos movemos por entornos urbanos.
En los costados de la parte de atrás encontramos unas gomas con un cierre en la parte superior para llevar los palos, el sistema es cómodo y fácil de usar. En carrera con un poco de habilidad puedes sacarlos incluso corriendo, guardarlo ya es más complicado y nosotros no lo hemos conseguido, hay que pararse y colocarlos bien. Probamos también de llevar un piolet de tracción de la casa italiana, y se pueden colocar perfectamente y quedan muy bien sujetos.

Comportamiento en carrera

Una vez has dedicado tiempo en tu casa a ajustar bien la mochila es hora de salir al monte con tu flamante Grivel Mountain Runner 12L. Si has dedicado tiempo suficiente lo vas a saber con pocos kms. Es decir, al ser pesada, si no está bien ajustada verás como no te sientes cómodo muy rápidamente y toda la mochila baila, en cambio si lo has hecho bien, verás que la comodidad es absoluta con una fijación casi perfecta. Por ejemplo, en el caso del que escribe el ajuste diferenciado de cada punto me permitió ajustarla asimétricamente que es lo necesito por un problema de espalda y que es algo que con las mochilas chaleco no había podido solucionar de ninguna manera.
Es pesada y se nota con el paso de las horas, sobre todo si la llevas cargada. Por suerte el peso queda muy bien repartido y se hace más llevadero. Aun así, en vacío hablamos de 500 g, casi el triple que modelos similares de otras marcas. Es un precio que hay que pagar por otro tipo de ventajas.
El mesh de los tirantes y la espalda funciona muy bien evitando la acumulación de sudor en tu camiseta, aunque los objetos del bolsillo más cercano a la espalda sufren un poco esa evacuación de sudor.
Como apenas tiene elementos colgantes no molestan para correr, bueno, excepto el del silbato. El silbato es bastante grande y está colocado al lado de uno de los porta bidones, y si usas de los rígidos el silbato va dando golpecitos y a algunos les puede resultar bastante molesto. Las correas del pecho llevan un pequeño pasador elástico para guardar la tira sobrante y que no vaya colgando.
Una cosa que hemos comentado anteriormente y que particularmente nos ha gustado, es poder tener a mano en todo momento una gran cantidad de compartimentos donde alojar todo el tema de la comida ya que puedes acceder a ellos prácticamente sin mirar.

Impermeabilidad

Como todo no puede ser, aquí la Grivel Mountain Runner tiene un punto de mejora importante. Solo uno de los bolsillos (el que queda como en medio del sandwich de bolsillos) tiene algo de protección contra el agua con una superficie plástica, aun así se acaba humedeciendo el interior. Las cremalleras no son termoselladas pero cierran muy bien y bloquean parte del agua, pero también acaban calando.

Resistencia y durabilidad

Indestructible. La Grivel Mountain Runner pesa más de medio kilo, y se nota, su estructura y sus acabados están diseñados por gente que diseña material para alpinismo, es decir para ser usado en condiciones muy duras. La Mountain Runner mantiene el ADN de la marca y se ha mostrado como una auténtica todoterreno que aguanta todo lo que le echen. Incluso, como hemos mencionado anteriormente, probamos a llevar un piolet pesado en lugar de los ligeros palos de Trail Running y no hubo problema alguno. Lo dicho, una bestia!

Conclusiones

La Grivel Mountain Runner se presenta como una opción muy interesante para las salidas o carreras de larga distancia. Es una mochila con unos acabados sobresalientes y que prioriza valores como la sujeción, la adaptabilidad, la comodidad y la resistencia frente al peso. Disponible en una única talla su sistema de ajuste permite un rango de tipologías de corredores muy diferentes. Su capacidad de carga es muy buena, aunque nos ha gustado especialmente la disposición de los bolsillos para poder repartir todo el material dejando un conjunto muy compensado cuando esta cargada a tope.
En definitiva una interesante alternativa a las marcas más conocidas que llega de la mano de una marca histórica del alpinismo y que ha introducido su ADN particular en esta mochila.

A favor:
· Sistema de sujeción
· Versatilidad en el ajuste
· Cantidad de bolsillos
· Excelente calidad de acabados
· Resistencia

En contra:
· No dispone de ningún bolsillo impermeable
· Peso elevado
· Carencia de un sistema de hidratación interior más depurado

PUNTUACIONES

  • Bolsillos exteriores10.0
  • Capacidad12.0 litros
  • Capacidad extendida en litros12.0 litros
  • Compartimentos interiores0.0
  • Comportamiento en carrera9.0
  • Fit cintas9.0
  • Fit cuerpo9.0
  • Hidratación interna6.0
  • Impermeabilidad5.0
  • Portabidones8.0
  • Reflectantes8.0
  • Resistencia / Durabilidad10.0

Comparar con

Mountain Runner - Grivel

Vs

buscar