Freexion Free Light 5L

Freexion Free Light 5L
Freexion Free Light 5L
Freexion Free Light 5L
Freexion Free Light 5L
Freexion Free Light 5L
Freexion Free Light 5L
Freexion Free Light 5L
Freexion Free Light 5L

VÍDEO ANÁLISIS


Freexion Free Light 5L

DATOS TÉCNICOS

  • Talla US XS M
  • Peso (gramos) 217 243
  • P.V.P 95,00 €

Introducción

Seguramente Freexion, cuyo origen está en un lugar tan exótico como una isla en medio del océano indico, la Isla Reunión, no sea  una marca demasiado conocida en España, e incluso podemos caer en el error de preguntarnos que pueden saber en esa isla respecto al mundo del trail. Todo cambia sin embargo si mencionamos a la “diagonale des fous”,  palabras que todo buen aficionado al trail identifica con una de las carreras más míticas y salvajes del globo terráqueo y que precisamente se corre en esa Isla. 

A fecha de hoy, la casa del departamento francés tiene un catálogo bastante limitado, siendo la Freexion Free Light, con una capacidad de 5 litros, la hermana pequeña de los dos chalecos o mochilas disponibles (su hermana mayor dobla esa capacidad). Y ahí está precisamente la gran pregunta, es una mochila o un chaleco? Incluso nos preguntamos si podemos hacerla pasar por una prenda de ropa sustitutiva de la camiseta si estamos en condiciones tropicales como las que podemos encontrar en la residencia de su fabricante. 

La Freexion Free Light 5L está únicamente disponible en dos colores (negro y gris) y seis tallas que van de la XS a la XXL lo que, junto con su capacidad de ajuste, la hace accesible a personas de prácticamente todos los tamaños y, con algunos elementos rompedores en su diseño como el cierre central con cremallera o los ajustes mediante cordinos tanto en los dorsales como en los hombros,  que la diferencian claramente de sus competidores en este segmento de mercado, os explicaremos a continuación cuales han sido nuestras impresiones.

Primeras sensaciones y construcción

La Freexion Free Light 5L tiene un peso relativamente bajo para su capacidad (nosotros calculamos que alrededor de los 240 gramos) y, a primera vista, nos sorprende tanto el tacto muy agradable de la tela con la que está fabricada  y su elasticidad así como la aparente tremenda sencillez de su diseño.

Una vez nos la ponemos, la notamos muy cómoda y que sujeta bien a la espalda. La Freexion Free Light 5L incorpora unos sistemas de ajuste en contacto con las dorsales y los hombros en los que mediante sendos cordinos podemos ajustarla a conveniencia, de tal manera que el ajuste y la sensación de confort sin sentirnos oprimidos al ajustar la mochila es prácticamente perfecta. Además, ello nos permite que si nos ponemos o quitamos capas de ropa podamos ajustarla para que el tallaje sea justo el que necesitemos para evitar cualquier efecto rebote.

No obstante, el problema si acumulamos capas será otro. El fabricante francés es de los pocos en el mercado que se ha inclinado por que el cierre central de la mochila sea mediante una cremallera y no mediante un sistema de anclaje ajustable. Esto tiene dos grandes ventajas, por una parte, encontraremos pocas mochilas que sean más fáciles de ponerse y quitar y, asimismo, cuando demos con la tecla y el tallaje que llevemos sea el perfecto, realmente el ajuste será más que remarcable. El problema no obstante lo hemos encontrado cuando hemos demasiadas capas para el ajuste que llevábamos ya que si no hemos  ajustado progresivamente la mochila, la presión hace que la  cremallera central venza y se vaya abriendo progresivamente.  Lo mismo ocurre cuando cambiamos de ritmo y movemos los brazos excesivamente o hacemos movimientos bruscos.

Sistemas de hidratación

La Freexion Free Light 5L  nos ofrece la clásica forma de hidratación en los chalecos más ligeros, con la inclusión en la parte delantera de sendos bolsillos en los pectorales para transportar dos bidones de 500ml de capacidad, situándose en la parte superior de las asas del chaleco unas cintas con un mosquetón de ajuste para que podamos, una vez introducido el bidón, ajustar el bolsillo para evitar que los bidones salten en carrera. No obstante, debemos decir que creemos que, si bien es tremendamente fácil introducir los bidones en los bolsillos (algo que no es tan fácil en el caso de los modelos de otras marcas), los bolsillos frontales para alojar los bidones son poco profundos, de tal forma que los bidones sobresalen mucho del bolsillo.

Una vez en carrera, es muy fácil acceder a los mismos y beber con comodidad sin necesidad de retorcernos en exceso. Por desgracia, y como comentábamos anteriormente, si bien  hay unos mosquetones que sirven para sujetar los bidones y eliminar el efecto rebote, el problema es que una vez vamos vaciándolos a medida que bebemos llega un momento en que la cinta y el mosquetón ya no son capaces de sujetar las boquillas, y éstas se van escurriéndose por debajo constantemente, de manera que con cualquier salto o movimiento brusco los bidones se mueven e incluso nos han llegado a saltar de los bolsillos de almacenamiento.

La Freexion Free Light 5L incluye en su precio dos bidones de medio litro tipo flask de la misma casa. Los dos bidones tienen una boquilla amplia que nos permitirá recargar líquidos rápidamente y sin incidentes e incluso introducir pastillas de sales, etc sin problemas. No obstante, el sistema de rosca de los bidones no está especialmente bien diseñado y en algunos momentos al cargar agua hemos tenido que prestar especial atención para que al enroscar no se salga el tapón de las guías de la rosca y podamos ir perdiendo agua progresivamente.

Compartimentos y extras

Como comentábamos anteriormente, la Freexion Free Light 5L es el modelo ligero de menos capacidad de los chalecos de la casa de la isla del Indico, con lo que, como podréis imaginar, la capacidad para poder llevar material aunque limitada, nos ha dejado bastante satisfechos.

La Freexion Free Light 5L tiene un diseño en cuanto a compartimentos tremendamente simple, consistente en un compartimento principal de una tela elástica en forma de bolsa trasera que no consta de ningún tipo de cremallera o cierre, en la que podemos almacenar cualquier tipo de material que necesitemos con una gran facilidad. Aunque teníamos ciertas dudas de si esta falta de elementos de cierre nos podría traer problemas al estar en movimiento, debemos decir que en nuestras diferentes salidas no hemos perdido nada en absoluto ni hemos tenido que parar a recoger ningún elemento que haya podido saltar de la bolsa trasera.

Adicionalmente, dentro de esta bolsa trasera han incluido un bolsillo interior muy elástico y profundo que nos permite guardar elementos de cierto tamaño un poco más protegidos de lo que están en la bolsa principal, no obstante, echamos en falta que dicho bolsillo tenga una cremallera o un refuerzo impermeable (la tela es exactamente igual que la del resto de la mochila)  que nos permita almacenar aquello  especialmente importante y que no queramos perder, como las llaves del coche, etc…  o que queramos que no se moje como el móvil.

Estos son los únicos bolsillos que tenemos a nuestra disposición. No existe ningún otro bolsillo en la parte central (salvo que utilicemos los que están previstos para los bidones) o en los dorsales, lo que va a motivar que cuando queramos recurrir a cualquier elemento que podamos necesitar durante nuestras carreras o entrenamientos, tengamos que quitarnos la mochila para poder cogerlo. 

Finalmente, la Freexion Free Light 5L,  a diferencia de su hermana mayor, no incorpora un sistema portabastones y por lo que hace referencia a los elementos reflectantes, tampoco incluye ningún elemento reflectante, por lo que teniendo en cuenta que solo está disponible en color negro o gris, no nos ayudará a identificarnos especialmente durante la noche en caso de carreras nocturnas.

Comportamiento en carrera

La Freexion Free Light 5L  ha tenido un comportamiento muy bueno en carrera, salvo por lo que comentaremos a continuación. El doble sistema de ajuste (autoajustable tanto a la altura de nuestro dorsal derecho e izquierdo, como a la altura de los hombros) nos ha permitido correr cómodamente tanto si hemos llevado la mochila prácticamente vacía como si la hemos llevado con una carga plena, algo muy valorable y que no todas las mochilas consiguen. En este sentido, es de valorar que la facilidad con la que podemos hacer los ajustes simplemente tirando de los mosquetones.

El principal punto fuerte de la Freexion Free Light 5L es que gracias al textil elástico de la bolsa principal en la espalda del chaleco hace que  los materiales que vamos incluyendo en la misma se compriman hacia el cuerpo del corredor, provocando con esta presión la sujeción justa para que no se cree espacio alguno entre el chaleco y nuestra espalda de manera que se evita completamente cualquier rebote en carrera. A todo lo anterior, le acompaña la banda

Por carecer de bolsillos accesibles en las asas del chaleco y por  su morfología,  que hace que el Freexion Free Light 5L no nos quede demasiado arriba en la espalda de manera que podamos con un movimiento  del brazo extraer lo que llevemos en la parte superior del chaleco sin quitárnoslo, cada vez que necesitemos algo deberemos ponernos y quitarnos el chaleco. No obstante, esto no será un problema insalvable ya que, como hemos comentado antes, seguramente nos encontramos con uno de los chalecos del mercado que es más fácil de ponerse y quitar.

Impermeabilidad

En su línea de sencillez extrema, el chaleco Freexion Free Light 5L no es impermeable ni somos conscientes de que se haya tratado el textil con algún tratamiento especial que consiga repeler mínimamente la lluvia (a pesar de haber indagado en la página web de Freexion al respecto, no hemos encontrado ninguna mención). 

Por ello, si existe probabilidad de lluvia, lo mejor es que aquellos elementos más sensibles al agua como pueden ser móviles, cargadores, etc… los guardemos en alguna bolsa impermeable interior ya que de lo contrario acabaran mojados.

De igual forma, debido al textil con el que está confeccionado el chaleco, en el apartado de la transpirabilidad de la Freexion Free Light 5L tampoco nos proporciona grandes noticias, ya que en los días soleados que hemos probado el chaleco, la evacuación del sudor ha resultado dificultosa y los materiales que teníamos almacenados en la mochila han quedado húmedos. Si tenemos en cuenta que la hemos probado en un invierno extrañamente suave, debemos intuir que cuando apriete el calor ese problema se acrecentará. Por ello, seguramente el uso de la Freexion Free Light será idóneo para días no demasiado calurosos y en los que no haya unas condiciones atmosféricas adversas.

Resistencia y durabilidad

En cuanto a la durabilidad,  aunque por su ligereza y el material elástico utilizado el chaleco Freexion Free Light 5L a priori puede parecernos aparentemente frágil, podemos decir que ha pasado con nota nuestro test en los entrenamientos. El chaleco de la casa de la Isla Reunión no ha sufrido ningún desgaste prematuro. En este sentido, al ir tan ajustado a nuestro cuerpo, hemos tenido muy pocos enganches y rozaduras con la vegetación, pero cuando así ha sido (principalmente debido al cordino sobrante en los laterales del chaleco cuando lo llevamos muy ajustado), ha resistido muy bien. De igual forma, después de varios pasos por la lavadora no hemos apreciado desgaste alguno en el tejido de la Freexion Free Light 5L ni en su elasticidad. 

En esta misma línea, los sellados de los bolsillos no muestran ningún hilo suelto y la cinta de la cremallera y su tirador están como el primer día y funcionan perfectamente, lo que nos indica que el fabricante francés ha prestado especial atención a estos detalles.

En resumen, el chaleco Freexion Free Light es de aspecto sencillo pero robusto, con una vocación de durabilidad en el largo plazo y que no nos decepcionará en este aspecto.

Conclusiones

Se suele decir que la simplicidad es una virtud y en ese sentido, podemos decir, que la Freexion Free Light 5L, tanto por su precio (95 euros) como por la sencillez de sus planteamientos y capacidad, es una mochila enfocada a aquellos corredores que van a afrontar entrenamientos de corta o media distancia, que no acostumbran a llevar demasiado equipaje o no recurren constantemente a lo que llevan almacenado y que priman el ajuste y la comodidad por encima de mochilas o chalecos con construcciones más elaboradas y caras que, al final, no acabamos de aprovechar.

Como hemos comentado en los anteriores apartados, las características híbridas de la Freexion Free Light 5L la hacen un producto bastante interesante en el que la casa del departamento francés del Indico ha conseguido un diseño muy logrado y eficiente en cuanto al transporte de material en la parte trasera del chaleco, pero que aún tiene algunos aspectos con espacio para la mejora en la parte delantera, como la sujeción de los bidones o incluir algún bolsillo, por pequeño que sea, para que podamos tener a mano aquellos elementos  que sean de primera necesidad o  que tengamos la seguridad que vamos a usar o consumir, como barritas o geles. En este sentido, es destacable que cuando más partido hemos sacado al chaleco Freexion Free Light 5L ha sido cuando hemos ido sin bidones o con los bidones vacíos.Igualmente, debemos comentar que hay la opción de comprar el Freexion X-pert Belt para complementar la capacidad en carreras donde se exiga más material obligatorio y, además, tener bolsillos más a mano.

Dicho lo anterior, habrá que seguir muy de cerca la evolución de este producto de la casa francesa ya que el potencial que tienen alguna de sus ideas es más que remarcable.


PROS:

1. Uno de los chalecos más fáciles de ponerse y quitar del mercado.
 
2. Un buen sistema de ajuste y entallaje, que permite el nulo rebote de lo que llevemos almacenado en la bolsa trasera.

3. Altamente cómoda, el tejido es agradable y se ajusta a nuestra espalda como una segunda piel.


CONTRAS:

1. El sistema de fijación de los bidones es deficitario especialmente cuando los mismos van medio vacíos.
 
2. En algunas condiciones o cuando realizamos movimientos bruscos la cremallera central que fija el chaleco se abre fácilmente.

3. Transpirabilidad muy limitada.


POSIBLES MEJORAS:

1. Aumentar ligeramente la profundidad los bolsillos de los bidones y mejorar la sujeción de los mismos.

2. Incluir una cremallera en el bolsillo interior para tener al menos un compartimento estanco para guardar los elementos más preciados que transportemos.

3. Incluir algún elemento reflectante.

PUNTUACIONES

  • Capacidad5.0 litros
  • Fit cuerpo9.0
  • Fit cintas9.0
  • Hidratación interna0.0
  • Portabidones5.0
  • Compartimentos interiores7.5
  • Bolsillos exteriores2.0
  • Reflectantes0.0
  • Impermeabilidad2.0
  • Comportamiento en carrera8.0
  • Resistencia / Durabilidad8.0

Comparar con

Free Light 5L - Freexion

Vs

buscar