Ferrino Desert Kat

Ferrino Desert Kat
Ferrino Desert Kat
Ferrino Desert Kat
Ferrino Desert Kat
Ferrino Desert Kat
Ferrino Desert Kat
Ferrino Desert Kat
Ferrino Desert Kat
Ferrino Desert Kat
Ferrino Desert Kat
Ferrino Desert Kat
Ferrino Desert Kat
Ferrino Desert Kat
Ferrino Desert Kat
Ferrino Desert Kat
Ferrino Desert Kat
Ferrino Desert Kat

VÍDEO ANÁLISIS


Ferrino Desert Kat

DATOS TÉCNICOS

  • Talla US Universal
  • Peso (gramos) 551
  • P.V.P 249,90 €

Introducción

La marca italiana Ferrino ha presentado este 2019 una mochila diseñada específicamente para los corredores de larga distancia por montaña. La Ferrino Backpack Desert Kat tiene una capacidad de 20 litros y un peso de 530 gramos.  Nos encontramos delante de una mochila pensada para las carreras más largas o incluso por etapas. Seguramente la podríamos utilizar en una de las carreras más conocidas y duras del mundo, el Tor des Geants!

La ligereza de esta mochila viene dada en gran parte por la incorporación de Dynema®, una fibra sintética que aporta una resistencia espectacular (parecida al acero) con una ligereza que muchos materiales envidian. Es la fibra más fuerte y más duradera del mundo. ¡En esta review lo vamos a comprobar!

Es una mochila que llama la atención tanto por su aspecto como por su tacto. Pocos compañeros de entrenamientos se han podido resistir a tocarla para comprobar la textura del novedoso tejido. Hay muchos más motivos que hacen de la Ferrino BackPack Desert Kat una excelente elección para las carreras de larga distancia o salidas en autosuficiencia por montaña. ¿Quieres conocerlos? ¡Solo debes seguir leyendo!

Primeras sensaciones y construcción

La primera vez que tuvimos en las manos la Ferrino Backpack Desert Kat nos quedamos sorprendidos. Es una mochila que visualmente no deja indiferente a nade y fuimos directos a tocar la fibra Dynema®. Es de las cosas que más captaron nuestra atención a primera vista.

La Ferrino Backpack Desert Kat es una mix entre mochila tradicional de montaña y un mochila con construcción chaleco. De hecho, mezcla lo mejor de los dos mundos. La adaptabilidad al cuerpo del corredor es muy buena gracias a que las asas son regulables. Esto nos ha permitido adaptarla completamente a nuestras estructura corporal. En la parte delantera, incluye dos tensores, uno a la altura del pecho y el otro un poco por arriba de la cintura, que hemos podido ajustar sin ningún problema en carrera. El cierre es clásico pero funciona a la perfección y nos permite hacerlo con suma rapidez.

Esto hace que salgamos desde el minuto 0 a correr con la mochila bien adaptada al cuerpo evitando el temido rebote que tantas molestias causa con el paso de los kilómetros. Al poder adaptar las asas, el peso queda bien integrado con nuestros hombros y espalda. Como resultado, no hemos sufrido ninguna sobrecarga ni molestias.

Otro aspecto muy relevante, y que hemos agradecido mucho en carrera, ha sido el F.C. System, sistema de sujeción que permite comprimir la mochila según la carga que llevemos en cada momento. Es muy fácil de utilizar porqué solo se deben tensar dos cables que van acomodar la carga de la parte trasera.

¿Qué nos ha aportado este sistema? ¡Versatilidad! Hemos corrido con la mochila casi vacía pero bien apretada. En otras salidas, la hemos llenado mucho más y la carga ha ido igual de sujeta. El F.C. System permite a la mochila adaptarse muy bien a las necesidades del corredor y esto es un gran punto a su favor. Y más, cuando hablamos de una mochila de 20 litros de capacidad.

Sistemas de hidratación

La opciones de hidratación que nos permite cargar la Ferrino Backpack Desert Kat són múltiples. En la parte delantera, tenemos espacio para cargar con dos softflask de 500 ml y en la parte trasera hay espacio para una bolsa de hidratación de 2 litros sin problema alguno. Es decir, con facilidad podemos cargar 3 litros de agua para esos días más calurosos, o bien para las pruebas de autosuficiencia.

Los bolsillos de la parte delantera de la mochila nos han parecido un poco pequeños y nos han obligado a llevar el softflask de 500ml un pelín vacío para que cupiera dentro de la malla sin problemas. En este aspecto, creemos que sería mejor tener un poco más de profundidad en el bolsillo superior. Una mochila de este tamaño debería permitir cargar hasta 750ml de agua para tener más autosuficiencia en montaña.

En la parta trasera, la bolsa de hidratación ha funcionado a la perfección y gracias a la estructura de la mochila, hemos podido acceder a ella de forma rápida y eficaz en los avituallamientos o fuentes donde hemos tenido que rellenar. No se nos ha calentado ni hemos tenido problemas con el otro material que hemos llevado en el interior de la mochila. Además, gracias a que se puede acceder de forma muy rápida al interior de esta, hemos podido rellenar la bolsa de hidratación sin deshacer toda la mochila.

Compartimentos y extras

El número de bolsillos con los que cuenta la Ferrino Backpack Desert Kat no son muchos, pero si que son los suficientes para llevar el material bien ordenado y protegido. Vamos a dividir la parte trasera de la mochila con la parte frontal.


Parte trasera:

En ella encontramos una gran bolsa que va a ser donde llevaremos todo el material que sea necesario tener a mano mientras corremos. Hablamos de la capa impermeable, de una camiseta térmica o guantes.  En el interior del bolsillo grande se encuentra un compartimiento interno con cremallera que nos permitirá dividirlo en dos.

El acceso al compartimento más grande nos ha gustado mucho porque se abre totalmente. Es decir, tenemos acceso a todo el material de forma rápida, fácil y sin tener que desmontarlo todo. Una gran idea para aquellas carreras donde llevas mucho material que se encuentra bien ordenador a la salida, pero que cada vez que debes utilizar algo se desorganiza todo.

Además, en la parte inferior de la mochila hay una cremallera que nos permite acceder al material colocado en el fondo de este bolsillo. Esta cremallera es muy útil para llevar alguna pieza de material que podamos necesitar de forma urgente ya que tendremos acceso a ella con mucha facilidad. De hecho, durante la Montlude Skyultra los crampones eran obligatorios y los teníamos allí colocados. En caso de haberlos necesitado, hubiéramos tenido acceso rápido a ellos y sin necesidad de quitarnos la mochila de la espalda. Creemos que también es un buen sitio para llevar la ropa de abrigo o los guantes si creemos que los vamos a poder necesitar.

En la parte trasera externa de la Ferrino Backpack Desert Kat también encontramos algunos tensores que nos van a permitir llevar alguna pieza extra en la parte externa como un cortavientos que queramos que se seque.

Por último, encontramos en la parte trasera derecha dos gomas que nos van a permitir llevar los palos de forma vertical. El sistema no permite ponerlos y sacarlos en marcha. Debemos parar para tener acceso a ellos. Además, no nos han quedado muy bien sujetos del todo. Hay bastante rebote.

El sistema para llevar los palos es un aspecto que, bajo nuestro punto de vista, Ferrino debe cambiar. Apostamos más por llevarlos en la parte frontal de forma horizontal, o bien verticales pero por separado. La mochila tiene espacio suficiente para encontrar una solución mejor y mucho más eficaz.


Parte frontal:

Como hemos comentado con anterioridad, en la parte frontal tenemos los bolsillos elásticos para cargar con los bidones de agua. Y en los laterales, tenemos dos bolsillos bastante amplios con cremallera que nos han ido de maravilla para llevar la comida que queremos tener a mano como también algún que otro accesorio que podamos necesitar en el monte.

Los bolsillos de la Ferrino Backpack Desert Kat no son elásticos (detalle que de entrada no nos gustó) pero que en carrera hemos agradecido. El material que llevamos allí no rebota, va bien sujeto y la cremallera funciona a la perfección incluso después de muchas horas en carrera. Con lo cual, no hemos echado de menos su elasticidad.

Comportamiento en carrera

Hemos realizado varias salidas por montaña con la Ferrino Backpack Desert Kat, pero la prueba de fuego fue en la primera edición de la Montlude SkyUltra celebrada en la Val d’Aran. Con sus 63km y 6000m D+ por terreno técnico de alta montaña, nos permitió llevar la mochila al límite durante las 15 horas que estuvimos en carrera.

La mochila se adapta a la perfección al cuerpo del corredor y eso nos permitió movernos con agilidad tanto en las subidas como en las bajadas técnicas que hay a lo largo del recorrido. A pesar de tuvimos un día muy húmedo en carrera, la espalda nos transpiró muy bien gracias a la malla con celdas abiertas que lleva la mochila. En días de mucho calor hemos agradecido que la espalda no sudara más de la cuenta.

La malla 3D de la espalda nos ha funcionado a la perfección durante la carrera donde no paramos de sudar por culpa de la alta humedad que nos encontramos. Creemos que será de gran utilidad para esos días más calurosos. Tampoco tenemos ninguna duda que en los días fríos nos funcionará a la perfección porqué aísla muy bien la humdad de nuestras espalda cosa que nos permite mantener nuestra temperatur corporal.

Otro aspecto que hemos utilizado mucho en carrera es el F.C. System, ya que nos ha servido para adaptar muy bien la mochila según el peso del momento. Cuando hemos tenido que utilizar el cortavientos o el chubasquero en carrera y nos habíamos comido y bebido parte de la carga, hemos podido ir adaptando la presión a la carga. Como solo hay que tensar el cordón, se hace de forma fácil y durante varias veces en carrera.

Después de 15 horas, podemos decir que en ningún momento la mochila nos ha provocado roces ni se ha roto nada. Y eso que hemos rozado con ella por zonas rocosas, pero es muy resistente.

El punto que menos nos ha gustado de la Ferrino Backpack Desert Kat ​es la sujeción para los palos. Al llevarla atrás, debes sacarte siempre la mochila. El sistema de fijación no es intuitivo y se tarda en colocar los palos. Además, hemos notado que botan demasiado. Creemos que sería mucho mejor si estos estuvieran colocados al frente en posición horizontal, o separados en los laterales de la mochila. No buscamos rapidez, pero si más sujeción.

Impermeabilidad

Durante la Montlude SkyUltra tuvimos la suerte de encontrar un poco de lluvia en algún tramo de la carrera. La Ferrino Backpack Desert Kat no es impermeable, por este motivo llevaba todo el material en bolsas estancas. Eso sí, tienen un punto de repelencia al agua que ayudó a que no se mojara nada.

Resistencia y durabilidad

La Ferrino Backpack Desert Kat es una de las mochilas más resistentes que hay actualmente en el mercado. Después de dos meses corriendo con ella, no hemos tenido ningún problema con las cremalleras ni con los tejidos.

Como hemos comentado con anterioridad, la resistencia vienen dada gracias a la fibra más fuerte del mundo, Dyneema. Una fibra con una resistencia como el acero y que no se deforma o estira con el paso del tiempo. Esto funciona de maravilla para este tipo de mochilas que se utilizan en terrenos donde puede haber mucho roce con los elementos de la naturaleza. Por ejemplo, durante nuestra carrera por la Val d’Aran, múltiples fueron las veces que la mochila rozó con rocas de alta montaña que acostumbran a ser muy abrasivas

La resistancia del tejido no penaliza la comodidad ni nos provoca rozaduras. En ningún momento este entra en contacto con nuestro cuerpo mientras corremos. Por este motivo, no nos afecta a la transpirabilidad de la mochila ni nos va a molestar al correr.

Conclusiones

La Ferrino Backpack Desert Kat es una mochila que creemos que triunfará en el mercado. Una elección ideal para aquellos corredores que participan en carreras de larga distancia, pero que también disfrutan de largas jornadas por el monte. Su comodidad y su adaptabilidad al cuerpo, combinados con su ligereza, hacen de ella una mochila muy versátil y que puede ser utilizada en una gran multitud de situaciones. Desde carreras cortas de larga distancia ( si no vamos a querer correr a ritmos alegres) hasta carreras por etapas o salidas por el monte donde haya que cargar con bastante material.

La utilización de la fibra Dynema® nos ha parecido todo un acierto por la ligereza y la resistencia. ¡Aún tenemos muchos kilómetros por hacer con esta mochila! Y el otro sistema que nos ha enamorado es el F.C. System por su fácil funcionamiento y el gran resultado que nos ha dado.

Eso sí, creemos que la marca italiana debe hacer un poco más grandes los bolsillos de hidratación delanteros y mejorar el sistema de sujeción de palos.


PROS

1. Adaptabilidad al cuerpo: podemos personalizar la mochila con mucho detalle.

2. Adaptabilidad a la carga: el F.C. System nos permite llevar la carga sin rebote en el interior.

3. Distribución de los bolsillos: el material estará bien ordenado y podremos acceder a el con rapidez.

4. Durabilidad: los materiales utilizados nos ofrecen una mochila que podremos utilizar durante muchos kilómetros.


CONTRAS

1. Bolsillos de hidratación frontal: deberían ser más grandes para poder cargar con más hidratación.

2. Sistema de fijación de palos: debe mejorarse o cambiarse. Rebotan mucho y no aporta seguridad.


POSIBLES MEJORAS

1. Falta de elementos reflectantes: aportarían un plus de seguridad a la mochila.

PUNTUACIONES

  • Bolsillos exteriores9.0
  • Capacidad20.0 litros
  • Capacidad extendida en litros20.0 litros
  • Compartimentos interiores9.0
  • Comportamiento en carrera8.0
  • Fit cintas8.0
  • Fit cuerpo8.0
  • Hidratación interna8.0
  • Reflectantes4.0
  • Resistencia / Durabilidad10.0

Comparar con

Desert Kat - Ferrino

Vs

buscar