Advertisement

Dynafit Enduro 12 - 2015

Dynafit Enduro 12 - 2015
Dynafit Enduro 12 - 2015
Dynafit Enduro 12 - 2015
Dynafit Enduro 12 - 2015
Dynafit Enduro 12 - 2015
Dynafit Enduro 12 - 2015
Dynafit Enduro 12 - 2015
Dynafit Enduro 12 - 2015
Dynafit Enduro 12 - 2015
Dynafit Enduro 12 - 2015
Dynafit Enduro 12 - 2015
Dynafit Enduro 12 - 2015

VÍDEO ANÁLISIS


Dynafit Enduro 12 - 2015

DATOS TÉCNICOS

  • Talla US Universal
  • Peso (gramos) 267
  • P.V.P 80,00 €

Introducción

Cerrad los ojos y pensad en un color al oír el nombre de la siguiente marca: Dynafit. Blanco, ¿verdad? El blanco de la nieve, ya que el nombre de la marca va unido a éste elemento des de la mitad del siglo XX, cuando empezó sus andaduras. Su material de esquí es famoso entre los amantes del frío, siendo el esquí de montaña la especialidad de la casa.
La marca del leopardo (nos encanta su logo) dejó de ser austríaca hará poco más de una década, cuando fue adquirida por la italiana Salewa, referente también en los deportes de montaña.
Dynafit distingue tres maneras de correr por montaña: ultra running, que como su nombre indica hace referencia a largas distancias; vertical running, para las competiciones rápidas; y alpine running, refiriéndose a correr por montaña en terrenos y condiciones cambiantes. Para cubrir estas 3 sub modalidades del trail running ofrecen 5 modelos de mochila distintos, con capacidades de 8, 12 o 20 litros. La que vamos a testar será la Enduro 12, diseñada, según nos cuentan en su web, “para corredores de ultras que busquen obtener resultados”. Esto de “obtener resultados” nos suena un poco ambiguo, por eso la someteremos a prueba para comprobar a qué tipo de resultados se refieren.

Primeras sensaciones y construcción

La Enduro 12 es la única mochila tipo chaleco que encontramos en el catálogo de Dynafit, y sólo la fabrican en una única talla.
12 litros es un volumen considerable, y esto hace inevitable que al trastearla la encontremos tosca, ya que estamos acostumbrados a correr con mochilas de menor capacidad.
Si descosiéramos las costuras perimetrales, nos quedaríamos con dos partes muy diferenciadas. La parte interior, la que estará en contacto con nuestro cuerpo, está construida con malla de 3D. Su tacto es un poco áspero, veremos las sensaciones que tendremos al correr. La exterior, a excepción de los 4 bolsillos porta-bidones de malla elástica, está construida con un denso tejido plástico que no flexa en ninguna dirección. Dynafit ha creado una mochila ante todo resistente, pues utiliza tejido ripstop para esta parte exterior, como salta a la vista con los pequeños hexágonos que aportan consistencia y evitarán desgarros a nuestros encuentros con ramas, zarzas…Su peso de 270g no es muy ajustado, pero sus 12l también salen de lo común en mochilas para correr, así que por el momento dejaremos el peso como un dato más a la espera de salir a correr con ella.
Nos la colocamos vacía, y en nuestros hombros descubrimos un par de cintas con las que realizar el ajuste. Tenemos que tirar hasta el tope para que nos quede justa a nuestra medida, y aquí encontramos el primer inconveniente, pues la cinta que estamos acortando se dobla hacia el interior del cuerpo provocando un inevitable pliegue que no pasa desapercibido (lo podéis ver en la foto). Además, la rugosidad de la malla 3D juega en contra del ajuste, pues no ayuda a que la dobladura pase inadvertida. Cabe mencionar que el ajuste conseguido es bueno.
El cierre en nuestro pecho tiene tres únicos puntos, dos a nuestra derecha y uno a la izquierda, que se unen mediante una cinta rígida. Podemos variar su posición ya que se pueden desplazar a través de una guía.
En su parte posterior, tenemos una cremallera horizontal que permite acceder al bolsillo más grande de la Enduro 12. En el exterior, una cremallera vertical nos abrirá otro bolsillo, más pequeño que el principal pero con una buena capacidad. Y para terminar, vemos también las cintas donde ataremos los bastones.

Sistemas de hidratación

Según Dynafit, el público para su mochila son los corredores de carreras de ultrafondo, que no quieran limitaciones de espacio. Saben de la importancia que tiene la hidratación, y por este motivo entendemos que hayan puesto hasta 4 portabidones, ¡cuatro! Quizás sería más correcto hablar de 2+2, más adelante hablaremos de ellos.
Y por si fuera poco, dentro del bolsillo de gran capacidad de la espalda encontramos unas cintas para fijar una bolsa de hidratación. Además, podremos sacar el tubo de succión por ambos lados, pues la Enduro 12 está preparada para ello. El inconveniente al llevar una bolsa con líquido en la espalda es que el bolsillo donde la pondremos no tiene ninguna compartimentación, el espacio es único. Así, el roce o presión del material que carguemos dentro de la mochila con la bolsa de hidratación está asegurado, deberemos valorar si realmente nos interesa llevarla o no. Además, si corremos con la bolsa de hidratación y material, tendremos que extremar las precauciones al llenarla (o sacarla de la mochila) si no queremos mojar el interior del bolsillo y lo que llevemos en él.
Decíamos que la Enduro 12 viene equipada para llevar 4 bidones, un par de ellos en el pecho y el otro par en los laterales de la espalda. Para ser sinceros, los dos bolsillos diseñados para transportar bidones son los traseros, pero nuestra sorpresa al correr fue mayúscula al ver como es de difícil llegar a ellos, casi imposible. No entendemos muy bien su colocación, pues si no corremos acompañados nos tendremos que quitar la mochila para coger los bidones, lo cual no es nada práctico. Después de alguna salida descartamos por completo colocar bidones a nuestra espalda, y correr solo con ellos en nuestro pecho, en los bolsillos que inicialmente fueron diseñados para transportar material pero debido a la poca funcionalidad de los bolsillos posteriores, transformamos en portabidones. Pero aquí encontramos un problema, pues el movimiento del conjunto de la mochila debido al rebote de los bidones es inevitable. Con la mochila con poca carga y los dos bidones llenos el movimiento generado llega a ser molesto, movimiento que se reduce pero no desaparece con la mochila cargada. Repetimos que colocar los bidones en la parte frontal no debió ser la idea inicial de los diseñadores de Dynafit, pero la poca practicidad de los bolsillos posteriores no deja opción.
Sin ninguna duda el porteo de bidones es un tema que la marca debe trabajar.

Compartimentos y extras

Del conjunto general de la mochila, hay un detalle que a nuestro gusto es genial. Vamos a empezar con él, que no es nada más que un bolsillo de quita y pon. La idea es perfecta, pues va cogido con una cinta que lo asegura a la Enduro 12 en su parte frontal y lo mejor, que va fijado con un velcro. De este modo podemos arrancar la parte del velcro, manipular el bolsillo a nuestro gusto (incluso quitarlo, pues va asegurado con un cierre de fácil apertura), y volver a colocarlo en su sitio. Este bolsillo es el más elevado de los que equipan la Dynafit Enduro 12, y es perfecto para guardar el teléfono móvil.
Justo por debajo y por igual en ambos lados tenemos los portabidones, y por debajo de ellos y por igual a cada lado, unos grandes bolsillos con una tremenda capacidad. Nos van a caber geles, barritas, la manta térmica… ¡incluso podemos meter la chaqueta impermeable! A continuación y ya en la espalda, los dos portabidones a los que cambiamos de función y nos servirán para transporte de material vario, y ya en la espalda los dos bolsillos principales, con cierre horizontal y muy generoso el de mayor capacidad, y vertical el más exterior de ellos.
Los portabastones son funcionales, y hacen válido el refrán de que la cabra tira al monte, pues también nos servirán para llevar los piolets en nuestras salidas invernales (ya os contábamos que Dynafit es referente en material de esquí de montaña). Para colocar los bastones deberemos quitarnos la mochila.
Más allá de los portabastones la Enduro 12 no lleva ningún extra, y es algo que desde TRAILRUNNINGReview nos cuesta de entender, pues para poner dos ejemplos no lleva ni silbato (que casi todas las casas integran en sus mochilas), ni tan siquiera un reflectante, cosa que sería fácil de mejorar por la marca.

Comportamiento en carrera

Si la mochila Enduro 12 tiene un problema general, este es el rebote. Ya os hemos hablado del molesto movimiento generado por los bidones. Debemos pensar que sus 12l de capacidad son difíciles de llenar si salimos a correr, pues aún saliendo con un exceso de material siguen quedando espacios vacíos. También hemos comentado que el tejido exterior no es elástico, así que no comprime ni fija nada de lo que transportemos en su interior. Ya veis que la suma de mucho espacio y de una nula compresión no da un buen resultado para el corredor. En cualquier bolsillo vamos a necesitar fijar bien la carga si no queremos rebotes molestos al correr.
No tenemos nada a reprochar a la malla de tres dimensiones que contacta con nuestro cuerpo, aun que un poco áspera al tacto, pasa inadvertida al correr, y funciona muy bien permitiendo la evacuación de nuestro sudor. Corriendo en días de calor intenso, no podemos evitar que la humedad pueda más que la malla y penetre en el interior de los bolsillos, pero solo nos llegará a empapar el material que llevemos en los dos bolsillos laterales, ya que en la espalda, pegado a la malla 3D, Dynafit ha colocado una lámina de tejido igual al exterior que aísla el material que transportemos.
La leve molestia debida al pliegue generado al ajustar la mochila desaparece al rato de correr, y no se hará presente en ninguna salida, sin importar los minutos corridos.

Impermeabilidad

Llegamos a un punto muy curioso: la impermeabilidad. El tejido plástico que cubre todo el exterior de la Dynafit Enduro 12 no es impermeable, pero resiste muy bien el paso de agua. Y aquí viene lo curioso del caso, pues como os contamos el tejido es muy resistente al paso de agua, pero ni las costuras ni las cremalleras no ofrecen ninguna resistencia al paso de dicho elemento. Recordemos que la cremallera más larga es la que abre el mayor bolsillo en la espalda y está colocada en horizontal. Lo mismo pasa con el bolsillo en el que guardamos el teléfono, pues el tejido resiste el paso de agua pero su gran cremallera no dificulta que se moje el material en su interior en días de lluvia. Así que la impermeabilidad general de la mochila es más que correcta pero sus costuras y cremalleras no están a la altura.

Resistencia y durabilidad

No cuestionamos que Dynafit ofrezca productos de calidad. Prueba de ello es la construcción general de la mochila, con una robusta malla 3D interior y con su tejido Ripstop en el exterior, que tan bien funciona al correr en zonas boscosas y que a día de hoy sigue sin ningún rasguño. En general, las costuras y cremalleras no dan signos de fatiga, pero lo que realmente nos sorprendió fue que a la sexta salida, una de las costuras que unen la goma del tensor del portabidón del pecho se descosió, ya veis en la foto el resultado. El bidón no queda sujeto en su interior y no podemos utilizar el bolsillo para su transporte. Así que como leéis otra vez nos encontramos delante de un aspecto fácilmente mejorable en esta Enduro 12, pues la resistencia general (tan buena) pierde credibilidad.

Conclusiones

Dynafit ha creado una mochila de gama media, con muchos aspectos buenos pero con otros tantos a mejorar. Su gran capacidad abre el abanico de modalidades deportivas en la que nos pueda ser útil, como por ejemplo el esquí o los raids de aventura. Para correr, la Enduro 12 será buena compañera en nuestras salidas largas suaves, sin correr a ritmos altos en los que el inevitable rebote del material nos va a molestar, quedando así descartada para cubrir nuestras espaldas en competición.

DATOS

  • Capacidad12.0 litros

Comparar con

Enduro 12 - 2015 - Dynafit

Vs

Advertisement buscar