Dynafit Alpine Waterproof 2.5L

Dynafit Alpine Waterproof 2.5L
Dynafit Alpine Waterproof 2.5L
Dynafit Alpine Waterproof 2.5L
Dynafit Alpine Waterproof 2.5L
Dynafit Alpine Waterproof 2.5L
Dynafit Alpine Waterproof 2.5L
Dynafit Alpine Waterproof 2.5L
Dynafit Alpine Waterproof 2.5L
Dynafit Alpine Waterproof 2.5L
Dynafit Alpine Waterproof 2.5L
Dynafit Alpine Waterproof 2.5L
Dynafit Alpine Waterproof 2.5L
Dynafit Alpine Waterproof 2.5L
Dynafit Alpine Waterproof 2.5L
Dynafit Alpine Waterproof 2.5L

VÍDEO ANÁLISIS


Dynafit Alpine Waterproof 2.5L

DATOS TÉCNICOS

  • Talla US M
  • Peso (gramos) 184
  • P.V.P 200,00 €

Introducción

Dynafit es una marca de productos de montaña con una solvencia más que contrastada a lo largo de los años. Si bien es más reciente su aparición en el mundo del trail running, resulta aplicable el buen hacer y experiencia en otros deportes outdoor, especialmente en prendas polivalentes y no exclusivas de una sola práctica deportiva.

Dentro de su catálogo siempre hemos encontrado productos como capa externa que nos protejan de las inclemencias metereológicas. Puesto que, sea cual sea nuestro deporte, las necesidades a cubrir van a ser muy parecidas, el desarrollo de tejidos y membranas de la propia marca han mostrado una eficiencia y fiabilidad importante.

En esta review presentamos la chaqueta impermeable Dynafit Alpine Waterproof 2.5L (L de layer, no de litro). Como veremos, aunque esta prenda tiene una buena impermeabilidad, al disponer de otras con mayor protección al agua, Dynafit destaca de la Alpine Waterproof 2.5L su ligereza y transpirabilidad, así como la suavidad al tacto.

Tales características resultan evidentes en cuanto tenemos la chaqueta en nuestras manos y nos la probamos.

Descripción chaqueta

Al margen de utilizar membranas de otros fabricantes (como Gore-Tex), Dynafit ha desarrollado las propias para incorporarlas a algunas de las chaquetas de su catálogo. Este es el caso de la Dynafit Alpine Waterproof 2.5L, elaborada con el Dynashell 2.5L, un tejido constituido por dos capas (capa exterior de nylon y membrana) integradas añadiendo, como capa 0,5, un sutil dibujo con un fino relieve por la cara interna, con el fin de proteger la membrana del roce con el cuerpo, pues éstas siempre son muy delicadas y pierden con facilidad sus propiedades. Mediante la configuración del sistema de 2.5 capas se obtiene una chaqueta impermeable ligera y flexible, pensada para trail running. 

Por otro lado, Dynafit destaca de su chaqueta las propiedades cortavientos, así como un tratamiento Water Repellent, que deberá ayudar a repeler la acumulación de agua en el exterior, quedando las gotas de agua como perlas sobre la prenda, sin empaparla.

La Dynafit Alpine Waterproof 2.5L se ciñe en puños y cintura, debido a la elasticidad del ribete utilizado, que a la vez resulta cómodo, sin que el ajuste sea total, un punto holgado. La cremallera frontal cierra hasta cubrir la barbilla, con un ajuste preciso en el cuello, evitando roces por debajo de la boca. Cuenta, lógicamente, con una capucha que nos cubre bien la cabeza, quedando así solamente al descubierto de la boca hasta los ojos. El gorro no tiene un sistema de ajuste propio mediante cordinos, si bien gracias a una pequeña goma en el tejido por encima de la nuca y una original visera configurada con una malla, queda sujeta a nuestra cabeza, de modo que al girarla a un lado u otro la capucha siga suficientemente el movimiento para permitirnos controlar el campo de visión de nuestro alrededor.

A lo largo del cuerpo y brazos la chaqueta queda ligeramente holgada, cuestión que se agradecerá si nos vestimos con varias capas. Así, podemos ir sólo una camiseta de manga corta o abrigarnos con un polar, sin que las cómodas sensaciones con el impermeable varíen de forma sustancial.

Gracias a su ligereza y suavidad, así como el poco espacio que ocupa, esta chaqueta parece más una corta vientos que un clásico impermeable. Son 111 gramos de tejido que podemos recoger en muy poco espacio.

Primeras sensaciones en carrera

Tanto el diseño como el material en la que está confeccionada la Dynafit Alpine Waterproof 2.5L hacen de ella una chaqueta muy agradable. Su holgura y ligereza supone que al correr con ella tengamos unas sensaciones más cercanas a las de un buen corta vientos que a las de otros impermeables.

El tronco y los brazos se mueven de forma libre y cómoda dentro de la prenda al correr, permitiendo exagerar el braceo sin que tibe por ningún lado: ni mangas, ni puños.

En absoluto resulta agobiante ir con ella. Incluso en condiciones nada extremas, es decir sin viento ni lluvia y con una temperatura de unos 8-10 ºC, hemos corrido con la cremallera cerrada sin problema. Eso nos permite en carrera que, si va variando la meteorología sobre la marcha, no sea necesario ir poniendo y quitando la Dynafit Alpine Waterproof 2.5L cada dos por tres.

Tampoco la capucha y la zona del cuello han causado molestias en las diferentes salidas, al igual que el cierre de la cremallera.  Así pues, Dynafit hace bien al presumir de la suavidad y ligereza de su producto, pues vemos que las sensaciones con ella sin duda lo corroboran.

Impermeabilidad / Transpirabilidad

Sección clave tratándose del análisis de una capa externa, cuyo cometido es protegernos de las inclemencias del tiempo. Solemos relacionar ambos parámetros de forma inversa, es decir a más impermeabilidad menos transpirabilidad, por eso encontrar un buen equilibrio entre ambos, según sean las necesidades a cubrir, será importante para acertar con la compra de una chaqueta. Para analizar estas dos propiedades estamos acostumbrados a que las marcas nos den unas cifras.

En cuanto a la impermeabilidad, se mide mediante el sistema de “columna de agua”, consistente en determinar la presión máxima que resiste la membrana medida por un tubo vertical sobre el tejido, al que se van añadiendo milímetros de agua hasta que ésta logra traspasarla. De ahí que la medida venga en milímetros, considerándose que algo será impermeable si supera los 2.500 mm de la prueba descrita. Si bien, como dicen los expertos, más que impermeabilidad deberíamos hablar de resistencia al agua.

Respecto a la transpirabilidad, entendida como la capacidad que tiene la humedad para atravesar el tejido, se suele expresar en RET (resistencia a la evaporación) con lo que, a menor cifra más transpirable. Pero también nos pueden dar una medida en gramos, como resultado de una prueba en la que se mide la cantidad de gramos de vapor de agua transmitidos por metro cuadrado, siendo en este caso mejor que la cifra sea elevada. Esta segunda forma es la que utiliza Dynafit en la chaqueta estudiada.

Para situarnos entre todo este baile de conceptos y cifras, una chaqueta que ronde los 10.000 mm en la resistencia al agua y 10.000 gr en la prueba de transpirabilidad, cumplirá ya con los parámetros exigidos en las pruebas de ultra trail más conocidas. Estas chaquetas se conocen también como 10k-10k, y han sido hasta hace pocos años los modelos idóneos para la práctica del trail running en la mayor parte de marcas.

Pero los departamentos de I+D no descansan y van mejorando las prestaciones de las membranas fabricadas, obteniéndose hoy chaquetas con un resultado de 20.000 mm y 20.000 gr, conocidas también como 20k-20k, no siendo fácil mejorar estas cifras y menos en una misma membrana. Así una chaqueta 20k-20k será muy resistente al agua (lluvias y nevadas fuertes) y altamente transpirable. Quizás en otras actividades outdoor se valore añadir algo más de impermeabilidad, aunque sea a costa de reducir la eficacia en la transpiración, pero para nuestro deporte esos parámetros son muy buenos. Pues justo ahí está la Dynafit Alpine Waterproof 2.5L, una potente chaqueta 20k-20k.

En alguna salida por montaña, entre 1.500 y 2.000 metros de altitud, hemos podido correr de forma cómoda con la Dynafit Alpine Waterproof 2.5L con viento de unos 30km/h y rachas de 50km/h. Pero de su función corta vientos destacamos un día de prueba corriendo por el conocido Camí de Cavalls en Menorca. Coincidió con un importante temporal marítimo, alcanzando las olas hasta los cuatro metros. Al romper el agua contra las rocas, el viento nos lanzaba las gotas como balines! Cubriéndonos con la Alpine WP 2.5L pudimos seguir la marcha sin percibir la fría sensación del aire y el agua, dándonos una protección muy eficiente.

La lluvia ligera y constante tampoco ha supuesto problema alguno para aguantar durante horas en marcha, permitiéndonos seguir secos en el interior y sin que se empapara la chaqueta, sin duda gracias al tratamiento Water Repellent del que hemos hablado. Si la fuerza de la lluvia ganaba intensidad, la chaqueta ha seguido resistiendo, sin que el agua lograra entrar a su interior. 

Al margen de la resistencia al agua de la membrana, de la que hemos hablado más arriba, para evitar mojarnos también son clave algunos elementos del diseño de la chaqueta. Debemos saber que las membranas pierden eficiencia en su resistencia al agua si están sometidas a roces o presiones, que pueden darse por el contacto excesivo con el cuerpo o si se carga con una mochila. En este sentido, el holgado diseño de la Dynafit Alpine Waterproof 2.5L, y la posibilidad de llevar la mochila en su interior, ha ayudado a que se mantengan sus buenas prestaciones impermeables.

Por otro lado, hay que evitar las entradas al cuerpo por mangas, cabeza, cintura y por las cremalleras. Estos aspectos resultarán más relevantes si la lluvia va acompañada de fuerte viento, haciendo que el agua nos venga de lado. Cuanto más ajuste haya al cuerpo en esos puntos, obviamente, más difícil será la entrada de agua, pero no deben causarnos tampoco molestias o impedimentos en nuestros movimientos.

En la Dynafit Alpine Waterproof 2.5L el diseño de puños y la capucha logra que se ciñan al cuerpo pero sin llegar a un ajuste total, por lo que en las condiciones descritas han sido puntos de entrada de agua al interior, debiéndose solucionar mediante guantes que cerraran mejor el paso del agua a las mangas a través de los puños y, en cuanto a la cabeza, contar con un tubular o buff puede ayudar a lograr un mayor ajuste. Si el viento arrecia, al colarse dentro de la capucha la hace bailar y se hincha (efecto vela), sensación algo molesta si bien al menos no ha logrado sacárnosla.

Acabamos esta larga sección volviendo a la transpirabilidad, según las sensaciones transmitidas en carrera. En primer lugar, debemos advertir que para un fabricante es más difícil lograr la transpirabilidad que la impermeabilidad, en tanto que nosotros solemos fijarnos más en la resistencia al agua que en las cualidades en la evaporación del sudor, cuestión muy importante tratándose de una práctica altamente aeróbica.

La chaqueta de Dynafit ha dado muy buenos resultados en este aspecto. El sudor de nuestra transpiración ha pasado de la camiseta a la pared interior de la Dynafit Alpine Waterproof 2.5L de forma rápida, evitando que nos empapáramos en su interior. Al margen de la calidad de la membrana Dynashell 2.5L, los pequeños agujeros en la zona de las axilas habrán ayudado sin duda a este magnífico resultado. Por los motivos indicados en el anterior párrafo, valoramos en especial este aspecto clave en una membrana con la que queramos afrontar nuestras salidas al monte en condiciones adversas. 

Cremalleras, bolsillos, reflectantes, acabados y extras

Si Dynafit ha diseñado la Alpine Waterproof 2.5L como una prenda ligera, podemos suponer que no vamos a encontrar muchos elementos a describir en esta sección. Así, no cuenta con ningún bolsillo, ni interior ni exterior, cordinos de ajuste o protecciones para mochila.

En el interior de la chaqueta resultan destacables los acabados termosellados sobre las costuras, añadiendo así seguridad en los puntos débiles de las membranas, tanto por posibles roturas como entrada de agua.

En la parte exterior, la cremallera frontal corre de forma fácil y rápida, cuestión importante si intentas ponerte la chaqueta en un momento en que sople un fuerte viento y si se llevan guantes. Además, una vez cerrada queda bien protegida por unas pequeñas solapas exteriores que la cubren, así como otra solapa interior que evitará enganchones indeseables, así como el paso de viento y agua. Cuenta con un solo carro, por lo que solamente podremos abrirla por el cuello, no por la cintura.

Pero sin duda el complemento estrella es la cremallera que encontramos en la espalda, idéntica a la frontal. Si la abrimos disponemos de un añadido de tejido de casi 25 centímetros para ampliar la extensión de la chaqueta en su parte dorsal. Dynafit lo denomina Zip-Over Backpack System, resultando una interesante propuesta para cargar con una mochila, pero debajo de la chaqueta, logrando que no se nos moje ni que tampoco castigue el tejido con su roce. La hemos probado con una mochila de 12 litros cargada y la comodidad de la chaqueta se mantiene de modo idéntico a cuando la llevamos sin mochila y con la cremallera dorsal cerrada, sin que este acertado añadido cause molestia alguna cuando no es utilizado, simplemente no se nota. Aquí la única advertencia es cerrar con cuidado esta segunda cremallera, pues si no nos aseguramos que el tejido extra queda bien recogido, podría engancharse.

En la zona frontal, al lado de cada una de las axilas, tenemos tres líneas de pequeños agujeros realizados con láser, que quedan tapados mediante una solapa que se abre ligeramente cuando se extienden los brazos. Un detalle que ayuda a mejorar la transpirabilidad de la Dynafit Alpine Waterproof 2.5L.

Por último, en cuanto a reflectantes cuenta con una delgada línea horizontal, de unos 25 centímetros de largo, en color gris claro en cada uno de los brazos por encima del codo, que parece subrayar el nombre de la marca en grandes letras de color naranja. Todos los componentes en este último color (cremalleras y ribetes) destacan ligeramente al oscurecer, pero sin tener las propiedades reflectantes de las líneas grises mencionadas. Tanto en el lado izquierdo del pecho, como en el tejido extra que oculta la cremallera de la espalda, encontramos el logo de la marca (un leopardo de las nieves) también pintando con el mismo naranja.

Plegabilidad

Ya hemos indicado que la Dynafit Alpine Waterproof 2.5L pesa sólo 111 gramos lo que, unido a la flexibilidad del tejido y la ausencia de costuras, cremalleras o botones, hace que resulte muy fácil hacer una pelota con ella del tamaño de un pomelo. Si bien no cuenta con un bolsillo para guardarse o una goma que la mantenga recogida, en este punto Dynafit nos sugiere que la propia capucha sirva de bolsillo, aunque advertimos que puede quedar mucho más recogida y ocupar menos espacio.

Con estas dimensiones la Dynafit Alpine Waterproof 2.5L cabe en cualquier compartimento de una mochila e incluso en algunos cinturones, pudiéndose encontrar infinidad de modos para su porteo. Eso sí, aunque también podemos llevarla atando las mangas a nuestra cintura, no será aconsejable pues la fragilidad de las membranas hace que así incrementemos las posibilidades de rasgarla y el desgaste prematuro de sus cualidades impermeables.

Durabilidad

No hay chaqueta que mantenga sus propiedades impermeables y de transpiración de forma inalterada en el tiempo. Los pasos por la lavadora, los roces con mochilas, estrujarla, así como los enganches con la vegetación, van haciendo disminuir las propiedades que tenía al estrenarla. Entonces, una chaqueta será mejor, en tanto ese deterioro sea más lento.

A lo largo de las semanas en las que la hemos tenido a prueba, la Dynafit Alpine Waterproof 2.5L ha pasado horas bajo la lluvia, soportado el viento, cargado una mochila, y también ha hecho alguna visita a la lavadora. Como resultado no se aprecia pérdida alguna de las cualidades descritas en los anteriores apartados, por lo que se mantiene de forma muy decente.

Si bien el periodo de prueba no ha sido lo suficientemente largo como para poder determinar el momento en que se van perdiendo cualidades, sí podemos afirmar que no va a tener una durabilidad inferior a otras prendas equivalentes. Vamos que tenemos chaqueta para bastantes kilómetros, o unas cuantas tormentas.

Por otro lado, en el tejido de la pared exterior no apreciamos un dibujo claro de celdas Rip-Stop, ni Dynafit nos advierte de ello. Éste consiste en un sistema anti-desgarro que, mediante un hilo cruzado, evita en el caso de rasgarse el tejido que la rotura vaya a más. Por tanto, mejor poner especial cuidado en los indeseables roces con arbustos y ramas secas, que pueden actuar como un cuchillo con nuestra Dynafit Alpine Waterproof 2.5L.

Conclusiones

En definitiva la Dynafit Alpine Waterproof 2.5L es una auténtica 20k-20k, sus cifras de impermeabilidad y transpirabilidad la colocan entre las chaquetas más solventes para la práctica del trail running en condiciones adversas, cumpliendo de sobra con los mínimos exigidos en las competiciones de montaña.

A lo anterior hay que añadir que Dynafit ha logrado una prenda fácil de poner y quitar, así como para transportar en cualquier compartimento de la mochila, por lo que va a resultar idónea para la competición, así como en otras salidas en las que nos va a servir tanto si hace algo de viento como si una buena tormenta nos persigue por el monte.

Además, con el sistema Zip-Over Backpack la Dynafit Alpine Waterproof 2.5L nos permite proteger de la lluvia el contenido de nuestra mochila. Necesitando para ello un segundo de más: el tiempo que tardaremos en bajar la cremallera dorsal antes de ponernos la chaqueta. Fácil, rápido y muy eficiente.

Tanto la polivalencia indicada, así como sus restantes características hacen que lleguemos a la conclusión de que, sin duda, la Dynafit Alpine Waterproof 2.5L es una chaqueta pensada para correr, sacrificando algunos elementos (como bolsillos o cordinos y ​velcros para lograr mayor ajuste) quizás más requeridos en otras prácticas, pero ganando en ligereza y comodidad.


PROS:

1. Chaqueta pensada para trail running: ligera y cómoda sin renunciar a unas buenas prestaciones.

2. Versatilidad corta vientos/impermeable.

3. La eficiencia y facilidad del sistema Zip-Over Backpack para proteger totalmente la mochila de la lluvia.


CONTRAS:

1. En condiciones de lluvia con fuerte viento puede entrar agua por la cara, debido a la falta de ajuste total del gorro.

2. La capucha como único sistema de guardado: Ocupa más espacio del que realmente necesita la chaqueta.


MEJORAS:

1. Se echa de menos algún bolsillo, al menos uno. 

2. Añadir agujeros "mete pulgar" u otro sistema para lograr mayor ajuste en los puños.

3. Doble carro en la cremallera para poder abrirla desde la cintura. 

PUNTUACIONES

  • Acabados7.0
  • Bolsillos0.0
  • Corta viento10.0
  • Cremalleras7.0
  • Cuello7.0
  • Elasticidad10.0
  • Fit cuerpo9.0
  • Fit mangas8.0
  • Gorro7.0
  • Impermeabilidad8.0
  • Plegabilidad8.0
  • Reflectantes5.0
  • Resistencia / Durabilidad8.0
  • Tranpirabilidad9.0

Comparar con

Alpine Waterproof 2.5L - Dynafit

Vs

buscar