Dynafit Alpine Running Vest

Dynafit Alpine Running Vest
Dynafit Alpine Running Vest
Dynafit Alpine Running Vest
Dynafit Alpine Running Vest
Dynafit Alpine Running Vest
Dynafit Alpine Running Vest
Dynafit Alpine Running Vest
Dynafit Alpine Running Vest
Dynafit Alpine Running Vest
Dynafit Alpine Running Vest

VÍDEO ANÁLISIS


Dynafit Alpine Running Vest

DATOS TÉCNICOS

  • Talla US S
  • Peso (gramos) 82
  • P.V.P 100,00 €

Introducción

Cada vez nos sorprende menos la presentación de un producto Dynafit en el ámbito del trail running. Esta marca austríaca es más popular en el mundo del esquí, pero ya son buenos conocedores de las peculiaridades de nuestro deporte, habiendo diseñado y comercializado productos específicos de todo tipo, tanto calzado y ropa, como bastones y otros complementos.

En cuanto a mochilas, dispone de un generoso catálogo, con diversas capacidades: De 15 litros (Ultra 15 Backpack), 12 litros (Enduro 12 Backpack) y 4 litros (Vertical 4 Backpack) por nombrar algunas, habiendo sido ya objeto de prueba y análisis unas cuantas en TRAILRUNNINGReview.

En esta ocasión, para el año 2019 Dynafit presenta un modelo nuevo. La mochila Alpine Running Vest, diseñada como chaleco es la hermana más pequeña y ligera de toda la familia. La misma marca nos la presenta como la idónea para aquellas ocasiones en las que se nos quedan pequeños los bolsillos de los pantalones, sin necesidad de cargar una mochila más convencional. Como puntos fuertes Dynafit destaca su ligereza y transpirabilidad, pudiendo cargar con agua, geles, chaqueta y algo más de ropa (guantes, tubular y similares), así como llaves y teléfono móvil. La marca ni siquiera especifica los litros de capacidad de la Dynafit Alpine Running Vest, pero con la descripción dada ya vemos que coloca su nuevo producto entre los cinturones y sus restantes mochilas, con capacidad a partir de los 4 litros.

Primeras sensaciones y construcción

Nada más tener en nuestras manos la nueva mochila-chaleco Dynafit Alpine Running Vest apreciamos su ligereza y sencillez. Son 76 gramos de tela que, si hacemos una bola con ella, nos cabe en una mano como si fuera una manzana.

Podemos decir que esta mochila pesa un huevo, exactamente como un huevo de gallina. Va en serio. Eso quiere decir que se trata de una mochila muy, pero que muy, ligera. No creo que haya otra igual en el mercado.

De su sobrio diseño destaca el cierre mediante una cremallera frontal, en medio del pecho. Nada de anclajes. Este sistema de cierre no es nuevo, si bien hasta hace poco era bastante desconocido. Actualmente ya encontramos varias marcas, especialmente en mochilas pequeñas, que han apostado por el cierre mediante cremallera. Dynafit se estrena con este modelo.

Este sistema resulta más sencillo y, sobre todo, rápido para quitar y poner la mochila. Cuestión que gana relevancia cuantas más horas pasemos con ella en ruta, pues se van perdiendo facultades en la psicomotricidad fina… Ya sabemos que con el cansancio nuestras manos se vuelven muy torpes, incluso para tareas tan básicas como atarte unos cordones, montar unos palos o quitarte una mochila. De ahí la importancia de este detalle.

Ahora bien, el cierre mediante una cremallera que cubre todo nuestro pecho supone un marcado ajuste de la mochila. Al ponérnosla, es una camiseta ceñida al cuerpo. Bueno, quizás mejor decir un top, pues la zona del abdomen queda libre de su abrazo. ¿Demasiado ajustada? ¿Se tornará agobiante cuando pasen horas y kilómetros? Lo veremos.

Siguiendo con el ajuste, además tenemos dos cintas, una en cada lateral, que permiten ceñir aún más la Dynafit Alpine Running Vest por debajo de las axilas, tirando de ellas al estar dispuestas en zigzag. Este sistema de sujeción añadida, con la mochila vacía o con poca carga, no resulta muy relevante, pues si hemos dado con nuestra justa talla poco más hay ya que apretar.

El fabricante nos ofrece tres tallas (S, M, L), de modelo unisex. Por todo lo que acabamos de indicar, resultará importante dar con la medida que mejor se adapte a nuestro pecho, abarcando la mochila justo hasta las costillas inferiores. Encontrar el equilibrio entre ajuste y comodidad es la clave. El que os escribe hace unos 90 cm de pecho y ha probado la talla S.

Prácticamente toda la pieza está constituida del mismo material, una ligera malla elástica con una porosidad que aparenta una notable transpirabilidad, siendo ésta una de las características que destaca Dynafit sobre su propio producto y que denomina PA MESH STRETCH 85. La zona de los compartimentos frontales está formada por un tejido igualmente elástico pero algo más consistente, en especial en la zona derecha, donde tenemos el único bolsillo que cierra con cremallera. Todos los acabados están efectuados mediante costuras, evitando rigideces o posibles rozaduras al contacto con nuestro cuerpo.

Sistemas de hidratación

Aunque Dynafit dispone de sus propios soft flasks (bidones blandos), con la Alpine Running Vest no entrega ningún accesorio de hidratación. La mochila cuenta con dos bolsillos frontales para colocar soft flasks, con espacio para los de 500 ml. Ahora bien, debido a lo ajustado de la boca del compartimento, introducir el soft flask lleno de agua resulta muy laborioso, y todavía más si los restantes compartimentos frontales también están ocupados. Si estamos en carrera y necesitamos recargar los bidones, sacándolos de la mochila para llenarlos, volver a ponerlos en su sitio nos llevará un buen rato. Recomendamos entrenar estas maniobras en casa, antes de una carrera, y así seguramente ganaremos algo de habilidad y nos evitemos mayores problemas.

Entonces hemos probado con los soft flasks de menor capacidad (250 ml). Es otra cosa, pudiéndose introducir sin grandes problemas y quedando bien ajustados, con la goma que además sujeta el cuello del recipiente.

Como alternativas para evitar el engorro de los soft flasks de 500 ml que hemos comentado, podemos utilizar los bolsillos frontales más grandes en los que caben los propios soft flasks de 500 ml e incluso, gracias a su elasticidad, un bidón rígido de 500 ml. Pero, sinceramente, así estamos forzando bastante la máquina, pues el rebote que produce a plena carga puede castigar la tela de forma importante, al margen de las molestias que nos va a causar en las costillas. Una solución intermedia sería disponer en estos bolsillos unos botellines de agua de 330 ml. Aunque, insisto, no parece que estos bolsillos exteriores estén pensados para semejante carga.

Por último, quedan descartados los sistemas de hidratación mediante bolsa cargada a la espalda. En ninguno de los dos bolsillos de la parte posterior de la Dynafit Alpine Running Vest hay capacidad suficiente, ni tampoco está previsto un sistema de ajuste para hacer llegar la manguera o tubo hasta la boca.

Compartimentos y extras

La Dynafit Alpine Running Vest cuenta con un total de 7 compartimentos, repartidos entre la parte frontal y la dorsal, sin bolsillos en los laterales. Son suficientes para poder repartir la carga, quedando bastante claro el destino de cada uno de ellos, atendiendo a su diseño y capacidad.

En cuanto a la parte delantera, en cada uno de los tirantes tenemos dos bolsillos, sobrepuestos entre sí. En el que queda más pegado a nuestro pecho, de forma alargada y estrecha, debemos guardar los soft flasks ya comentados en el apartado de hidratación.

El segundo bolsillo del tirante, más ancho que el anterior, puede resultar muy polivalente. Es un espacio ideal para guardar geles, barritas, así como pequeñas prendas (guantes, tubular o manguitos). La elasticidad del tejido permite incrementar de forma considerable el espacio del compartimento, hasta el punto de tener capacidad para un bidón de 500 ml. Aunque ya hemos advertido que si el contenido es muy pesado dañará la tela y llegará a molestar a nuestras costillas.

En el tirante derecho, sobre el compartimento indicado, se ha añadido un bolsillo cerrado con cremallera. Pensado para guardar móvil, cartera, llaves o similares. Su capacidad es suficiente, resulta muy cómodo acceder a él y la cremallera corre de forma impecable.

Si pasamos a la parte trasera de la mochila, queda dividida en los dos bolsillos más grandes. Empezando por el de abajo, que quedaría justo por encima de nuestros riñones, tiene una forma horizontal, accediendo a él por las oberturas que tiene en cada extremo. No tiene ningún sistema de cierre, pero está bien diseñado, pues difícilmente saltará nada fuera del compartimento y nos permite acceder a él sin necesidad de quitarnos la mochila. Resulta ideal para guardar alguna prenda como un corta vientos o un impermeable, que vas poniendo y quitando según varíe la meteorología.

Encima del anterior encontramos el otro compartimento de la parte trasera. Está abierto por arriba, y es el único al que no podemos acceder sin quitarnos la mochila. Así que deberíamos guardar en él aquel material que quizás no vayamos a necesitar a lo largo de nuestra salida, como alguna prenda de recambio, manta térmica o un pequeño botiquín. Al margen del bolsillo del móvil, éste es el único que cuenta con un sistema de cierre; aunque simplemente es una especie de pequeña brida de tela que sujeta la parte central de la abertura. No es nada del otro mundo, pero tampoco hay que temer perder nada, siempre que no sobresalga nuestra carga del compartimento.

Dicho todo lo anterior, nos queda matizar que no hay bolsillos interiores, ni más cierres que los indicados. Ahora bien, gracias a la elasticidad del tejido sorprende la capacidad de la Dynafit Alpine Running Vest, quedando bien repartida y muy accesible la carga a lo largo de nuestra caja torácica, siendo el ajuste en todos los compartimentos notable, sin temor a perder nada.

Añadimos tres elementos como extras: un pequeño silbato atado a la cremallera frontal que cierra la mochila, dos bridas de tela en la parte trasera para poder sujetar un dorsal (o quizás mejor una funda de plástico que sirva de porta-dorsal), así como el dibujo del logo de la marca (la cara del conocido leopardo de las nieves), tanto delante como en el dorso, como únicos reflectantes de la mochila. Hemos advertido que, el color naranja con el que está pintado el leopardo, no refleja mucha luz cuando ya empieza a oscurecer.

Algunos podrán echar en falta la posibilidad de portear bastones, mediante alguno de los ingeniosos sistemas que Dynafit ha diseñado para otras mochilas. Pero en la Alpine Running Vest no hay cabida para ellos, sean bastones telescópicos o plegables por fragmentos.

Comportamiento en carrera

Antes de arrancar a correr con la Dynafit Alpine Running Vest puesta, advertimos una cosa importante referente al cierre de la cremallera, si no queremos que se nos vaya abriendo conforme aumentamos los botes que vamos dando por el monte. Hay que cerrarla bien, es fácil pero hay que asegurarse de hacerlo bien. Una vez la cremallera está totalmente cerrada hasta arriba, el tirador debe quedar hacia abajo. Así que es cuestión de fijarnos que al cerrar esté en su posición, y podremos olvidarnos del tema. Queda dicho.

La mochila es pequeña pero puesta queda totalmente ajustada a nuestro cuerpo, abrazando toda la caja torácica. Al principio esta sujeción puede hacernos temer que nos llegue a agobiar. Pero ha sorprendido que, conforme pasan las horas y los kilómetros, sucede todo lo contrario, es decir nos hemos sentido muy a gusto con ella. La notamos ceñida al cuerpo, bien sujeta pero cómoda. Nada de roces y agobios, que con el tiempo se vuelvan molestos. Por otro lado, las cintas o tirantes, en la zona de los hombros se hacen más estrechas (de unos 4 cm), por lo que no llegan a rozar el cuello.  

También es importante subrayar que, pese a cerrarnos todo el pecho, permite respirar sin problema. Valga como prueba que hemos salvado más de 100 metros de desnivel en escaleras, corriendo con la mochila bien cargada, resoplando e hinchando el pecho como un sapo en celo, sin que la Alpine Running Vest opusiera resistencia alguna. Aquí la elasticidad del tejido ha hecho bien su trabajo. Tampoco es problema si llevamos en el pecho una cinta cardio o vestimos dos o tres capas.

La comodidad de la mochila, así como la sujeción al cuerpo, se ha mantenido cuando hemos cargado al máximo todos los compartimentos. Las sensaciones al correr han sido prácticamente idénticas a plena carga como en vacío, no molestando tampoco para bracear durante la carrera. El único problema nos lo podríamos generar nosotros mismos, si cargamos en el compartimento trasero superior algo que sea rígido, pues podría llegar a clavársenos en la espalda, debido a lo fino que es el tejido y que no cuenta con ninguna protección añadida en esta parte.

Así pues, pasan las horas y… No se mueve la carga, no hay roces, no aparecen molestias o presiones, la cremallera sigue en su sitio. Solamente advertimos que las cintas que ayudan a ajustar más la mochila en los laterales, se han ido aflojando, teniendo que reajustarlas tirando de ellas de vez en cuando. Aunque tampoco se las ha echado en falta, porque corriendo sin apretar estas cintas, el fit de la mochila ha seguido siendo muy bueno.  

Además, en el período de prueba hemos participado con la Dynafit Alpine Running Vest en un par de competiciones de montaña, de entre 30 y 50 kilómetros. Cargando con dos soft flasks, algo de comida, impermeable, camiseta térmica, guantes, manguitos, manta térmica y teléfono móvil. Ha resultado idónea, manteniendo la carga bien sujeta y sin causar molestias, corroborando las buenas impresiones que nos había causado desde un buen principio.

Impermeabilidad

Sabemos que impermeabilidad y transpirabilidad son dos conceptos que se suelen relacionar con signo contrario. Por tanto, si ya hemos dicho que la Dynafit Alpine Running Vest está elaborada en un tejido (PA MESH STRETCH 85) que ha ofrecido una buena transpirabilidad, ahora añadimos que no se trata de una mochila impermeable.

El sudor ha empapado las prendas que guardaban todos los bolsillos de la mochila, tanto los frontales como los de la parte trasera. Evidentemente, también la lluvia ha perjudicado del mismo modo al contenido. Lo anterior no debe sorprender a nadie, insistimos, vista la porosidad de la tela con la que está confeccionada la mochila.

Ahora bien, mención aparte merece el bolsillo frontal que cierra con cremallera, destinado a móvil, llaves o cartera. Dynafit destaca que el forro interior del mismo tiene propiedades “waterproof”, es decir impermeable. Si bien es cierto que el tejido de este bolsillo es más denso que el del resto de compartimentos de la Dynafit Alpine Running Vest, no ha llegado a cumplir bien con su cometido. Al empezar a sudar, la humedad ha traspasado la tela mojando el móvil. Así que, si queremos asegurarnos de que el teléfono se mantenga seco, mejor protegerlo guardándolo dentro de una bolsita.

Resistencia y durabilidad

Durante el periodo de prueba hemos utilizado la Dynafit Alpine Running Vest en diferentes niveles de carga, desde vacía hasta llenar todos sus bolsillos, así como en salidas cortas y otras de unas cuantas horas, quitando y poniendo, abriendo y cerrando cremalleras, y también ha pasado varias veces por la lavadora.

Como resultado de todo ello, y a pesar de no ser un producto robusto, ha mostrado una buena durabilidad. En especial debemos destacar que la elasticidad del tejido se ha mantenido intacta, sigue ciñéndose muy bien al cuerpo pese a que estiremos al máximo el volumen del interior de los diferentes compartimentos. También valoramos positivamente la cremallera frontal que cierra la mochila, pues sigue corriendo de forma ágil sin trabarse ni tampoco abrirse sobre la marcha, y no ha sido necesario ningún mantenimiento como lubricarla con aceite o lavarla con agua y jabón tras cada uso.

La única señal del desgaste sufrido por la Dynafit Alpine Running Vest la hemos apreciado en la costura del ribete (cinta naranja que rodea toda la línea inferior de la mochila), pues algunos puntos han saltado, son unos tres centímetros, con el peligro de que el hilo se enganche y aumente el descosido. Puede deberse a que el hilo utilizado ha sido demasiado fino o quizás no estaba bien cosido en la parte afectada.

Conclusiones

Dynafit con su Alpine Running Vest nos ofrece una mochila pequeña, muy ligera, cómoda y que se sujeta perfectamente a nuestra caja torácica con el cierre mediante la cremallera frontal. Está bien pensada, como muestran sus diferentes compartimentos  y realizada en materiales de calidad notable.

Tal y como la marca nos dice es un producto pensado para distancias cortas-medias, en las que no tengamos que cargar con gran cantidad de material: medio litro de agua, algunos geles o barritas, móvil, manta térmica, un impermeable, gorra, guantes y tubular son un ejemplo del kit idóneo a llevar en la Dynafit Alpine Running Vest. Y eso puede dar para unos cuantos kilómetros.

Nosotros hemos sido capaces de cargarla con el material exigido en un ultra trail, rondando los 5 litros. La elasticidad del tejido incrementa de forma muy considerable la capacidad inicial de todos los compartimentos, pero ha sido a modo de prueba, pues no recomendamos llevarla a tal límite.

Con la opción de llevar dorsal sujeto en la propia mochila, podemos competir con ella sin problema, siempre que no se nos exija portear más material del indicado. Carreras más o menos rápidas, que no sean de autosuficiencia y en las que no queramos contar con bastones son idóneas para considerar esta Dynafit Alpine Running Vest como seria opción, que no nos hará perder ni un segundo accediendo a la mayor parte de sus bolsillos, así como gracias al rápido sistema de sujeción mediante cremallera.

Hemos conseguido llegar hasta aquí sin decir la palabra que más hemos oído para definir esta mochila: MI-NI-MA-LIS-TA. Pues sí, evidentemente es un buen adjetivo para describirla, si al hablar de minimalismo queremos decir que no se puede conseguir más con menos.


PROS:

1. Ligereza: ¿Puede una mochila pesar menos de 76 gramos?

2. Sujeción: La elasticidad del material y el cierre de cremallera son la clave.

3. Comodidad y buen reparto de la carga.


CONTRAS:

1. Compartimentos de soft flasks: La boca de acceso muy estrecha para los de 500 ml.

2. Bolsillo impermeable no ha funcionado como tal.

3. Durabilidad de algunas costuras.

4. Ajustes laterales poco útiles.


POSIBLES MEJORAS:

1. Añadir algún sistema porta bastones.

PUNTUACIONES

  • Bolsillos exteriores8.0
  • Capacidad4.0 litros
  • Capacidad extendida en litros4.0 litros
  • Compartimentos interiores0.0
  • Comportamiento en carrera10.0
  • Fit cintas10.0
  • Fit cuerpo10.0
  • Hidratación interna0.0
  • Impermeabilidad3.0
  • Portabidones6.0
  • Reflectantes4.0
  • Resistencia / Durabilidad7.0

Comparar con

Alpine Running Vest - Dynafit

Vs

buscar