Compressport Ultrun 140g

Compressport Ultrun 140g
Compressport Ultrun 140g
Compressport Ultrun 140g
Compressport Ultrun 140g
Compressport Ultrun 140g
Compressport Ultrun 140g
Compressport Ultrun 140g
Compressport Ultrun 140g
Compressport Ultrun 140g
Compressport Ultrun 140g
Compressport Ultrun 140g
Compressport Ultrun 140g
Compressport Ultrun 140g
Compressport Ultrun 140g
Compressport Ultrun 140g
Compressport Ultrun 140g

VÍDEO ANÁLISIS


Compressport Ultrun 140g

DATOS TÉCNICOS

  • Talla US Universal
  • Peso (gramos) 173
  • P.V.P 0,00 €

Introducción

Sí. A nosotros también nos pasa. Es pensar en la marca Compressport y acuden rápidamente a nuestra cabeza imágenes de compresión, diseño, modernidad y de pura tecnología aplicada a las prendas deportivas, además, claro está, de recordarnos a uno de los productos más conocidos por la comunidad del Trail Running. ¿Quién no ha visto alguna vez las famosas gemeleras R2 nacidas en el 2008? Pues Compressport, desde entonces (hace solo 8 años), no ha parado de trabajar en lo que mejor sabe hacer: desarrollar prendas compresivas de alto nivel, haciéndose servir para ello de su propio equipo de doctores, atletas y fabricantes especialistas en compresión médica.
Pero calma, que para ponernos lo que analizamos en esta review no necesitamos tener un cuerpo hercúleo. Hoy en TRAILRUNNINGReview os traemos algo bastante esperado por los devotos de la marca y, por qué no, por el público en general, especialmente si tenemos en cuenta que se trata del primer producto de la casa suiza en este apartado: la mochila de hidratación Compressport Ultrun 140G.
El nombre del modelo ya nos da algo de información: se trata de una mochila ultra ligera (¡140 g!), ultra minimalista y desarrollada durante tres años por el equipo de la marca, en cuya fabricación solo han intervenido maquinaria y productos europeos (de lo que dicen estar 100% orgullosos). El compendio de innovación y tecnología que podemos leer en la mega etiqueta de la Compressport Ultrun 140G nos llevará un buen rato, punto este muy típico de la marca suiza, que gusta de exponer claramente el cargamento de ideas que sus prendas se encargan de airear en los más de 70 países en los que están presentes.
Pero basta de tantos preámbulos y metámonos en materia, o mejor dicho, metámonos en el bosque, en la montaña, en el monte y en las carreras con esta mochila “ultra de todo” para saber si está o no a la altura de las expectativas creadas.

Primeras sensaciones y construcción

Rojo y negro: típica combinación de colores de la casa suiza que, además, le da cierto aire de racing. Talla y modelo único para hombres (con diferencias notables para la versión femenina), donde nos aseguran que la mochila es tan válida para una carrera de 10 k como de más de 100 k. ¿Exageran? ¿Nos cabrá todo el material obligatorio en una carrera de larga distancia?, y aun más importante, ¿nos cabrá todo lo que nosotros necesitemos?
Empezamos a manosear la Compressport Ultrun 140g y vemos que al compactarla casi nos cabe en la mano, lo que no deja de sorprender que lo que ahora esconde nuestro puño sea capaz de transportar hasta casi 4 L, además del equipo necesario y reserva energética para afrontar una larga carrera. El material con la que está construida es poliéster (90%) y elastano (10%) y al tacto es suave y resbaladiza. Los creadores se han inspirado en el material de la vela de un ala delta, resistente pero ligero. Cogemos la tela roja y estiramos muy fuerte: es reamente resistente.
Seguimos investigando y ahora le toca el turno a la cantidad de bolsillos que posee: 10 exactamente.
En cada cincha delantera tenemos dos bolsillos; uno con gran capacidad para albergar bidón rígido de hasta 750 ml y otro pequeño -“energy pocket”-, donde alojar geles o barritas y que está hecho en malla.
Otro bolsillo en cada lateral (debajo de los brazos), de rejilla y con cierre de velcro.
Finalmente, en la zona trasera encontramos cuatro compartimentos: el mayor es para la bolsa de hidratación de máximo 1,5 L; dos más un tanto más pequeños (uno de ellos, con solapa), y por debajo de estos tenemos otro compartimento con entradas laterales para alojar, según el fabricante, un bidón en horizontal de hasta 650 ml. En total podríamos transportar unos 3,6 L, cantidad en la que estaréis de acuerdo con nosotros al considerarla más que suficiente (teniendo en cuenta, además, los avituallamientos en carrera).
A excepción de los porta-bidones delanteros, todos los bolsillos están hechos en malla extensible capaces de cuadriplicar su volumen. Veremos qué tal se comportan, ya que a primera vista da sensación que la durabilidad de esta malla dará qué hablar…Por cierto, no busquéis ninguna cremallera, ¡porque no hay ninguna!
La primera sensación al ponernos el chaleco Ultrun 140G es pensar que ha sido diseñado para nosotros; si a un fit muy cómodo donde nada roza o molesta, le sumamos un peso muy reducido (140 g), la sensación es casi como de correr sin llevar nada. Movemos los brazos imitando un molino además de otros gestos como agacharnos y saltar y lo único que proporciona son ganas de salir a correr con ella y poder probarla donde se merece. Su ergonomía hace que se adapte perfectamente a nuestro contorno quedando incluso arrapada –sin comprimir- a nuestro torso.
Dos son las cintas, que van de lado a lado, con las que nos ajustaremos el chaleco; la que está situada en la parte baja de la mochila es plana, elástica, de longitud ajustable y cierra con un pasador de encaje; la otra, situada en la parte alta de la mochila, es tecnología propia de la casa suiza, a la que denomina sistema “X-Tenex”: esta consiste en dos ojeteras situadas en los laterales con tres agujeros cada una a las que uniremos mediante un cordón elástico de unos 18,5 cm. En dicho cordón hay unos 15 nudos, separados por una distancia de algo menos que 1 cm aproximadamente. Para que la mochila quede bien ajustada escogeremos un nudo u otro en función de nuestro contorno (más nudos pasados por el agujero = mayor ajuste), y hacerlo es bastante rápido, ya que al estirar el cordón el tamaño de los nudos se reducen, facilitando el pase por los agujeros de la ojetera. ¡Suena mucho más complicado de lo que en realidad es!
La parte de la mochila que estará en contacto con el cuerpo es la tela roja inspirada en las alas de un ala delta, tal y como apuntamos. Ésta es realmente fina pero apunta a una resistencia muy alta. Los bordes de la mochila van perfectamente remachados y cosidos y a priori no parecen que vayan a ocasionar molestias por roce ya que son muy suaves al tacto. Ninguna zona de esta tela es de rejilla o malla, con lo que a pesar de que la marca nos informe de que sea “ventilable 360º “, deberemos esperar a los resultados de las pruebas para comprobar cómo transpira en carrera.

Sistemas de hidratación

La Compressport Ultrun 140G nos brinda la posibilidad de llevar dos bidones –rígidos o blandos- en la parte frontal y una bolsa de hidratación en la trasera; pero lo que la marca no proporciona es, precisamente, ni los bidones ni la bolsa, invitándonos tácitamente a adquirirlos por nuestra cuenta.
El espacio trasero es idóneo para albergar una bolsa de hidratación de hasta 1,5 L; al final del mismo hay un orificio de salida (cuyo contorno está remachado en tela reflectante) para pasar el tubo de la bolsa. A éste lo haremos subir desde la espalda hasta la pechera a través de los pasadores elásticos que existen para ello, tal y como se aprecian en las fotos.
También en la zona trasera, en la parte baja de la mochila, encontramos un compartimento para alojar horizontalmente un bidón de hasta 650 ml, a modo de reserva por si necesitamos hacer uso de él. Pero en la práctica podremos poner un bidón o cualquier otro elemento que consideremos oportuno, por que al final es como si de otro bolsillo más se tratara.
En la parte delantera la mochila tiene dos porta-bidones con sendas gomas elásticas para ajustar la carga y con espacio suficiente como para alojar un bidón rígido de hasta 750 ml. Lógicamente y gracias a los ajuste elásticos, podremos introducir bidones rígidos o blandos de menor capacidad que los 750 ml indicados.
Resulta obvio que quien se fije en este chaleco deberá prever un desembolso extra para los bidones o la bolsa de hidratación, a no ser que los que ya tenga puedan ser aprovechados en este modelo. No obstante no debemos olvidar que en los porta-bidones delanteros también podremos llevar directamente la botella de agua de plástico o cualquier otro envase de bebidas energéticas, tal y como habitualmente vemos en carreras o incluso en entrenamientos por montaña.

Compartimentos y extras

¿Son suficientes todos los bolsillos y compartimentos que tiene la La Compressport Ultrun 140G para afrontar una carrera larga? La respuesta para la gran mayoría seria afirmativa, sin dudas, aunque vamos a exceptuar a aquellos que gusten llevar “esto o aquello por si las moscas”, por que entonces sí que se les puede quedar pequeña… Desgranemos sus posibilidades por zonas:
DELANTERA.- El espacio para los porta-bidones delanteros ya está explicado, además de poder apreciarlos en las fotos. Junto a éstos, hay dos bolsillos de malla extensible donde podremos meter varios geles y/o barritas, incluso guantes o tapacuellos, tal y como hemos hecho nosotros. La malla se expande considerablemente de manera que tendremos reserva energética fácil y rápidamente accesible.
LATERALES.- A cada lateral –bajo los brazos-, hay un bolsillo que cierra con un potente velcro. Vacíos ni nos daremos cuenta de que están allí ya que quedan bien arrapados a la mochila. En uno de ellos acostumbramos a llevar el móvil, que de alto hace unos 12,5 cm; decimos las medidas por que uno más grande costará muchísimo meterlo (eso si cabe…). Ambos son también de malla extensible que aumentan considerablemente su volumen y lo bueno es que accedemos a ellos muy fácilmente sin necesidad de hacer contorsionismo. Nunca nos han molestado al bracear, aunque fueran cargados al máximo. Cualquiera de estos dos bolsillos será el sitio natural para guardar cosas importantes como las llaves de casa o del coche, ya que el cierre que tienen – de velcro- impide que puedan perderse.
TRASERA.- En la zona de la espalda tenemos tres compartimentos: uno para la bolsa de hidratación y que es el más profundo; otro en medio separado por la misma tela de malla y finalmente el tercero, que a diferencia del otro, lleva incorporada una solapa a modo de “tapa” o cierre. Por último, en la zona baja de la mochila hay otro compartimento para alojar, horizontalmente, un bidón más con líquido; no obstante, en la práctica, siempre hemos metido elementos diferentes al bidón, como pantalones impermeables, alguna térmica finita o lo que nos haya ido bien meter. Asimismo, hacer coincidir la bolsa de hidratación, el bidón trasero y los de delante, se nos antoja una reserva de agua del todo excesiva (esto, evidentemente, irá a gustos y/o necesidades…). De hecho, consideramos que con los bidones delanteros (en los que podremos meter hasta 750 ml en cada uno) vamos suficientemente sobrados de líquido. Además, si no transportamos la bolsa de hidratación ganaremos mayor espacio en la mochila, o dicho de otro modo, al estar todo lo que llevemos menos comprimido tendremos mayor facilidad a la hora de manipularlo en carrera.
Una de las muchas cosas que nos han gustado es, sin dudas, el sistema de la mochila para portar bastones. Estos, como veis en las fotos, van situados en los laterales del cuerpo y van fijados en dos puntos: a través de una goma elástica con cierre situado “casi” en la espalda y por debajo de una goma elástica muy ancha, colocado casi en la parte frontal. Sacar los bastones en carrera con este sistema es un juego de niños: facilísimo y muy cómodo. Volverlos a meter en movimiento requerirá un poco de entrenamiento, especialmente para pasarlos por el ajuste trasero, ya que es más “pequeño” que el de delante. Gracias a ello, no será necesario quitarnos la mochila para poner / quitar los bastones; vamos, que muy pocas mochilas pueden alardear de esto…Y lo que aún es más importante: correr con ellos no produce ningún tipo de rebote o molestias, y lo decimos con la boca bien grande… En este apartado nos han sorprendido, ¡y mucho! Bajadas rápidas, saltos, velocidad en pista… aguantan lo que sea.
Y como no podía ser de otra manera y al tratarse de una mochila destinada a carreras largas en las que debemos cumplir con ciertas obligaciones, lleva incorporado un pito, recogido con una cuerda amarilla y al que podremos guardar en el bolsillo del porta-bidón o bien dejarlo anclado en una pequeña vía de plástico que hay al efecto. Y hablando de seguridad, la mochila lleva tres reflectantes. El trasero es el borde del orificio por donde sale el tubo de hidratación, y los delanteros los forman los tiradores de la goma que ajustan los porta-bidones. Éstos últimos tienen menor carga lumínica que el trasero, pero al menos cubriremos la parte frontal y trasera de la mochila para ser vistos, aunque sea mínimamente, en condiciones de poca luminosidad.
Además de las salidas que hemos hecho con la Compressport Ultrun 140G, hemos participado en dos carreras, utilizando como porta dorsal la cinta de ajuste inferior a la que le hemos colgado nuestro número sirviéndonos de dos pequeñas gomas elásticas y un cierre de plástico. Al menos nos hemos evitado colgar el dorsal en otra cinta a parte o en la ropa…

Comportamiento en carrera

Si correr con la Compressport Ultrun 140G cargada hasta los topes (3,6 L de agua o energético, bastones y todo el material obligatorio para una carrera larga) es bastante cómodo, os imagináis cómo es correr con ella cuando va un poco menos cargada, ¿no?
La primera vez que tuvimos en las manos esta mochila tan minimalista no pensamos en que pudiéramos cargarla con la cantidad de cosas que le hemos puesto y, encima, poder correr con ella. Pues sí. Se puede correr y muy a gusto. Tenemos fácil acceso a los bolsillos delanteros (lógicamente) en donde tenemos a mano comida o energía rápida, así como a los bolsillos laterales sin hacer posturas “raras”. Pero es que también tendremos la posibilidad de meter o sacar los bastones en carrera. Ahora bien, para manipular lo que llevemos en la parte trasera – a no ser que saquemos una membrana, que eso lo podremos hacer con una mano- deberemos quitarnos la mochila, al igual que si queremos sacar el bidón horizontal ya que quitarlo es fácil, pero volverlo a poner, no tanto…Solamente se da una situación (según nuestra experiencia) en la que se produce rebote de los bidones delanteros, y es que cuando estos son de 750 ml y van llenos hasta arriba, la consistencia y estructura de la propia mochila se muestra un tanto endeble como para soportar los 1,5 L delanteros. No obstante, a medida que vayamos gastando el contenido de los bidones el peso disminuye y por lo tanto el rebote también. Creemos que esta situación también viene producida por un factor determinante, que es la goma de ajuste superior, el “X-Tenex”. Nos explicamos: antes dijimos que para pasar la goma por los ojales debíamos estirarla, ya que así reducíamos el tamaño de los nudos y estos podían pasar fácilmente. Pero cuando los dos bidones delanteros son los de 750 ml, y van cargados, tenderemos a ajustarnos con fuerza la mochila para conseguir el menor rebote posible. Al ajustar con fuerza el “X-Tenex”, esta goma irá estirada en exceso, reduciendo el tamaño de los nudos y haciendo que estos de deslicen por los agujeros desajustándonos la mochila y propiciando así el rebote de los bidones. Es decir, lo que en un principio nos ayudaba a pasar los nudos por la ojetera, ahora se vuelve en contra nuestra imposibilitando el ajuste idóneo. Dicho de paso, esto solo nos ha ocurrido cuando hemos cargado con los bidones grandes de 750 ml; en el resto de situaciones, con bidones blandos de 500 ml o 350 ml con pipeta, el rebote es, simplemente, inexistente.
Como ya hemos apuntado, la casa Compressport nos dice que es “360º ventilable”. Sí que existe una “puerta” para que corra el aire, pero básicamente la tendremos cuando llevemos el bidón horizontal en la parte trasera, ya que como es cilíndrico, permite configurar un pequeño canal por donde circulará el aire. En la foto, la zona en que van los dos dedos, no estará en contacto con nuestra espalda (gracias en parte al bidón) permitiendo un camino para que circule el aire. No obstante, el resto de la espalda no tendrá ventilación (ni por circulación de aire ni por tener tela de rejilla) y acaba empapando.
Además, la tela de la espalda no contiene aislante, de manera que si llevamos bolsa de hidratación transferiremos nuestro calor al líquido que transportemos.

Impermeabilidad

Ningún material de la Compressport Ultrun 140G es impermeable, ni tampoco contiene tratamiento DWR, con lo que pasado unos minutos (y dependiendo de su intensidad) la lluvia que pudiera caer acaba calando y traspasando la tela de la mochila, especialmente los bordes, que al ser más mullidos absorben más claramente las gotas de agua.
Debemos pensar que no hubiera estado demás dotarla con algún tratamiento deperlante, sobre todo si es una mochila pensada para las carreras más largas en donde nos podemos pasar 20 horas o más en el exterior.
Tampoco incorpora bolsillo o compartimento estanco para proteger de la lluvia aquellos elementos electrónicos que hoy son casi de obligado transporte, como lo es el móvil, o bien de aquellos que llevemos por gusto, como lo puede ser un reproductor musical. Si llueve, pues, dichos aparatos peligran, pero además podrán sufrir las consecuencias de que se mojen con el sudor que generamos en carrera, ya que este acabará por mojar los elementos que llevamos más pegados al cuerpo. Por poner un ejemplo, el móvil que siempre hemos llevado en uno de los bolsillos laterales se empapaba rápidamente con el sudor de nuestro cuerpo, con lo que si no es resistente al agua (como sí lo es en nuestro caso), lo tendríamos que haber metido en una pequeña bolsa de plástico para protegerlo.

Resistencia y durabilidad

Como ya hemos apuntado la Compressport Ultrun 140G se ha inspirado en la tela de los ala deltas para su construcción; ésta es muy resistente, ligera y aguanta con decencia la cargas y pruebas que le hemos hecho. Deberemos encontrarnos con maleza o vegetación muy agresiva para poder arañar la tela de la mochila, o una caída considerable… Tras los meses y las salidas de prueba, el estado es casi como el primer día.
No obstante – y siempre hay un pero-, sí encontramos signos de desgaste prematuro principalmente en dos sitios. Uno de ellos es el bolsillo lateral izquierdo, lugar donde siempre guardamos el móvil. La unión de la rejilla con la mochila ya comienza a tener pequeños agujerillos que probablemente irán a más. Y el otro es precisamente el sistema “X-Tenex”, que de tanto pasarlo por la ojetera presenta un pequeño peeling además de que los nudos comiencen a perder la consistencia.

Conclusiones

¿Buscáis una mochila minimalista con la que poder afrontar ultra trails y poder cargar con todo el material obligatorio?. ¿Buscáis una mochila minimalista ideal para distancias cortas en donde poder llevar “un poco de agua” y ya está? ¿Os gustaría, además, que esa mochila fuera la misma…? Si vuestra respuesta es afirmativa, dejad de buscar, la Compressport Ultrun 140G es lo que necesitáis. Está capacitada, de sobras, para poder llevar todo el material obligatorio que las carreras largas nos exigen, además de una reserva de líquido más que considerable y con bolsillos donde guardar la reserve energética de fácil acceso mientras corremos. Su ergonomía hace que se adapte muy bien al contorno de nuestro cuerpo sin propiciar molestias innecesarias, además de ser muy confortable gracias a su tacto y ligereza. Su gran versatilidad nos brinda la posibilidad de utilizarla para todo tipo de carreras o entrenamiento. Destinada a cualquier tipo de corredor, rápido o lento, ultra o de distancias cortas, ya que ésta se amolda perfectamente a las circunstancias del momento y se comporta igual de bien si va cargadísima o semivacía. Algunos puntos son susceptibles de mejora, como la cinta superior que nos dé el ajuste idóneo cuanto vayamos cargados hasta el tope, la falta de algún bolsillo estanco y sobre todo, que no venga con algún bidón de hidratación. A pesar de todo ello, acostumbraos a ella, por que la veremos mucho…. PROS: + Versatilidad: es tanto un chaleco de hidratación minimalista para carreras cortas como toda una mochila para ultras. + Rebote delantero de los bidones casi inexistente (solo lo notaremos si llevamos bidones de 750 ml llenos…) + El contenido no se mueve ni se desplaza, gracias a las mallas extensibles que fijan la carga. + Fijación de bastones excelente: no producen rebote y se pueden poner o sacar sin quitarnos la mochila. + Muy cómoda al correr con ella; fit muy bueno. CONTRAS: - Ningún bolsillo estanco/impermeable para alojar objetos electrónicos. - No nos ofrecen sistemas de hidratación. - Transpirabilidad escasa; la tela en contacto con nuestro cuerpo no transpira bien, con lo que se produce condensación. - El “X-Tenex” (cinta de ajuste superior) no acaba de funcionar cuando llevamos en el frontal bidones llenos de 750 ml.

PUNTUACIONES

  • Bolsillos exteriores9.0
  • Capacidad8.0 litros
  • Capacidad extendida en litros10.0 litros
  • Compartimentos interiores8.0
  • Comportamiento en carrera9.0
  • Fit cintas8.0
  • Fit cuerpo9.0
  • Impermeabilidad5.0
  • Portabidones8.0
  • Reflectantes7.0
  • Resistencia / Durabilidad8.0

Comparar con

Ultrun 140g - Compressport

Vs

buscar