Camelbak Nano Handheld

Camelbak Nano Handheld
Camelbak Nano Handheld
Camelbak Nano Handheld
Camelbak Nano Handheld
Camelbak Nano Handheld
Camelbak Nano Handheld
Camelbak Nano Handheld

VÍDEO ANÁLISIS


Camelbak Nano Handheld

DATOS TÉCNICOS

  • Talla US Universal
  • Peso (gramos) 61
  • P.V.P 33,50 €

Introducción

Seguramente Camelbak sea la marca de mochilas de hidratación que más calaje ha tenido en nuestro vocabulario. No es raro escuchar hablar de este tipo de sistemas, sean de la marca que sean, como “una Camel” (“¿cuánto tiempo vamos a estar, me llevo la Camel o no hace falta agua?”). Marca americana, nacida fruto del ingenio de un ciclista que competía en una marcha de 100 millas en verano. Suponemos que su profesión de técnico de emergencias médicas y el uso constante de los artilugios con los que se proporciona suero y medicinas a los atendidos (bolsas y tubos) le dio la idea.

El caso es que fue a la carrera con su “camelbak” casera y desde ahí (1989)… hasta ahora.

Podríamos decir que Camelbak es la marca más extendida entre ciclistas (que tiene sentido conociendo su origen) y ahora, en su evolución con las necesidades del mercado, está ganando también mercado entre los corredores con una gama específica para correr. En esta gama encontramos mochilas, cinturones y sujeciones para llevar bidones en la mano, como el que nos ocupa en este análisis: el NANO HANDHELD. Un modelo simple y ligero, con el que quieren hacer cómodo al corredor el transporte de líquido en la mano.


Descripción e impresiones

El Nano Handheld de Camelbak está compuesto por 2 cosas:

- El bidón blando “Quick Stow™ Flask” donde transportaremos el líquido

- El soporte de cintas que “unirá” el bidón a nuestra mano, llamado “X-Grip Hand Strap System”.


El X-Grip Hand Strap es muy ligero y sencillo. Las cintas que estarán en contacto con nuestra mano son planas y suaves, elásticas y sin ningún tipo de elemento plástico rígido que se nos pueda clavar. Tiene un compartimento con cremallera también de peso ligero, cuya parte trasera es elástica y de malla (lo que lo hace transpirable y permeable). La parte delantera donde está la cremallera, sin embargo  tiene pinta de ser ligeramente perlante, no es elástica y su confección parece ripstop (que no se desgarra si se engancha).

El bidón Quick Stow es de 500 ml de capacidad, una cantidad nada despreciable para llevar en la mano. El plástico es más grueso que el de bidones blandos de otras marcas, tiene pinta de ser más resistente, con la misma capacidad flexible (o, al menos, la que se necesita para el uso para el que está pensado). El tapón es de rosca, con un diámetro bastante ancho lo que facilitará su llenado y tiene una boquilla con cierto grado de sofisticación al integrar un sistema de apertura y cierre adicional al de la propia boquilla cuando no la presionas..

Sus medidas oficiales son [25 x 8.8 x 3.8 cm] y 37 g de peso para el bidón blando (vacío, claro :p) y 25 g para el soporte de cintas.

Primeras sensaciones

El bidón Quick Stow tiene muy buena pinta, los materiales se sienten consistentes y con unos buenos acabados. El cuerpo no es liso sino estriado y al tocarlo te da la sensación de que con él nos sudará la mano menos que con otros bidones del mismo tipo. No llega a ser rugoso pero tiene un tacto especial.

La boquilla es de plástico bastante grueso, con una ranura en el centro que deja salir el agua cuando presionamos los extremos. Si no presionamos en la propia boquilla, aunque apretemos el cuerpo del bidón, no sale agua. Pero es que además, tiene una llave que gira y cierra la válvula interna por la que pasa el agua hasta la boquilla en sí. Con ella cerrada no tendremos pérdidas de líquido si llevamos el bidón en un cinturón o mochila y accidentalmente se presiona la boquilla, por ejemplo. Esto nos da posibilidades de guardar el Quick Stow en otros sistemas de hidratación o equipamiento.

Pasando a ver el sistema CamelBak Nano HandHeld en conjunto tenemos dudas de cómo cogerlo. Las cintas no ajustan al cuerpo del bidón aunque esté lleno y no vemos que tenga opción a apretarse más. Sí se ajusta al cuello con una goma cilíndrica ajustable, por lo que nunca se separará del X-Grip Hand Strap, pero se nos hace raro que las cintas planas no se queden pegadas al bidón. Colocamos la mano entre bidón y cintas y tampoco nos aprieta en exceso, quedan bastante sueltas… por un lado es positivo, porque no nos corta la circulación, no nos dolerán las manos por muchas horas que vayamos con el Camelbak Nano Handheld en la mano (con otros sistemas más opresivos donde la mano se encaja a presión entre soporte y bidón puede sucedernos) pero por otro lado ¿no será incómodo al correr que las cintas estén medio sueltas? ¿nos obligará a apretar con fuerza el bidón porque las cintas por sí solas no ejercen de soporte? ¿deberemos corregir constantemente el agarre porque se nos mueva? Y… la más importante ¿“cuál es el derecho y cuál es el réves” del X-Grip Hand Strap? Es decir, dónde ponemos el bolsillo, ¿en el dorso de la mano o pegado al bidón y las cintas en nuestro dorso? Son preguntas que nos van asaltando en la cabeza según damos vueltas en nuestras manos este nuevo producto de Camelbak.

Pues… sólo hay una forma de saberlo ¡habrá que salir a correr para responderlas! ;)

Funcionamiento y fijación del soporte

Ya en carrera nos hemos dado cuenta que las dudas que teníamos sobre cómo cogerlo eran precisamente porque puedes usar el sistema de cintas X-Grip Hand Strap como quieras. No está pensado para que lo uses de una manera concreta y con una posición definida (esto va delante, esto detrás, mete la mano por aquí, etc.) sino para que hagas uso de sus cintas como más cómodo te resulte. Da igual si quieres llevarlo en la mano derecha o en la izquierda… Sí que tiene cierta lógica que el bolsillo se coloque pegado al bidón Quick Stow y las gomas cruzadas en el dorso de la mano porque la silicona antideslizante que tienen en el interior no se queda pegada al bidón (con estrías y relativamente rugoso). Sin embargo, esta silicona sí se adhiere a la piel y consigue un efecto anti-resbaladizo entre nuestra mano y el soporte.


El mayor inconveniente de estos sistemas es que los bidones están hechos con plástico (no hay otra opción ;)) y la piel en contacto con el plástico, suda. Cuando lleguemos a este punto, nos será mucho más incómodo llevar el bidón (pero esto con todos). Lo positivo del bidón Quick Stow comparado con otros que conocemos es que el cuerpo es estriado, como ya hemos comentando antes, y da menos sensación de resbalar que esos otros. Por otro lado, si no sólo sudamos por la palma sino que también sudamos por los brazos o dorso, tendremos otras consecuencias:

- las gomas se empezarán a empapar y puede resultar un poco desagradable ir con unas cintas mojadas pegadas a la piel

- la silicona dejará de ser tan efectiva como cuando estamos secos.

- si el bolsillo lo hemos pegado al dorso de la mano, el sudor traspasará al interior y mojará el contenido *habrá que tener esto en cuenta si nos gusta llevar el X-Grip Hand Strap en contacto con la piel.


El sistema en sí es muy ligero, así que el peso que nos hará ir más o menos cómodos es el del propio líquido que llevemos. Su capacidad de medio litro le obliga a tener un diseño alargado y, en carrera, cuando va muy lleno o casi lleno que no podemos aún plegarlo por abajo, queda mucho peso “suelto” sobresaliendo por la parte de abajo de la mano. Normalmente con estos sistemas tendemos a agarrar el bidón más por la zona superior que inferior y la parte que no llegamos a cubrir con la mano “baila” un poco con el braceo. Esto puede llevarnos a que a veces necesitemos cambiar de mano para compensar pero, una vez vamos consumiendo contenido, el bidón podemos plegarlo por abajo y sujetarlo con la mano, evitando ese baile y siendo cada vez más cómodo correr con él.

Digamos que nos resulta muy cómodo correr con él a la mitad con ⅔ o a mitad de su capacidad, pero más rollo si está lleno.

Por otro lado, a medida que bebemos y disminuye su volumen, las cintas quedan más sueltas y según cómo nos guste llevar el agarre de prieto es posible que debamos modificar la forma de cogerlo; el X-Grip Hand Strap no es un sistema 100% seguro para abrir la mano completamente en un momento determinado y que el bidón no se mueva (otros sistemas de otras marcas, sí)… creemos que no estaría de más intentar que las cintas pudieran ajustarse. Ya sea manualmente o que fueran mucho más ceñidas por defecto y apretaran más, aunque con el bidón lleno supusiera más presión a la mano.

Llevar este agarre es mejor que llevar sólo el bidón, nos permite liberar presión a la mano aún llevando algo en ella. Si abrimos la mano no se va a caer pero tampoco podemos correr con la mano abierta...

Funcionamiento sistema hidratación

Y el bidón Quick Stow ¿qué? ¿mejor que otros bidones blandos?


Pues la verdad es que nos ha gustado bastante. Habiendo hecho uso de otras marcas, éste por ahora nos gusta más, por varias razones:

- Tiene una válvula de cierre que evita que se salga el líquido aunque se esté ejerciendo presión sobre la boquilla y el cuerpo. En otras marcas, llevando bidón tumbado dentro de un cinturón, la presión del cinturón-cuerpo contra la boquilla hace que el líquido se salga, ¡mojándonos y perdiendo contenido! ¡Con el Quick Stow de Camelbak esto no pasa! ¡bravo!

- La estructura superior del cuerpo es más consistente y ancha y es más fácil abrir el tapón que otros de otras marcas (que parece que vas a romper el cuerpo del bidón intentando girar el tapón para abrirlo, de tanto retorcerlo).

- Tiene un cuello bastante ancho que facilita echar productos en polvo desde un sobre o con un dosificador. En otras marcas a veces tenemos que hacer uso de un embudo y, en carrera, intentamos no llevar embudo… :D
Esta anchura también es una ventaja a la hora de lavarlo y poder secar las zonas interiores cercanas a la apertura.

- El material plástico del cuerpo es más grueso y por tanto más resistente. Tiene buenos acabados, todos redondeados. No tiene esquinas.


A la hora de beber, el sistema es como el de otras boquillas de Camelbak. Una ranura que al abrirse deja pasar el líquido, suave y sin esquinas. Es muy fácil de beber si muerdes la boquilla, como con un biberón. Si quieres compartir bebida con alguien, puedes presionar con los dedos y apretar el bidón a la vez para que salga, pero beber así es un poco rollo…Son sistemas bastante personales en ese sentido.

Lo hemos llevado también en una mochila y tiene de ventaja respecto a bidones rígidos que somos capaces de beber sin sacarlo completamente de la mochila. Además, al ser blando no nos genera molestias en las costillas aunque llevemos la mochila muy apretada.

Llevándolo en la mano, pues como imagináis… si hace calor sudaremos la palma de la mano, el líquido se calentará más rápido por nuestro calor corporal… pero nada que no pase con otros bidones de este tipo. Es parte de su realidad.

Extras y características especiales

El bolsillo que incorpora el soporte de sujeción X-Grip Hand Strap es ideal. Tiene un tamaño perfecto para que no resulte demasiado grande o incómodo a la vez que caben objetos de dimensiones relativamente grandes. Por ejemplo: caben perfectamente varios geles/barritas + llaves + tarjetas, un paquete de pañuelos de papel... Podemos llevar todo lo necesario para una salida relativamente larga, o para una competición, por ejemplo.

Lo que no cabe es un teléfono móvil tipo smartphone. Sí podría caber otro tipo de teléfonos que existen en el mercado pensados sólo para llamadas y SMS (de poco peso y poco volumen, con mucha duración de la batería en espera…), ese tipo de terminales para llevar cuando practicamos deportes de larga duración donde no vamos a poder cargar baterías, etc.

La cremallera tiene una cuerda en el extremo para facilitar su apertura/cierre con guantes, con manos temblorosas o cuando estamos en movimiento. Parece una tontería, pero son los detalles que, cuando no los tienes, te das cuenta de lo útiles que son.

En la parte superior tiene un trozo de tela reflectante, de nuevo, detalles que suman.

Otras características propias del bidón Quick Stow es que el tapón es apto para el lavavajillas. Punto muy a favor sobretodo si utilizamos el bidón para líquidos que no son sólo agua. En cualquier caso, lo más importante es intentar secar al máximo el interior, abriendo la boquilla y sacudiéndola después de cada uso para intentar vaciar de gotas las zonas inaccesibles.

Tiene también un pequeño agujero en el extremo inferior para poder colgarlo. Puede ser útil si va vacío y queremos llevarlo colgado de algún sitio con un mosquetón u otro enganche… o para dejarlo secando boca abajo, quedará completamente estirado y será más fácil que se seque por dentro.

Además, en el bidón tenemos marcado el volumen cada 100 ml, muy útil si vamos a mezclar con sales u otros productos, poder calcular las cantidades de líquido.

Resistencia y durabilidad

Como venimos diciendo a lo largo del análisis, ya simplemente al tacto se nota que los materiales empleados para el Camelbak Nano Handheld son buenos y resistentes. Las cintas, el bidón, las cuerdas de ajuste e incluso las costuras se ven fuertes.

No hemos tenido problemas con ninguno de los elementos. Ni roturas ni desgastes específicos.

Las partes más sensibles al desgaste por el uso son las tiras de silicona en el interior de las cintas de agarre. Si sudamos mucho o tenemos un sudor muy ácido, la silicona será más sensible al desgaste que en otros casos y tendrá cada vez menos adherencia. Lo bueno es que es “un poco de silicona” sino que son 2 tiras haciendo ondas en paralelo y cubren toda la longitud de las cintas. Si queremos lavar el X-Grip Hand Strap para quitar el sudor y polvo acumulado, siempre protegeremos más los materiales si lo lavamos a mano que a máquina, esto deberemos tenerlo en cuenta de cara a mayor durabilidad de la silicona y de la elasticidad de las gomas.

En cuanto al bidón, le auguramos mayor vida que la que han tenido otros bidones similares que hemos tenido de otras marcas. Todo el cuerpo es redondeado, sin esquinas ni "costuras". Sólo está sellado en la parte baja y con bastante material sobrante que protegerá justo la zona sellada.

Respecto al tapón y a la boquilla, creemos que podrán durarnos también mucho tiempo, y en muy buenas condiciones si los cuidamos tras cada uso. Dejarlos secar bien antes de guardarlos es básico para no crear mohos. Si podemos evitar usarlos con productos coloreados, mejor, ya que seguramente se tiña la boquilla semitransparente y, por supuesto, que los líquidos sean completamente líquidos (no pastosos) también evitará que se queden restos de producto que no podamos limpiar.

Conclusiones

Podemos afirmar que el producto Camelbak Nano Handheld cumple perfectamente la función para la que fue diseñado. Un sistema de hidratación para llevar en la mano mientras corremos que pese poco y resulte fácil de llevar tengamos la mano grande, pequeña, queramos llevarlo en la mano derecha o izquierda...

El bidón Quick Stow tiene una calidad y resistencia que nos ha congratulado mucho, comparativamente con otros bidones blandos de otras marcas, nos quedamos con éste. Es fácil de beber con una mano, no tiene escapes de líquido gracias a la válvula extra de cierre, tiene marcas de capacidad para poder controlar la cantidad ingerida, es fácil de abrir y tiene una apertura ancha para introducir contenido o limpiarlo...

Es una buena opción para cualquier tipo de entrenamiento que no requiera llevar otro material pero vayamos a necesitar un poco de líquido. Muy buena opción para competiciones rápidas donde podamos correr sin necesitar las manos para apoyos en roca, bastones, etc. o aquellas en las que no exijan material específico y se pueda correr sin mochila o cinturón; podríamos llevar la hidratación en la mano con el Camelbak Nano Handheld y rellenar en los avituallamientos si fuera necesario. Incluso podemos llevar barritas u otros alimentos en el bolsillo de la sujeción X-Grip Hand Strap.

Quizá las cintas son algo menos destacables que el bidón, pero igualmente tienen características positivas que pueden hacernos elegir este sistema en vez de otros, por ejemplo, que no es específico para estos bidones y podrías usarlo con otros, o que sean de posición "neutra", pudiendo elegir cómo usarlas según te resulte más cómodo.

El bosillo es un extra positivo sobretodo en verano, que es habitual salir con lo mínimo, que no queremos llevar mochila para no sudar tanto, etc. en él podremos guardar llaves y algo de comida o tarjetas si fuera necesario.


PROS:

1. Calidad de los materiales, buena durabilidad

2. Válvula de cierre en el tapón para evitar escapes aunque se presione la boquilla

3. Posibilidad de llevar el bidón Quick Stow en otros soportes (mochilas, cinturones)

4. Soporte X-Grip Hand Strap “sin instrucciones”. Cógelo como quieras, da igual mano derecha/izquierda

5. Posibilidad de llevar el soporte X-Grip Hand Strap con otros bidones (goma superior ajustable, que podremos poner en otros cuellos de bidones)

6. Bolsillo con bastante capacidad sin llegar a ser grande.

7. Facilidad para beber sin ejercer demasiada presión.


CONTRAS:

1. Si lo usas sin guantes, la mano suda al contacto con el plástico del bidón

2. A medida que se vacía el bidón (menor volumen) el ajuste de las cintas es menor, debemos cambiar posición o agarrar de otra forma

3. El tapón y válvula interna no son fáciles de limpiar y secar

4. Las cintas no son ajustables, debes encontrar la forma de usarlas que mejor se adapte a tu tamaño de mano


POSIBLES MEJORAS:

1. Sería deseable que vendieran bidones de 350 ml, tendría un tamaño más manejable en la mano, sobre todo para corredores con mano más pequeña o que 500 ml les pesa demasiado.

2. El bolsillo podría tener una capa impermeable interior, para que no se mojara el contenido si sudamos y entra en contacto con nuestra piel o si llueve, etc.

3. Otra opción podría ser que vendieran una versión de las cintas X-Grip Hand Strap sin bolsillo, por si hay gente que prefiere llevar llaves o tarjetas en otro sitio y no añadir peso a la mano.

 

PUNTUACIONES

  • Aislante térmico0.0
  • Bolsillos8.0
  • Boquilla9.0
  • Capacidad sistema hidratación50.0 Centilitros (cl)
  • Comportamiento en carrera8.0
  • Fit mano6.0
  • Reflectantes6.0
  • Relación calidad / precio9.0
  • Resistencia / Durabilidad8.0
  • Sistema hidratación8.0

Comparar con

Nano Handheld - Camelbak

Vs

buscar