Brooks Divide

Brooks Divide

Las Brooks Divide se presentan como el camino de entrada para los corredores de asfalto que quieran probar el Trail Running. Unas zapatillas que pretenden tener esa sensación parecida al fit de las zapatillas de asfalto, pero con un diseño algo más agresivo para poder correr por la montaña con seguridad. Así a simple vista nos han recordado bastante a un hibrido entre las Caldera y las Cascadia, perfiles más bien altos y con una suela que, a priori, parece bastante polivalente, incluso apta para asfalto (estilo door to Trail). Además, estas Brooks Divide también serán el modelo de entrada a la gama, con 100$ en Estados Unidos, seguramente 100€ en España, veremos…

¿Qué esconden de nuevo estas Brooks Divide? Primero de todo, debemos reconocer que nos han sorprendido los 292g de peso, ya que aparentan ser mucho más robustas y pesadas.

El upper es uno de los puntos que aportan innovación dentro del calzado de Trail de la casa americana, de momento no habíamos visto un upper al estilo knit para la montaña, así que estamos expectantes de poder probarlo a ver como funciona.

La mediasuela es de perfiles más bien altos, no tenemos los números todavía, pero parece que estarán entre los 25mm, o incluso más. El compuesto por el que han apostado en estas Brooks Divide es el mítico BioMoGo DNA con una parte trasera que promete adaptarse al terreno, tendremos que probarlo.

La suela de estas Brooks Divide nos ha recordado bastante a las de su buque insignia Cascadia con el compuesto TrailTac y un diseño polivalente que parece que funcionará mejor en terrenos compactos bien marcados, senderos fáciles o pistas forestales, incluso asfalto. Además, incorpora una placa protectora antirocas en la zona de los metatarsos para protegernos en terrenos más pedregosos.

Sinceramente, creemos que la casa americana necesitaba un modelo al estilo de estas Brooks Divide para seguir ampliando su gama y llegar a todos los corredores.

buscar