Advertisement

Brooks Catamount

Brooks Catamount
Brooks Catamount
Brooks Catamount
Brooks Catamount
Brooks Catamount
Brooks Catamount
Brooks Catamount

VÍDEO ANÁLISIS


Brooks Catamount

DATOS TÉCNICOS

  • Talla US 9
  • Peso (gramos) 264
  • P.V.P 160,00 €

Conclusiones

Parece que tengamos dos tipos de zapatillas en una, y todo dependiendo del ritmo al que vayamos: a ritmos suaves, las sensaciones transmitidas son de amortiguación firme y rigidez del conjunto, no ofreciendo ninguna característica que sobresalga de las demás. Ahora bien, a ritmos altos el panorama cambia radicalmente y es ahí donde las Brooks Catamount –las zapatillas rápidas de la casa americana- sacan a relucir su enorme potencial: una reactividad –gracias al DNA Flash, con nitrógeno inyectado- que a ritmos alegres propulsa el pie de manera extraordinaria y una estabilidad altísima, hacen que ir rápido sea su estado natural, y es aquí donde la rigidez del conjunto pasa a jugar en beneficio de la rapidez.

La suela tracciona correctamente en diferentes superficies, sobre todo en senderos duros y compactos, además de hacerlo con excelencia en rocas o grandes bloques de piedra –¡vaya adherencia!-, y asombrosamente bien en terrenos mojados o húmedos (en este sentido, muy por encima de la media de las zapatillas no destinades a este elemento).

Pero quienes le pueden sacar todo su jugo son unos pocos: corredores muy rápidos en carreras cortas y explosivas –y por que no, en algun kilómetro vertical-, ya que a ritmos vivos las zapatillas responden de manera excepcional. Si además el corredor se siente a gusto con una amortiguación firme –sin mucho recorrido- no hay nada más que hablar. Y siguiendo este criterio, la distancia irá en directa proporción con las capacidades de quien las lleve, pudiendo llegar incluso hasta distancia maratón. Para el resto de mortales, las podríamos estirar tranquilamente hasta los 18/20 kms y no más, ya que a partir de ahí la se echaría de menos mayor amortiguación, al menos en nuestra opinión.

Si tuviéramos que hacer uso de ellas, sería -en nuestro caso- un calzado ideal para carreras cortas en donde nos podemos permitir exprimir el cardio durante un corto periodo de tiempo y además, para entrenamientos de calidad o series explosivas.

Pros & Contras

PROS:

1. Reactividad del DNA Flash potente a ritmos altos. Realmente acoj******!!

2. Estabilidad en terrenos limpios.

3. Buena tracción en terrenos compactos.

4. Adherencia en rocas.

5. Protecciones eficaces.

6. ¡Durabilidad!

7. Pasador que sujeta el sobrante de los cordones.


CONTRAS:

1. A ritmos suaves, amortiguación demasiado dura y flexibilidad general escasa y, además, no se nota tanto esa gran reactividad de la media suela.

3. La estabilidad pierde algunos enteros en caminos técnicos.

4. Transpirabilidad algo comprometida según las condiciones.
 

Tipo de corredor

Ideales para ir rápido, amortiguadas, ligeras y reactivas...”. Así define la propia marca a las Brooks Catamount. De hecho, son las rápidas de las casa americana preparadas tanto para competición como entrenamientos.

Ahora bien: las características reales del calzado salen a relucir a ritmos muy altos –por debajo de 4:30-, ya que es en este escenario donde entra en juego la potente reactividad de la media suela, gracias al compuesto propio, el DNA Flash, con nitrógeno inyectado. La propulsión que confiere a la pisada es altamente notable cuando trabaja rápido, escupiendo al pie hacia adelante para facilitar la transición. Son zapatillas con una pisada contundente, en el sentido que al tomar contacto con el suelo lo que intenta el sistema es que toda la suela conecte con el terreno rápidamente, y eso gracias a la rigidez pero también estabilidad del conjunto –estabilidad que viene propiciada, también, por un medio pie ancho en la suela-. A ritmos altos nos permite afrontar los terrenos con confianza y garantia puesto que ayuda al pie para que su apoyo no sea lateral, raro o irregular, si no más bien “correcto”.

Pero debemos recalcar que la reactividad del DNA Flash es muy muy alta. Si la  presionamos con los dedos, vemos que cuesta un poco hundirlos, pero al soltar la presión, el compuesto vuelve a su sitio como si tuviera un resorte. Para descubrir su potencial en carrera, debemos apretar bien los dientes, ya que nos exige un ritmo altísimo; ahora bien, cuando ya vamos "enchufados" empezamos a apreciar como la maquinaria se pone en marcha con una potencia desmesurada, debiendo tener unas piernas muy rápidas para poder acompañar el ritmo que ellas nos imponen. Es como si se tratara de un caballo desbocado, que hasta que no coges las riendas te dirige él a ti... pero en cuanto coges el control, las zapatillas vuelan.

La sujeción del pie dentro de las zapatillas es clave para colocar la pisada allá donde nostros queramos y no al revés. El calcetín interior, los cordones que cierran todo lo largo del empeine –y no se desajustan- , el abrazo del collar del talón  y el upper permiten correr rápido y fijar el pie donde se desee, sin que el mismo se escurra dentro del calzado. Y el upper recubre bien todo el pie ya que no tiene un horma muy grande, si no más bien ajustada  que se “pega” al pie –pero sin apretar o comprimir-. Bastante lógico en zapatillas rápidas para distancias cortas.

La amortiguación es firme y si tuviéramos que definirla en una balanza, la situaríamos hacia el lado de “dura”. De hecho, a ritmos lentos o al menos “normales”, la notamos bastante fija y dura, además de una rigidez del conjunto bastante considerable.

En cualquier caso estamos ante una zapatilla destinada a corredores muy rápidos en carreras cortas y explosivas, donde el ritmo exigente es una constante durante el recorrido, ya que ellos son los que podrán disfrutar de las excelentes características bajo estas circunstancias. Incluso soportan dignamente el asfalto, con lo que las podemos utilizar satisfactoriamente para esas salidas door-to-trail.

Distancia

Algo claro en las Brooks Catamount es que son básicamente para distancias cortas, sin duda. La amortiguación dura no permite realizar largos recorridos con comodidad, puesto que pasados los kilómetros se hacen pesadas y molestas para la planta del pie en concreto y para todo el pie en general. Nosotros hemos aguantado correctamente distancias de hasta 18 km, pasados los cuales empezaba a desaparecer la comodidad que brindaban (al menos para los 80 kg de quien suscribe). Es evidente que para corredores con menor peso la distancia puede alargarse un poco, pero en cualquier caso nunca estaríamos hablando de longitudes largas...

Los perfiles no son altos lo que permite correr con la sensación de ir bajos y en “contacto” con el terreno.

En realidad no tienen soportes específicamente hablando, pero la rigidez de la zapatilla hace que el pie, al aterrizar, se coloque rápidamente paralelo y en plano con el suelo, evitando ladeos o torsiones laterales. Y esto lo hace muy rápido, lo que evita pérdidas de equilibrio a velocidades altas ayudando a mantener la verticalidad del cuerpo. Quizá esto os suene a muy lógico, pero cuando se va muy rápido y tenemos que ver dónde pisamos, elsto cobra importancia.

En cuanto a la dinámica de carrera ésta la proporciona –básicamente- la reactividad de la media suela, que propulsa el pie hacia adelante cuando estamos despegando la pisada, puesto que el rocker no es excesivamente pronunciado y la flexibilidad general es rígida; permite, eso sí, flexionar la zapatilla por donde toca, pero por ningún sitio más.

El espacio que nos brinda la horma es medio: permite una libertad mínima para que los dedos no se sientan presionados pero no encontraremos una holgura desmesurada. En zapatillas rápidas necesitamos que vaya bien “pegada” al pie para que las directrices que enviemos al pisar se cumplan con eficacia.

En relación a los acolchados, son especialmente confortables los del collar del talón, que lo abrazan en su totalidad y protegen zonas sensibles, como el aquiles. La llengüeta, que forma una sola pieza con el calcetín interno, es más gruesa en la zona donde apretamos los cordones, y aunque su grosor no es alto, nunca hemos sufrido molestias por un ajuste excesivo de los cordones. A ello debe ayudar que los cordones son totalmente planos y algo elásticos. En este sentido, casi rozan la perfección.

En el dibujo de la suela podemos observar el perfil de una famosa carrera americana de larga distancia, además de un espacio en el upper para escribir el nombre de tu equipo asistente (debajo de My crew:); y ello por que la marca la pone como ideal para carreras ultras. Bajo nuestro punto de vista, deberá de tratarse de corredores élite o muy experimentados como para poder llevar las Catamount, en larga distancia, con resultado satisfactorio. Para el resto de mortales las situamos en –como mucho- distancia maratón.

Tipo de terreno

Las superficies secas y compactas son las que mejor le sientan a las Brooks Catamount; la suela, TrailTack, tracciona bien en caminos con tierra suelta, compacta o con pequeñas piedras, gracias a la forma y distribución de los tacos, en forma de aspas y chevron colocados para traccionar en el despegue de la pisada y para frenar en el aterrizaje. No obstante, con unos tacos algo más profundos hubieran ampliado la capacidad de tracción en más terrenos diferentes. El compuesto, en cualqueir caso, nos ha sorprendido en dos superficies: por un lado, la adherencia en rocas o grandes bloques de piedra es excelente y, por el otro, en superficies mojadas la goma funciona altamente bien, dejando a un lado zonas donde el barro es espeso puesto que allí la suela se llena y no lo evacua bien. No obstante, siempre buscaremos terrenos fáciles y limpios que complicados o técnicos, ya no tanto por la suela si no por la propia configuración del calzado.

Mención especial a la placa anti-rocas Ballistic -rock shields- que trabaja a la perfección: si la piedra o similar no es extremadamente afilada no vamos a sentir nada en la planta del pie, lo que nos permite afrontar el terreno sin reducir la velocidad.

La sujeción es muy alta y eso siempre gusta, especialmente en calzado rápido en donde necesitamos pasar una orden veloz y que esta se cumpla con exactitud; esto ayuda en senderos sinuosos o con muchas curvas, en donde no tenemos un campo de visión amplio y tenemos casi que improvisar. A parte de la sujeción de los cordones ya explicada en otra sección, hay un termosellado que recorre perimetralmente la zapatilla, dando un punto de consistencia y “soporte” al upper: Tal termosellado se agranda en la puntera, configurándose como una protección para los dedos muy eficaz; de hecho lo hemos comprobado en repetides ocasiones, en donde por descuido o cansancio hemos chocado con algun obstáculo del camino, y la protección ofrecida es realmente alta.

En relación a la transpirabilidad, lo cierto es que bajo algunas condiciones –como días calurosos a ritmos alegres- hemos sentido recalentamiento del pie; también es cierto que influye mucho el tipo de calcetín que llevemos, pero en general, no diríamos a grodo mosso que la transpirabilidad sea su mejor baza.

Si bien el líquido entrará rápido en el interior, el termosellado perimetral tiene unas obertures diagonales para facilitar el drenaje del mismo. Debemos tener en cuenta que la media suela, el termosellado perimetral y la lengüeta, parecida al neopreno, hacen de bloques naturales para detenir la entrada de líquido. Además, el calzado dipsone de unas salidas de líquidos situados en la media suela y así lo describe en su web: El TPU Mud Guard esta compuesto de un material de secado rápido y de aberturas en la parte superior de la suela intermedia para reducir las ampollas y la fatiga de las zapatillas empapadas de agua.

Y tan simple pero efectivo es el pasador que recoge el sobrante de los cordones.

Mencionar por último que en el talón hay una pasador de velcro para sujetar polainas, aunque revisando la web del fabricante no hemos encontrado ningún modelo comercializado por ellos...

Durabilidad

Después de las pruebas que han sumado 220 km, no se observa ningún signo de desgaste prematuro en ninguna parte del calzado; es más, la erosión que se puede observar es realmente baja, tanto en suela, media suela  como upper, de manera que a priori estamos ante unas zapatillas con una durabilidad muy buena y fuera de cualquier duda, sobre todo cuando esperábamos un desgaste muy superior al menos en la suela, a sabiendas de que le hemos propinado bastante “caña” en suelos descompuestos, secos, rocosos y abrasivos.

En las zonas laterales de flexión no asoma ningún agujerito o similar, tan típico en otras zapatillas, con lo que el mesh ha aguantado estoicamente.

Por otra parte, la sujeción del conjunto y la densidad de la amortiguació continúan en plena forma.

Por poner algo, solamente hay un pequeño hilo que se desprende de uno de los cordones. Nada más.

Este apartado lo supera con creces.

Comparar con

Catamount - Brooks

Vs

Advertisement Advertisement buscar